Páginas vistas en total

viernes, 10 de octubre de 2014

España enviará unos 300 militares a Irak para instruir a su Ejército.


Soldados españoles entrenan al recién constituido Ejército irakí en octubre de 2003

Diez años después de la retirada de las tropas ordenada por el presidente José Luis Rodríguez Zapatero en abril de 2004 los soldados españoles volverán a pisar Irak. No irán en misión de combate, sino de instrucción. Pero serán un número considerable, varios centenares, y la operación no está exenta de riesgos. El Consejo de Ministros tiene previsto aprobar este viernes el envío a Irak de un contingente militar dedicado a formar al Ejército iraquí para que sea capaz de enfrentarse al autodenominado Estado Islámico (EI), que ha impuesto el terror en amplias zonas del norte del país y la vecina Siria. Aunque el jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, tiene la última palabra, el plan elaborado por Defensa prevé el envío de unos 300 militares, entre los instructores y el personal de apoyo. El envío de este contingente supondrá la incorporación efectiva de España a la coalición internacional encabezada por EE UU para frenar el avance de los yihadistas, que en junio pasado tomaron la ciudad de Mosul, la segunda del país, ante el desmoronamiento del Ejército iraquí.

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, comparecerá ante el Congreso para ofrecer detalles de la operación y solicitar la preceptiva autorización parlamentaria, según lo previsto en la Ley Orgánica de la Defensa Nacional, de 2005. En principio, el respaldo del Congreso está garantizado pues, además de la mayoría absoluta del PP, la decisión cuenta con el apoyo del PSOE y de otros grupos. La misión de entrenamiento del Ejército iraquí no está organizada por la OTAN ni por la Unión Europea (UE), pero el Gobierno considera que está plenamente amparada por la legalidad internacional, ya que responde a la petición de un Gobierno legítimo, como el de Bagdad. Una situación muy diferente se da en Siria, donde la coalición internacional actúa sin el visto bueno del régimen de Damasco ni resolución de la ONU. 

De momento no se desplegarán aviones españoles en la zona de operaciones
La falta de implicación de las organizaciones internacionales obligará a crear un estado mayor de la coalición en Bagdad y a negociar acuerdos bilaterales con las autoridades iraquíes. De momento, la operación se ha planeado en el Mando Central del Ejército de Estados Unidos, con sede en Tampa (Florida), donde España tiene destacados a un general y siete oficiales.

Además del envío del destacamento de instructores, el Gobierno tiene previsto autorizar el uso de las bases de Rota (Cádiz) y Morón de la Frontera (Sevilla) así como del espacio aéreo y del mar territorial por parte de las fuerzas de la coalición. También está dispuesto a facilitar material militar no letal e incluso armamento, más adelante a las Fuerzas Armadas iraquíes y también a las milicias kurdas (los llamados peshmergas), aunque en este caso con el visto bueno de Bagdad. La oferta que hizo el Gobierno español a la coalición incluía además aviones de transporte y reabastecimiento en vuelo, así como otras capacidades de apoyo aéreo, como mando y control, reconocimiento e inteligencia. De momento, según las fuentes consultadas, España no tiene intención de desplegar aviones en el teatro de operaciones, más allá de los necesarios para trasladar el contingente a Irak.

Eso no quiere decir, sin embargo, que no se aporten esos medios más adelante. “Esto no es un sprint, sino una carrera de fondo, y sería un error agotar todas las energías en los primeros metros”, advierten las fuentes consultadas. El presidente de EE UU, Barack Obama, ha admitido que ganar la guerra al yihadismo puede llevar años. España solo ha puesto dos límites a su contribución: no pondrá tropas de combate sobre el terreno (lo que tampoco hace ningún otro país) y no participará en los bombardeos (lo que sí hacen Francia y Reino Unido, además de países árabes). En declaraciones a la Cadena SER, el ministro de Defensa, Pedro Morenés, aseguró el jueves que la nueva misión en Irak no tiene nada que ver con la guerra de 2003, porque las circunstancias son distintas y porque, a diferencia del régimen de Sadam Husein, el Estado Islámico constituye una amenaza real que preocupa a todos los países y tiene capacidad para extenderse a zonas cercanas a España, como el Sahel.

Morenés no quiso revelar el alcance de la participación española, alegando que “contribuirá a hacer aquello en lo que se la considere más eficaz", pero dio a entender que se centraría en la instrucción, al agregar que “hará algo como lo que ya está haciendo en otros lugares, enseñando a los Estados a tener unas Fuerzas Armadas sólidas”. Los militares españoles han realizado funciones de instrucción en Afganistán, Somalia y Mali, donde un general español dirigirá a partir de noviembre la misión de la UE. Morenés aseguró que España ha estado en la coalición internacional contra el yihadismo “desde el principio, se diga lo que se diga”, saliendo al paso de las críticas por su ausencia en la reunión que ministros de Asuntos Exteriores y Defensa de diez países celebraron a principios de septiembre en Gales, en paralelo a la cumbre de la OTAN, convocados por EE UU.. (Jesús.R.G.)


Puedes seguirme a traves de mis paginas oficiales Twitter, Facebook y Youtube.          

Las principales magnitudes de la Defensa española en 2015.



De la reciente comparecencia ante la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados del Secretario de Estado de Defensa (SEDEF), del Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) y de la Subsecretaría de Defensa se pueden extraer las cifras  más relevantes que definen las capacidades de la Defensa de España para el año entrante, poniéndolas en perspectiva con las anteriores. 
5.767 millones de euros: presupuesto del Ministerio de Defensa para 2015.
8.494 millones de euros: presupuesto del Ministerio de Defensa en 2008.
0,32 %: incremento del presupuesto de Defensa del 2015 respecto a 2014 (5.743).
32 %: porcentaje del presupuesto de Defensa perdido desde que comenzaron los recortes en 2008.
0,9 %: porcentaje del PIB que invierte España en Defensa. Solo Luxemburgo (0,5 %) y Lituania (0,8 €) destinan menos a Defensa en la OTAN.
2 %: porcentaje del PIB para Defensa que ha solicitado la OTAN para sus socios tras la cumbre de Gales.
20 %: porcentaje del presupuesto de Defensa que debería destinarse a inversión según la OTAN.


Además del presupuesto, el Ministerio de Defensa dispone de otras fuentes de financiación aunque de mucha menor entidad:
734 millones: coste de las operaciones de mantenimiento de la paz, financiadas por el Ministerio de Asuntos Exteriores.
884 millones: créditos extraordinarios del Ministerio de Industria en 2014 para que Defensa afronte los compromisos derivados de los Programas Especiales de Armamento (PEAs). Se espera una cifra similar en 2015.
201 millones: fondos recaudados por el Ministerio de Defensa en 2014 por la venta de inmuebles. 

Si nos paramos a ver el destino del presupuesto.
• Más del 75 % del presupuesto se destina a gastos de personal.
69,38 %: porcentaje del presupuesto destinado a la actividad propia de las Fuerzas Armadas.
30,6 %: porcentaje del presupuesto de Defensa destinado a gastos administrativos.
41 millones: partida destinada en el presupuesto del Ministerio de Industria, Energía y Turismo de 2015 para el desarrollo de la nueva fragata F-110 para la Armada española
37 millones: partida destinada en el presupuesto del Ministerio de Industria, Energía y Turismo de 2015 para el desarrollo del vehículo blindado 8x8 para el Ejército de Tierra. 
 
Hay que pararse a revisar las cifras referentes a personal:
157.273: personal del Ministerio de Defensa entre militares y civiles.
122.256: militares en activo del Ministerio de Defensa.
1.750: número de militares españoles que participan en este momento en misiones en el exterior.




El denominado “Proceso de Transformación de la Fuerza” ha supuesto una nueva distribución del personal militar en las Fuerzas Armadas:
67.000 efectivos constituyen la “Fuerza Conjunta”, que se compone de tres elementos.
12.000 efectivos para los cometidos permanentes de las FAS como son vigilancia y seguridad marítima, defensa y operaciones aéreas de ámbito nacional, ciberdefensa o inteligencia.
15.000 efectivos de los tres Ejércitos para planes de reacción rápida o contigencias que puedan efectuar misiones en solitario o combinadas con aliados internacionales como en las que se ha tomado parte recientemente (Afganistán o Líbano por ejemplo). Esta cifra se formaría por:
• Estos dos elementos, que suman 27.000 efectivos se denominarán “Núcleo de la Fuerza Conjunta” y realizará rotaciones semestrales con dotaciones procedentes del tercer elemento de la Fuerza Conjunta.
40.000 efectivos que constituirán una suerte de “banquillo” o reserva inmediata que mediante rotaciones alimentará los dos elementos anteriores. Mientras no forman parte de la Fuerza Conjunta, realizarán taras de adiestramiento y alistamiento.
• Los 53.000 efectivos restantes hasta completar los 120.000 actuales comprenderá los medios de apoyo a la fuerza y los cuarteles generales, siendo estos sobre los que se aplicarían reducciones progresivas en caso necesario según el escenario presupuestario.
120.000: número de militares que se pretende disponer según los objetivos de capacidades derivada de la directiva de política de defensa.
79.000: número de efectivos de tropa y marinería contempladas como máximo a 31 de diciembre de 2015. Se estima que dicha cifra permite cubrir las necesidades de soldados y marineros para el cumplimiento de las misiones de las Fuerzas Armadas y los compromisos internacionales.
87.664: tropa y marinería disponible en enero de 2010.
76.669: tropa y marinería actual.
50.000: número de cuadros de mando que recoge la reforma de la ley de carrera militar.
45.000: número actual de cuadros de mandos.



El sostenimiento ha sido una de las áreas que ha sido más perjudicada por los recortes de estos últimos años. Respecto al año pasado se producen ciertas variaciones:
1,49: reducción de la partida para sostenimiento de las Fuerzas Armadas.
3 %: reducción de la partida para sostenimiento del Ejército de Tierra.
2,2%: reducción de la partida para sostenimiento de la Armada.
3 %: reducción de la partida para sostenimiento del Ejército del Aire.
70 %: nivel actual de alistamiento de las Fuerzas Armadas según el JEMAD.

Lo mismo ha sucedido con los fondos disponibles para modernización:
2,8 %: disminución de la partida destinada a modernización en el Ejército de Tierra respecto a 2014.
1,6 %: disminución de la partida destinada a modernización en la Armada.
4,6 %: disminución de la partida destinada a modernización en el Ejército del Aire.
Se ha contemplado un aumento de las partidas destinadas a adiestramiento en 2015:
7,6 %: incremento de la partida de adiestramiento de las Fuerzas Armadas.
3,6 %: incremento de la partida para adiestramiento en el Ejército de Tierra.
6,6 %: incremento de la partida para adiestramiento en la Armada.
3,8 %: incremento de la partida para adiestramiento en el Ejército del Aire. (Jesús.R.G.)


Puedes seguirme a traves de mis paginas oficiales Twitter, Facebook y Youtube.          

Recogida de firmas para que se conceda a la Legión la Laureada de San Fernando por la guerra de Marruecos.


Miembros de la Legión en la década de 1920.
Miembros de la Legión en la década de 1920.

Por la campaña de Marruecos, entre 1920 y 1927, doce oficiales de la Legión entonces denominada ‘Tercio de Extranjeros’ o ‘Tercio de Marruecos recibieron la Cruz Laureada de San Fernando, considerada como una de las condecoraciones más exigentes de todo el mundo. Sin embargo,  la Legión creada como cuerpo de élite para la pacificación de este territorio no obtuvo ningún reconocimiento a título colectivo. 

Eso es precisamente lo que quieren cambiar un movimiento popular, coordinado por el teniente coronel y antiguo caballero legionario José Pérez Recena, con más de cuatro décadas de servicio en la Legión. Mediante una recogida de firmas, van a solicitar al Ministerio de Defensa que reinicie los trámites para la concesión de esta condecoración. De momento han recogido algo más de 600 firmas en menos de una semana, aunque el objetivo final de la recogida  es de 100.000 personas.

Una ‘asignatura pendiente’
En 1928, un año más tarde de la finalización de la campaña militar en Marruecos, las autoridades iniciaron el juicio contradictorio proceso para justificar el merecimiento de la recompensa para darle la Laureada colectiva a todo el Tercio por su lucha en Marruecos. Sin embargo, tras varios años de proceso, este quedo interrumpido por el Gobierno de Manuel Azaña en 1934, en pleno inicio de la convulsión política en España. Ahora se quiere retomar esta ‘asignatura pendiente’.

Siete Laureadas por la Guerra Civil
La Legión, como unidad militar, ha sido condecorada hasta en siete ocasiones con la Laureada de San Fernando. Todas ellas por diversas acciones de combate acontecidas en laGuerra Civil: cuatro por la defensa de Ciudad Universitaria en Madrid, una por la defensa de Toledo, otra por la batalla de Peñas de Aholo (Frente de Aragón) y la última por la ocupación de la posición ‘Casa de los Catalanes’ (en el Frente del Ebro). (Jesús.R.G.)


Puedes seguirme a traves de mis paginas oficiales Twitter, Facebook y Youtube.          

Se fija de nuevo para 2015 un máximo de 79.000 soldados de tropa y marinería en las Fuerzas Armadas españolas.

Así lo confirmaba ante la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados la Subsecretaria de Defensa, Irene Dominguez-Alahud. El objetivo de capacidades que establece el JEMAD, a medio y largo plazo, cifra en 120.000 el número total de efectivos de las FAS españolas, de ellos 43.000 son cuadros de mando y 77.000 de tropa. La Ley de la Carrera Militar habla de 50.000 efectivos de cuadros de mando y de entre 80 y 90.000 efectivos de tropa, con lo cual el objetivo que se ha marcado el Gobierno es un objetivo por debajo ya de ese objetivo máximo que establecía la propia Ley. 

Esta cifra, permitiría, afirmó Dominguez-Alahud,  cubrir las necesidades de soldados y marineros para cumplir con los objetivos planteados para las Fuerzas Armadas tanto dentro del territorio nacional como formando parte de misiones internacionales. La Ley de Carrera Militar estima en 50.000 los cuadros de mando, estando en estos momentos en una cifra de 45.000 mientras que en la actualidad se dispone de unos recursos de tropa y marinería de 76.699 miembros, muy próximo al objetivo de 77.000 soldados que determinó el JEMAD pero muy lejos de los 87.664 de que se disponía en enero del año 2010. Dominguez-Alahud  reconoció en relación con las plazas de militares de carrera y militares de complemento, que la limitación de la tasa de reposición de efectivos al 10% en los últimos ejercicios ha generado una significativa reducción de los accesos a las escalas de oficiales y suboficiales, dificultando la cobertura de las plantillas de personal militar en los empleos inferiores de cada escala.  

Esa situación, precisó, “se agrava en la escala de oficiales por la complejidad y duración del periodo de formación previo al acceso a las mismas ya que su desarrollo precisa de un número de ingresos que comprende a su término el número de aspirantes que abandonan antes de concluir dicho periodo”. El cálculo de la tasa de reposición en la Ley de Presupuestos de 2014 evidenció, informó la Subsecretaria de Defensa, “una cifra notablemente insuficiente para cumplir convenientemente los objetivos encomendados a las Fuerzas Armadas y, bajo estas premisas, el Real decreto-ley 8/2014, junto con la previsión de las plazas autorizadas a las Fuerzas Armadas por aplicación de la tasa ordinaria de reposición del 10% establecida en la Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2014, incorporó una oferta adicional de doscientas plazas de ingreso directo a la escala de oficiales”. 

Este año se han convocado 2.000 plazas en un primer ciclo y en el segundo ciclo 1.500, informó la subsecretaria, “porque las políticas que se realizan respecto a la tropa van, en primer lugar, a garantizar ese número de efectivos en la cantidad y calidad suficiente, pero además nos preocupamos por la tropa y todas las políticas que se han adoptado con relación a la tropa van dirigidas no solo en materia de formación, sino también a conseguir que estos tengan unas salidas profesionales y, por otro lado, a rejuvenecer la tropa porque es necesario que se vaya rejuveneciendo poco a poco y que vaya ingresando gente joven”, aseguró. (Jesús.R.G.)


Puedes seguirme a traves de mis paginas oficiales Twitter, Facebook y Youtube.