Páginas vistas en total

lunes, 11 de mayo de 2015

Jaime de Gandarillas: El héroe que evitó una tragedia en el accidente del A400M en Sevilla.


La tragedia aérea del pasado sábado en Sevilla pudo ser mucho mayor. Diferentes foros de profesionales de la aviación en redes sociales destacaban ayer que la pericia del piloto del A400M siniestrado evitó una desgracia de dimensiones incalculables. Tras detectar los fallos mecánicos del aparato y ante la imposibilidad de regresar al aeropuerto de San Pablo, el piloto eludió un gran centro comercial, la fábrica de Coca-Cola en Sevilla y el complejo industrial de Aerópolis para efectuar un aterrizaje de emergencia en un campo de labranza cercano. 

También en la propia compañía aeronáutica se destacaba ayer la destreza del piloto al mando de la nave. El delegado sindical de CCOO en Airbus Sevilla Francisco Figueroa subrayó la «sangre fría» del piloto del avión militar A400M siniestrado para evitar instalaciones cercanas. En este sentido, recordó que en la planta de Coca Cola había trabajadores, así como en otras instalaciones industriales del entorno. El centro comercial Sevilla Factory, por su parte, se encontraba repleto de clientes que aprovechaban la jornada del sábado para hacer sus compras. 

Amplia experiencia
La habilidad y la sangre fría a los mandos de una aeronave de 127 toneladas de peso no sorprendió a los compañeros de Jaime de Gandarillas, de 44 años, teniente coronel del Ejército del Aire y uno de los mejores pilotos de su promoción. De Gandarillas contaba con una amplia experiencia que incluía diversas operaciones militares en países en guerra. Con clara vocación militar desde niño -la de aviación se definiría después-, De Gandarillas se graduó como teniente en la Academia Militar de San Javier en 1993. Gracias a su buen expediente pudo desarrollar la última parte de su formación en la base norteamericana de Columbus, en Misissipi. 

Tras graduarse como piloto de caza y ataque de la base militar de Torrejón, en Madrid, incluyó operaciones en Bosnia, Kosovo y Afganistán. En 2001 completó un curso de piloto de ensayo en vuelo en EEUU al que sólo tiene opción un piloto de cada promoción. Con esta formación ingresó en el Centro Logístico de Armamento y Experimentación (CLAEX), donde durante una década pilotó la práctica totalidad de los aviones de combate de las Fuerzas Aéreas españolas. En mayo de 2011 fue requerido por la compañía Airbus como piloto de pruebas, donde pilotó el Eurofighter, el A330 y el A400, con el que llevaba volando en pruebas desde 2012. Casado y con cuatro hijos, Jaime de Gandarillas -apodado «El niño» entre los pilotos-, es recordado por sus compañeros como «feliz por naturaleza» y con una calidad humana «incluso superior si cabe a la profesional». 


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                              

Legionarios y paracaidistas juntos en Iraq.

Los coroneles Julio Salom (Izquierda) y Francisco José Romero (Derecha)

El siguiente contingente español, tras La Legión, ya realiza desde ayer miércoles su fase de reconocimiento en la Base Gran Capitán y en los campos de adiestramiento militar de Besmayah. 

El teniente coronel De Cea realizando un recorrido guiado por la Base Gran Capitán

A algo más de dos meses de que se produzca el relevo del actual contingente desplegado en Iraq, formado sobre la Brigada “Rey Alfonso XIII”, II de La Legión, el siguiente contingente, formado sobre la Brigada Paracaidista “Almogávares” VI, ya realiza desde ayer la fase de reconocimiento en Besmayah, como adelanto del relevo que los dos contingentes se realizarán durante el próximo mes de julio, como fuerza española desplegada en Iraq. Veinticuatro paracaidistas, al frente de los cuales llegó el coronel Francisco José Romero Marí, el que a partir del mes de julio se convertirá en el próximo jefe de la Base Española Gran Capitán, tratan, desde ayer y hasta el próximo martes, de enterarse y ponerse al día de todos los pormenores del adiestramiento de la Brigada 92 iraquí y del funcionamiento interno y externo del contingente español desplegado en las proximidades de la localidad iraquí de Besmayah, situada al sur de Bagdad. 

Por espacio de siete días los que tendrán la responsabilidad de los puestos más destacados en el segundo contingente español en Iraq, asistirán a charlas y conferencias explicativas sobre todas las áreas que afectan al cumplimiento de la Misión Apoyo a Iraq, integrada en la Coalición Internacional, liderada por Estados Unidos, para la lucha contra el terrorismo yihadista, acciones integradas en la Operación “Inherent Resolve”. El actual jefe del contingente español en Iraq es el coronel Julio Salom Herrera, jefe del Tercio Alejandro Farnesio, IV de La Legión, con base en Ronda (Málaga). El coronel Romero es el segundo jefe de la Brigada Paracaidista y está destinado en el Cuartel General de la misma. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                              

Primer piloto español del C-17 Globemaster de la US Air Force.


El capitán David Jesús Martínez Guillén obtuvo el pasado 20 de abril la calificación inicial como comandante de C-17 Globemaster, convirtiéndose así en el primer piloto español que obtiene dicha calificación en la aeronave de transporte más moderna de dotación en la Fuerza Aérea de los Estados Unidos. El capitán Martínez Guillén ha superado de forma plenamente satisfactoria la fase teórica, de simulador y de vuelo que componen el exigente curso impartido en la 97th Air Mobility Wing de la Base Aérea de Altus (Oklahoma). 

Ha realizado cuarenta periodos de simulador y trece misiones reales con un total de cincuenta y seis horas de vuelo, incluyendo maniobras tácticas de despegue, aterrizaje y aproximación, tomas en pista corta, baja cota, reabastecimiento en vuelo con el cisterna KC-135 y operaciones en tierra (combat on/off load), todas ellas tanto en vuelos diurnos como con empleo de gafas de visión nocturna. Una vez acreditada su calificación, el citado oficial se ha incorporado al 16th Airlift Squadron de la Base Aérea de Charleston (Carolina del Sur), en el que permanecerá destinado durante los dos próximos años como piloto español de intercambio en virtud del acuerdo vigente entre el Ejército del Aire y la United States Air Force (USAF). (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                              

La misión del Ejército en Mogadiscio.


Mogadiscio, desde el aire / @villarejo
Mogadiscio, desde el aire

A bordo de un avión de transporte militar C-295 procedente de Yibuti, en el que viajaba el ministro Pedro Morenés, este miércoles pasado visitamos durante dos horas el remozado aeropuerto internacional de Mogadiscio «Aden Abdulle», en cuyo extremo sur se sitúa el «International Camp» o cuartel general de la misión europea EUTM- Somalia que tiene un triple objetivo:
1. Desarrollo de las instituciones de Seguridad somalíes con asesoramiento a nivel estratégico (Ministerio y Estado Mayor);
2. Desarrollo del Sector de Seguridad somalí, especialmente con el diseño y desarrollo de un sistema de adiestramiento propio, y la mentorización en su aplicación
3. Mejora de la capacidad de las Fuerzas Armadas Somalíes («capacity building») mediante la conducción de adiestramiento especializado y de liderazgo.

La tarea es difícil (quimérica, no nos engañemos): «Es otra cultura. Un día se presentan 3 ó 4 al entrenamiento, otro día 6 ó 7… Falta constancia. Aquí con que el Sol salga a la mañana siguiente están contentos», relataba uno de los catorce militares españoles que se despliegan en una misión que fue catalogada por el ministro de Defensa como «la más exigente» de las que ahora afronta España.

Fue una visita secretísima y rodeada de fuertes medidas de seguridad… tantas que comenzaron con un aterrizaje exprés (vuelo táctico, en el argot militar) «con el objetivo de evitar algún ataque» tierra-aire. Así aterrizamos en el aeropuerto en la que era la primera visita de un ministro español a Mogadiscio, capital de Somalia que llamó la atención mundial tras el derribo de dos helicópteros UH-60 «Black Hawk» en una batalla que acabó con la vida de 19 militares estadounidenses y que supuso un giro de la política exterior de Bill Clinton. La «Batalla de Mogadiscio» se popularizó aún más con la película «Black Hawk Down» (rodada en Marruecos). Por cierto, una de las más trepidantes de la historia del cine bélico.
Hace seis años, las costas somalíes volvieron a alertar a la comunidad internacional dada la incesante actividad pirata que partía desde sus costas, ahora reducida a cero (no hay un ataque pirata exitoso desde mayo de 2012) tras el despliegue naval de la UE (Operación Atalanta), EE.UU., Rusia, China o Irán. «El nombre de Mogadiscio impresiona, es la misión más exigente de las que está haciendo España ahora», destacó Morenés en su encuentro con los catorce militares españoles desplegados en la misión de entrenamiento de la UE y con los oficiales (uno de la Policía Nacional) de la misión EUCAP Néstor, que versa sobre la capacitación de la seguridad marítima en la fachada oriental de África. A ellos quiso agradecer, «en nombre de Su Majestad el Rey, todo el Gobierno y todos los españoles, su entrega para construir la seguridad de España también en este lugar».


Morenés, junto a los efectivos españoles / @villarejo
Morenés, junto a los efectivos españoles
La misión EUTM Somalia fue establecida en enero de 2010 para contribuir al adiestramiento de las fuerzas de seguridad de Somalia, país en conflicto, sobre todo al sur, por la actividad yihadista de Al Shabab.
Dada la situación de inseguridad en Somalia, durante los dos primeros mandatos de la misión el campo de entrenamiento se emplazó en Uganda (Leer «Los reclutas somalíes de Chacón»). Algo que cambió en el tercer mandato cuando se decidió fijar, en diciembre de 2013, la base en el mismo Mogadiscio. Actualmente la misión afronta su cuarto mandato que finaliza el 31 de diciembre de 2016. El campo de adiestramiento está en la localidad de Al Yasira, fuera de las instalaciones aeroportuarias que, por cierto, fueron atacadas por miembros de Al Shabab la pasada Navidad. En EUTM-Somalia participan 160 militares de 11 países de la UE y Serbia. En este último año y medio un total de 47 efectivos españoles han servido en Mogadiscio en turnos de seis u ocho meses. Esta visita de Morenés fue precedida el martes por la de John Kerry, primer secretario de Estado de EE.UU. que visita Somalia desde la «Batalla de Mogadiscio».

Aunque el complejo de la misión EUTM-Somalia en Mogadiscio esté rodeado de cristalinas playas -alguna accesible a los militares- su baño no es aconsejable. Tal nos lo hace ver el comandante Núñez cuando es preguntado sobre su tiempo libre en Somalia. «Te puedes mojar hasta los tobillos, pero más allá es peligroso porque aparecen los tiburones. Por eso nunca lo hacemos». Algún militar de Uganda -de la misión Amisom de la Unión Africana- sí que se dejó en la traicionera playa alguna pierna. Malaria endémica y mosquitos amenazantes, piscina cuya agua no es de fiar, ciudad con atentados frecuentes que se pisa lo justo y por motivos estrictamente profesionales, la vida de los españoles en el complejo de la misión EUTM-Malí se reduce a un pequeño gimnasio, un comedor con buena conexión a internet, carreras por la playa en dos horas asignadas y la sala de estar. «Tampoco es que esta misión nos ofrezca mucho tiempo libre… lo principal, descansar». (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook