Páginas vistas en total

lunes, 22 de junio de 2015

El Gobierno amplia la financiación de los programas de la fragata F-110 y el vehículo de combate 8x8.

El Consejo de Ministros ha aprobado un acuerdo por el que se modifican los límites establecidos en el acuerdo del 18 de julio de 2014, con base en lo dispuesto en la Ley General Presupuestaria, para adquirir compromisos de gasto con cargo a ejercicios futuros, a fin de posibilitar al Ministerio de Defensa la reprogramación de las anualidades de los Programas Especiales de Armamento (PEA) de Modernización de las Fuerzas Armadas, como consecuencia de dos nuevos programas tecnológicos de I+D para la Fragata F-110 y para el Vehículo de Combate sobre Ruedas (VCR) 8x8, así como por la reasignación de anualidades del Programa relativo al Helicóptero NH90. 

Los PEAs tienen unas características de financiación particulares que suponen la realización de continuas adaptaciones durante su desarrollo. En la actualidad, se van a iniciar dos nuevos PEA, el de las fragatas F-110 y el VCR 8x8, además se reajustan los importes de las anualidades del programa de Helicópteros NH90, que implican variaciones en las cuantías de los compromisos autorizados por el Consejo de Ministros en el año 2014. 

Fragatas F-110 

El proceso de instrucción de una fragata es largo y complejo, con una duración estimada de diez años desde su concepción inicial hasta la construcción del primer buque, estimándose una vida operativa de 35 años. Este largo ciclo de vida obliga a incorporar nuevas tecnologías en sus sistemas para evitar obsolescencias tempranas. Así, el Gobierno propone la realización, vía I+D, de una serie de prototipos tecnológicos que permitan incorporar nuevos sistemas y equipos de origen nacional en futuras plataformas con un grado de madurez técnica adecuado. Para este programa se prevén unas necesidades de financiación de 174.364.424 euros, IVA incluido, cuyo pago se realizará por parte del Ministerio de Defensa en el año 2021. 

Vehículos de combate sobre ruedas VCR 8x8 

Como paso previo a la adquisición de las plataformas que compondrán la familia de vehículos blindados 8x8, se ha previsto iniciar la ejecución de un conjunto de programas tecnológicos para analizar la viabilidad de las nuevas tecnologías, incorporar las capacidades estratégicas de la industria nacional y alcanzar el grado de madurez necesario para posibilitar su integración en la plataforma VCR 8x8. El VCR 8x8 es un sistema de combate clave que permitirá dotar a las Brigadas Orgánicas Polivalentes (BOP,s) del Ejército de Tierra de la capacidad de adaptarse rápidamente a cualquier escenario de actuación futuro. Este vehículo de combate debe proporcionar a las unidades la potencia de fuego, movilidad, protección y proyección necesarios para todo tipo de escenarios, ya sea de alta, media o baja intensidad. La valoración económica de estos programas tecnológicos se eleva a 89.298.000 euros y será financiada por el Ministerio de Defensa en el año 2018. 

Helicóptero NH-90 
En el caso del programa en curso para dotar a las FAMET y el Ejército del Aire con 22 helicópteros NH90, en el ejercicio 2015 se ha puesto de manifiesto una menor necesidad por importe de 29.608.847,28 euros, que es necesario reprogramar al año 2018, manteniendo el coste total del programa. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook   

La primera brigada iraquí contra el EI adiestrada por el Ejército español.

Estado Islámico

Instantánea de la Compañía "Ranger" de la Brigada 92, durante la exhibición de combate urbano en Besmayah

Cuatro soldados se agazapan tras un almacén. Desde un edificio vecino, un tirador les cubre para que puedan cruzar la calle. Lanzan una granada y otra y otra. “Yala, yala, yala” (vamos, vamos, vamos), grita el cabo que les dirige. Sin dejar de disparar, pasan al otro lado y aseguran la vivienda. Un segundo grupo ha avanzado por el lateral. Enseguida controlan la medina. Con este ejercicio de guerrilla urbana, se ha graduado este viernes la primera brigada iraquí adiestrada por el Ejército español. “Sois totalmente capaces para entrar en combate”, les ha dicho en árabe, durante la ceremonia posterior el coronel Julio Salom, jefe del contingente en Irak. Tras los gritos de júbilo y los aplausos, esa va a ser la verdadera prueba de fuego para estos 1.100 hombres. Durante tres meses han seguido un programa intensivo de instrucción de la mano de 70 adiestradores de la Legión, que ha desplazado a Irak a tres centenares de efectivos. 

La misión responde a una petición del Gobierno iraquí que el año pasado vio como su Ejército se desmoronaba ante el avance del Estado Islámico (EI). Los españoles fueron los primeros en incorporarse a la coalición internacional que lidera EE UU. Desde mayo cuentan además con el apoyo de 30 miembros de los Comandos portugueses. “Nuestro sistema es ayudar a los mandos a que instruyan a su propia gente”, explica a EL PAÍS el coronel Salom, antes de precisar que ellos no dan órdenes directamente a los iraquíes. “Tenemos que respetar su orgullo”, agrega. Han intentado, eso sí, dar ejemplo y sobre todo motivar. En el campo de maniobras de Besmayah, a medio centenar de kilómetros de Bagdad, el termómetro se aproxima a los 50 grados centígrados. Es el primer día de Ramadán y la víspera, durante la reunión de la plana, el coronel ha pedido especial sensibilidad con quienes estén haciendo el ayuno. Hay agua disponible, pero los legionarios evitan beber delante de los soldados iraquíes. También por respeto a sus anfitriones, la base Gran Capitán se ha autoimpuesto la ley seca. 
Foto
El coronel Salom con el general Mohgdad, jefe de la Brigada 92 y el general Sabbah (en el centro de la imagen), Jefe de la 16 División iraquí. 

“Estamos muy satisfechos y agradecemos el esfuerzo de los militares españoles”, manifiesta el general Mohgdad, responsable de la Brigada 92, quien destaca sobre todo el trabajo en equipo. “No sabemos aún dónde van a desplegarnos, pero estamos preparados para ir a cualquier lugar”, asegura. Todo indica que su tarea será recuperar Mosul, una operación que se prepara desde hace meses. “En la parte táctica y técnica están preparados”, confirma Salom. “También hemos trabajado mucho en la moral. Es importante que crean en ellos mismos y que sigan a sus jefes”, señala poniendo de relieve uno de los principales problemas que a decir de los analistas motivó su retirada ante el EI. En este caso, ha ayudado el origen y la composición de los miembros de la brigada. Sus integrantes son turcomanos, procedentes de Tel Afar, al noroeste de Mosul, en la provincia de Nínive. Esa comarca está en manos del EI desde junio del año pasado y algunos incluso tienen familiares secuestrados por ese grupo. 

Los turcomanos son el tercer grupo étnico de Irak, después de árabes y kurdos. Su motivación para enfrentarse a los insurgentes es sin duda mayor que si se tratara de soldados de alguna provincia del sur. Tal es el caso del cabo Ali Hadi Yunes. “Me fui de Tel Afar cuando se retiró el Ejército, pero la instrucción que hemos recibido ahora y las armas, nos van a ayudar si Dios quiere a recuperar todas las zonas que se perdieron entonces”, afirma. La misión no ha sido fácil. “Esto es como quien ha aprendido a conducir por su cuenta y no conoce las reglas de tráfico”, explica gráficamente uno de los adiestradores portugueses que se encuentran integrados en el contingente español. “Es más difícil que empezar de cero porque han adquirido algunas malas prácticas”, añade durante un ejercicio de tiro de precisión. A lo que se suma que algunos de los soldados iraquíes son analfabetos y el ritmo de aprendizaje resulta más lento. 

Foto
Momento final de la ceremonia de graduación

De hecho, el programa inicial se amplió de seis a once semanas. “Es un proyecto a largo plazo”, coinciden varias fuentes militares. Nadie espera que el resultado vaya a ser inmediato. Aunque nadie habla de fechas, si Irak quiere de verdad tener unas Fuerzas Armadas dignas de ese nombre y no caer bajo el control de las milicias, el asesoramiento y la formación van para largo. Tal como recuerda el general Sabbah, jefe de la división en la que se integra la Brigada 92, “el Ejército se desmanteló en 2003 y lleva tiempo consolidar una nueva estructura”. De momento, a España la experiencia le está sirviendo para mejorar sus relaciones con EE UU, que se enfriaron a raíz de la retirada de sus tropas en 2004. “Los españoles y los portugueses, con el resto de la coalición, están haciendo un gran trabajo; sin duda se ve la diferencia con cinco meses atrás”, declara el teniente coronel White, mientras los soldados iraquíes realizan un demostración de tiro con mortero. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook   

La Brigada Paracaidista desplegará en Irak un contingente de 225 efectivos en julio.


Tras completar una concienzuda preparación, la Brigada Paracaidista “Almogávares” VI (BRIPAC) acaba de constituir oficialmente una Combined Joint Task Force, formada por un contingente de 225 militares, que se desplegará en Irak a partir de la primera semana de julio para participar en la operación Inmerent Resolve. Mediante esta operación internacional, avalada por dos Resoluciones del Consejo de Seguridad, un total de 23 naciones están realizando labores de adiestrando al ejército iraquí a fin de aumentar su capacidad para enfrentarse a los terroristas del Estado Islámico de Irak y Levante (EIIL). Estamos ante una misión fundamental para la seguridad global, en la que desde enero de este año participa un contingente de la Brigada de la Legión, que tras seis meses de duro trabajo será ahora relevado por los mencionados Paracaidistas. 

Durante una ceremonia realizada la mañana del 19 de junio, el jefe de la BRIPAC, general de Brigada Juan Cifuentes Álvarez, ha presidido el acto de despedida del contingente en la principal base de esta Unidad de las Fuerzas Ligeras del ET (Ejército de Tierra), la del “Príncipe”, sita en el término municipal de Paracuellos del Jarama (Madrid). Tras un completo proceso de adiestramiento, estos efectivos, cuyo grueso lo compone personal de la BRIPAC reforzado por algunos profesionales de la Brigada Logística, saldrán rumbo a Bagdad en tres vuelos que se realizarán entre durante la segunda semana del próximo mes de julio. Una vez en Irak, comenzaran a adiestrar a las una de las Brigadas del Ejército iraquí, utilizando como marco la base española "Gran Capitán", sita en el interior de un complejo militar enclavado en las cercanías de la localidad de Besmayah, que es donde actualmente ya trabaja el contingente de la Brigada de la Legión, desplegado desde principios de año. 

La participación española fue aprobada por el Gobierno en diciembre de 2014 y autorizada por el Parlamento, y permite el despliegue unos 300 militares para la formación tanto de unidades de infantería, como de operaciones especiales. En su alocución a las tropas, el general Cifuentes ha asegurado que “la barbarie y el odio (del EIIL) se extienden y amenazan nuestra convivencia” y “en este mundo globalizado la información corre en segundos por las redes por lo que las amenazas conviven con nuestra existencia diaria y por ello la cooperación y defensa colectiva debe acudir a cualquier parte del globo donde sea necesaria”. Tras sus palabras, el Jefe de la BRIPAC entregó el estandarte del nuevo contingente al coronel que encabezará el contingente, Francisco Javier Romero Mari, cerrándose el acto con un desfile de la fuerza, y el saludo del general a los mandos que mandaran la misión. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook