Páginas vistas en total

jueves, 24 de abril de 2014

Ejército compra a la israelí IMI munición para el carro Leopard.





El Ministerio de Defensa ha adjudicado directamente a la empresa israelí Israel Military Industries (IMI) la adquisición de municiones para carro de combate por casi seis millones de euros. El Mando de Apoyo Logístico del Ejército de Tierra adjudicó el contrato el pasado ocho de agosto tras una negociación sin publicidad. La resolución afirma que la concesión está razonada en ser la oferta económicamente más ventajosa. El pliego señala que la empresa suministrará 1.050 disparos 120mm HEAT T-TP-T M326 al precio unitario de 1.259,34 euros (Expediente 20911 13 0534 00). La munición debe ser puesta a disposición antes de que finalice 2014.

Puedes seguirme a traves de mis paginas Twitter y Facebook                      

El Ministerio de Defensa espera reabrir en un mes la licitación de 700 camiones.

Imagen
 
El concurso para la adquisición durante seis años de  hasta 734 camiones todoterreno medios y pesados de uso militar volverá a ponerse en marcha dentro de un mes. Es la previsión que el Ministerio de Defensa ha revelado a Infodefensa.com para este acuerdo marco presupuestado en 154 millones de euros que quedó suspendido el pasado 11 de abril ante las dudas planteadas por Competencia sobre una de sus cláusulas. El procedimiento pretende dotar a las Fuerzas Armadas de una familia de camiones todo terreno medios y pesados (4 Tm, 10 Tm y 15 Tm) adecuados a sus misiones. Con ellos se unificarán en lo posible los tipos de vehículos, respetando las necesarias versiones.

En este sentido para Defensa resulta importante la uniformidad en la adquisición de los diferentes bastidores de los vehículos. De ese modo se trata de simplificar tanto la propia adquisición como las posteriores labores de mantenimiento y de abastecimiento de piezas de repuesto durante su ciclo de vida, estimado en unos quince años. Los camiones dotarán tanto al Ejército de Tierra, como a la Armada y al Ejército del Aire en sus unidades de apoyo logístico, combate y apoyo en combate. En la autorización que el Consejo de Ministros concedió a este concurso el pasado noviembre se estimaba que para conseguir la eficacia de las operaciones conjuntas y combinadas, “es preciso que los vehículos logísticos sean interoperables entre los tres ejércitos y con nuestros aliados”. El procedimiento comenzó en primera instancia el pasado enero con un pliego de cláusulas administrativas que incluía un apartado, el 7.1.B.1; en el que se valoraba a los candidatos con centros de producción más próximos al Parque y Centro de Mantenimiento de Vehículos Rueda (PCMVR) nº 1, en Torrejón de Ardoz (Madrid) para facilitar “el apoyo a posibles actualizaciones y modernizaciones de los vehículos, así como el apoyo de ingeniería”.

Pero ante el anuncio de interposición por parte de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) de un recurso contencioso-administrativo contra esta cláusula, la Junta de Contratación del Ejército de Tierra (Juconet) acordó dejarla sin efecto, anular el anuncio de licitación, retirar los pliegos del expediente devolviendo las ofertas que se hubieran podido presentar por parte de los posibles licitadores y “proponer al Mando de Apoyo logístico del Ejército (MALE) la posibilidad de redactar una cláusula alternativa que valore con otros criterios la capacidad de fabricación y sostenimiento de los vehículos objeto del Acuerdo Marco”. La cláusula anulada valoraba con 100 puntos al licitante que tuviese un centro productivo de las características necesarias en un entorno de 100 kilómetros del PCMVR Nº1, “ya que se ha estimado que el ahorro económico que podría suponer para el Ejército estaría en el entorno del 10% del coste de adquisición, y así sucesivamente, 90 puntos al que disponga de un centro en el entorno de 200 km, 80 puntos al que lo disponga en el entorno de 300 km”, etc.

También para la UME
La previsión contemplada en la licitación suspendida, y que con probabilidad se mantendrá en la que se prevé abrir en un mes, detalla la adquisición entre 2014 y 2019 de una familia de vehículos que abarque diferentes tipos con distintas variantes y versiones de camiones medios autobastidor con una carga útil de al menos 4.000 kilogramos en todo terreno; camiones pesados autobastidor todoterreno de al menos 10.000 kilogramos de carga útil, y camiones pesados todoterreno capaces de transportar una carga útil mínima de 15.000 kilogramos. Por último, según estas prescripciones técnicas del Ministerio de Defensa, se señalaba como deseable que esté desarrollado un tipo, variante o versión cabeza tractora todo terreno, con los tres tipos de góndolas utilizadas en las Fuerzas Armadas, de 32.000 kilogramos, 55.000 kilogramos y 70.000 kilogramos. Con todo ello se obtendría partiendo de una plataforma base una gama de vehículos, que permita ganar sinergias entre los diferentes tipos, consiguiendo así, facilitar la logística y reducir los costes logísticos de material.

El objetivo marcado es la adquisición en los próximos seis años de un total de:
• 523 camiones para el Ejército de Tierra (433 de 4 toneladas, 50 de 10 toneladas y 40 de 15 toneladas),
• 29 para el Ejército del Aire (8 de 4 toneladas, 14 de 10 toneladas y 7 de 15 toneladas),
• 36 para la Armada (14 de 4 toneladas, otros 14 de 10 toneladas y 8 de 15 toneladas) y
• 37 para la UME (21 de 4 toneladas, 14 de 10 toneladas y 2 de 15 toneladas).

Según este pliego de condiciones, el precio máximo del camión medio para carga general sería de 172.720, siendo la versión más cara la carrozado grúa (hasta 7 tn), 333.160 euros. En relación con la versión de camión pesado de 10 toneladas, el precio máximo de la versión de carga general alcanzaría los 246.290 euros y el carrozado grúa (hasta 16 tn), el más caro, 469.830 euros. El precio del autobastidor de la variante camión pesado 15 toneladas sería de 276.420 euros, con la versión de recuperador de hasta 17 toneladas por 460.000 euros. En el capítulo de equipamiento opcional, el kit de protección balística nivel 1 tendría un precio máximo de 56.700 euros y la protección minas nivel 2/2ª de 56.540. El plan previsto contempla la adquisición en 2014 de 71 camiones en total, de 107 en 2015, 144 en 2016, 140 en 2017, 136 en 2018, y los otros 136 restantes a lo largo de 2019. La vida útil de estos vehículos se planea que sea de quince años o superior. La apertura de ofertas, de haberse ultimado la licitación inicial que se espera retomar en unas semanas, iba a tener lugar el pasado18 de marzo.


Puedes seguirme a traves de mis paginas Twitter y Facebook                      

La reparación del submarino Tramontana se iniciará en plena campaña por las europeas.

Submarino S-73 Tramontana.
Submarino S-73 Tramontana

La gran carena del Tramontana, que en la Armada se ve como obligatoria tras los retrasos que acumula el proyecto de los S-80 hasta 2017, ha estado en entredicho durante varios años. Defensa decidió incluso no acometerla, alegando falta de fondos. Pero el fallo descubierto en el diseño de la nueva generación de submarinos hace necesario alargar la vida del S-73, el más ‘joven’ de la clase Angosta, de los que sólo quedan el Galerna y el Mistral el Siroco fue retirado del servicio en junio de 2012. Ahora tan sólo falta la orden oficial del Ministerio. Fuentes próximas al proyecto, consultadas por ECD, barajan que este anuncio llegará “cuando comience la campaña de las europeas”, ya que según manejan en Cartagena “será una baza política del Gobierno en la región de Murcia”. 

La grada está preparada 
Según ha sabido El Confidencial Digital, Navantia ya está preparando la grada en la que será colocado el submarino Tramontana para realizarle la gran carena, es decir, una revisión, reparación y actualización a fondo del buque. Hace un mes, la Armada ordenó varar el submarino para evitar que se dañara su casco antes de realizarle la reforma. Estas tareas, cuyo coste asciende a 30 millones de euros, “están previstas desde hace meses, pero la orden definitiva para acometerla aún no ha llegado” indican fuentes de ña Armada a ECD, que aseguran que el Ministerio ya ha comunicado su intención a Navantia y a sus astilleros de Cartagena. 

Plan económico de emergencia 
Como ya contó El Confidencial Digital, Defensa diseñó un plan financiero de emergencia para ‘salvar’ al Tramontana en cuanto conoció los nuevos retrasos en el primero de los S-80. La fórmula que se busca es que otra cartera asuma el coste de la carena, y que en un futuro este gasto revierta sobre las cuentas de Defensa, como se ha hecho en otras ocasiones con el Ministerio de Industria, por ejemplo. 


Puedes seguirme a traves de mis paginas Twitter y Facebook                       

Según Feijóo, Navantia construirá en Ferrol un buque para la Armada.


Durante el pleno del Parlamento de Galicia que tuvo lugar ayer, 23 de abril, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo afirmó que “habrá un buque gris para Navantia”. Dado que en Vigo se va a construir uno de los floteles encargados por la petrolera mexicana Pemex (el otro será en los astilleros de Barreras), para Feijóo es el turno de Ferrol. Además adelantó que este buque es para la Armada española, con lo que quedarían descartadas las opciones de un buque para la exportación que se han mencionado en otras ocasiones. Aunque no se ha concretado el tipo de buque, la lógica apunta a la construcción de un LHD (Landing Helicopter Dock) como el Buque de Proyección Estratégica Juan Carlos I construido para la Armada. En primer lugar y aunque el presupuesto citado de entre 300 y 350 millones de euros sería suficiente para construir dos Buques de Acción Marítima (BAM), como nos confirmaron fuentes del sector, esta opción se debería descartar, puesto que estos han sido construidos en los astilleros de Navantia en Puerto Real y San Fernando, en la provincia de Cádiz. La sexta y ansiada fragata de la serie F-100, la F-106, estaría descartada, según declaraciones reiteradas de la propia Armada. 

Además el coste de una de estas fragatas (en torno a 800 millones de euros) es muy superior al presupuesto mencionado por Montoro y además la construcción de fragatas se centrará en la próxima serie, la F-110. Descartadas estas opciones, quedarían las del LHD o un buque del tipo Auxiliary Oiler Replenishment (AOR) como el Buque de Aprovisionamiento de Combate (BAC) Cantabria, que como hemos visto, está en el punto de mira de la marina de guerra de Australia, además el coste de un buque como el Cantabria está por debajo de la horquilla mencionada por Montoro. Sin embargo, hay ciertos factores que apuntan a que se trataría finalmente de un LHD. En primer lugar el astillero de Ferrol fue precisamente donde se construyó el Juan Carlos I, lo que supondría ventajas logísticas y de ahorro de costes obvias. En segundo lugar, Indra, el fabricante del radar tridimensional Lanza en su versión naval que fue instalado en el Juan Carlos I cita en la publicidad de este sistema que la Armada española habría adquirido dos unidades de este sistema. Y en tercer lugar, la Armada ha repetido en varias ocasiones que quiere disponer de un segundo buque LHD como el Juan Carlos I. 

Sin embargo la Armada no dispone de presupuesto por lo que la opción de financiarlo con cargo a Industria tendría que formalizarse de alguna manera que ahora mismo no está recogida en los presupuestos. En contra de la opción del LHD está su coste, ya que el del Buque de Proyección Estratégica supera el presupuesto mencionado ya que según los pocos datos disponibles, ya que este, sin los sistemas embarcados ascendió hasta los 467 millones de euros. Una vez terminado con todos los sistemas, este se cifra en 600. Aunque se aprovechen las ventajas de escala inherentes a fabricar una segunda unidad, reducir el coste casi en una tercera parte (300 millones frente a 467) parece sin embargo complicado. Sin embargo, existe la posibilidad de que dicho presupuesto supusiera solo un primer desembolso para iniciar la construcción y que en un segundo ejercicio se presupuestara el resto hasta la finalización, como nos confirmaron fuentes del sector. Hay que señalar que este análisis está basado en la lógica desde el punto de vista de la fabricación industrial, pero habrá que esperar una vez más a unas elecciones, en este caso las europeas del 25 de mayo para que se concrete, si es que lo hace, una decisión del Gobierno. 


Puedes seguirme a traves de mis paginas Twitter y Facebook