Páginas vistas en total

miércoles, 24 de diciembre de 2014

Defensa se blinda contra los ciberataques contratando un avanzado sistema informático.


Militares españoles durante un ejercicio de ciberdefensa
Militares españoles durante un ejercicio de ciberdefensa

El contrato ha sido formalizado ya con Telefónica, por un importe total de 132.000 euros. La empresa de telecomunicaciones aportará una serie de servidores SIEM y herramientas informáticas para almacenar y analizar cualquierindicio de amenaza para las redes que utilizan las Fuerzas Armadas. El conjunto de sistemas adquiridos, que irán destinados a la base de Retamares (Madrid) y al Estado Mayor de la Defensa, tienen como objetivo monitorizar la mayor actividad informática posible para detectar si se está produciendo un ataque. Su labor consiste en almacenar ‘logs’ –registros- de cualquier actividad y analizarlos para detectar si tras alguno de ellos podrían encontrarse algún tipo de ataque encubierto contra las infraestructuras informáticas de la Defensa Nacional.

Además de capacidades proactivas, estos sistemas permitirán responder a cualquier ciberamenaza y garantizar que los servicios críticos de telecomunicaciones de las Fuerzas Armadas continúen funcionando después de un ataque. Según los planes de Defensa para esta unidad, bajo el mando del general de BrigadaJaime Íñiguez, está previsto que se alcance la capacidad operativa inicial a principios del próximo 2015. El objetivo es que la unidad esté plenamente operativa para el segundo semestre de 2016. Cabe recordar que este año se detectaron numerosos ataques contra cuatro ministeriosespañoles, entre ellos el de Defensa. Tras ser rastreados, se detectó que provenían de hackers rusos y chinos, y su objetivo era la extracción de información sensible. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                           

Despedida del contingente Patriot del Ejército de Tierra que desplegará en Turquía.



En el acuartelamiento “Cortijo Buenavista”, en San Roque (Cádiz), sede del Grupo SAM Hawk Patriot I/74,  tuvo lugar el 20 de diciembre el acto de despedida oficial del contingente Patriot del Regimiento de Artillería Antiaérea (RAAA) nº 74. Un contingente que se proyectará a Turquía en respuesta a la petición de apoyo que este país realizó a la Alianza Atlántica para proporcionar protección a su población ante las amenazas de misiles balísticos procedentes de Siria. Una misión que será disuasoria y defensiva. El ministro de Defensa, Pedro Morenés, anunciaba  en septiembre, ante la Comisión de Defensa del Congreso, el envío a Turquía de esta batería antiaérea como parte del dispositivo de la OTAN, decisión adoptada en la cumbre de la Alianza en Gales.

El contingente está compuesto por 150 militares bajo el mando del comandante Jorge M. Cotorruelo, integra elementos de mando y control capaces de activar un Centro de Operaciones, una Plana Mayor de Mando, una Batería de Fuego Patriot y una Unidad de Apoyo. Los primeros militares y material zarparán hacia Turquía antes de final de año. Poco después, en la primera quincena de enero, volará el grueso del contingente, completando su relevo en el aeropuerto civil de Adana con el contingente holandés antes de final de enero. Cada rotación permanecerá en zona durante un semestre. El pasado mes de noviembre, como paso previo del envío a Turquía, se realizaba un ejercicio del tipo Livex en el polígono de tiro de misiles de Medano del Loro (Huelva), de integración evaluación y certificación de las tripulaciones que van a operar la 9º  batería Patriot. El Ejército de Tierra español dispone de una batería de misiles antiaéreos Patriot (Phased Array Tracking to lntercept of Targets) integrada orgánicamente en el GAAA 1/74. 

El sistema fue concebido inicialmente como un sistema de defensa antiaérea a media y alta cota. Aunque estaba diseñado con una cierta capacidad para detectar e interceptar misiles balísticos, fue modificado prácticamente desde su concepción inicial para adquirir progresivamente una capacidad antimisil cada vez mayor, a través de sucesivas versiones o configuraciones de sus distintos componentes y del propio misil. El Gobierno aprobaba a principios de este mes un acuerdo marco para la adquisición de otro sistema de defensa aérea Patriot, procedente de excedentes militares alemanes, por algo más de 41 millones de euros. La compra incluirá el componente Central de Operaciones de la Central de Control e Intervención (ICC) y dos baterías de cuarenta misiles, además de vehículos portadores, sistemas de comunicación y elementos adicionales de logística y mantenimiento, todo ello originario de los excedente retirados por el Gobierno alemán, con el que se ha alcanzado un acuerdo gubernamental.


En 2004 el Ejército de Tierra adquiría otros subsistemas del Patriot, concretamente una batería dotada de un radar, un Centro Director de Fuegos y ocho lanzadores cada uno para cuatro misiles, además de misiles con capacidad antimisil. Sin embargo no se incluyó la Central de Control e Información que ahora se quiere comprar junto a los sistemas de comunicación que permiten la interconexión entre el Centro Director de Fuegos y la ICC. El contrato se fraccionará en cinco años. El acto de despedida  del contingente Patriot del RAAA nº 74 estuvo presidido por el jefe del Mando de Artillería Antiaérea, general Juan V. Cuesta Moreno, acompañado por el jefe del RAAA nº 74, coronel Luis C. Torcal. Este último resaltó en su alocución el esfuerzo realizado por el Regimiento para alistar el contingente y la respuesta en un corto plazo de tiempo al anuncio que el ministro de Defensa realizó el 17 de septiembre. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook