Páginas vistas en total

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Los cascos azules españoles se adiestran con los franceses en Líbano.

Personal francés haciendo fuego con armamento español

En las inmediaciones de la posición UNP 7-2 (Base Miguel de Cervantes) se llevó a cabo un ejercicio de relevo de posiciones entre miembros del Grupo Táctico Ligero Protegido español y la Fuerza de Reserva de UNIFIL, compuesta esta última por efectivos del ejército francés. 

El escenario ficticio se desarrolló como consecuencia de una patrulla de reconocimiento española que identifica un depósito de armamento. Informado el Centro de Operaciones Tácticas, se establece un cordón de seguridad para que la unidad de desactivación de explosivos evalúe la amenaza. Una vez asegurado el lugar, el escalón superior encomienda la misión siguiente a la Fuerza de Reserva, quien tendrá que relevar la seguridad de la zona con patrullas españolas. Después de efectuado el relevo, el componente español siguió con sus actividades habituales. En las inmediaciones de la posición UNP 9-64 (Metulla) se realizaron ejercicios de tiro por parte de patrullas españolas y francesas. Tras una primera fase de explicación de las características del armamento se efectuaron los ejercicios de tiro programados con intercambio del armamento entre patrullas. De esta forma los componentes de las patrullas francesas realizaron los ejercicios con el fusil HK-47 y los tiradores españoles lo realizaron con el fusil de asalto FAMAS el ejército francés. 

Posteriormente y en un ambiente de camaradería se intercambiaron impresiones entre los componentes de ambos contingentes antes de continuar con las actividades previstas. Por otra parte, el general Ruiz Olmos, Jefe del Sector Este de UNIFIL mantuvo su primera reunión con los jefes de las principales unidades subordinadas como lo son los Batallones español, indonesio, indio, nepalíés y la Unidad de Policia Militar del Sector Este (SEMPU) La reunión a la que también asistieron el segundo jefe del Sector Este, el Jefe de Estado Mayor y diferentes jefes de sección del EM, transcurrió en el habitual clima de cooperación y confianza. El general Ruiz Olmos pudo transmitir de primera mano sus directrices para llevar a cabo con éxito la misión asignada a la Brigada, tras el reciente relevo. Así mismo se analizaron las peculiaridades de las áreas de responsabilidad de las diferentes unidades. (Jesús.R.G.)


Puedes seguirme a traves de mis paginas oficiales Twitter, Facebook y Youtube             

Indra suministrará a la Fuerza Aérea australiana sistemas transportables de tráfico aéreo por 34 millones de euros.


Indra suministrará tres sistemas transportables de gestión del tráfico aéreo de doble uso a la Real Fuerza Aérea Australiana (RAAF) por 50 millones de dólares australianos, unos 34,2 millones de euros. Los sistemas permitirán a los equipos de controladores aéreos de la JBAC (Joint Battlefield Airspace Controller) de la RAAF contar con una capacidad de vigilancia del espacio aéreo y de control del tráfico de primer nivel adaptada a entornos sumamente dinámicos y cambiantes. El sistema tiene como elemento central el radar táctico LANZA-3D de Indra, un radar de vigilancia primario de banda L 3D. “El sistema cumple la normativa de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) al tiempo que ofrece las ventajas de un radar militar 3D completo, con capacidades mejoradas para contrarrestar contramedidas electrónicas y ofrecer la máxima resistencia”, explican desde la compañía.
El radar LANZA se complementa con el radar de vigilancia secundario monopulso de identificación amigo/enemigo, que ofrece Modo S, Modo 4 y Modo 5 de identificación de aeronaves, además de integrar un sistema ADS-B. Asimismo, el radar se integra con el sistema de automatización AirCon 2100 de Indra, que proporciona a los controladores de las fuerzas aéreas un sistema automatizado de gestión de tráfico aéreo de primera clase para prestar servicios aéreos de aproximación y torre. Esta solución utiliza avanzados algoritmos para el seguimiento multirradar, la gestión de trayectoria 4D (3 dimensiones + tiempo), fichas de vuelo electrónicas, traspaso de OIDC, visualización de información situacional y grabación y reproducción de voz. La automatización de la gestión del tráfico aéreo totalmente interoperable de Indra es una tecnología líder en el mercado mundial con un servicio acreditado que ofrece soporte a más de 8 millones de vuelos controlados mediante Reglas de Vuelo Instrumental (IFR) al año y que utilizan más de 5.000 controladores aéreos en todo el mundo.
Los radares se combinan con la capacidad de gestión de tráfico aéreo para obtener un Segmento de Soporte de Operaciones flexible y escalable, que cuenta con comunicaciones tierra aire integradas y shelters estándar y ampliables para proporcionar el espacio necesario para largos despliegues en zonas de operaciones y entornos exigentes. “Esta tecnología proporciona a la Fuerza de Defensa Australiana un gran incremento de los niveles de seguridad y eficiencia para doble uso en el control y la gestión del tráfico aéreo en zona de operaciones”, indican desde Indra. “El sistema ayudará a gestionar el espacio aéreo dentro y fuera de Australia en misiones de ayuda humanitaria y de socorro en catástrofes, ya sea operando independientemente o de forma coordinada con otros aliados”, añaden. La combinación de movilidad, modularidad, rendimiento y tecnología líder de este sistema transportable garantiza que seguirá siendo puntero durante varias décadas.

Incremento de plantilla en Australia
Con este contrato, Indra aumentará su plantilla en Australia. En este país, la compañía tiene sede en Sídney y oficinas en Newcastle. En 2012, se adjudicó un contrato para proporcionar su sistema de comunicaciones tácticas a los controladores aéreos de la Real Fuerza Aérea Australiana (RAAF). En el mercado civil, la empresa está desplegando para Airservices, el proveedor de servicios de navegación australiano, una red de radares que cubrirá la zona oriental del país para prestar asistencia a aeronaves en ruta y es además el mayor proveedor de sistemas de radionavegación en este país. La empresa también ocupa una firme posición en el mercado de la gestión del tráfico aéreo en toda la región de Asia-Pacífico, con soluciones implementadas en Indonesia, China, Mongolia, Vietnam, Filipinas o India, entre otros países.

Indra, bajo la dirección de Javier Monzón, es una de las principales multinacionales de consultoría y tecnología del mundo, líder en Europa y Latinoamérica y en plena expansión en otras regiones de economías emergentes. La innovación es la piedra angular de su negocio, altamente centrado en el cliente y en la sostenibilidad. Esta multinacional es una de las empresas líderes de su sector en Europa por lo que respecta a la inversión en I+D e innovación, habiendo invertido más de 570 millones de euros en los tres últimos años. Con un volumen de ventas cercano a los 3.000 millones de euros, cuenta con 43.000 profesionales y con clientes en 138 países. (Jesús.R.G.)


Puedes seguirme a traves de mis paginas oficiales Twitter, Facebook y Youtube             

La Brigada 'Extremadura' XI completa su adiestramiento con el ejercicio 'Égida 14'.

Un 'Leopardo' en el paso del puente sobre el Ebro

Más de 2.700 militares del Ejército de Tierra han participado entre el 15 y el 27 de noviembre en el Campo de Maniobras y Tiro de “San Gregorio”, en Zaragoza, en el ejercicio “Égida 14”, con el que la Brigada de Infantería Mecanizada (BRIMZ) “Extremadura” XI ha culminado su preparación para iniciar sus cometidos en la fase de Respuesta Inmediata a partir del 1 de enero de 2015. La BRIMZ XI, que desplegó en Zaragoza más de 1.900 militares, 202 vehículos de ruedas y 312 vehículos de cadenas, llevó a cabo los días 25, 26 y 27 de noviembre unas maniobras de tipo gamma en un escenario de combate convencional en el que también se introdujeron incidencias de carácter no convencional, como colocación de explosivos improvisados (IED, por sus siglas en inglés), con las que se consiguió reproducir un ambiente de amenazas híbridas. 

Una de estas incidencias fue la rotura de un puente en un ataque del supuesto país declarado en rebeldía identificado como enemigo, que obligó al Regimiento de Pontoneros y Especialidades de Ingenieros nº 12 a desplegar dos puentes en el río Ebro para asegurar el avance de las tropas hacia el objetivo: la toma de un puesto de mando del país insurgente. La rotura del puente obligó también a organizar una operación aeromóvil para bloquear las posibles vías de avance del supuesto enemigo en la que participaron 10 helicópteros de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra y 60 militares y 3 aeronaves V-22 Osprey del Cuerpo de Marines de las Fuerzas Armadas estadounidenses que están destacados en Morón de la Frontera (Sevilla). Una operación interarmas, que incluyó un tiro de carro de combate Leopardo y tiros de piezas de artillería ATP para apoyar el avance hacia el objetivo, puso el colofón el día 27 a este ejercicio, con el que el personal de la BRIMZ XI ha concluido la preparación que ha llevado a cabo durante el último semestre de este año. 

En el “Égida 14” han participado también personal y medios materiales de varias unidades del Ejército de Tierra. Entre ellas, la Agrupación de Apoyo Logístico nº 61, que desplegó en “San Gregorio” un Complejo Logístico de Apoyo General (COLAG) para apoyar las maniobras; el Mando de Artillería de Campaña; la Brigada de Caballería “Castillejos” II; la Brigada Mecanizada X “Guzmán el Bueno”; y el Mando de Artillería Antiaérea. El jefe de la Fuerza Terrestre, teniente general Francisco J. Varela, asistió el 24 de noviembre al ejercicio en el Centro de Adiestramiento “San Gregorio”, donde fue recibido por el jefe de Fuerzas Pesadas, general Miguel Alcañiz, y por el jefe de la BRIMZ XI, general Francisco J. Dacoba. Además, en las maniobras han participado como observadores tres militares de Portugal y tres de Emiratos Árabes Unidos. (Jesús.R.G.)


Puedes seguirme a traves de mis paginas oficiales Twitter, Facebook y Youtube            

Una empresa española pondrá en órbita nanosatélites mediante un Mig-29.


La empresa española Celestia Aerospace ha anunciado la puesta en marcha de un servicio de fabricación y lanzamiento de satélites de pequeño tamaño usando un avión de combate Mig-29 como vector de lanzamiento y operando desde un aeropuerto situado en España. 


La empresa, que tiene actualmente su sede en Barcelona, se instalará en uno de los aeropuertos españoles con menor tráfico comercial, de ahí que entre los candidatos estén los de Teruel, Castellón o el de Lérida. Según nos confirma Daniel Ventura González, vicepresidente de la División Aeronáutica, ya han mantenido varios encuentros con los responsables de algunos de estos aeropuertos y se está en el proceso de seleccionar el mejor candidato. En el aeródromo que se determine, habrán de instalar un hangar para integrar el misil y sus satélites al avión, estando previsto que los primeros lanzamientos puedan tener lugar a comienzos de 2016. Así mismo, Ventura precisa que el Gabinete del Jefe de Estado Mayor del Aire (JEMA) ha sido informado de los planes de la empresa, “buscando su colaboración y beneplácito para utilizar el espacio aéreo militar por encima de FL420 (altitud de vuelo de 42.000 pies) y realizar el lanzamiento. Estamos convencidos de que encontraremos múltiples vías de colaboración en un futuro próximo. Además, nos une una relación cercana y cordial con el Ejército del Aire”.  

Celestia es una empresa formada por 40 personas y funcionará ofreciendo soluciones “llave en mano”, por lo que será responsable de todo el proceso, incluyendo el diseño y construcción del satélite, el lanzamiento y la operación de este, incluyendo la gestión de datos. Fabricará los satélites según los requerimientos del cliente, con forma de cubo de 10 cm. de lado y un peso aproximado de 10 kg. cuyo coste de lanzamiento estaría en los 50.000 euros. La ventaja que anuncia la empresa es el bajo coste en comparación con otros sistemas de lanzamiento convencionales, condicionados por el papel secundario al que son relegados los nanosatélites frente a los satélites de gran tamaño, en términos de plazos, flexibilidad y prioridad de lanzamiento. La empresa quiere beneficiarse de la falta de estándares en un área tan especializada como ésta, ofreciéndose como líder en el desarrollo de plataformas orbitales para esta actividad. Preguntado por la elección del MIG-29 como plataforma de lanzamiento, Ventura asegura que “Se trata de un tema puramente económico. 

La adquisición de un avión de combate en servicio es prohibitiva, pero el MiG-29 ofrece una combinación de altas prestaciones y precio asumible (alrededor de 5 millones de euros), que hacen viable este sistema de lanzamiento. También contemplamos la posibilidad de optar por un Sukhoi 27 por las mismas razones, aunque tanto el mantenimiento como la operación se encarecen y el MiG-29 ofrece una combinación de techo operativo, velocidad, y capacidad de carga suficiente para nuestros propósitos”. La empresa cree que hay una gran variedad de aplicaciones para este tipo de satélites, desde las comunicaciones, la experimentación en gravedad cero, la fotografía orbital o la homologación de componentes electrónicos y mecánicos para satélites de grandes dimensiones. Para ello, los nanosatélites son puestos en órbita equipados para poder enviar la información generada a la estación de seguimiento en tierra. Celestia ha proyectado ya dos satélites denominados BioPharmaSAT, destinado al sector de la biotecnología, y SemicondSAT, al de la electrónica. 

Actuarán como bancos de pruebas de nuevos materiales y procesos de materiales de alta tecnología en entorno de ingravidez, como la cristalización de las proteínas o de materiales de alta tecnología, áreas de importancia para la industria farmacéutica y de los semiconductores respectivamente. La empresa contaría ya con un compromiso para el lanzamiento de 40 satélites para una empresa de comunicaciones encriptadas. “Nuestra empresa quiere romper con los estándares (o mejor dicho, falta de ellos) existentes en la industria incipiente de los nanosatélites de uso comercial. El diseño de nuevos estándares ofrece la ventaja a las empresas e instituciones la posibilidad de necesitar un conocimiento limitado de la plataforma para poder desarrollar sus experimentos y aplicaciones, abriendo este mercado a iniciativas que hasta ahora no se atrevían a experimentar en órbita debido a su falta de know-how en el desarrollo de las plataformas orbitales. Además, la estandarización también conlleva una disminución de costes en el desarrollo y fabricación del nanosatélite”. 
  
Usarán para ello un avión Mig-29UB desmilitarizado que empleará unos misiles modificados para el lanzamiento de los satélites, un sistema bautizado como Sistema de Lanzamiento Aéreo Sagitarius (SALS por sus siglas en inglés). Para ello están buscando un avión de combate Mig-29UB por ser el que mejores prestaciones ofrece en términos de techo operativo, velocidad, capacidad de carga y coste. Este avión puede encontrarse a un coste aproximado de cinco millones en las Fuerzas Aéreas de varios países que los tienen o tenían hasta hace poco en servicio, como Polonia, Ucrania o Eslovaquia. Incluso el mercado privado estadounidense ofrece la posibilidad de adquirir un avión de este tipo ya desmilitarizado y aprovecharse del gran número de repuestos que aún puede encontrarse.
 

Un aspecto importante es que el lanzador que empleará el avión es un desarrollo propio inspirado en el arma antisatélites ASM-135 ASAT que desarrolló la Fuerza Aérea estadounidense (USAF) en los años ochenta para el F-15. El misil podrá estar configurado para llevar cuatro o dieciséis satélites que pueden ser puestos en órbita en una única operación de lanzamiento. El avión, tras despegar, realizará un tiro prácticamente parabólico, que requerirá pocas correcciones una vez disparado.

La empresa espera contar con un 100 % de capital privado, estando abiertos a la asociación con alguna empresa tecnológica ya que el proyecto requiere de una financiación de 50 millones de euros. Además esperan poder trabajar con el organismo gestor del aeropuerto elegido de la manera más productiva de cara a la obtención de los necesarios permisos. Celestia Aerospace cuenta con Gloria García-Cuadrado como directora, persona con experiencia tras dirigir el clúster aeroespacial de Cataluña. También se encuentra en su plantilla Adriano Camps, profesor del Departamento de nanosatélites de la Universidad Politécnica de Barcelona. (Jesús.R.G.)

Puedes seguirme a traves de mis paginas oficiales Twitter, Facebook y Youtube