Páginas vistas en total

lunes, 3 de agosto de 2015

Los instructores de Operaciones Especiales retoman la actividad formativa en Irak.

Curso Comando: Combate en población

Una vez finalizado el Ramadán (mes en el que los musulmanes practican el ayuno diario desde el alba hasta el ocaso), se reanudan los cursos que se habían suspendido durante el mismo, ya que la intensa actividad física que exigen es incompatible con el ayuno. Los instructores del Mando de Operaciones Especiales del Ejército de Tierra desplegados en Bagdad han reanudado su trabajo impartiendo los cursos en la academia de servicios antiterroristas que el Ejército tiene en las proximidades del aeropuerto internacional de la capital iraquí. Como novedad importante en estos cursos que se inician, se va a proceder al enrollment (enrolamiento), de todos los alumnos que van a asistir a los mismos. Este enrolamiento consiste en la comprobación de una serie de datos biométricos que sirven para identificar sin ningún género de dudas al personal que se somete al mismo, para una vez que se tienen sus datos, comprobar que no han estado implicados en ningún incidente que pudiera poner en peligro a ningún componente de la coalición internacional que apoya al ejército iraquí en su lucha contra el Daesh, o a los propios integrantes del ejército leales al gobierno. 
Curso Comando: Tiro instintivo.
Curso Comando: Tiro instintivo.

La herramienta específica empleada por la coalición para el enrolamiento de los alumnos, es el Secure Electronic Enrollment Kit (SEEK), un dispositivo biométrico móvil que obtiene escaneado de iris, huellas digitales o escaneados faciales, y autentifica identidades mediante la comparación de esa información por vía inalámbrica con una base de datos. Una parte del SOTG (Grupo Táctico de Operaciones Especiales) español, continuará realizando su trabajo en las instalaciones que los aliados tienen en el Bagdad Diplomatic Support Center (BDSC) que Estados Unidos tiene en las proximidades de la capital iraquí, mientras que otra parte de la unidad está en una base aérea en la localidad de Taji, al norte de Bagdad. Los instructores españoles imparten el Curso Commando, que se complementa con los de Tirador de Precisión (Sniper), Paramédico (Medic), Comunicaciones (Commo) y Armas Pesadas (Heavy Weapons), así como una serie de cursos de reentrenamiento que se dan a las unidades iraquíes desplegadas en el frente. 


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook  

Autorizados los programas tecnológicos del Vehículo de Combate 8x8 del Ministerio de Defensa, la elección de la plataforma será posterior.


El último Consejo de Ministros ha autorizado la celebración del contrato para el desarrollo de los programas tecnológicos del nuevo vehículo de combate 8x8 con el que contará el Ejército de Tierra, por un importe de 89.298.000 euros. De igual manera que sucede con las nuevas fragatas F-110 de la Armada, el programa del 8x8 se gestionará mediante la conocida fórmula de los Programas Especiales de Armamento, según los cuales el Ministerio de Industria y Energía adelanta la financiación a las empresas. En este caso las anualidades se prolongarán durante los próximos tres años, del 2015 al 2018, por importes de 40.801.200, 30.637.200 y 17.859.600 euros, respectivamente. Posteriormente el Ministerio de Defensa devolverá estas cantidades anticipadas en un pago que tendrá lugar en el año 2018. El contrato de Investigación, Desarrollo e innovación (I+D+i) se encargará de la realización de seis programas de estudios tecnológicos que desarrollarán los prototipos del futuro vehículo. 

El Ministerio de Defensa ha decidido abordar el programa del Vehículo de Combate 8x8 desde una perspectiva que podríamos denominar alternativa según la cual la elección de la plataforma vendrá después de los programas tecnológicos que ahora comenzarán a desarrollarse. Este modelo apuesta por el análisis de la viabilidad de las tecnologías más modernas e incorporará a la industria de defensa nacional para alcanzar el grado de madurez necesario que permita integrar estos programas en la plataforma que finalmente se seleccione. En junio el Consejo de Ministros aprobó un acuerdo que modificaba los límites que figuraban en el acuerdo de 18 de julio de 2014, con base en la Ley General Presupuestaria para que el Ministerio de Defensa pudiera reprogramar las anualidades de los Programas Especiales de Armamento (PEA) para incluir los dos nuevos programas de I+D+i como son el citado 8x8 y la fragata F-110. 

Entonces, las necesidades de financiación para la F-110 se habían establecido en 174.364.424 euros, superior a la cifra finalmente aprobada, sin embargo, la valoración anunciada entonces para el 8x8 coincide con la autorizada ahora por el Consejo de Ministros. Como confirma la propia referencia del Consejo de Ministros, el VCR 8x8 equipará a los batallones de Infantería de las nuevas Brigadas Orgánicas Polivalentes (BOP) de Ruedas en el corto a medio plazo. A medio y largo plazo se pretende que este nuevo vehículo reemplace a los Blindados Medios sobre Ruedas (BMR) e incluso a un vehículo de cadenas como es el Transporte Oruga Acorazado (TOA o M-113) del Ejército de Tierra. Más tarde los Grupos de Reconocimiento de Caballería lo adoptarán en lugar de los Vehículos de Exploración de Caballería (VEC) y BMR y en los Batallones de Zapadores hará lo propio con los Vehículos de Combate de Zapadores (VCZ). (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook 

Autorizado el contrato para el desarrollo de los sensores del mástil y el sistema de combate de las fragatas F-110 de la Armada Española.


El Gobierno aprobó en Consejo de Ministros del pasado viernes, 31 de julio, la contratación del desarrollo de integración de sensores para el mástil y el sistema de combate SCOMBA de las nuevas fragatas F-110. El importe máximo de este contrato es de 135.314.364 euros. Se trata de un contrato de servicios de Investigación, Desarrollo e innovación (I+D+i) que se materializará en tres programas de estudios tecnológicos: La integración de sensores en el mástil; la incorporación de nuevas capacidades en el Sistema de Combate de Buques de la Armada (SCOMBA) y el desarrollo de un sistema de actuación y control de misiles para ser instalados en las futuras fragatas F-110. Se probarán en el nuevo mástil integrado los prototipos que se desarrollen de cara a su integración como parte de los sistemas que se adopten para la fabricación en serie de las fragatas. 

Junto el de los vehículos blindados 8x8, el de la fragatas F-110 será uno de los programas que se gestionará de nuevo bajo la denominación de Programa Especial de Armamento (PEA), según las cuales, el Ministerio de Industria y Energía adelanta la financiación a las empresas y luego el Ministerio de Defensa va devolviendo el dinero en forma de anualidades. Los adelantos del Ministerio de Industria y Energía se extenderán durante seis años, entre el presente 2015 y el 2020 con partidas de 20.862.164, 37.275.284, 29.276.987, 25.952.272, 14.368.761 y 7.578.896 euros, respectivamente. Serán las empresas españolas Navantia e Indra las que construyan el sistema de combate y las comunicaciones de las F-110. En junio el ministro de Defensa, Pedro Morenés, concedió una entrevista al diario El País en la que afirmó que una Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por el astillero Navantia y la tecnológica Indra sería la responsable del sistema de combate y las comunicaciones. 

También confirmó que el sistema de autodefensa será encargado a Sener. En este sentido, recientemente, el director general de la Unidad Estratégica de Negocio Aeroespacial de SENER, José Julián Echevarría, nos habló de la participación de la empresa en las futuras fragatas F-110 de la Armada, confirmando la participación en el sistema de autodefensa, si bien por motivos obvios no profundizó en los detalles de este sistema aún en desarrollo. En enero del año pasado la Armada española ya informaba de que se trabajaba con Navantia e Indra en el diseño de los sistemas de la fragata aunque el diseño por entonces no estaba finalizado ya existían documentos en manos de la DGAM. Las F-110 serán los primeros buques de la Armada española que adopten un mástil integrado que albergará los sistemas de radar, comunicaciones, sistemas optrónicos y de guerra electrónica. 

Esta configuración al no tener elementos rotatorios presenta menores interferencias y tiene un menor coste de mantenimiento. El pasado mes de octubre el director del programa de la fragata F-110 en Navantia, Francisco Vílchez Rodríguez, confirmó durante el salón Euronaval que tuvo lugar en París que el buque dispondrá de un mástil integrado ubicado sobre el nivel del puente donde se concentran, con arrays de tecnología plana, parte de los radares, sistemas de guerra electrónica y de comunicaciones del buque, gran parte de ellos resultantes de los programas tecnológicos asociados a la F110. Uno de esos programas tecnológicos está orientado al desarrollo del radar principal del buque en Banda S para la defensa aérea. En noviembre del año pasado anunciamos que Indra lideraría el desarrollo del radar en Banda S de estas fragatas, aunque la multinacional española de las tecnologías de la información y la comunicación contará probablemente con un socio tecnológico. 

En cualquier caso, la configuración final del buque debe ser actualizada por la Dirección General de Armamento y Material (DGAM), quién tomará las decisiones sobre las alternativas que mejor se ajusten en coste y plazo a la solución operativa deseada y que entrañen menores riesgos tecnológicos. Como informamos entonces, la suma del anuncio del radar de Banda S y el diseño del mástil afacetado con ocho caras hace entrever que el radar elegido no será el Aegis como en las F-100, dejando a Indra como una de las opciones para el sistema radar. Esta opción podría pasar por la tecnología CEAFAR (banda S)/CEAMOUNT (iluminador en estado sólido en banda X) en la que Australia ya trabaja junto a los Estados Unidos desde 2005. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook