Páginas vistas en total

martes, 8 de julio de 2014

Marruecos: suma y sigue en la modernización de la Real Fuerza Aérea.

[​IMG]


La fuerza aérea marroquí no es la más numerosa del Continente, pero sí una de las que incorporan sistemas de armas de tecnología más avanzada. Junto a la llegada de 24 F-16 Block 52+, la Real Fuerza Aérea Marroquí está culminando el costoso proceso de modernización de 27 de sus Mirage F-1 (de los 50 inicialmente adquiridos) y ya ha hecho lo propio con 24 de sus F-5ETiger. Como veremos en este análisis, en todos los casos el salto de calidad ha sido significativo, de modo que nuestro vecino alinea un total de 75 aviones de combate de elevadas prestaciones. La versión marroquí del F-16 es una de las más poderosas del mundo, incluyendo a los aviones actualmente en servicio en la USAF. Entre otras mejoras los Block-52+ incorporan la versión 9 del radar APG-68 (capaz de actuar como radar de apertura sintética), de alcance ampliado, lo cual permite a sus pilotos la detección temprana de los aviones enemigos (según el fabricante esta versión del radar supera en un 33% el alcance de las versiones precedentes que, dicho sea de paso, de por sí ya era claramente superior al del APG-65 de los F-18 y de los AV-8B+ en servicio en el Ejército del Aire y la Armada española, respectivamente).


Asimismo, sus pilotos cuentancon visores de casco del tipo JHMCS que, en combinación con los misiles aire-aire AIM-9X también comprados para la ocasión, les permiten enganchar blancos en un radio de 80º a ambos lados del morro del avión sin necesidad de que éste deba permanecer orientado hacia dicho objetivo. De hecho, como quiera que los AIM-9X permiten disparar primero y elegir el objetivo después, es evidente que el F-16 Block 52+ constituye un temible sistema de armas para el combate aire-aire a distancias medias y cortas. Eso suponiendo que su rival pueda acercarse tanto, ya que el radar APG-68(9) puede trabajar asociado a los misiles de largo alcance AIM-120 AMRAAM, de los que consta la adquisición de, como mínimo, 30 unidades (valorados en más de un millón de euros cada uno). Esta vez se trata de ingenios de la variante C7, de unos 120 kms de alcance… de nuevo superior al de los AIM-120B y C del Ejército del Aire español. Pero la defensa aérea no va a ser la única función de estos aparatos. De hecho, para las misiones de ataque al suelo de los F-16, la fuerza aérea marroquí ha adquirido 50 kits para JDAM (bombas guiadas por GPS), de los cuales 20 se corresponden con las bombas GBU-31 de casi una tonelada de peso (son las mayores de su tipo). 

También de más de 900 kgrs son las 70 unidades de los tipos GBU-10 Paveway II y GBU-24 Paveway III (bombas guiadas por láser) adquiridas para equipar a los F-16 a las que hay que sumar 150 kits para bombas GBU-12 Paveway II de 227 kgrs. Y ello sin contar con el hecho de que estos aparatos podrían integrar el resto del armamento lanzable del stock sin demasiados problemas. Como complemento de los FightingFalcon, se ha optado por modernizar algunos Mirage F-1 de entre los recibidos entre 1978 y 1982. Concretamente 27 aparatos. Aunque las células ya tienen un buen número de horas, se ha abordado un ambicioso plan que convierte a estos aparatos en las mejores “abuelas voladoras” que jamás hayan surcado los cielos del mundo. Los cambios, derivados del programa ASTRAC (AssociationSagemThalespour laRénovationd´Avions de Combat) son sustanciales, dando pie a una versión del F-1 que también es conocida como Mirage MF2000 y que ha costado cerca de400 millones de euros (un precio que puede parecer elevado, pero que no deja de ser el de 3 ó 4 cazabombarderos de última generación). 

Para empezar, se ha procedido a la sustitución del radar (del Cyrano IV se ha pasado al radar dopplerRDY-3 basado en el que incorporan los Mirage 2000-5 de l´Armée de l´Air, si bien con la antena recortada). Al aumento de su alcance se une el hecho de que potencia el empleo de armas aire-aire de tipo BVR (Beyond Visual Range) como los misiles MICA, de reciente adquisición (150 ejemplares).Se trata del misil estandarizado en los Mirage-2000-5 y en los Rafale franceses. Asimismo, de acuerdo con los datos del fabricante, los F-1 estarían optimizados para misiones de ataque a tierra o incluso a buques en navegación. Para ello, incorpora el podDamocles, que puede trabajar asociado a las “JDAM francesas”, es decir, las bombas guiadas del tipoAASM Hammer(de las que han sido adquiridas medio centenar, a razón de unos 250.000 euros la unidad… ¡10 ó 12 veces más caras que las JDAM!), aunque para el caso de que las fuerzas navales enemigas dispusieran de una buena cortina antiaérea, los “nuevos” Mirage F-1siempre podrían acecharlas por medio de los AM39 Exocet, de hasta 70 kms de alcance. 


Como dato anecdótico (o algo más que anecdótico) tanto los F-16 como los F-1 marroquíes disponen de una potencia motor algo superior a la que estamos acostumbrados a manejar al hablar de dichos modelos. El primero de ellos lo logra gracias al motor F-100-PW-229 de Pratt&Whitney, pudiendo alcanzar los 2.500 Km/h. Mientras que en el caso del diseño galo, se han realizado algunas mejoras en el motor Snecma Atar de siempre, gracias a las cuales los 7.200 Kgs de empuje han pasado a ser 7.500.De esta manera, su relación empuje/peso mejora y su velocidad punta se acerca a la antes indicada para los F-16. El tercer eslabón de la aviación de combate del reino alauí está constituido por 24 cazas F-5ETiger, también modernizados. Los F-5E deben ser considerados dentro de una categoría diferente, tanto en función de parámetros como la velocidad máxima o la ascensional, como desde el de la carga bélica. Sin embargo, las mejoras introducidas también son relevantes, habida cuenta de que les ha sido incorporado un radar FIAR Grifo que, en principio, permite que estos ágiles cazas puedan operar en misiones aire-aire con misiles AIM-9X y hasta con los AIM-120 AMRAAM. 

Mientras que para misiones de ataque al suelo pueden ser equipados con bombas GBU, además de los tradicionales misiles AGM-65 Maverick, que pueden ser empleados por todos los aviones citados y de los cuales se han hecho nuevos pedidos desde el año 2009, tanto para reponer existencias como para incorporar variantes más evolucionadas. Dada esta polivalencia, los dos escuadrones de F-5E de Meknés poseen diferentes vocaciones: el escuadrón “Boraq” está más orientado al apoyo táctico y el escuadrón “Chahine” está preparado para apoyar a los F-16 y a los F-1 en misiones de interceptación de aviones enemigos.

Y también llegan los UAVs…

La modernización constante de los medios aéreos marroquíes no se queda en los aviones tripulados, sino que avanza también, aunque a menor ritmo, en el terreno de los no tripulados. La adquisición más sonada, en los últimos tiempos, ha sido la de 3 ejemplares del Harfang, en realidad un MALE de 24 horas de autonomía basado en el tipo Heron (de origen israelí) que estuvo en servicio en las fuerzas aéreas francesas hasta su venta al vecino del sur. Estos aviones, en los últimos años, han participado en operaciones de reconocimiento sobre el cielo afgano y libio, de modo que se trata de un tipo suficientemente probado.
  
Pero las fuerzas aéreas de Marruecos ya operan también con otros 3 ó 4 MQ-1 Predator, que poseen una capacidad aunque limitada- para operar como UCAVs, así como con un par de UAVs más pequeños y de menor autonomía del tipo BAESkyEye. Por último, algunos UAVs del tipo I-GNAT ER han sido fotografiados en bases aéreas marroquíes, y se especula con que la cifra de aparatos en servicio sea de 4 unidades. Estos aviones, asociados a modernos sensores, están llamados a mejorar la obtención de inteligencia en beneficio de las autoridades de Rabat, acompañando al único (y raro) RC-130 Hércules en servicio en sus FFAA. La adquisición de radares del tipo APS-148 daría a entender, asimismo, la intención de incrementar esas capacidades de forma señalada en la cuenca mediterránea. Pero, más allá de ello, la cifra de drones en servicio y el carácter claramente expansivo de esta política sugiere que en Marruecos tienen muy claro cuál es el camino a seguir en estos nuevos tiempos.

Y se quiere mejorar el reabastecimiento en vuelo…

Hasta la fecha, la capacidad de reabastecimiento en vuelo marroquí ha sido muy limitada. Apenas un par de KC-130 Hércules. Pero la llegada de los F-16 ha generado entre los planificadores de la defensa marroquí un interés creciente por maximizar las posibilidades de los FightingFalcon a través de la adquisición de algunos reactores dotados de dicha capacidad. Según todos los indicios, el gobierno de Marruecos estaría presto a adquirir hasta 3 KC-135 Stratotanker. Ni que decir tiene que se trataría de un excelente multiplicador de su fuerza, especialmente en la medida que trataran de emplearla en misiones de carácter ofensivo, a muchos kilómetros de sus bases de partida.


En síntesis, la fuerza aérea marroquí posee un arsenal no desdeñable, entre aviones nuevos de penúltima generación de procedencia norteamericana y aviones modernizados con sistemas de radar/armas que son empleados, a su vez, por los más modernos cazabombarderos de la aviación francesa hoy en servicio. Claro que no todo son parabienes: que para 75 aviones de combate (sin contar con los Alphajet) se tenga que garantizar la logística de 3 modelos tan diferentes no es la mejor opción. Por ello, es probable que a medio plazo se opte por estandarizar la flota con nuevas adquisiciones de F-16, que irían sustituyendo a los Mirage a medida que sus células agoten las horas de vuelo previstas. Este ambicioso programa de modernización responde, sobre todo, a la compra de hasta 44 Su-30MK por parte de Argelia (en dos lotes). Pero el impulso dado a las fuerzas aéreas marroquíes se hace notar también cuando las comparaciones se establecen con otras fuerzas áreas vecinas… como las nuestras. 

Por lo pronto, al dotarse de F-16 Block 52+, nuestros vecinos han logrado poner en el aire unos aviones que superan claramente, desde el punto de vista técnico y en combate aire-aire, a los F-18A de Gando y que, de hecho, serían un rival respetable para los F-18A+/MLU de Zaragoza/Madrid y hasta para los Eurofighter. Lógicamente, su número no juega a su favor. Una vez más, el dilema acerca de la cantidad versus la cantidad. La verdad es que cuando se llega a cifras muy bajas, uno recuerda que las cantidades también son importantes. En ese sentido, al menos, al MACOM aún le salen las cuentas. Tampoco parece que las horas de vuelo por piloto/año alcancen los estándares OTAN. Según datos del Military Balance, las fuerzas aéreas de Marruecos quedarían lejos de las 180 horas sugeridas (se calcula que en las unidades de cazabombarderos del reino alauí se vuelan un promedio de 100 horas/año). En cambio, los esfuerzos que Rabat está llevando a cabo para mejorar sus capacidades C4ISTAR así como las de reabastecimiento en vuelo denotan que sus fuerzas aéreas no tienen en mente únicamente la defensa de su espacio aéreo. En ese sentido… están dispuestos a ponerse por delante de sus vecinos. (J.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook         

Unidades de Operaciones Especiales analizan la adquisición de un futuro vehículo específico.

Los responsables de las unidades de Operaciones Especiales de las Fuerzas Armadas españolas han analizado, entre otras cosas, las característica que debe tener un futuro vehículo especifico para este tipo de misiones y la adquisición de nuevos materiales.
El nuevo vehículo debe ser ligero y transportable por helicópteros, tal y como señalaron dichos responsables en una reunión celebrada en junio y organizada por el Núcleo Coordinador de Operaciones Especiales (NCOE). Durante la reciente feria de Eurosatory, las delegaciones oficiales españoles conocieron las últimas novedades en vehículos para fuerzas especiales. En concreto, la empresa URO Vehículos Especiales (UROVESA) presentó su nuevo VAMTAC para Operaciones Especiales que incorpora una nueva carrocería y duplica su autonomía, y Santa Bárbara Sistemas, del grupo europeo de General Dynamics, mostró dos vehículos tácticos súper ligeros,  el ATTV y el Quad.
 
La reunión, que fue clausurada por el almirante Teodoro Esteban López Calderón, comandante del Mando de Operaciones, es la tercera que se organiza, tiene periodicidad anual y constituye un espacio de puesta en común de diversos aspectos relacionados con la ejecución de Operaciones Especiales en el ámbito conjunto. La edición de 2014 se ha presentado con un formato de dos días, dedicándose el primero de ellos a las intervenciones de los representantes de las distintas Unidades, Mandos y Estados Mayores del Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, así como a un coloquio y definición de posturas comunes, informó el EMAD.

El segundo día se dedicó a la exposición de las conclusiones al almirante López Calderón, y a su jefe del Estado Mayor, general de división Rafael Sánchez Ortega, en presencia de los jefes de las diferentes Unidades (Mando de Operaciones Especiales y Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra; Fuerza Guerra Naval Especial y Flotilla de Aeronaves de la Armada; Ala 35, Ala 48 y Escuadrón de Zapadores Paracaidistas del Ejército del Aire) así como representantes de los Estados Mayores, de la Fuerza Terrestre y el Mando Aéreo de Combate. Además del fututo vehículo para operaciones especiales, estas jornadas han servido de puesta en común de diversos temas relativos a las operaciones especiales, tanto específicos, como conjuntos, como son la definición de las actividades que se llevarán a cabo en el segundo semestre de 2014 y el primero del año 2015, el incipiente desarrollo de las Operaciones Especiales Aéreas, y aquellas otras vicisitudes que afectan al personal, la formación común y el adiestramiento, destacando entre todos ellos, la creación del futuro Mando Conjunto de Operaciones Especiales. (J.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook         

España no podrá pagar las fragatas F-100, los submarinos S-80 o los Eurofighters.



Nada más llegar el Partido Popular al Gobierno, tras las elecciones de 2011, el Ministerio de Defensa se enfrentaba a una situación económica crítica: tras años de recortes e impagos de los principales programas de armamento -19 en total-, los nuevos gestores de la cartera se vieron obligados a renegociar el calendario de pagos con la industria. En aquellas fechas, urgía afrontar las facturas que los anteriores gestores habían dejado impagadas, correspondientes a programas como las fragatas F-100, los buques BAM, los helicópteros Tigre y NH-90, los aviones A400M, los Eurofighters, los Pizarro y Leopardo, el misil IRIS-T o el obús155/52, entre otros.

El ‘Plan Morenés’
De esa negociación salió un plan, denominado en el sector como ‘Plan Morenés’, que estiraba en el tiempo el calendario de pagos. De 2025 año límite para pagar los entonces 20.000 millones adeudados se pasaba a 2030. Pero con una peculiaridad: el montante total del importe a pagar crecía en unos 2.000 millones, mientras el número de unidades a recibir en los distintos programas decrecía.

La negociación de los nuevos pagos, que el Ministerio bautizó como reconducción de los compromisos, lleva tiempo siendo una de las críticas más habituales que se pueden escuchar en corrillos militares. Como ya contó ECD, por ejemplo, en la Armada hay quien cuestiona la posibilidad real de que el Estado reduzca el pedido de la submarinos S-80 de cuatro a tres unidades, para hacer así frente al sobrecoste que han generado los fallos de diseño en el primero de los buques.

A partir de 2015, insostenible
A partir de las nuevas condiciones, el Estado diseño un calendario de pagos que incluía compromisos anuales próximos a los 1.000 millones anuales en los primeros años. Una cifra que comenzará a dispararse a partir de 2015, alcanzando su zenit en 2020 con pagos superiores a los 2.000 millones de euros. Una cantidad que, según han analizado diversos expertos, resulta insostenible para las cuentas de Defensa.

En términos prácticos, poniendo como base el presupuesto oficial de Defensa alrededor de los 6.000 millones de euros- los pagos derivados de los diecinueve programas especiales de armamento supondrán un 20% del presupuesto ministerial en 2018, y alcanzarán un 30 por ciento en 2020. Según indican fuentes militares consultadas por ECD, se trata de cifras alarmantes que auguran una importante pérdida de operatividad para las Fuerzas Armadas, cuyas cuentas ya están “al límite”. “O sueldos o programas especiales, pero para los dos no llega, a no ser que se dispare el presupuesto oficial de Defensa” aseguran.

Solución: una auditoría
La formación UPyD ha presentado este lunes en el Congreso un completo informe titulado “Los Programas Especiales de Armamento: fraude, despilfarro y utilidad” en el que recogen esta problemática, firmado por la diputada Irene Lozano y por el analista de defensa Bernardo Navazo. Desde la formación se denuncia la inconstitucionalidad de los créditos extraordinarios anuales que concede el Estado a Defensa a través de Industria para afrontar el coste y que este no suponga un aumento oficial de los presupuestos de Defensa aproximadamente un 15 por ciento, mientras el resto de carteras disminuyen. Basan su alegato en varias sentencias del Tribunal Constitucional, ya que los Reales Decretos vía a la que recurre el Gobierno para aprobar estos créditos extraordinarios están reservados a situaciones de extraordinaria y urgente necesidad.

Argumentan que, conociendo de antemano el Gobierno el calendario de pagos que él mismo ha firmado, no se puede considerar que estos Reales Decretos respondan a una situación inesperada. Según explican fuentes de la formación a ECD, la intención del grupo parlamentario es iniciar los trámites para conseguir que 50 diputados o exigido por ley presenten un recurso de inconstitucionalidad. De esta manera, quieren forzar al Gobierno a que este tipo de créditos extraordinarios se realicen por el cauce legislativo ordinario, lo que supondría que deberían ser debatidos en el Congreso de los Diputados. Proponen, además, realizar una auditoría seria, rigurosa y profunda de los PEAs sobre la utilidad real de los 19 programas en relación con las amenazas y riesgos para la Defensa española, así como la cantidad total de unidades recibidas en los términos pactados en el contrato original. (J.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook         

La fragata ‘Navarra’ parte de la Base Naval de Rota para luchar contra la piratería en el Índico.

La fragata "Navarra" ha zarpado hoy de Rota para participar en la operación Atalanta
Familiares y amigos se han acercado a despedirse de la dotación, que realizará un despliegue de cinco meses

La fragata ‘Navarra’ ha zarpado esta mañana de la Base Naval de Rota (Cádiz) para iniciar el tránsito hacia Yibuti, donde tiene previsto llegar el 23 de julio y relevar al Buque de Acción Marítima ‘Relámpago’ en la operación “Atalanta” de lucha contra la piratería en el océano Índico’. El buque permanecerá desplegado durante cinco meses, integrado en la Fuerza Naval de la Unión Europea. Su misión principal será la escolta y protección de los buques del Programa Mundial de Alimentos (World Food Program – WFP) y de los barcos de la misión de la ONU para Somalia, la seguridad marítima internacional y contribuir a la lucha contra la piratería en aguas del Índico próximas a Somalia y Golfo de Adén.

El acto de despedida de la fragata, que ha sido presidido por el Almirante de Acción Naval (ALNAV), vicealmirante Rodríguez Garat, ha contado con la presencia de diferentes autoridades, así como de los familiares de la dotación del buque. La fragata ‘Navarra’, con numeral de costado F-85, entró en servicio en la Armada en 1993, formando parte de la 41ª Escuadrilla de Escoltas. Su dotación la componen 214 personas, de los cuales 17 son oficiales, 28 suboficiales y 169 de marinería. (J.R.G.)

Fuente: http://www.armada.mde.es/

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook         

Félix Sanz Roldán seguirá otros cinco años al frente del espionaje español.

El pasado 4 de julio en el habitual Consejo de Ministros de los viernes se aprobó la continuidad del general Félix Sanz Roldán al frente del Centro Nacional de Inteligencia (CNI). Para ello se decidió cesarlo y nombrarlo el mismo día, ya que la ley que regula el CNI desde 2002 determina que el período máximo de cada cargo al frente del Centro era de cinco años, si bien permitía repetir mandato al frente del organismo responsable de la espionaje en España.

Félix Sanz Roldán fue Jefe de estado Mayor de la Defensa (JEMAD) y en 2009 llegó al frente del CNI, cargo en que se ha mantenido desde entonces a pesar del cambio de signo político del partido gobernante. El día antes a su renovación, Sanz Roldán compareció ante la Comisión de Secretos Oficiales donde dio cuenta de los cinco años al frente del Centro, explicando las actividades y tareas realizadas a los miembros de dicha comisión. (J.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook