Páginas vistas en total

martes, 3 de marzo de 2015

Por qué hemos de recordar la misión española en Bosnia-Herzegovina.

El simbólico Stari Most (Puente Viejo) de Mostar, ya reconstruido. (Foto: M.A.Moya)

La de Bosnia-Herzegovina fue la primera misión internacional en la que intervinieron operativamente contingentes de soldados españoles y fue la que abrió los ojos de una opinión pública que estaba, quizás, demasiado condicionada por el pasado militar de España. De hecho, gracias a esos soldados, y también, por qué no, a los periodistas que se hicieron eco de sus hazañas, las Fuerzas Armadas son, hoy en día, una de las instituciones más valoradas por los españoles… y gracias a su trabajo, sacrificio, entrega y abnegación contribuyeron a establecer la paz en el corazón de Europa. 

Esos soldados demostraron su solidaridad más allá de nuestras fronteras, y también sus capacidades militares, a la altura, y por encima, del resto de ejércitos europeos. Realizaron, en definitiva, una labor que fue reconocida por todas las comunidades implicadas en el conflicto –serbios, croatas y bosníacos- y que recibió, en 1993, el Premio ‘Príncipe de Asturias’ de Cooperación Internacional, como reconocimiento a su esfuerzo en pro de la reconciliación de los diversos pueblos de Bosnia-Herzegovina. 

Un punto de inflexión en la opinión sobre los militares 
En noviembre de 1992, la Resolución 776 del Consejo de Seguridad de la ONU dispuso el envío de fuerzas multinacionales, en misión humanitaria, a Bosnia-Herzegovina, donde el horror de la guerra y el sufrimiento de la población civil habían hechos presencia unos meses antes. 

Alrededor de 400.000 militares de 35 países, entre ellos España, comenzaron su despliegue en los Balcanes. Cuando las primeras tropas españolas fueron enviadas, por el Gobierno del entonces presidente Felipe González, a esta guerra fratricida –que desembocó en el desmembramiento de Yugoslavia-, la idea que la sociedad española tenía sobre ‘sus’ Fuerzas Armadas permanecía todavía anclada en un pasado que ya nada tenía que ver con las nuevas generaciones de militares que comenzaban a salir de las academias. Cuando el primer contingente español fue enviado a Bosnia-Herzegovina –la denominada Agrupación Táctica ‘Málaga-, bajo el mando del entonces coronel Francisco Javier Zorzo Ferrer y formado sobre la base del Tercio ‘Alejandro Farnesio’, IV de la Legión, la disolución de esta unidad de élite del Ejército de Tierra estaba ‘sobre la mesa’ en el Congreso de los Diputados, por diversos incidentes que habían protagonizado algunos de sus componentes. 

Pero las noticias que llegaban a España desde los Balcanes marcaron un punto de inflexión en la imagen que la sociedad tenía entonces de ‘sus’ Fuerzas Armadas. Los, hasta entonces, considerados “conflictivos legionarios” se estaban jugando la vida en una guerra que se estaba produciendo en pleno corazón de Europa; y lo hacían, no sólo para defender los intereses de España más allá de nuestras fronteras, sino para ayudar a una población que se desangraba en un conflicto interno que parecía no tener solución. Esa primera Agrupación española proporcionó ayuda humanitaria a los más necesitados –sin reparar en si eran bosníacos, croatas o serbios-, ayudó a evacuar heridos y refugiados, medió en el intercambio de prisioneros, proporcionó atención sanitaria a personal civil… Y esas informaciones fueron llegando, a través de los medios de comunicación, a los hogares de los españoles. Su Ejército, sus legionarios, ya no eran tan conflictivos; ahora estaban desarrollando una labor encomiable bajo bandera de Naciones Unidas, como ‘cascos azules’ de las Fuerzas de Protección de la ONU (UNPROFOR). 

Las bajas españolas en los Balcanes
Otras Agrupaciones Tácticas sucedieron a la ‘Málaga’. Fue precisamente la inmediatamente posterior, la Agrupación Táctica ‘Canarias’, la que sufrió la primera de las 23 bajas españolas que se produjeron en el conflicto de los Balcanes: el teniente de la Legión Arturo Muñoz Castellanos, herido grave por una granada de mortero el 13 de mayo de 1993 en Mostar, cuando transportaba con su sección plasma sanguíneo al hospital musulmán de dicha ciudad. Una placa, situada junto al lugar en el que falleció, sigue recordando aquel fatídico momento. 

Fue en aquella primera época cuando ingenieros españoles montaron una pasarela en el simbólico y destruido -por bombardeos del entonces Ejército yugoslavo- Stari Most (Puente Viejo) de la ciudad de Mostar, para comunicar ambos lados de la ciudad bañada por las aguas del río Neretva, y emblemática para las tropas españolas, por ser la localidad donde más tiempo estuvo establecido el Cuartel General de los diferentes contingentes que desplegaron en la zona (más de 12 años, puesto que anteriormente estuvo en Medjugorje). Es precisamente en esta ciudad donde siempre se recordará el paso por tierras balcánicas de más de 43.000 militares españoles, y también quedarán en el recuerdo los 23 –uno de ellos era intérprete de las tropas- que perdieron la vida en el cumplimiento de su misión. La denominada Plaza de España de Mostar -donde se despidió en 2007 al último contingente que desplegaba en la zona y en la que se ha despedido, hace unos días, a los últimos oficiales que permanecían en el país balcánico instruyendo a las Fuerzas Armadas bosnias- es el único lugar (o espacio urbano) dedicado a un país extranjero en una zona en conflicto. 

Niños y adultos aprendieron a hablar español 
España también permanecerá en el recuerdo de muchos niños y adolescentes de las tres comunidades que combatieron entre sí –serbios, croatas y bosníacos- gracias al ‘Programa Cervantes’ que puso en marcha, en 1999, la Brigada Paracaidista –y que continuaron todos los contingentes posteriores- y a través del cual se enseñaron la lengua y cultura españolas a miles de estudiantes. 

Los ‘cascos azules’ españoles integrados en la UNPROFOR dieron paso, en diciembre de 1995, cuando estaba desplegada en la zona la Brigada de Montaña, bajo el mando del general Luis Palacios Zuasti, a las fuerzas de la OTAN. Tras la firma de los Acuerdos de Dayton, que ponían, al menos sobre el papel, fin a un conflicto que permaneció todavía latente durante años, las Agrupaciones Tácticas aumentaron al nivel de Brigadas Españolas en el marco de las Fuerzas de Implementación aliadas. 

Las “gracias” de la ciudad de Mostar 
Les siguieron las Fuerzas de Estabilización y, a partir del año 2005, la Unión Europea asumió el mando de las operaciones en la zona, cuando la región balcánica, ya dividida en tres países –Croacia, Bosnia-Herzegovina, y Serbia y Montenegro- comenzó a recuperar la normalidad, una normalidad que ahora es más efectiva que nunca por los deseos de Bosnia-Herzegovina de ingresar, como miembro de pleno derecho, en la Unión Europea. 

Los militares españoles que desplegaron en esta región de los Balcanes no sólo repartieron ayuda humanitaria, sino que contribuyeron a que la paz se instalase definitivamente en el corazón de Europa: realizaron miles de patrullas, desactivación de minas, escolta de convoyes, protección de desplazados, reconstrucción de infraestructuras, atenciones sanitarias… y así un largo etcétera de operaciones que fueron reconocidas y valoradas por la población de las tres comunidades, y por el alcalde de Mostar, Ljubo Beslic, con un sencillo: “Gracias por todo lo que habéis hecho”. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                       

Las ventas españolas de defensa alcanzaron en 2013 los 5.232 millones.


Las ventas españolas de defensa durante el año 2013 alcanzaron los 5.233 millones de euros, lo que supone un incremento del 4,3 por ciento con respecto al año anterior, según se recoge en el Informe 2013 sobre la Industria de Defensa en España elaborado por la Dirección General de Armamento y Material (DGAM). Estas ventas corresponden a las 384 compañías inscritas en el Registro de Empresas de la DGAM que han declarado ventas en defensa en 2013. De la cifra total, 1.008 millones de euros proceden de  ventas directas al Ministerio de Defensa y el resto, 4.224 millones (un 81 por ciento), son de ventas internacionales. Esta buena cifra en el mercado internacional es la clave del incremento de ventas totales experimentado con respecto al año 2012, un total de 215 millones de euros. Por sectores, en las ventas internacionales destaca el fuerte aumento que experimentó el sector aeronáutico, con 744 millones de euros, mientras que otros sectores, como el auxiliar, el espacial o el electrónico, sufrieron importantes caídas. Las exportaciones del sector naval continuaron el descenso iniciado en 2009, aunque en menor porcentaje.  


“No obstante, dicho incremento no oculta las malas cifras procedentes del mercado interno (-353 millones de euros), que descienden por quinto año consecutivo”, reconoce la DGAM en su informe. De hecho, las ventas nacionales descendieron al nivel de 1998, provocado por un descenso generalizado en las ventas de las empresas destinadas al mercado interno. Navantia fue la compañía que más notó la caída, con un descenso del 48,21 por ciento respecto al año 2012. Le siguieron Santa Bárbara Sistemas, con una reducción del 47,35 por ciento, Airbus Helicopters España (41,75 por ciento) e Indra (32,46 por ciento). Por sectores destacan las ventas del sector auxiliar, con el 24,3 por ciento, seguidas de las del sector naval (21,2), el sector electrónico/informático (15,5), el sector de vehículos terrestres (14,1) y el aeronáutico (13,8). Independientemente de estos porcentajes, el sector que experimentó un mayor crecimiento (48 millones de euros) fue el electrónico/informático, seguido del espacial (2 millones). En contrapartida, el sector naval, a pesar de ser el más demandado después del auxiliar, sufrió una contracción de 199 millones de euros.

Balanza comercial favorable

Durante el año 2013, la balanza comercial de defensa (exportaciones – importaciones) resultó favorable para la base industrial de defensa española, con un ratio del 2,18 (2.287 millones de euros). El sector aeronáutico es el mayor benefactor, con un superávit comercial de 1.758 millones de euros, seguido por el naval con 328 millones. En el apartado de ventas internacionales se incluyen los programas internacionales, los Acuerdos de Cooperación Industrial (ACI) y las exportaciones directas.

Cinco grandes compañías se llevaron el 89,6 por ciento de las ventas en el exterior –Airbus Defence and Space , Airbus Military, Navantia, Indra Sistemas e ITP– y el sector aeronáutico fue el más destacado, con el 81por ciento de las exportaciones totales. Reino Unido, Arabia Saudí y Alemania fueron los compradores más importantes. Respecto a las importaciones, en 2013 se experimentó un aumento del 10,8 por ciento (263 millones). Francia continuó siendo nuestro principal suministrador, adjudicándose el 46 por ciento de la cifra total. Por sectores, curiosamente, también encabeza el ránking el sector aeronáutico, con un total de 1.677 millones de euros, seguido por el sector auxiliar y el naval. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                       

España sondea la venta de aviones Eurofighter Typhoon a Indonesia.


La embajada de España en Indonesia, con el embajador Francisco José Viqueira Niel al frente, está promocionando las posibilidades del avión de combate Typhoon en Indonesia. Así lo recogen diarios del país que publican declaraciones del embajador en relación a las prestaciones del avión europeo de cara a su posible adquisición por la Fuerza Aérea de Indonesia (TNI AU). 

Para Viqueira, el Eurofighter constituye la mejor elección para Indonesia tanto por las prestaciones del avión como por la transferencia de tecnología que iría asociada a su adquisición. El embajador reconoció que se trata de un avión caro de adquirir, pero que ofrece un coste de operación contenido en comparación a otros contendientes. Para el embajador español, el alcance del Eurofighter Typhoon permitiría optimizar la cobertura del espacio aéreo de Indonesia incluyendo su zona de exclusividad económica, operando desde las dos bases aéreas existentes. Indonesia quiere adquirir aviones modernos para reemplazar a los F-5 E/F, siendo posiblemente la opción con más papeletas el avión de combate ruso Su-35, el miembro más moderno de la familia Su-27 de Sukhoi que Indonesia ya opera en diferentes versiones siendo el tercer candidato el Saab Gripen sueco. Por último, Viqueira recordó la colaboración entre la industria aeronáutica española y la indonesia, que se remonta a los tiempos del desarrollo del CN-235 entre la empresa local Nurtanio y la entonces CASA, actualmente integrada en Airbus Defence and Space. 

En este sentido destacó que la transferencia de tecnología derivada de la adquisición el Typhoon podría repercutir también en el desarrollo del avión de combate de última generación que Indonesia quiere adquirir junto a Corea del Sur (KFX/IFX). Tras ponernos en contacto con la embajada española en Yakarta, el Agregado de Defensa, Coronel Ignacio Cortiñas, nos confirmó el apoyo que está haciendo el propio embajador al Typhoon. El coronel Cortiñas nos informa de que Eurofighter ha presentado al Ministerio de Defensa de Indonesia una oferta para el reemplazo de los aviones F-5 de la Fuerza Aérea de Indonesia, siendo España el país elegido para liderar el proyecto, de ahí que el Embajador se encargue de conducir las actividades a nivel diplomático y de los actos de representación del consorcio europeo en dicho país. La licitación se encuentra en las primeras fases, no se ha tratado por ello aún en detalle la posibilidad de que se puedan suministrar aviones procedentes del Ejército del Aire español en lugar de aviones de nueva fabricación, que sería lo más probable. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                       

El patrullero “Vencedora” de la Armada española despliega en la costa occidental africana.


El patrullero de altura “Vencedora” ha zarpado desde su base en Cartagena en apoyo del plan de diplomacia de la defensa y de la “Africa Partnership Station” (APS). Durante aproximadamente tres meses y medio de despliegue, el buque permanecerá integrado en la estructura operativa de las Fuerzas Armadas dependiendo del Mando de Vigilancia y Seguridad Marítima, en el ámbito de las operaciones permanentes de las FAS. Está prevista su participación en los ejercicios de seguridad marítima contemplados en la iniciativa APS, el primero de ellos el “Saharan Express”, cuyo objetivo es desarrollar las capacidades de las naciones africanas participantes en el control de sus propias aguas territoriales y zonas económicas exclusivas. En el segundo ejercicio programado, el “Obangame Express”, se realizarán operaciones de interdicción marítima, es decir, de embargo y lucha contra el terrorismo, el tráfico de materiales y armas de destrucción masiva. La APS es una iniciativa que pretende incrementar la estabilidad y seguridad marítima en la zona del Golfo de Guinea, aumentando las capacidades operativas de las naciones de África Occidental mediante la realización de ejercicios de adiestramiento conjuntos. 

Como novedad del despliegue del patrullero “Vencedora”, se han potenciado las actividades de seguridad cooperativa con países como Senegal, incrementándose en casi un mes el tiempo de despliegue. Durante su periplo por África, el patrullero también apoyará el plan de diplomacia de la defensa, conjunto de actividades internacionales, basadas principalmente en el diálogo y la cooperación, que realiza el Ministerio de Defensa a nivel bilateral con los países aliados y socios de España para impulsar el cumplimiento de los objetivos de la política de defensa, como la prevención de conflictos o el fortalecimiento de las capacidades de seguridad. Para ello, el buque de la Armada tiene previsto hacer escala en puertos de países como Mauritania, Gabón, Ghana, Senegal y Cabo Verde. Con este despliegue, el patrullero hará efectiva la presencia en las zonas de vital interés para la seguridad de España, tal y como señala la Estrategia de Seguridad Nacional en referencia al Golfo de Guínea. La misión de garantizar la seguridad marítima en zonas de interés, entra en el ámbito de las operaciones permanentes de las Fuerzas Armadas, que se realizan todos los días del año. 

Como viene siendo habitual en los despliegues africanos de las unidades de la Armada, el PA “Vencedora” ha iniciado una actividad solidaria de recogida de material de beneficencia para entregar a los más necesitados, aprovechando las diferentes escalas. Al mando del capitán de corbeta Miguel Perales Garat, fue construido como corbeta de la clase ‘Descubierta’ por la Empresa Nacional Bazán (hoy Navantia) en Cartagena y entregado a la Armada en 1982. Entre septiembre de 2004 y junio de 2005 se realizaron las obras de transformación a patrullero de altura, asignándole el numeral de costado P-79. Con base en Cartagena, sus principales misiones son la seguridad marítima, la lucha contra la contaminación marítima, la detección y seguimiento de posibles actividades de inmigración ilegal y la colaboración con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook