Páginas vistas en total

viernes, 20 de marzo de 2015

Defensa prepara un búnker para la OTAN en la base de Torrejón.

 (Foto: AlbertoDV)

El diario ‘El Mundo’ revela en su edición de este lunes que Defensa estaría construyendo un centro estratégico a prueba de las bombas más potentes, en la base de Torrejón de Ardoz –Madrid-. El centro estratégico de Defensa en Torrejón contará con capacidad para 600 personas y se espera que resista el impacto de una bomba de 2.000 kg. Cuando esté terminado, se convertirá en el mayor búnker militar de ámbito civil que exista en España. Su capa de hormigón tendrá tres metros de espesor en los laterales y nueve metros en el techo. También estará revestido por una capa de cobre que protegerá las comunicaciones del pulso electromagnético. En total, la superficie del búnker ascenderá a más de 10.000 m2 repartidos entre cuatro plantas. La primera –la más próxima al techo- es la llamada ‘Planta de Vida’, con el control de acceso, la zona de descontaminación y las diversas zonas comunes. 

En la segunda se encuentran los servidores, en especial los del Mando y Control de operaciones aéreas de la OTAN –ACCS-, un sistema pensado para la máxima protección de las telecomunicaciones; la tercera planta albergaría las distintas salas de operaciones y por último, en la cuarta planta, los elementos con los que el búnker podrá funcionar –generadores eléctricos, depósitos de combustible, etc-. En el interior del búnker, tendrán instalaciones el CAOC –Centro de Operaciones Aéreas Combinadas de la OTAN- y el ARS Pegaso –Defensa Aérea Nacional española-. Las instalaciones se inaugurarán cuando se haya implementado el ACCS. Hasta entonces, el búnker será propiedad del Ejército del Aire. ‘El Mundo’ añade que la instalación ha costado 59 millones de euros. Ha sido financiada en un 75 % por la OTAN y en un 25 % por España. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                              

El PASI deberá ser reemplazado en 2020 y podría adquirirse un MALE transitorio, según el Plan Director de RPAS del Ministerio de Defensa.


Los representantes de la DGAM han anunciado su intención de poner en marcha un esquema de colaboración que permita evaluar los sistemas desarrollados por la industria en el marco de diferentes ejercicios. 

El Ministerio de Defensa es consciente de la evolución que ha sufrido la industria española en los últimos años, capaz de proporcionar aeronaves de este tipo, y además adopta la denominación RPAS (Remotely Piloted Aircraft Systems) y abandona las anteriormente usadas de UAV (Unmanned Aerial Vehicle), UAS (Unmanned Aerial System) o drone en la línea del resto de organismos nacionales e internacionales. También adopta la clasificación de sistemas empleada por la OTAN que determina RPAS de clase I, clase II y clase III según tamaño y autonomía. Según la nueva clasificación, en el segmento de los Clase I se operan los sistemas Raven y Wasp, estando previsto que se comience a evaluar las necesidades futuras en 2016 se abra un concurso para sustituir al Raven a partir de 2020. En la Clase II se opera el Searcher, denominado en España Plataforma Autónoma Sensorizada de Inteligencia o PASI que estará en servicio hasta 2020, de ahí que se tenga que planificar su sustitución por su obsolescencia, abriéndose la puerta a candidatos nacionales. 

También se están desarrollando pruebas del Scan Eagle para aplicaciones navales. En este segmento se recordaron los desarrollos nacionales Pelícano de Indra y Atlante de Airbus pero sorprende que se afirmara que este último se espere para dentro de nada menos que 12 años. En la Clase III que englobaría a los MALE y HALE estratégicos se confirmó que existe una oficina de programa, y que ya están en marcha los RFI (Request For Information) y un estudio de viabilidad, reconociendo que los principales candidatos son el Predator/Reaper de la estadounidense General Atomics (asociada en España con Sener y el Herón de Israel Aerospace Industries, evaluado por la Guardia Civil en España. Entre lo más destacado de la presentación del Plan Director de RPAS que tuvo lugar esta semana se anunció que el Ministerio de Defensa estudia la adopción de una solución interina o transitoria para cubrir sus necesidades de un MALE o RPAS de Clase III. Este cubriría las carencias actuales y permitiría definir los requisitos para la participación española en un programa europeo que se materializaría no antes de 2025. 
 
Este programa europeo debería contar con participación industrial española lo antes posible, preferiblemente en la fase de viabilidad. En este sentido fue de destacar la participación durante el coloquio de un representante de Airbus que recordó a la representación de la DGAM la disponibilidad de soluciones en la actualidad dado que el programa MALE europeo comenzará en breve la fase de definición, esperándose una Capacidad Operativa Inicial (IOC) para 2030. Hay que recordar que esta misma semana se anunció el desarrollo conjunto de un RPAS de Clase III por parte de Alemania, Francia e Italia, en el que ya se han posicionado las empresas Airbus Defence and Space, Dassault Aviation y Alenia Aermacchi en representación de cada uno de estos países. Estas empresas quieren tener listo un desarrollo viable antes de 2020, estando previsto que se firme un acuerdo entre los tres países en el Salón Aeronáutico de París que tendrá lugar en junio. Una vez más la planificación española parece llegar tarde a un programa europeo que se lleva anunciando hace años y en el que España no ha terminado de posicionarse con determinación en ningún momento. 

Los movimientos actuales están encaminados a posicionar a España en el escenario europeo de RPAS en 2025 y aunque suene aún como una fecha muy lejana, se reconocen ciertos avances como la existencia de instalaciones para certificaciones y ensayos y que se “han hecho los deberes” en el área normativa. En muchos de estos procesos son importantes las fases de certificación y ensayos y la DGAM aprovechó a recordar las instalaciones de El Arenosillo y el aeródromo de Rozas para pruebas militares como forma de aumentar la colaboración internacional, con la pretensión de que España se convierta en un centro de referencia europea en esta área. Por último y como nota del que escribe, se echó en falta alguna mínima referencia a los sistemas embarcados o cargas de pago, elemento clave que determina las capacidades de los RPAS. Además en el Plan Director se puede leer que la capacidad de ataque para los RPAS (UCAV o Unmanned Combat Aircraft Systems) no se espera en España para antes de 2030. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                              

La Brigada Paracaidista del Ejército de Tierra español y los Marines estadounidenses culminan un novedoso ejercicio conjunto, el PLIC-USA.

Entre los días 16 y 18 de marzo fuerzas de la Brigada Paracaidista “Almogávares” VI (BRIPAC) y de la denominada Special-Purpose Marine Air-Ground Task Force Crisis Response (SP-MAGTF CR), que tiene base en España, han protagonizado unas maniobras conjuntas de despliegue aerotransportado de personal y material. Este tipo de ejercicios son habituales por parte de las muy bien entrenadas fuerzas de la BRIPAC, que mantienen continuamente engrasada su capacidad de asalto aéreo, aunque, habitualmente, se realizan conjuntamente con los helicópteros de las FAMET (Fuerzas Aeromóviles del ET) y/o los aviones del Ejército del Aire aprovechando que en el plan de instrucción de los aviadores de transporte se realizan entrenamientos de este tipo, denominados Plan de Lanzamientos de Instrucción y Cargas (PLIC). 

Desgraciadamente, durante los últimos años la disponibilidad de las aeronaves de carga del Ejército del Aire bajó debido a los recortes draconianos que han aplicado al gasto en Defensa los sucesivos gobiernos de España. Una situación que ha fomentado la búsqueda de colaboraciones internacionales. Así, en ocasiones anteriores se acordó con los Estados Unidos la realización de saltos desde sus aeronaves, implicándose ahora en la puesta en marcha y ejecución del ejercicio PLIC-USA las unidades aéreas del SP-MAGTF CR. El domingo 15 de marzo los Marines iniciaban el despliegue de sus aeronaves desde su sede, la Base Aérea de Morón de la Frontera (Sevilla), a la madrileña base de Torrejón de Ardoz, que es prácticamente contigua a la principal sede de la BRIPAC, la Base “Príncipe” de Paracuellos del Jarama. 

Durante los tres días que ha durado el ejercicio un avión Lockheed Martin C-130J “Super Hercules”, y uno de los días los convertiplanos Bell-Boeing MV-22B “Osprey”, de los Marines, han recogido en Torrejón y llevado hasta las zonas de operaciones, un total de 600 paracaidistas, que han saltado sobre las zonas de entrenamiento de la Brigada sitas en Santorcaz (Madrid) y la Comarca de Uceda (Guadalajara). 

La colaboración entre ambas fuerzas de élite en este primer PLIC-USA, ha posibilitado también que el C-130J del Cuerpo lanzase en paracaídas varias tandas de cargas, hasta sumar un total de 3 toneladas. Estamos ante un ejercicio que beneficia mucho a ambas partes en términos de entrenamiento y sobre todo de interoperabilidad y que pone de manifiesto que tener basada en nuestro país una fuerza como el SP-MAGTF CR refuerza considerablemente la defensa global de España. Recordar finalmente que actualmente se estaría negociando la prórroga de la permanencia de esta fuerza del USMC (United States Marine Corps) en España, al menos por un año más, aunque los respectivos gobiernos estarían también estudiando que la permanencia fuese indefinida.


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook