Páginas vistas en total

domingo, 5 de octubre de 2014

Navantia se posiciona para el reemplazo de los buques de combate canadienses.


El gobierno canadiense ha anunciado la baja de cuatro buques de su Marina, concretamente dos de los tres destructores misilísticos de la clase Iroquois y dos petroleros de flota de la clase Protecteur. El Ministerio de Defensa ha decidido dar de baja estos buques al considerar que el coste necesario para actualizarlos es demasiado elevado en relación a la nueva vida útil que se conseguiría con estas medidas. 

Se ahorran así fondos que estarán disponibles para el programa de modernización de doce fragatas Halifax y la adquisición de los nuevos buques. Los destructores son el HMCS Iroquois (DDG 28) y el Algonquin (DDG 283) que iban a ser dados de baja en 2015 y 2019 respectivamente. Mientras que los buques auxiliares HMCS Preserver (AOR 510) y el HMCS Protecteur (AOR 509) eran buques veteranos con cuarenta años de servicio que iban a ser dados de baja en 2016 y 2017 respectivamente. En agosto del año pasado, precisamente, tuvo lugar una colisión entre el Algonquin y el Protecteur que afectó principalmente al buque auxiliar y que aceleró la decisión anunciada ahora. Navantia participa actualmente en el programa Canadian Surface Combatant (CSC), que contempla el suministro de tres destructores y de doce fragatas, en colaboración con la estadounidense Lockheed Martin y aprovechando la experiencia materializada en las fragatas F-100 para la Armada española, las F-310 noruegas y los destructores AWD australianos. 

 
El CSC sustituirá a las fragatas clase Halifax y a los destructores clase Iroquois, por lo que se plantea la posibilidad de dos tipos de buques que empleen el mismo casco y que incluyan avanzadas capacidades de defensa aérea, lo que beneficiaría a Navantia por contar con el sistema Aegis de Lockheed Martin, instalado en los tres buques mencionados. Según nos confirman desde la empresa española, se espera que antes de que finalice el año se concrete el RFI (Request For Information) esperándose para la segunda mitad del año que viene la RFP (Request For Proposal) Canadá tiene en marcha un ambicioso programa de modernización de su Marina denominado National Shipbuilding Procurement Strategy (NSPS) valorado en 32.900 millones de dólares. Entre los buques que se construirán hay también dos de transporte multipropósito denominados Joint Support Ships (JSS) para los que Navantia presentó una oferta basada en el buque Cantabria. Sin embargo el gobierno canadiense decidió encargar la fabricación directamente a un astillero canadiense usando el diseño de la clase Berlín de ThyssenKrupp Marine Systems Canada. (Jesús.R.G.)


Puedes seguirme a traves de mis paginas oficiales Twitter, Facebook y Youtube.       

El INTA recibirá un 38% más en 2015 tras absorber otros tres centros de investigación.

El Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) Esteban Terradas ha visto incrementada de nuevo su asignación en el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) 2015, presentado el martes en el Congreso. En total el próximo ejercicio dispondrá de 138,3 millones de euros, un 38% más que este año. El incremento llegará tras un periodo, 2014, en el que las partidas para este organismo ya han aumentado en un 27% (su presupuesto previsto para 2013 fue de 79 millones). El incremento en 2015 se explica en buena medida por la integración, aprobada el mes pasado, de tres organismos de investigación que hasta el momento funcionaban autónomamente, en cumplimiento de la llamada Ley de Racionalización del Sector Público. 



Se trata del Canal de Experiencias Hidrodinámicas de El Pardo (CEHIPAR), del Instituto Tecnológico La Marañosa (ITM) y del Laboratorio de Ingenieros del Ejército, cuyas actividades de investigación y desarrollo serán asumidas en el seno del INTA. Como se recoge en el Programa 464A del PGE 2015, correspondiente a Investigación y estudios de las Fuerzas Armadas, el INTA “es el Organismo Público especializado en la investigación y en el desarrollo tecnológico de carácter “dual” [de uso civil y militar], en los ámbitos aeroespacial, de la aeronáutica de la hidrodinámica y de las tecnologías de la defensa y la seguridad, incluyendo las actividades comerciales de certificación y homologación de productos, principalmente aeroespaciales, que son la base de su autofinanciación”. 

Su fin primordial es apoyar a las Fuerzas Armadas y, en particular, potenciar las necesidades tecnológicas de Defensa. “El presupuesto del presente ejercicio económico se apunta en el mencionado apartado del PGE 2015 se ha dirigido hacia los siguientes [ocho] objetivos”: El primero contempla actividades de “innovación e investigación, desarrollo y ensayo que impliquen una reducción del impacto negativo sobre el medioambiente de la actividad aeroespacial, de la aeronáutica, de la hidrodinámica y de las tecnologías de la defensa y la seguridad”. Aquí se citan los tres proyectos del plan Horizonte 2020 de la Unión Europea en los que ya ha sido aprobada la participación del INTA (el IODIS Play, el Odysseus II y el Future Sky Safety).

El segundo objetivo recogido es la continuación de la actividad en los proyectos del VII Programa Marco de la UE (Proyecto Extreme Seas, Proyecto Tripod, Proyecto Aquo, etc.). El Tercero también apunta hacia la continuación, en estos casos de los principales proyectos puestos ya en marcha por el Instituto y que configuran sus líneas estratégicas de actuación. Se trata del programa de observación de la Tierra PNOT; del desarrollo de una serie de una serie de satélites (un microsatélite, un picosatélite OPTOS y el satélite nacional de la Tierra en su vertiente de captación de imágenes Radar); del desarrollo del vehículo aéreo (UAV) no tripulado MILANO para el Ejército del Aire (dentro de este ámbito de los UAV se sigue trabajando en el programa DIANA para Brasil), y del proyecto Diseño y Desarrollo de formas alternativas de Carenas para Buques de Escolta Oceánicos. El siguiente objetivo se enmarca en las tecnologías de aviónica y electrónica aplicada e incluyen programas de simulación y control de vehículos aéreos (misiles y lanzadores) y de simulación de la sección trasversal. (Jesús.R.G.)


Puedes seguirme a traves de mis paginas oficiales Twitter, Facebook y Youtube.       

Paralizadas las entregas de los Eurofighter Typhoon al Ejército del Aire español.



Las entregas pendientes de los aviones de combate Typhoon a España, Alemania e Italia han quedado suspendidas mientras que Eurofighter y los gobiernos afectados por el fallo descubierto negocian aspectos comerciales. En el caso concreto de España, las entregas están en suspenso a la espera de los detalles de las negociaciones de ámbito comercial que están teniendo lugar y que el fabricante espera permitan reanudar las entregas. España ha recibido hasta la fecha 51 de los 73 aviones que tiene encargados. Sorprende que el cuarto usuario del avión, la Royal Air Force (RAF) británica, ha decidido no interrumpir el proceso de entrega de los aviones restantes. El Ministerio de Defensa británico ha aprovechado para informar de que las operaciones con los aviones no se han visto afectadas por algo que califica de “problema temporal de fabricación”. El constructor británico BAE Systems es responsable de la fabricación de los Typhoons para la RAF y para la Fuerza Aérea Saudí, aviones que seguirán entregándose al ritmo previsto al afirmar el fabricante que sus aviones no están afectados por el problema detectado. 

Sin embargo en la carta enviada por el Ministerio de Defensa al Comité de Presupuestos del Parlamento Alemán se cita que todos los aviones entregados hasta la fecha, incluyendo los exportados, estarían afectados por el mismo problema, cifra que alcanza 418 aviones entregados de 571 encargados. Dado el carácter multinacional del programa Eurofighter, varias empresas han participado en la construcción de diversos componentes, siendo la parte posterior del fuselaje la que presentaría este defecto de fabricación. El fallo consistiría en unos agujeros que fueron taladrados en la parte trasera del fuselaje y a los que no se habrían eliminado las rebabas, problema que fue descubierto a principios de año y que, justamente, afecta a una sección del fuselaje construida por BAE Systems. Eurofighter considera el problema una cuestión de calidad de fabricación que fue descubierto, precisamente, durante un programa de mejora de calidad de fabricación de componentes y que no afecta a la seguridad en vuelo. (Jesús.R.G.)

Puedes seguirme a traves de mis paginas oficiales Twitter, Facebook y Youtube.