Páginas vistas en total

martes, 4 de agosto de 2015

El ejército se entrena para detectar terroristas suicidas entre los soldados a los que forma.

Un policía militar revisa unas taquillas con un perro detector.
Un policía militar revisa unas taquillas con un perro detector

Además de las misiones en Afganistán y en Mali, España participa o ha participado en el adiestramiento de las fuerzas armadas de otros países como Somalia y, más recientemente, Iraq contra los yihadistas del Estado Islámico. El Confidencial Digital ya contó hace unos meses que el Pentágono de Estados Unidos había advertido a los países aliados que están formando a los militares del ejército iraquí del peligro de que entre los reclutas y soldados haya terroristas “infiltrados” del Estado Islámico, o simplemente soldados sunníes que en un momento dado se radicalicen y decidan atacar violentamente a sus instructores occidenctales. 

Este peligro ya se ha plasmado en casos reales en Afganistán: allí las tropas españolas han recibido en más de una ocasión ataques de soldados afganos a los que estaban formando y que, de pronto, decidieron atentar contra ellos abriendo fuego de forma prácticamente suicida. 

“Green on blue”: ataques de infiltrados en tropa amiga 
La preocupación entre las Fuerzas Armadas acerca de este peligro es patente: prueba de ello es el último ejercicio que, con el nombre “Ángel Guardián”, llevaron a cabo hace unas semanas efectivos de las Policías Militares de los tres ejércitos en Valencia. Según ha sabido ECD, cada año se celebra este ejercicio impulsado y liderado por el Batallón de Policía Militar I, que pertenece al Cuartel General Terrestre de Alta Disponibilidad de la OTAN y es referente para todas las unidades de Policía Militar del Ejército. Este año, el ejercicio de las Policías Militares de los tres ejércitos de España incluyó una estación para entrenar la detección y la neutralización de esta amenaza concreta. 

En el argot militar se denomina “Green on blue” a los ataques que, sobre todo en las misiones internacionales de Afganistán e Iraq, cometían y cometen contra las tropas internacionales insurgentes infiltrados en las fuerzas de seguridad locales. Este riesgo está especialmente presente en esas misiones de adiestramiento y monitorización que ahora llevan a cabo los militares españoles en Iraq, en Afganistán, en Mali y en Somalia. La cercanía y la convivencia con el personal local al que se instruye es muy estrecha y por ello es tan difícil evitarlo: además, en estos países sus fuerzas armadas son susceptibles de infiltración por parte de yihadistas radicales cuyo objetivo real es atentar desde dentro contra los ejércitos que pretenden combatirlos. 

Militares de Tierra, Aire, Armada, UME, Guardia Real... 
La tarea de las Policías Militares del Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire es, según explican desde Tierra, la de ser “ángeles guardianes de sus compañeros”. Para ello se ha incluido este entrenamiento específico en las maniobras, para practicar cómo detectar y neutralizar a un infiltrado enemigo entre los soldados y reclutas a los que se está formando en otro país. En Iraq, Estados Unidos ya ha apartado de la instrucción militar a sospechosos de ser “topos” del Estado Islámico dispuestos a inmolarse matando a uniformados americanos e iraquíes. Aunque han trascendido pocos detalles de en qué consistió el ejercicio, se sabe que, por ejemplo, se contempla el uso de perros detectores del servicio cinológico para, por ejemplo, registrar las taquillas de los soldados locales y detectar explosivos u otros materiales que puedan usar para atentar. 

Esta labor corresponde a las secciones de Policía Militar, Naval y Aérea, encargadas de dar protección a la fuerza desplegada. En este ejercicio “Ángel Guardián” participaron casi todas las secciones de Policía Militar de las Brigadas de la Fuerza Terrestre, de las Comandancias Generales de Ceuta y Melilla y del Mando de Canarias, por parte del Ejército de Tierra. En cuanto a la Armada, en el entrenamiento contra esta amenaza de los “infiltrados” en un ejército al que se está formando hubo presencia de una compañía de Policía Naval de la Fuerza de Protección y un equipo de la Brigada de Infantería de Marina. También hubo un pelotón del Ejército del Aire, una sección de la Guardia Real y otra de la Unidad Militar de Emergencias (UME). Este año, en estos ejercicios de Policías Militares en España hubo “invitados extranjeros”: un pelotón de los “red caps” del Reino Unido, la Royal Military Police, y otro del Military Police Group de Bélgica. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook  

La partida de Defensa aumenta un 0,4 % en los Presupuestos de 2016.

El presupuesto del Ministerio de Defensa para el año 2016 ha aumentado un 0,4 % frente a 2015, hasta los 5.734,09 millones de euros, según el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado -PGE- para el próximo año, presentados hoy en el Congreso de los Diputados. Así, según se explica en los Presupuestos, la política de Defensa pretende contribuir a los objetivos de estabilidad presupuestaria y de deuda aprobados para 2016, y mantener las capacidades operativas mínimas e imprescindibles de las Fuerzas Armadas para cumplir las misiones y ejecutar los compromisos adquiridos, tanto por la pertenencia de España a una serie de organismos internacionales de seguridad y defensa, como por la participación en los grandes programas internacionales de armamento y material. 

Para ello, durante el 2016 se seguirá trabajando en la línea de avanzar en la unificación de los servicios logísticos comunes y de afrontar de forma global la atención de las necesidades materiales de las Fuerzas Armadas, para el mejor aprovechamiento de los recursos disponibles. Los propósitos son la mejora continua de la captación, selección, formación, preparación y empleabilidad del personal de las Fuerzas Armadas, así como la gestión de su proceso de transformación para incrementar su eficacia. Durante el 2016, añade, se seguirá impulsando la formación global del personal y el adiestramiento conjunto de las distintas unidades. Para mejorar en el empleo, así como conseguir la eficiencia en su gestión, se adaptarán las necesidades y los compromisos adquiridos inicialmente a la realidad económica y a la disponibilidad presupuestaria, además de a las prioridades que se fijen en el Departamento. 

Para ello y, entre otras medidas, se han reducido los órganos de contratación y puesto en marcha el nuevo sistema de gestión económica y administrativa del Ministerio. Además, se seguirán implantando medidas de ahorro en gasto corriente: se fortalecerá la función de control y supervisión de los Programas Especiales de Modernización y se reforzará, aún más, las mejoras medioambientales y de eficiencia energética de las instalaciones y terrenos afectos al Ministerio de Defensa. Consolidar la vocación internacional de las Fuerzas Armadas y preservar la seguridad y bienestar de los ciudadanos en los supuestos de grave riesgo son otros de los objetivos de Defensa. El número de militares profesionales de tropa y marinería en la situación de servicio activo se fija para 2016 en 79.000 efectivos. Tras asegurar el Ministerio que impulsará la formación y promoción de los miembros de las Fuerzas Armadas, señala que se prestará la conciliación de la vida profesional y familiar. 

La profesionalización de las Fuerzas Armadas requerirá además de 4.325 millones para gastos de personal -con 384.906,94 euros dedicados a su formación y otros 762 millones para gastos operativos y de funcionamiento-. El personal en reserva recibirá 543.130,18 euros. Así, las dotaciones para inversiones reales ascenderán a 494 millones y se continuará con el desarrollo de los Programas Especiales de Modernización. La partida destinada a la administración de los Servicios Generales de Defensa asciende a 1.167.948,84 euros Menciona su apoyo a la internacionalización de la industria de defensa y al ahorro en la gestión de los recursos propios, como en el patrimonio de sus inmuebles. Alude a su carácter pionero en la aplicación de medidas medioambientales y a su participación en diversas organizaciones internacionales. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook  

Una 'Madriguera' llena de paracaidistas.

Una imagen del interior del Puesto de Mando
Una imagen del interior del Puesto de Mando
Momento de los trabajos de zapadores
Momento de los trabajos de zapadores

Versión en lengua inglesa
La “Madriguera” de los paracaidistas un Puesto de Mando de la Brigada Paracaidista que se ubica bajo tierra puede estar lista en 18 horas, tal y como ha demostrado la 1ª Compañía del Batallón de Zapadores Ligero VI, encargada de su instalación en la zona de instrucción de la base “Príncipe” de Paracuellos del Jarama (Madrid). Una sección de zapadores paracaidistas, reforzados con una retroexcavadora y una minimáquina, comenzaron con las tareas de excavación, mientras otros trabajaban en el acopio de materiales, el montaje de los módulos en superficie y el llenado de sacos.

Una vez que la excavación del Centro de Operaciones Tácticas, del Centro de Integración de Inteligencia y de los ramales de acceso estuvo finalizada, se procedió a la nivelación y adecuación del interior, con la construcción de estructuras de madera y muros de sacos terreros. Tras completarse el tendido telefónico, el Puesto de Mando pudo ser ocupado por el personal de los distintos núcleos y jefaturas de la Brigada Paracaidista para ponerlo a prueba. La “Madriguera” destaca por estar compuesta por materiales ligeros, tener volumen y peso reducido y ser fácil de transportar, a la vez que garantiza una protección adecuada de los órganos de mando y control de las unidades ligeras en todo tipo de acciones, tanto defensivas como ofensivas.


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook  

Maniobras en "Las Navetas" para poner en práctica lo aprendido.

El coronel Caballero se dirige a los alumnos
El coronel Caballero se dirige a los alumnos
Ejercicio final de la formación generai
Ejercicio final de la formación general
En "Las Navetas" hicieron distintas prácticas
En "Las Navetas" hicieron distintas prácticas
Los aspirantes a militares profesional de tropa —que se encuentran realizando el Curso Básico de Paracaidismo en la Escuela Militar de Paracaidismo "Méndez Parada" del Ejército del Aire, ubicada en la localidad de Alcantarilla (Murcia)— recibieron la visita del director de su Centro de Formación de Tropa (CEFOT) nº 2, coronel Fernando Caballero. Dentro del primer ciclo de 2015 (compuesto por 671 militares de tropa), quienes van destinados a la Brigada de Infantería Ligera Paracaidista “Almogávares” VI deben contar con la titulación de cazador paracaidista de forma previa, por ello se dividen en varias tandas y acuden a Murcia a realizar el Curso Básico de Paracaidismo; esta es la 2ª tanda de alumnos.
En el Curso, de dos semanas de duración, reciben formación en las técnicas básicas de lanzamientos paracaidistas en apertura automática. El programa incluye una parte teórica y otra práctica de instrucción paracaidista. En ellas aprenden las técnicas de embarque y desembarque de una aeronave, los volteos para las tomas y efectúan saltos desde la torre de simulación —a unos 20 metros de altura—. Esto último fue precisamente lo que presenció el coronel, que quiso unirse a sus alumnos y también se lanzó desde la torre. Su estancia  se completó con una visita al acuartelamiento “Santa Bárbara”, en Javalí Nuevo, que es donde los alumnos y profesores del CEFOT nº 2 tienen su zona de vida durante la realización del curso, que finaliza con seis lanzamientos, necesarios para la adquisición del titulo básico de paracaidismo.

De maniobras en Ronda
Mientras, el resto de sus compañeros, continuaban con el desarrollo del programa de instrucción de la fase de formación general militar en el campo de maniobras y tiro “Las Navetas”, en Ronda (Málaga), donde realizaron diferentes actividades diurnas y nocturnas, como marchas, prácticas de topografía o NBQ, tiro con fusil o pernoctar en un refugio de circunstancias, del 20 al 24 de julio.
De esta forma, pusieron en práctica las enseñanzas teórico- prácticas aprendidas durante las ocho primeras semanas de adaptación a la vida militar (formación general), desarrolladas en el acuartelamiento “Camposoto” (San Fernando, Cádiz) y en el Parque Natural Bahía de Cádiz, y se familiarizaron con diferentes ambientes de combate, poniendo a prueba su capacidad de resistencia en un escenario mucho más exigente que el habitual. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook