Páginas vistas en total

viernes, 23 de mayo de 2014

El gran portaviones agoniza a los 32.


El arriado de bandera definitivo para el «Príncipe de Asturias» se vivió con solemnidad. 

El portaviones Príncipe de Asturias vivió ayer un agónico cumpleaños. El 22 de mayo de 1982, hace 32 primaveras, tenía lugar su botadura. Ahora sigue en el mismo lugar donde nació, en Ferrol, pero a la espera, salvo gran sorpresa, de su fin definitivo: la conversión en chatarra.

¿Por qué decidió la Armada darlo de baja?
Por dos motivos, fundamentalmente. El primero, el elevado coste de mantenimiento 30 millones de euros anuales sin apenas navegar. El segundo, que el megabuque Juan Carlos I, pese a no ser estrictamente un portaviones ya que se trata de un barco multipropósito, puede ejercer como tal.

¿Cuándo se retiró de manera definitiva del listado de barcos de la Armada?
A las 13.30 horas del 13 de diciembre del 2013, cuando se procedió al arriado definitivo de su bandera. Pero desde el propio inicio del proceso de baja de la unidad comenzaron las especulaciones sobre posibilidades para salvarlo del desguace. De momento, ninguna ha cuajado, ni parece que vaya a hacerlo.

¿Qué posibilidades se barajaron inicialmente?
De entrada, la comercialización del barco a otro país. Con un doble objetivo. Engordar las arcas del Ministerio de Defensa y, sobre todo, conseguir carga de trabajo para el naval público, ya que la unidad necesitaría un costoso proceso de reforma para volver a ser un buque de guerra.

¿Hubo interés?
Sí. Marinas como la de Indonesia o Angola llegaron a desplazar hasta Ferrol delegaciones militares para ver el portaviones. Pero ninguna operación ha cuajado. El coste de esa necesaria reforma es uno de los motivos. Otro es que, como se ha indicado en numerosas ocasiones desde la cúpula de la Armada, pocas Marinas extranjeras tienen capacidad para operar un buque de esas características por dotación, preparación de la misma, costes de mantenimiento... Y las que podrían hacerlo, no lo necesitan.

¿Hay más iniciativas?
La más reciente ha sido la impulsada por dos senadores del PP y el PSOE Manuel Altava y Emilio Álvarez, firmada también por otros representantes de diferentes ámbitos sociales, para que el portaviones se convierta en un museo flotante como monumento de la España democrática. Pero como señaló Altava, consultado al respecto, la propuesta no iba dirigida a ninguna institución en concreto, sino a reabrir el debate sobre el futuro del portaviones.

¿Qué ha dicho Defensa?
El pasado día 13 el secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, señaló al respecto que se estudiarían alternativas llegadas de la iniciativa privada, si existieran, pero dejó claro que es una posibilidad remota. Mucho. Añadió que «las cosas se están haciendo bien desde el principio» y que es un barco que «ha llegado al final de su vida operativa útil». Su fin es el desguace. Como aviso a navegantes, desde Defensa se ha señalado que transformar el portaviones en museo costaría diez millones de euros más tres de mantenimiento anual. Tirando por lo bajo. Para que las cifras de la iniciativa queden claras.

¿Cuál es la situación hoy?
Fuentes de la Marina directamente relacionadas con el desarme final del Príncipe de Asturias señalaron ayer que se continúa con el proceso. A menos que se concrete alguna de las iniciativas mencionadas para evitar que el barco se convierta en chatarra todas ellas cada vez más remotas saldrá a subasta durante el presente ejercicio y será retirado de las instalaciones militares en el 2015. El barco ha vivido su 32 cumpleaños desde su botadura avejentándose en el muelle de Navantia en el que está amarrado. En plena agonía.


Puedes seguirme a traves de mis paginas Twitter y Facebook      

Defensa se asegura el apoyo al ciclo de vida de los aviones 'Harrier' hasta el año 2024.


El Consejo de Ministros ha autorizado hoy al Ministerio de Defensa a suscribir la prórroga del Memorando de Entendimiento (MOU) de apoyo al ciclo de vida del programa Harrier AV-8B Plus. En 2004 se firmó un MOU para la fase de posproducción y apoyo al ciclo de vida del avión. Este MOU, que tiene una duración inicial de diez años, hasta el 9 de diciembre de 2014, se celebró entre Estados Unidos, Reino Unido, Italia y España debido a la necesidad común de satisfacer cuestiones logísticas derivadas de requerimientos operativos similares en sus flotas de aviones Harrier. 


En estos momentos, con las circunstancias económicas actuales y ante la previsión de no poder disponer de un sistema de armas que sustituya al AV-8B Plus, se pretende aumentar su vida útil en el tiempo para mantener la capacidad de proyección de nuestras Fuerzas Armadas más allá del año 2025 con los medios aéreos embarcados. Esta oportunidad de prorrogar el programa de nuestros AV-8B Plus Harrier se abre porque también Estados Unidos va a extender la vida útil de sus aviones Harrier, ante el retraso del desarrollo de nuevo avión F-35 de despegue vertical. Por ello, el Ministerio de Defensa prorrogará la duración del Memorando de Entendimiento del programa Harrier AV-8B Plus por un período de diez años, estableciendo nuevos topes de costes financieros para el periodo de prórroga, que supondrán un compromiso total de 70.309.442,51 euros entre los años 2015-2024. El Programa Conjunto (JPO) AV-8B se creó en 1990 mediante la firma del primer MOU entre Estados Unidos, Italia y España, para el desarrollo, producción y apoyo de un avión de combate equipado con radar. 


Puedes seguirme a traves de mis paginas Twitter y Facebook      

La fragata ‘Cristóbal Colón’ realiza una visita amistosa a un pesquero iraní.

Equipo del trozo de visita y registro de la F-105 efectuó el pasado 20 de mayo una visita amistosa a un pesquero iraní

El equipo del trozo de visita y registro de la fragata "Cristóbal Colón" efectuó el pasado 20 de mayo una visita amistosa a un pesquero iraní de tipo “dhow” al norte del corredor internacional de tránsito recomendado (IRTC) para buques mercantes en el mar de Arabia. Este tipo de visitas, que son conocidas como "Maritime Situational Awareness Visit" (MSAV), se realizan habitualmente dentro de la operación "Ocean Shield" y sirven para mostrar una presencia activa de unidades de la OTAN, dar a conocer la misión de los buques desplegados en la lucha contra la piratería y entregar a los pescadores agua y medicamentos siempre que el patrón del buque invite a subir a bordo al personal del equipo de visita y registro.

Este tipo de visitas son conocidas como Maritime Situational Awareness Visit
Se prestó asistencia médica a tres marineros y se les proporcionó agua y medicamentos

El "dhow" de pesca iraní tenía una dotación de 16 personas, 13 iraníes y 3 pakistaníes, que regresaban a su puerto base en Irán después de haber pasado 70 días pescando en la costa norte y este de Somalia. El equipo sanitario de a bordo prestó asistencia médica a varios pescadores que presentaban distintas patologías de tipo médico y quirúrgico. Además, se les suministró material de cura y medicamentos para que, siguiendo instrucciones precisas, pudieran completar los tratamientos que se les había indicado.

Fuente: http://www.armada.mde.es/

Puedes seguirme a traves de mis paginas Twitter y Facebook      

Oficiales iberoamericanos visitan el Ala 11.

Los alumnos del XIII Curso de Altos Estudios Estratégicos para oficiales iberoamericanos visitando el Ala 11El pasado 8 de mayo visitaron el Ala 11 los alumnos del XIII Curso de Altos Estudios Estratégicos para oficiales iberoamericanos. La delegación, encabezada por general de brigada Jorge Víñe Blanco, asistió a una breve presentación y posterior visita al centro de entrenamiento, donde los alumnos pudieron ver los simuladores de vuelo y las salas de instrucción y entrenamiento del personal de tierra. Posteriormente visitaron el banco de pruebas del motor EJ200 y sendas exposiciones de los dos sistemas de armas que dotan al Ala 11, el P.3M y C.16 Eurofighter.


Puedes seguirme a traves de mis paginas Twitter y Facebook      

El seminario sobre IED concluye con el ensayo en vivo de sistemas avanzados.

Esta mañana ha concluido en Madrid el primer Seminario Internacional sobre Tecnología contra IED (siglas en inglés de dispositivos explosivos improvisados), unos artefactos de los que en los últimos años se han localizado más de 30.000 unidades en más de un centenar de países, según explicó el Secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, el martes, durante la apertura del evento. Desde las 10 horas se ha estado mostrando en el exterior del hotel Meliá Avenida de América, donde han tenido lugar estas jornadas, algunos ejemplos de la tecnología que se está desarrollando para combatir los IED. 

En las pruebas han participado media docena de sistemas, entre los que ha habido, “tanto prototipos como sistemas que ya se han utilizado, como detectores magnéticos y sistemas de inhibición de radiofrecuencia”, ha explicado el coronel José Zamorano González, director del Centro de Excelencia contra Dispositivos Explosivos Improvisados C-IED COE, organizador de la cita. La primera empresa en ensayar un nuevo desarrollo ha sido la española CETA, que ha mostrado el uso de un robot de QinetiQ North America, denominado Dragon Runner. Se trata de un vehículo terrestre no tripulado concebido para la vigilancia, la detección y la desactivación. Es uno de los sistemas de este tipo más pequeños que hay en el mercado. A continuación, la firma italiana CEIA, una de las más importantes en el desarrollo de detectores de explosivos, ha probado ante los expertos el funcionamiento de algunos de sus productos. 

Seguidamente, CTS ha enseñado el funcionamiento de uno de sus equipos capaces de interrumpir, mediante un disparo muy preciso, la conexión entre el elemento detonante y el explosivo para neutralizar un ataque. La siguiente ha sido la también española Tecnobit que ha exhibido su tecnología de inhibición, con la que evita la activación de explosivos por ondas. Proytecsa, también radicada en España, ha desplegado uno de sus robots preparados para manipular explosivos. La unidad concreta, de tecnología totalmente española, está dotada de dos brazos independientes y es capaz de levantar pesos de más de 80 kilos, como ha ensayando alzando en el aire a uno de los asistentes. Finalmente IBDES, igualmente de origen español, ha terminado la exhibición con algunos de sus sistemas desarrollados para facilitar la detección de explosivos, como una pértiga ligera y telescópica con la que acceder observar fácilmente lo que ocurre en alturas de varios pisos o en bajos de vehículos, entre otros entornos complicados.

Trescientos expertos
Durante estos días el seminario ha reunido en torno a tres centenares de especialistas en la lucha contra los IED, entre militares, académicos y profesionales de la industria. Los asistentes han podido conocer las últimas tecnologías, innovaciones y productos; mantener encuentros con los proveedores y aprender cómo implementar nuevas soluciones para mejorar la seguridad. El objetivo de los organizadores es que este primer taller tenga continuidad cada año.
La previsión de los expertos dice que la notable persistencia de las amenazas de los IED, junto al continuo desarrollo de nuevos sistemas contra ellos, sostendrá una alta demanda de nuevas tecnologías. El C-IED COE, organizador del encuentro, tiene su sede en Hoyo de Manzanares, donde inició sus actividades en 2010. Desde entonces lucha por reducir, hasta llegar a eliminar, las amenazas de los IED usados por insurgentes y criminales.


Puedes seguirme a traves de mis paginas Twitter y Facebook      

El Gobierno autoriza 376 millones de euros para dos nuevos BAM y la gran carena del submarino Tramontana.


El Consejo de Ministros ha dado luz verde a dos acuerdos a través de los cuales los ministerios de Defensa e Industria podrán invertir un total de 376 millones de euros en la construcción de dos nuevos Buques de Acción Marítima (BAM) y en la realización de la gran carena del submarino Tramontana S-72. Los dos acuerdos, que beneficiarán directamente a la Armada, implican carga de trabajo para los astilleros gallegos y andaluces de la empresa estatal Navantia y asegurarán trabajo durante al menos seis años. En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría, detalló que se han articulado dos acuerdos específicos para permitir estos contratos, los primeros de importancia que recibe la Armada española desde 2006, cuando comenzó la crisis económica.

333 millones para BAM 
Por un lado, explicó que se han modificado determinados límites para que se puedan adquirir compromisos de gasto con cargo a otros ejercicios. Esto posibilita al Ministerio de Industria a suscribir un convenio de colaboración con Navantia para desarrollar el programa de Buques de Acción Marítima o BAM, que se harán en los astilleros de San Fernando (Cádiz) y Ferrol (La Coruña). Este programa cuenta con un presupuesto de 333 millones en seis años. Esta contratación, ha subrayado la vicepresidenta, supone una importante carga para Navantia y una creación de empleo que se extenderá a la industria auxiliar.

42,9 millones para el Tramontana
Por otro lado, el Gobierno aprobó otro convenio que permite al Ministerio de Defensa llevar a cabo la gran carena del submarino Tramontana (S-74), otra de las demandas que tenía la Armada ante los retrasos que sufre el programa S-80. Saénz de Santamaría explicó que este convenio asciende a 42,9 millones en cuatro anualidades y permitirá a la Armada mantener dos unidades operativas, al alargar la vida operativa del Tramontana hasta al menos 2019.

Según previsiones empresariales, la gran carena implicará cerca de medio millón de horas de trabajo (18 meses) que beneficiarán principalmente a los astilleros que Navantia tiene en Cartagena. En un principio, se había calculado que esta revisión del sumergible costaría unos 30 millones de euros. El S-74 estaba inmovilizado desde hace un tiempo, con lo que la Armada solo cuenta con dos submarinos operativos: el S-71 Galerna y el S-73 Mistral. El primero completará su vida operativa en 2016, por lo que a partir de esa fecha, solo seguiría en servicio el Mistral.


Puedes seguirme a traves de mis paginas Twitter y Facebook      

Estados Unidos envía a Madrid a sus mejores especialistas en desactivación de explosivos.


Experto de la agencia JIEDDO estadounidense durante un ejercicio con explosivos.
 
Experto de la agencia JIEDDO estadounidense durante un ejercicio con explosivos. A la cita, que se desarrolla desde el pasado martes hasta el viernes 23 de mayo, han acudido gran parte de los considerados ‘maestros’ en el campo de la lucha contra las minas y explosivos, una de las principales causas de mortalidad en la misión de Afganistán, así como en otros escenarios como Líbano o Malí.


Entre el centenar y medio de expertos se encuentran miembros de las agencias estadounidenses Joint Improvised Explosive Device Defeat Organization (JIEDDO, con un presupuesto de 1.600 millones de dólares y cerca de 2.500 empleados), así como del TEDAC, la división de desactivación de explosivos del FBI. España está representada por miembros de los equipos antiexplosivos de la Guardia Civil y por efectivos del Centro de Excelencia contraIEDs de Hoyo del Manzanares. Han acudido también representantes de la Agencia Europea de Defensa, de la unidad de explosivos de la policía alemana, y de otros países OTAN.

Ultimas tecnologías contra explosivos
Durante las conferencias se han debatido sobre el futuro de la lucha contra estas amenazas, dedicando algunas mesas a las últimas innovaciones tecnológicas de la industria de Defensa en esta materia. Una de las expectativas de futuro es el desarrollo de vehículos no tripulados y robots más ágiles, pequeños y con mayor capacidad para llegar a lugares de difícil acceso.

El laboratorio de investigaciones del Ejército de Estados Unidos, por ejemplo, está desarrollando micro robots algunos con forma de insecto capaces de acercarse de manera discreta a un explosivo u otro objetivo, e incluso neutralizarlo. Se denomina proyecto MAST. El último día, el próximo viernes, tendrán lugar de diez de la mañana a dos de la tarde hora de finalización de las jornadas una serie de exhibiciones de nuevas tecnologías y procedimientos para neutralizar explosivos.


Puedes seguirme a traves de mis paginas Twitter y Facebook      

Los Destructores del Escudo Antimisil en Rota.



Cuando en octubre de 2009 el presidente Obama decidió desplegar el sistema de escudo antimisil en el Mediterráneo, el Pentágono se puso a trabajar en el proyecto, decidiendo finalmente que el mejor punto para situar a los navíos de la US Navy encargados de cumplir la misión era España, y más concretamente la Base Aeronaval de Rota (Cádiz). Con la llegada del destructor estadounidense USS Donald Cook a la Base de Rota el 11 de febrero se ponía en marcha, de forma ya práctica, el inicio del despliegue del escudo antimisil, que protegerá a los países del Sur de Europa, tal y como acordó la OTAN durante la cumbre celebrada en Lisboa en 2010. Detrás de la llegada del navío quedaba un arduo trabajo de planificación previo, que constó de una primera fase de estudio y decisión para determinar dónde se debía basar la fuerza naval, al que siguió una corta negociación con España para que ésta aceptase su llegada y, posteriormente, para determinar los términos. 

Estamos ante un acuerdo histórico, en el que todo indica que ambas partes obtendrán múltiples beneficios, en términos que van desde los políticos y de defensa mutua, hablando en clave nacional, pasando por los económicos y sociales, entrando ya más en el ámbito local. El citado USS Donald Cook, un destructor de la US Navy dotado del sistema de combate Aegis y modificado para tener la capacidad de disparo de los misiles SM3, salió desde Norfolk (Virginia), el que hasta ese momento había sido su puerto base, el pasado día 31 de enero. Tras una rápida travesía, el navío, que puede alcanzar una velocidad de 30 nudos, hacía escala en Funchal (Madeira-Portugal) el 7 de febrero, donde embarcó a un grupo de periodistas acreditados por la OTAN. Durante la rueda de prensa en la sede de la Alianza sita en Bruselas, previa al traslado aéreo de los citados reporteros al puerto de embarque, se hizo público el anuncio de mantenimiento de la oferta de cooperación que la OTAN realizó en su momento a Rusia para colaborar en materia de defensa antimisil.

El momento es clave y se debe ver el ofrecimiento en el contexto de un intento de acercamiento en plena crisis con Moscú, por la postura de la Alianza, y la UE, de apoyar a la oposición ucraniana para derribar al presidente del país eslavo, Yanukovich, al que Rusia apoya abiertamente. Lo que sí queda claro es que el despliegue del escudo antimisiles es ya una realidad, con la llegada a Rota del destructor estadounidense, el primero de los 4 dotados con sistema defensa contra misiles balístico BMD (Ballistic Missile Defence), que protegerán el Sur de Europa y Turquía, que también solicitó su inclusión en el sistema de protección, y demás naciones aliadas y amigas de la Alianza. 


UNA FLEXIBLE FUERZA PARA REALIZAR MÚLTIPLES MISIONES

Tras el USS Donald Cook, durante el próximo mes de junio llegará a la base del Sur de España el USS Ross, mientras que los otros 2 navíos, también de la clase Arleigh Burke, el USS Porter y USS Carney, lo harán en 2015. En total esta fuerza naval tendrá asignadas cerca de 1.300 personas, de las que la mayor parte son las dotaciones de los 4 destructores dotados de misiles, o DDG (Destroyer Guided Missiles), como los designa la US Navy, que duplicó la D para diferenciar a éstos de los de escolta (DE). Recordemos que los 3 primeros navíos citados tenían o tienen su puerto base en la citada Norfolk, mientras que el último tiene todavía sede en Mayport (Florida). Lo que la US Navy consigue basando la fuerza en Rota es evitar el largo tránsito del Atlántico, por lo que podrá tener permanentemente patrullando, al menos, 2 destructores, uno en el Mediterráneo Occidental y otro en su parte Oriental, quedando otro en reserva o para reforzar la fuerza, pudiendo permanecer el cuarto navío inmovilizado en los astilleros o el puerto, sujeto a tareas de mantenimiento. 

Según comentó el almirante Bruce W. Clingan, jefe de las fuerzas navales de Estados Unidos para Europa y África, acerca de la posibilidad de contar con esta Fuerza Naval de Despliegue Avanzado, o FDNF (Forward Deployed Naval Forces), contribuirá a mejorar la defensa antimisil de nuestros aliados y amigos de la región. Esta última afirmación deja claro que, aunque el despliegue se realiza en el marco de la OTAN, Estados Unidos protegerán además a otros aliados, entre los que estará sin duda Israel. El Estado judío es clave en la defensa de occidente y, además, ha desarrollado su propio sistema BMD, el Arrow, con apoyo técnico de empresas estadounidenses como Raytheon y Lockheed Martin, que es la que desarrolló y fabrica el citado sistema Aegis, con lo que se podría integrar con el que llevan los DDG. También durante el acto de bienvenida del destructor a Rota, este marino comentó que no se limitarán sólo a formar el componente naval del escudo antimisiles, afirmando: También podrán reabastecer de combustible en alta mar a helicópteros o servir como plataformas avanzadas para que pueden operar RPV (Remotely Piloted Vehicles), con los que situarse en las crisis concurrentes que caracterizan la región hoy en día.

Igualmente su superior político, que también estuvo allí presente, el secretario de la US Navy, Ray Mabus, refirió que la FDNF permitirá a Estados Unidos reforzar su capacidad de dirigir misiones de cooperación en materia de seguridad con socios y amigos de África y Oriente Medio. Lo que queda claro es que la posición de la base española es vital en términos de defensa en general, para cubrir tanto el Mediterráneo como el Sur de Europa, Oriente Próximo y el Norte de África. Este último escenario se ha convertido en uno de los más problemáticos, sobre todo tras la Primavera Árabe. Una de las consecuencias más nefastas del citado proceso político-social es el ascenso a cotas de poder y/o impunidad de grupos de extremistas/terroristas islámicos, como los que asesinaron en Bengasi (Libia) a cuatro funcionarios estadounidenses, incluido el Embajador americano en este país, el 11 de septiembre de 2012. Paralelamente se han incrementado amenazas como las del AQMI (Al Quaeda en el Magreb Islámico), especialmente en Mali, que fue precisamente una de las zonas calientes que mencionó el Presidente Obama durante su reciente discurso sobre el estado de la nación.  


EL ESCUDO ANTIMISIL

Al amparo de los acuerdos adoptados en las cumbres de la OTAN en Lisboa (2010), que luego se precisarían en Chicago (2012), se puso en marcha la iniciativa y, el 5 de octubre de 2011, el entonces secretario de Defensa de Estados Unidos, Leon Panetta, anunciaba que la US Navy estacionaría 4 navíos dotados con el sistema Aegis en Rota. La idea era mantener en el Mediterráneo de forma permanente al menos 2 dotados con el referido sistema antimisil, con los cubrir esta zona, formando parte del escudo que está montando la Alianza, formando una pieza clave de la fase de adaptación y aproximación del plan European Phased Adaptive Approach (EPAA) en Europa del sistema BMD. En el fondo de la decisión está la creciente amenaza de la proliferación de misiles balísticos por parte de países como Irán y Corea del Norte, aunque también la puesta en marcha del EPAA es una excelente oportunidad para mejorar el adiestramiento conjunto y la interoperabilidad entre Estados Unidos y sus Aliados europeos de la OTAN. Estamos ante un acuerdo básico para poner en marcha el concepto de Defensa Inteligente, que fue una de las claves de la citada reunión de la Alianza celebrada en Chicago. 

Mediante este concepto, los socios atlánticos intentan solventar  coordinadamente las dificultades económicas, que se han ensañado con los presupuestos de Defensa, poniendo en común las capacidades militares nacionales. Así, la presencia del escudo antimisiles permitirá acciones concertadas bajo el paraguas de la OTAN. Buena prueba de esta colaboración, ceñida a los actuales medios, se materializaba en enero de 2013, ante la petición de Turquía para proteger su territorio de amenazas balísticas procedentes de Siria, con el despliegue de 6 baterías antimisiles del modelo Raytheon MIM-104 Patriot de los ejércitos de Alemania, Estados Unidos y Holanda. En este caso, al igual que se pretende con la EPAA, el contar con un material común y una instrucción estándar permite realizar este tipo de despliegues conjuntos. Así, los holandeses tienen 2 baterías en Adana, los alemanes 2 en Kahramanmaras y el US Army localiza las suyas en Gaziantep, una fuerza conjunta que defiende una amplia zona fronteriza de Turquía con Siria, en la que viven 3,5 millones de turcos. Volviendo al EPAA, estamos ante un proyecto más complejo, que pasa por aprovechar las tecnologías navales comentadas y suficientemente probadas, que serán modificadas para poder ser usadas desde bases terrestres. La siguiente fase del programa, que prevé la instalación de un radar en Rumanía, también está en marcha. 

Así, el pasado mes, se hacía público que  los primeros componentes del sistema Aegis-MBD, que son construidos en la factoría que tiene Lockheed Martin en  Moorestown (New Jersey), están a punto de ser embarcados camino del Mar Negro. Estamos ante el primer sistema Aegis que se instalará en tierra, incluyendo su sistema de combate, el radar AN/TPY-2 (que se deriva del AN/SPY-1D que equipa los citados DDG) y direcciones de control de fuego, un sistema que se completará con la posterior instalación de lanzadores terrestres de misiles SM-3 Block IB. Como punto de instalación se ha optado por la localidad rumana de Deveselu, donde se ha acotado un área de 175 hectáreas, más unas 200 de protección adicional, donde se está construyendo la nueva instalación. Según los actuales planes, a finales del año 2015 los alrededor de 200 estadounidenses que allí estarán destinados lo tendrán ya operativo. Respecto a la tercera fase del EFAA, prevé la instalación en Polonia de un sistema similar, aunque más avanzado, ya que lanzará los misiles Block IIA. Este proyecto contará con una fuerte participación de la industria polaca, que ha puesto en marcha un programa en el que, según fuentes estadounidenses, se podría dar entrada a una serie de empresas europeas de Defensa, entre las que estarían las españolas Indra y Sener.

ELIGIENDO UNA INSTALACIÓN EN EL MEDITERRÁNEO

Cuando el Pentágono se planteó dónde situar la fuerza de DDG, estudió las posibilidades de sus otras dos perlas (bases) en el Mediterráneo. Así, en lo que respecta a la de Sigonella, sita en Sicilia (Italia), aunque cuenta con un excelente aeródromo, su tamaño es bastante menor que la española, sobre todo a efectos de alojar familias. El otro punto clave es que no tiene un puerto en la instalación, al contrario que Rota, y, aunque en el cercano militar de Augusta, de la Marina Militare, los navíos asignados a la VI Flota de la US Navy que cubre el Mediterráneo tienen un acuerdo para recibir un pleno apoyo logístico, es mucho menos práctico que la instalación española. Igualmente en la de Souda Bay, sita en Creta (Grecia), el aeródromo está también separado del puerto de la Marina militar helena y su situación en el Mediterráneo Oriental queda lejos del Estrecho de Gibraltar. A la US Navy le queda claro que una base cerca de las Columnas de Hércules, además de ser llave de la entrada al Mediterráneo, permite mucho mejor intervenir en el Norte de África, utilizando como vía de acceso el Atlántico y, potencialmente, los territorios de naciones como Marruecos o Senegal, mucho más próximos a Washington que Argelia y Libia. 


Finalmente, aunque no es oficial, también se debieron de estudiar algunas instalaciones del Reino Alauita, especialmente el nuevo puerto militar de Alcázar Segher (Castillo Pequeño), sito cerca de Ceuta, que acaba de declararse operativo, aunque con algunas deficiencias, como es su poco calado, que podría ser solucionado fácilmente con trabajos adicionales de dragado. En este caso pesa que es un país islámico, aunque muy amigo de Estados Unidos, lo que hace mucho más problemático que se alojen allí un gran número de familias de las fuerzas a desplegar. Rota era con mucho la opción más ventajosa, no sólo por sus excelentes instalaciones navales, cuyos muelles acaban de ser ampliados con fondos de la OTAN, sino sobre todo por su estratégica situación. Además de estar en la misma puerta de entrada al Mediterráneo, se sitúa a mitad de camino entre Estados Unidos y Oriente Próximo y con fácil acceso hacia África. Asimismo, en el mismo recinto aeronaval existe un excelente aeródromo perfectamente comunicado con el puerto mediante un ancho vial. Estar la FDNF en Rota ahorra además importantes costos, ya que realizar el despliegue usando las bases de la Costa Este de Estados Unidos requeriría, como mínimo, el concurso permanente de 2 DDG más, para cubrir los tránsitos por el Atlántico. 


Otra de las bazas que ofreció España a Washington es el gran consenso político conseguido a favor de la presencia de la fuerza naval y otras unidades estadounidenses en el país. En este punto recordemos que fue el anterior presidente de Gobierno socialista, Rodríguez Zapatero, quién autorizó en octubre de 2011 el despliegue de la FDNF, tras  informar y obtener el pleno acuerdo con el entonces líder de la oposición, el popular, Mariano Rajoy, al que las elecciones del mes siguiente convirtieron en su sustituto. La sintonía del PP y el PSOE, éstos últimos tras enmendar las políticas iniciales de Rodríguez Zapatero, en mantener la alianza con Estados Unidos se ponía de manifiesto al rechazar en bloque la propuesta de la Izquierda Plural, que pedía el bloqueo de la solicitud de Washington para ampliar el número de efectivos pertenecientes a su fuerza de respuesta para crisis en África (ver recuadro). 

Con el paso de los años, afortunadamente la bandera política del antiamericanismo en España ha quedado reducida a grupos próximos a la extrema izquierda y a opciones antisistema. Según ordenó la US Navy, en mayo de 2013, la citada fuerza de DDG estará encuadrada en un escuadrón de destructores, el DESRON (Destroyer Squadron) 60, que depende de la VI Flota. Desde agosto de 2012, el Mando (Command) de la fuerza, o COMDESRON 60, lo ejerce el capitán de navío)John Esposito, que asumió el cargo en una ceremonia desarrollada en el Cuartel General de la VI Flota, sito en Nápoles (Italia), en presencia del entonces Jefe de ésta, el vicealmirante Frank C. Pandolfe.

UNA GRAN BAZA PARA ESPAÑA
Durante la ceremonia de llegada del USS Donald Cook, un alto mando español recordó que la cooperación y el adiestramiento conjunto es una de las ventajas inmediatas para la Armada, además del impacto económico en la región, que empieza con el contrato firmado con la empresa Navantia, cifrado en unos 150 millones de euros, para que realice el mantenimiento de los buques. Un total de unos 1.300 miembros de la US Navy, desglosados en unos 1.265 marinos y 35 miembros del grupo de apoyo, más unos 2.100 familiares, una vez completado el despliegue de los 4 DDG, se instalarán en la Base Naval de Rota, lo que supondrá un coste anual previsto por la US Navy de unos 100 millones de dólares. Estos militares se sumarán a los 4.400 estadounidenses (entre militares y civiles) que ya trabajan y residen en la base andaluza, aunque todavía quedará lejos la cifra de las 11.000 personas que albergó Rota durante el momento álgido de su empleo, allá por los años setenta.  

La puesta en servicio del novedoso sistema de combate integrado Aegis, que fabrica Lockheed Martin, cuyo principal sensor es el radar AN/SPY-1D, se empezó a gestar durante los años ochenta, cuando el presidente Reagan desarrolló el sistema de defensa de la denominado Guerra de las Galaxias. Se integró al principio en los grandes y costosos cruceros de la Clase Ticonderoga, aunque enseguida una nueva Clase de destructores, los Arleigh Burke, pudieron integrar el sistema. El nuevo diseño naval, que desplaza unas 8.400 ton. y tiene una eslora de 154 m., se ha convertido durante estas tres décadas en la espina dorsal de la US Navy. Actualmente tiene un total de 62, estando previsto que los astilleros estadounidenses entreguen los trece que completarán la Clase, en los próximos años.

Obviamente, estamos ante un diseño en constante evolución, lo que ha permitido pasar de ser un buen DDG antiaéreo a un polivalente sistema con capacidad antimisil, una modernización que se está aplicando a varios de los navíos ya en servicio, como es el caso de los 4 que tendrán base en Rota. Habría que recordar que la empresa española Bazán (hoy Navantia) fue capaz de adaptar el sistema Aegis en un navío de diseño propio parecido, pero que desplaza solo 5.800 ton., lo que daría paso a las fragatas de la Clase Álvaro de Bazán, o F-100. En total la Armada española tiene actualmente 5 F-100, que pueden trabajar perfectamente con los citados DDG de la US Navy, dándoles, por ejemplo, escolta ante los peligrosos misiles antibuque ‘rozadores de olas’, cuando los navíos estadounidenses estuvieron centrados en las operaciones antimisil, tal y como nos comentó un experimentado almirante de la Armada. El principal sistema de armamento, tanto en los Arleigh Burke como en las F-100, son los misiles Raytheon de los modelos RIM-66 y RIM-162, que son disparados mediante un lanzador de 90 celdas (48 en las F-100), agrupadas en el sistema de lanzamiento vertical VLS (Vertical Launching System) MK-41, que se sitúa en la proa del navío, justo  entre la pieza de artillería principal y el castillo de proa. 

La espectacular evolución de los misiles antiaéreos navales de Raytheon dio paso al RIM-161 Standard Missile 3 (SM-3), que actualmente ya utiliza, además de la US Navy, Japón, cuya principal misión es la de interceptar misiles balísticos de alcance intermedio. El sistema además tiene capacidad antisatélite, al menos contra los que evolucionen en el extremo más inferior de la órbita terrestre. Estamos ante un sistema espectacular, con un alcance de 500 km., hablando de los de las primeras versiones, RIM-161A/B y C,  Bloque-I y, dado que no faltan los fondos, la siguiente evolución, la D Bloque-II, triplicará esa capacidad. Además, se desarrollará y fabricará una variante con base en tierra, que irá sustituyendo también a los Patriot.  Obviamente, cada nueva versión que se integra necesita de unos complejos y costosos programas de modificación del software del sistema Aegis, que, gracias a su arquitectura abierta, hacen posible la modernización de los navíos dotados con el sistema en un relativamente corto espacio de tiempo. Según los informes preliminares presentados por la US Navy al Congreso de Estados Unidos sobre su programa Aegis-MBD, el número de buques dotados con esta tecnología pasará de 24 en 2011 a los 41 previstos para el año fiscal 2018.

LOS MARINES EN MORÓN DE LA FRONTERA
Paralelamente al inició del despliegue de los DDG de la US Navy, el ministro de Defensa de España, Pedro Morenés, recibía una carta del secretario de ese Departamento de Estados Unidos, Chuck Hagel, en la que solicitaba ampliar un año más la presencia de la denominada SP-MAGTF (Special-Purpose Marine Air-Ground Task Force), la Fuerza de Tarea Aire-Tierra de los Marines de Propósitos Especiales, que se utiliza principalmente como elemento de respuesta anti crisis. Recordemos que este elementos del USMC (United States Marine Corps) se desplegó a finales de abril  del año pasado en la Base Aérea de Morón de la Frontera (Sevilla), que es la otra instalación de utilización conjunta con las que cuenta Estados Unidos en España. Previamente, el 19 de abril de 2013, el Consejo de Ministros del Reino de España autorizó el despliegue provisional durante un año de esa fuerza, compuesta de poco más de 500 miembros principalmente del USMC, aunque también integra un pequeño número de efectivos de la US Navy y 8 aeronaves (6 convertibles MV-22B Osprey y 2 aviones de transporte y reabastecimiento KC-130) en la base sevillana. 

La presencia de la Fuerza, que se sustenta en la aplicación del Convenio de Cooperación para la Defensa entre España y Estados Unidos, tiene como misión prioritaria evitar otro acto terrorista, como el que costó la vida al Embajador Chris Stevens en Libia. Durante este último año, la SP-MAGTF no ha parado en su actividad, tanto entrenándose con las tropas españolas, como posicionándose en diferentes puntos de Europa y África. Se ha de recordar que la inestabilidad en el Continente negro, lejos de cesar, está en aumento y la actividad terrorista en el Sahel no ha finalizado tras la intervención encabezada por Francia. La presencia de Estados Unidos en la zona se refuerza con la instalación en una base en Niamey (Niger) de una unidad de unos 100 militares estadounidenses, que operan aviones no tripulados, o UAV (Unmanned Aerial Vehicle), armados General Atomics MQ-1 Predator. Obviamente, y aunque oficialmente no se ha dado la luz verde, todo indica que se autorizará la prórroga y una ampliación de la fuerza del SP-MAGTF por parte del Gobierno de España.
Puedes seguirme a traves de mis paginas Twitter y Facebook