Páginas vistas en total

lunes, 5 de enero de 2015

EE UU quiere hacer de Morón la base permanente de su fuerza para África.


Estados Unidos quiere convertir Morón de la Frontera (Sevilla) en la base permanente de su fuerza de respuesta ante crisis en África. El secretario de Defensa estadounidense, Chuck Hagel, remitió a principios de diciembre una carta a las autoridades españolas en la que pide que el permiso temporal para el estacionamiento en la base sevillana de una fuerza de élite del Cuerpo de Marines se convierta en definitiva y, además, se amplíe sustancialmente el máximo actual, fijado en 850 militares (1.110 durante los relevos). Aunque no se ha concretado el nuevo límite, las fuentes consultadas apuntan a varios miles de soldados, en torno a 3.000. Los americanos han matizado que su intención es mantener de forma permanente los 850 actuales y aumentarlos solo en caso de crisis. La petición de Washington no ha sorprendido en Madrid. 

Aunque EE UU solicitó el despliegue de los marines en 2013 por el plazo de un año, prorrogado posteriormente por otro más (hasta abril de 2015), el Gobierno español siempre creyó que el motivo esgrimido la inestabilidad en África no era coyuntural y que, pese a la voluntad expresada por el Pentágono, no sería fácil encontrar un emplazamiento alternativo en África con las condiciones de Morón. Lo que sí ha sorprendido, y hasta cierto punto disgustado, es la tardanza de EE UU en plantear la petición. Tanto el despliegue inicial de los marines en Morón como su prórroga fueron autorizados por el Consejo de Ministros el 19 de abril de 2013 y el 7 de marzo de 2014, con el argumento de que, al tratarse de una presencia temporal, no había que modificar el convenio entre España y EE UU que regula el uso de las bases. Pero la conversión de este despliegue en definitivo sí obliga a reformar un convenio bilateral de Defensa que para España tiene rango de tratado internacional y requiere la aprobación del Parlamento. 

Las fuentes consultadas consideran imposible que puedan cumplirse todos los trámites legales antes de que expire la vigente autorización temporal, el próximo 19 de abril, por lo que se da por sentado que habrá que aprobar una nueva prórroga de un año, o al menos de unos meses, hasta que entre en vigor la reforma. El calendario político español tampoco facilita las cosas con elecciones municipales y autonómicas en mayo y la disolución de las Cortes prevista para otoño, pero ni Madrid ni Washington quieren dejar el asunto para el Parlamento salido de las próximas elecciones, en el que quizá no haya una mayoría tan clara para aprobarlo. Y el Gobierno no oculta su propósito de pactar la reforma con el PSOE, que gobierna además la comunidad andaluza, donde están las bases de Rota y Morón. El primer asunto que estará sobre la mesa será el mantenimiento de los puestos de trabajo. La empresa VBR, contratada por el Pentágono para prestar servicios en Morón, ha presentado tres expedientes de regulación de empleo desde 2010, con el objetivo de recortar la plantilla a 310 trabajadores, frente a los 594 iniciales. 

El último ERE lo anunció en agosto pasado e incluye 55 despidos, lo que resulta inaceptable para los sindicatos, mientras aumenta la presencia militar de EE UU en la base. España podría exigir que se conservara el empleo y que se hicieran fijos los contratados temporales (unos 60, muchos despedidos en el anterior ERE). Más allá del tema laboral, la conversión de Morón en base permanente de la fuerza de reacción para África junto al despliegue en Rota de los cuatro destructores del escudo antimisiles consolida el papel de España como elemento clave de la estrategia del Pentágono. Uno de los puntos más delicados reside en las condiciones de uso de esta fuerza de reacción y el aumento solicitado por Washington para situaciones de crisis. “Lo que no puede haber es barra libre”, alegan fuentes diplomáticas. “Precisamente en caso de crisis es cuando el Gobierno español debe estar mejor informado y controlar cualquier uso militar que se haga de su territorio”. 

La Fuerza Especial Tierra-Aire de Respuesta de Crisis del Cuerpo de Marines (SP-MAGTF Crisis Response) fue creada en 2013, a raíz del asalto al consulado estadounidense de Bengasi (Libia), ante la necesidad de contar en Europa con una unidad de reacción rápida para intervenir ante posibles crisis en África. Inicialmente, España autorizó el despliegue de 500 marines, pero en marzo pasado amplió su número a 850; y también elevó la cifra de aviones de despegue vertical MV-22 Osprey, que pasaron de seis a 12, y de aviones de reabastecimiento en vuelo KC-130, de dos a cuatro; así como una aeronave de apoyo. En este tiempo al margen de operaciones que no se hacen públicas los marines se han desplazado dos veces a la base de Sigonella (Italia), para una posible intervención en Libia, y han participado en la evacuación de la colonia de EE UU en Sudán del Sur y en la crisis del ébola en Liberia. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook            

«Flintlock 15», en Chad: el ejercicio antiterrorista al que acudirán operaciones especiales españoles.

«Flintlock 15», en Chad: el ejercicio antiterrorista al que acudirán operaciones especiales españoles

Desde 2006 y de modo anual, el mando militar de EE.UU. para África (Africom) organiza un ejercicio militar con el objetivo de adiestrar a las fuerzas antiterroristas de países africanos. En él participan otros países invitados, como es el caso de España, que este año volverá a participar con unidades de operaciones especiales de Tierra, Armada y Aire en Chad, país que acogerá el ejercicio del 16 de febrero al 9 de marzo.

El «Flintlock» contará este año con ejercicios paralelos en Níger, Nigeria, Camerún y Túnez. Obviamente la inestabilidad en el Sahel y la amenaza cada vez mayor del terrorismo de Boko Haram -se extiende de Nigeria hacia Camerún, Níger y el propio Chad- estará muy presentes a la hora de asesorar a las tropas de los países africanos. Aunque no son solo estas las que se adiestran, las unidades especiales de países occidentales también extraen sus propias lecciones.

Militar español durante el ejercicio Flintlock del pasado año celebrado en Agadez (Níger) / Timothy Clegg (AFRICOM)
 Militar español durante el ejercicio Flintlock del pasado año celebrado en Agadez (Níger) 

Por parte española participarán militares del Mando de Operaciones Especiales del Ejército de Tierra, de la Fuerza de Guerra Naval Especial de la Armada y del Escuadrón de Zapadores Paracaidistas del Ejército del Aire. Previamente las unidades españolas asistirán a otro ejercicio, esta vez bilateral, con el Ejército de Mauritania en este país saheliano. España también aportará al ejercicio dos helicópteros Chinook y otro Super Puma. En total, 1.200 militares de 19 países participarán en «Flintlock 15» con EE.UU. a la cabeza. Entre los otros participantes se encuentran: Canadá (América); Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, España, Holanda, Bélgica, Suecia, Noruega, Dinamarca, República Checa, Estonia y Lituania (Europa); y Burkina Faso, Mauritania, Malí o Senegal (África).


Un militar canadiense asesora a un colega de Níger durante la pasada edición de «Flintlock» / AFRICOM (
Un militar canadiense asesora a un colega de Níger durante la pasada edición de «Flintlock»

El «Flintlock 15», como otros ejercicios del Africom, entronca con la nueva doctrina militar de asistir y adiestrar a los ejércitos africanos en su lucha contra el terrorismo yihadista. España también quiere potenciar este tipo de participaciones y ejercicios bilaterales o multilaterales en países africanos. De este modo, el Ministerio de Defensa diseñó el pasado año la estrategia «Espacio Anticipado de Defensa», con doce directrices a seguir, «bajo la premisa de considerar al Sahel como un espacio anticipado para la seguridad y defensa del Magreb y, por extensión, de la misma UE y entendiendo que ha de ser ésta la que asuma el liderazgo e iniciativa con respecto a aquella zona». (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook            

España releva a Alemania en la Operación de Policía Aérea en el Báltico.


El JEMAD, almirante general Fernando García Sánchez, asistió en la base aérea de Ämari, en Estonia, el relevo de las unidades aéreas que forman parte de la Policía Aérea del Báltico, España contribuye con cuatro aviones Eurofighter. El acto de relevo entre los contingentes alemán y español oficializa el inicio de la contribución española a las operaciones de vigilancia aérea que se están realizando en el norte de Europa. La participación de España en este tipo de operaciones de policía aérea en el Báltico es habitual y está planeada con antelación de acuerdo a un plan de rotaciones de los países OTAN. Las operaciones españolas comenzaron el 1 de enero con un vuelo de familiarización por la zona y tendrá una duración de cuatro meses. La finalidad es reforzar la seguridad del espacio aéreo de los países de la OTAN ante la inestabilidad generada en Ucrania desde que dio comienzo la crisis en noviembre de 2013. 

Para esta misión, cuya naturaleza es puramente defensiva, el Ejército del Aire ha desplegado en el país báltico el Destacamento Aero-Táctico (DAT) “AMBAR”. Éste está constituido en esencia por cuatro aviones de combate C.16 Eurofighter así como por un contingente de unas 100 personas, entre los que además de pilotos y mecánicos, habrá personal experto del Sistema de Defensa Aéreo español que actuará de enlace con los distintos centros de control y vigilancia que la Alianza tiene en la zona de responsabilidad asignada. El envío de este contingente, para las operaciones de policía aérea en el Báltico, supone un refuerzo a las rotaciones que estaban previstas con anterioridad por las naciones, dentro del seno de la OTAN. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook