Páginas vistas en total

miércoles, 18 de marzo de 2015

El RIL «Soria» Nº9 asume el mando de la misión del Ejército en Afganistán.

El RIL «Soria» Nº9 asume el mando de la misión del Ejército en Afganistán

El contingente español en Afganistán -Aspfor XXXVII- asume este lunes el mando de su misión en la base de Herat. Está integrado por la Brigada «Canarias» XVI, más concretamente por el Regimiento de Infantería Ligera «Soria» nº 9 de Fuerteventura. En la imagen superior, en uno de los ejercicios previos al despliegue en Afganistán, más concretamente en un «control de acceso».
En total son 218 militares que se sumarán a los efectivos del hospital ROLE-2 (50), la unidad logística (40), la unidad de control del aeropuerto militar (50 del Ejército del Aire), los asesores del cuartel general en Herat (10) y los efectivos que se encuentran en los cuarteles generales de la OTAN en Kabul. En total, no más de 485 militares, según aprobó el Congreso de los Diputados en diciembre del pasado año para la nueva misión de la OTAN que relevó a la denominada ISAF. Con el jefe del contingente, el teniente coronel Juan Ángel Bote Paz, conversamos antes de asumir este lunes el mando de la misión española en la base aérea de Herat.

Dasdsd
El teniente coronel Bote recibe la bandera en el acto de despedida antes de partir

- ¿Cuál será la misión principal del contingente?
- Dentro de los cometidos que España tiene asignados en la misión «Resolute Support», la misión principal del contingente es proporcionar seguridad a la base de Herat, sede del mando OTAN en la región. Esta misión comprende el control de los accesos a la base, la seguridad del perímetro y las patrullas correspondientes en la zona exterior de seguridad de la base.
- ¿Cómo ha variado la misma con «Resolutte Support»?
- La misión de la OTAN, al cambiar de ISAF a «Resolutte Support», ha supuesto principalmente una transferencia en la responsabilidad de las operaciones de seguridad. La OTAN ya no realiza operaciones contra la insurgencia sino que son las propias fuerzas afganas las responsables de planear y conducir esas operaciones. El papel de la OTAN es asesorar y proporcionar asistencia en ese proceso a los mandos afganos responsables. Tampoco se entrena ya a las pequeñas unidades de las fuerzas de seguridad sino que se instruye a los mandos de alto nivel precisamente en el planeamiento y conducción de operaciones.
- ¿Cree que el Ejército y las fuerzas de seguridad afganas se encuentran en posición de afianzar su papel de garante de la seguridad en Afganistán?
- Esa es la razón principal por la que la OTAN ha modificado su enfoque de la cooperación en Afganistán. A la vista de los resultados de ISAF, se ha considerado llegado el momento de devolver esa responsabilidad a las autoridades del país. Durante la misión «Resolute Support» se continuará apoyando a las fuerzas de seguridad afganas para que su capacidad alcance las máximas garantías.

Preparación para una patrulla en uno de los ejercicios previos / ABC
Preparación para una patrulla en uno de los ejercicios previos

- ¿De qué elementos se compone Aspfor XXXVII? Efectivos, unidades, armamento específico, vehículos…
- Nuestra unidad constituye el Grupo Táctico de Protección de la Fuerza  y se compone de 218 militares. Estamos organizados en dos compañías, una sección de apoyo y el elemento de mando y control del Grupo Táctico. Para el cumplimiento de nuestra misión contaremos con el armamento individual y colectivo de dotación en las unidades de infantería y capacidad de detección y desactivación de explosivos, además de una célula de estabilización compuesta por personal facultativo y personal del ejército del aire para el control de los apoyos aéreos (helicópteros, vehículos aéreos no tripulados o aviones). Emplearemos los vehículos blindados con protección contra minas Lince y RG-31.
- ¿Qué escenario espera encontrarse en Afganistán?
- La situación de seguridad de la base actualmente puede considerarse tranquila. La mayor parte de las operaciones contra la insurgencia tienen lugar en otras zonas del país. Sin embargo, como responsables de la seguridad de la base, no descuidaremos la atención a cualquier cosa que pueda alterar esa seguridad y mantendremos el esfuerzo en todas nuestras actuaciones.
- El RIL Soria 9 tiene experiencia en Afganistán. ¿Cómo influye esto en la preparación del contingente?
- La experiencia incrementa el grado de preparación de los individuos y de las unidades. En este caso concreto, aunque el escenario y la misión no coinciden exactamente con los de otros contingentes anteriores, podemos afirmar que hemos partido de un grado de preparación elevado a la hora de centrarnos en esta misión específica. No cabe duda de que el conocimiento del país, sus habitantes y su cultura son puntos de partida que permiten centrarse en otros detalles más propios de esta misión.

dasdasd
Prácticas en EOD del contingente
-¿Qué lecciones se han extraído de Afganistán tras 13 años de misión?
- Las lecciones de Afganistán han sido muchas en todos los aspectos y además han ido evolucionando a la par que el escenario y sus actores. Desde mi punto de vista, quizá lo más destacable es que el Ejército español contaba inicialmente con un alto grado de preparación para un tipo de misión exigente como ha sido la de Afganistán y que además ha sido capaz de irse adaptando a la evolución de la situación, respondiendo a los retos que se han ido planteando con el tiempo.
Los detalles extraídos, que son los que van haciendo resolver las situaciones según se plantean de la mejor manera posible, han fluido adecuadamente por los conductos oficiales y eso ha permitido que en cada momento se haya actuado adecuadamente. Algunos de esos detalles aprendidos son muy específicos de Afganistán y de la misión ISAF de la OTAN, pero hay otros muchos que resultan útiles para «Resolute Support» y continuarán siendo válidos para otras misiones presentes y futuras. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                              

Las Fuerzas Armadas concluyen su misión en la República Centroafricana.


Durante los primeros días del mes de marzo regresarán a España los efectivos del Ejército de Tierra y gran parte de los de la Guardia Civil hasta ahora desplegados en la República Centroafricana (RCA) dentro de la misión europea EUROFOR RCA, que ahora finaliza. Esta operación concluirá el 15 de marzo y entró en su fase de repliegue el pasado 6 de febrero. La desactivación de los efectivos españoles ha sido progresiva, manteniéndose la capacidad para operar hasta el 24 de febrero. 

Entre el 1 y el 10 de marzo, 73 militares de la Fuerza de Operaciones Especiales y 17 guardias civiles abandonaran Bangui, capital de la RCA, para regresar a casa. La misión se ha desarrollado durante 10 meses (desde mayo de 2014). En ella han participado un total de 197 militares españoles, desplegados en Bangui en dos rotaciones. Estas fuerzas han realizado 447 operaciones a las que hay que añadir más de 150 servicios de la Guardia Civil que se resumen en más de 100.000 kilómetros recorridos en la citada ciudad. Durante estetiempo se han producido dos enfrentamientos con personal local armado, sin tener que lamentar ninguna baja. 

ZONA INESTABLE 
El despliegue español tuvo su origen en la inestabilidad permanente de la República Centroafricana (RCA). En marzo de 2013, el presidente Bozizé fue derrocado por los rebeldes Seleka, cuyo líder Michel Djotodia asumió el poder. Sin embargo, no pudo frenar la violencia de los propios Seleka contra las poblaciones cristianas y animistas, que les hicieron frente formando las ‘milicias anti Balaka’. En octubre de 2013, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, autorizó el despliegue de una fuerza de mantenimiento de la paz de la Unión Africana, conocida como MISCA (Misión Internacional de la Unión Africana para Apoyo a la RCA). 


Dos meses después, Francia desplegó una fuerza propia en el marco de la Operación ‘Sangaris’. En diciembre de 2013, se produjo un grave enfrentamiento entre Seleka y anti Balaka, que dejó cerca de un millar de muertos. Michel Djotodia dimitió en enero de 2014, y el Consejo Nacional de Transición nombró a Catherine Samba-Panza como presidenta de la RCA, constituyéndose un nuevo gobierno provisional. En este marco, el Consejo de Seguridad de la ONU autorizó el 28 de enero de 2014 el despliegue de una fuerza de la Unión Europea (Resolución 2134) con la finalidad de establecer un entorno estable y seguro que permitiera la transición de MISCA a una nueva misión de Naciones Unidas.

EUFOR RCA 
La misión de la Unión Europea se diseñó como una operación puente que finalizaría en octubre, seis meses después de alcanzar la plena capacidad operativa. Sin embargo, por la Resolución 2181 de octubre de 2014, la ONU amplió la operación hasta marzo de 2015. La operación ha entrado en su fase de repliegue a partir del pasado 6 de febrero. La fuerza militar EUFOR RCA desplegada en Bangui ha estado formada por 650 efectivos, estructurados en un Batallón Multinacional, una unidad de Policía, (integrada por miembros de la Gendarmería francesa y la Guardia Civil), una Fuerza de Operaciones Especiales y un Centro Logístico Conjunto Multinacional. El Comandante de la Operación tiene su Cuartel General en Larissa (Grecia), mientras que el Comandante de la Fuerza y su Cuartel General se encuentran en Bangui, siendo Francia la nación marco en esta operación. EUFOR RCA ha contribuido a proteger a la población de los conflictos interétnicos y de la criminalidad; ha ayudado a establecer las condiciones para asegurar la libertad de movimientos de civiles y organizaciones humanitarias; y ha facilitado la reactivación de la actividad económica, así como el retorno de contribucion española. 

El Consejo de Ministros español autorizó el 21 de marzo de 2014, la participación de una Fuerza de Operaciones Especiales (FOE) y una Sección de la Guardia Civil. Un primer contingente español integrado por 50 componentes de Operaciones Especiales y 25 miembros de la Guardia Civil llegaron en mayo de 2014 a Bangui. Otros diez militares españoles ya se encontraban desplegados en los cuarteles generales de Larissa y la propia Bangui. Una vez prorrogada la misión en octubre, España decidió relevar a las fuerzas desplegadas mediante un segundo contingente formado por 73 miembros del Ejército y 24 de la Guardia Civil, que se unieron a los seis militares operativos en el Cuartel General de la Fuerza de la operación en Bangui. Las fuerzas españolas desplegadas en RCA entre 2014 y 2015, han contribuido significativamente a la mejora de la situación en esta región. 


La Fuerza de Operaciones Especiales ha llevado a cabo acciones de reconocimiento, diurnas y nocturnas, que han permitido adquirir un exacto conocimiento del entorno, como herramienta elemental en este tipo de operaciones. Se han mantenido contactos con diferentes líderes locales y establecido destacamentos permanentes en el tercer distrito de la capital, lo que ha mejorado el entendimiento entre la población y las fuerzas de EUFOR e incrementado el nivel de seguridad y estabilidad en el área. Todo ello ha facilitado el retorno de desplazados desde los diferentes campamentos ubicados en la capital. La Guardia Civil ha realizado servicios de seguridad ciudadana en el tercer y quinto distritos de la capital, de forma específica o conjuntamente con patrullas de las fuerzas internas de seguridad de RCA, con quienes los agentes españoles han desarrollado funciones de mentorización. A partir del 15 de marzo, solo un contingente de ocho guardias civiles permanecerá en Bangui, integrados en MINUSCA. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook