Páginas vistas en total

lunes, 13 de octubre de 2014

El submarino S-80 ya flota... pero Abengoa sigue sin resolver el problema del propulsor.


El submarino S-80, o Isaac Peral, que la empresa estatal Navantia construye para la Armada española, ha resuelto sus problemas de sobrepeso, pero sigue sin solventar el de la propulsión. Ya flota pero no se aclara el punto fundamental de cuánto tiempo puede estar bajo el agua sin emerger. En fuentes de Defensa confirman el nuevo retraso de su entrega, ahora hasta 2018, como adelantó El Confidencial. Navantia ya ha dado por terminado el trabajo de rediseño del submarino para afrontar el problema del sobrepeso (una desviación del 8%) descubierto en 2012. Previa consulta con la empresa especializada norteamericana Electric Boat, que cobró por su dictamen 204 millones de euros aportados por el Ministerio de Industria, se alargará el casco siete metros sobre los 71 con que contaba el proyecto original. Así se logra compensar las 75 toneladas que sobraban a la nave. El obstáculo ahora está en el sistema de propulsión. 


El S-80 será el submarino más avanzado y con más prestaciones del mundo que no recurre a la energía nuclear, pero cuando esté terminado. El desarrollo de la alternativa añadida al motor diésel y eléctrico tradicional se ha retrasado más de lo previsto en la innovación principal: el sistema de propulsión anaerobio o plataforma independiente de la atmósfera (AIP). Abengoa es la empresa encargada de suministrar esa AIP, la clave para que el Isaac Peral pueda navegar hasta entre 15 y 20 días sin necesidad de emerger ni acercarse a la superficie, algo que sólo es posible hasta ahora para los submarinos nucleares. En Defensa admiten sus quejas con la citada empresa, aunque ha alcanzado algún “hito” en los últimos meses en el paso de producir hidrógeno a partir de bioetanol. Pero falta por resolver cómo acoplar el mecanismo dentro del casco del S-80. Ante el estancamiento del problema del propulsor, Navantia recurrió antes del verano a la ayuda de otra empresa de ingeniería especializada en el sector del petróleo y el gas, Técnicas Reunidas. 


En Defensa consideran esa cooperación una especie de “plan B” para sacar adelante el programa del submarino, pero en la compañía estatal prefieren hablar de cooperación y confían en que entre ambas, Abengoa y Técnicas Reunidas, resuelvan en breve el problema de la AIP. De momento, la fecha para que los S-80 estén listos se ha retrasado hasta 2018 con el consiguiente problema añadido para la operatividad de la Armada, que contaba en sus planes con poder relevar a los actuales submarinos en servicio a partir de 2013. Los Presupuestos Generales del Estado para 2015 incluyen una partida de 205 millones de euros para el programa del Isaac Peral, que consta de 4 unidades. El techo de gasto previsto en inicio fue de 2.135 millones de euros, pero los retrasos y gastos imprevistos hacen imposible aún calcular el coste final, según admiten en fuentes de Defensa. Cuando se acerque la fecha de entrega del primer Isaac Peral, el Gobierno tendrá que decidir si aumenta ese techo de gasto o se conforma con tres submarinos. (Jesús.R.G.)

Fuente: http://www.elconfidencial.com/

Traducción y edición: Jesús Ríos

Puedes seguirme a traves de mis paginas oficiales Twitter, Facebook y Youtube.    

El “Guipúzcoa” entrena codo con codo con los marines estadounidenses.

Práctica de binomios de ambos países

La 1ª Compañía del Batallón de Infantería Ligera “Guipúzcoa” III/45 tuvo en el campo de maniobras y tiro “Araca”, del 29 de septiembre al 3 de octubre, a unos compañeros especiales: una sección del Cuerpo de Marines de Estados Unidos que actualmente está desplegado en la Base aérea de Morón, en Sevilla. La instrucción junto a los marines ha tenido como objetivos compartir tácticas, técnicas y procedimientos, así como probar la efectividad ante un hipotético empleo conjunto de las tropas de ambos ejércitos. Durante el ejercicio, se realizaron actividades de localización de IED por medios audiovisuales y sonoros; instrucción con morteros medios y tiro con subcalibre; lanzamiento de granadas; y ejercicios de precisión y combate con fusil de asalto.

Las unidades probaron sus capacidades en zonas de combate urbanizadas, donde se comprobaron las diferencias de procedimientos entre los dos ejércitos. Mientras que la doctrina española prima la seguridad y el trabajo en equipo, lo que supone una progresión más lenta, la sección de marines avanza a mayor velocidad, a pesar del mayor riesgo de bajas. La sección estadounidense (platoon) es la entidad mínima que emplean para la ejecución de cualquier cometido táctico y está constituida por dos pelotones (squad) de 15 hombres cada uno, al mando de un sargento. Cada pelotón está compuesto de 3 escuadras (fireteam) de 4 hombres. El teniente jefe de la sección de los marines cuenta con un “staff sargent” que le asiste en aspectos tácticos y se responsabiliza, entre otros, de la disciplina y la instrucción de los recién llegados. (Jesús.R.G.)

Puedes seguirme a traves de mis paginas oficiales Twitter, Facebook y Youtube.    

Nueva organización de las FAS españolas. El JEMAD será el único mando operativo de las Fuerzas Armadas españolas.

Durante el Consejo de Ministros del pasado viernes el ministro de Defensa Pedro Morenés presentó una nueva organización de las Fuerzas Armadas españolas en la que el principal cambio es la potenciación del Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD). 

Según esta nueva organización el JEMAD será a partir de ahora el único mando operativo, pasando los jefes de Estado de los ejércitos de Tierra (JEME), Aire (JEMA) y de la Armada (AJEMA) a ser mandos orgánicos subordinados al JEMAD. Según esta nueva organización, la Unidad Militar de Emergencias (UME) estará bajo las órdenes directas del JEMAD, cargo que en este momento ostenta el Almirante general de la Armada D. Fernando García Sánchez. El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto por el que se establece la organización básica de las Fuerzas Armadas con el fin de posibilitar el cumplimiento de las misiones que se le encomienden en el marco específico, conjunto y combinado, de forma que se asegure su eficacia en la ejecución de las operaciones militares.

Esta nueva estructura global de las Fuerzas Armadas se adopta, informa el Gobierno, como consecuencia de la publicación de la Directiva de Defensa Nacional, que dictó el presidente del Gobierno en julio de 2012, y de la Directiva de Política de Defensa, que firmó el ministro de Defensa en ese mismo año. Su aplicación exigía un replanteamiento de la actual estructura de las Fuerzas Armadas y una simplificación de su organización, así como la racionalización de las estructuras orgánicas del Departamento, en línea, por otra parte, con el programa de racionalización y simplificación administrativas puesto en marcha por el Gobierno. La organización básica de las Fuerzas Armadas se configura así en dos estructuras: una, orgánica, cuyo cometido es la preparación de la Fuerza, y otra, operativa, que se ocupa del empleo de las capacidades militares en las misiones que se asignen a las Fuerzas Armadas.

Se potencia la figura del JEMAD
El desarrollo de los criterios básicos de eficacia operativa y servicio unificado requiere potenciar, informa el Ejecutivo, la figura del Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) y, en consecuencia, las funciones de sus órganos dependientes, es decir, de la estructura operativa. Destacan las siguientes medidas:
• Se atribuye la competencia del empleo de la Fuerza al JEMAD, por lo que se dispone la subordinación directa de las organizaciones operativas permanentes (incluida la Unidad Militar de Emergencia) al JEMAD.

• Se establece un nuevo concepto de empleo de las Fuerzas Armadas, la Fuerza Conjunta, que se define como aquella constituida por todos los elementos integrantes de la Fuerza de los Ejércitos, además de los elementos de los mandos subordinados al JEMAD que se determinen.

• Se elimina cualquier referencia a misiones específicas permanentes que puedan asignarse en tiempo de paz a la Fuerza de los Ejércitos, ya que dichas misiones son asumidas por dos organizaciones operativas permanentes: el Mando de Vigilancia y Seguridad Marítima, y el Mando de Defensa y Operaciones Aéreas, ambos subordinados al JEMAD.

• Además, se pone a todas estas organizaciones operativas permanentes, así como a las temporales, bajo el control operacional del Comandante del Mando de Operaciones.

• Por primera vez se formula como doctrina militar la atribución de la competencia en estas materias al JEMAD y se establece que el empleo de la Fuerza se realizará siempre de conformidad con las normas que dicte.

• Se reafirman las competencias directivas y supervisoras del JEMAD sobre los Jefes de Estado Mayor de los ejércitos, en la preparación de la Fuerza y en su evaluación, y se le reconocen otras nuevas en el ámbito de la organización de los ejércitos, como la propuesta de medidas encaminadas a su homogenización o la unificación de servicios no exclusivos de un ejército.

Estructura del Estado Mayor de la Defensa
Además, el texto del Real Decreto detalla a la estructura del Estado Mayor de la Defensa y de los ejércitos. El Estado Mayor de la Defensa estará compuesto por un Cuartel General, el Mando de Operaciones, el Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas, el Mando Conjunto de Ciberdefensa, el Centro de Estudios de la Defensa Nacional y organizaciones operativas permanentes: el Mando de Vigilancia y Seguridad Marítima, el Mando de Defensa de Operaciones Aéreas y la Unidad Militar de Emergencias.

Cada uno de los ejércitos estará compuesto por un Cuartel General, la Fuerza y el Apoyo a la Fuerza. El texto detalla también la composición de la Fuerza de cada uno de los ejércitos: al Ejército de Tierra corresponden el Cuartel General Terrestre de Alta Disponibilidad, la Fuerza Terrestre, la Fuerza Logística Operativa y el Mando de Canarias; a la Armada, la Flota, y al Ejército del Aire, el Mando Aéreo de Combate, el Mando Aéreo General y el Mando Aéreo de Canarias. (Jesús.R.G.)


Traducción y edición: Jesús Ríos

Puedes seguirme a traves de mis paginas oficiales Twitter, Facebook y Youtube.