Páginas vistas en total

lunes, 17 de agosto de 2015

Cómo son y para qué se usarán los nuevos drones del ejército español.

Cómo son y para qué se usarán los nuevos drones del ejército español
Hace unos días conocíamos la noticia de que el Ministerio de Defensa ha autorizado la compra de 4 potentes drones militares estratégicos. En realidad, el ejército español lleva tiempo utilizando una variada flota de aviones no tripulados para diferentes tareas. Así son los que planea comprar, y esto es lo que hacen. 

Para qué van a usarse y por qué los quiere el ejército 
Carlos Puch, responsable de relaciones Institucionales del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) explica que en realidad, llamamos drones a un montón de vehículos que no lo son. En el INTA prefieren la denominación Sistema Aéreo Pilotado Remotamente (RPAS por sus siglas en inglés). Los actuales aviones teledirigidos cumplen diferentes funciones, desde la vigilancia de aguas territoriales para evitar la piratería, hasta servir como señuelos de prácticas de artillería, o para entrenamiento de pilotos. 

¿Por qué drones nuevos? El ejército ya dispone de muchos RPAS tácticos para tareas simples de reconocimiento, pero estos cuatro nuevos vehículos son los primeros de tipo estratégico. Estos vehículos aéreos no tripulados vuelan a una altura superior a los 10.000 metros durante más de 24 horas ininterrumpidas. Su capacidad para reconocimiento es superior a la de los RPAS de que se dispone actualmente, y son los primeros capaces de portar armas. En este momento hay dos ofertas sobre la mesa.

Los dos modelos en los que está interesado
El Ministerio de defensa ha aprobado una partida de 25 millones de euros en los presupuestos generales del estado de 2016 para la compra de cuatro drones y dos estaciones base (una fija y una móvil) desde la que pilotarlos. El número de vehículos y estaciones no es casual. Se venden en paquete y 4 es el mínimo. En otras palabras, no se puede comprar solo uno. El gasto total de la operación, repartido de aquí a 2020 será de 171 millones de euros. 

MQ-9 Reaper

También conocido como Predator B, este RPAS estadounidense es más pequeño, ligero y rápido que el popular Predator. Su turbohélice de 950 caballos de potencia le permite alcanzar una velocidad máxima de unos 480 km/h. Dependiendo de la configuración de depósitos de combustible, puede estar hasta 42 horas en el aire. 
Aunque está preparado para llevar armas, sus principales funciones son la vigilancia y el reconocimiento aéreo, para lo que cuenta con un nutrido grupo de sensores y cámaras. Aparte de en conflictos bélicos como el de Afgansitán, el MQ-9 participa en la lucha contra el narcotráfico en la frontera con México. La NASA también tiene uno para proyectos de ciencia suborbital. 

Heron TP

El Heron TP, llamado también IAI Eitan es la otra alternativa que baraja el ejército español. No es tan versátil ni tiene tanta autonomía en el aire como el Reaper (solo 36 horas), pero a cambio tiene una mayor potencia y capacidad de carga. 
Es, de hecho, el dron de este tipo más grande del mundo, con una envergadura de 26 metros y capaz de cargar hasta 2.000 kilos. De las dos opciones, la favorita de la Fuerza Aérea es la del MQ-9. La razón es que es un tipo de dron que ya opera en otros países de la OTAN como Reino Unido, Francia, Italia u Holanda, y eso hará más sencillo entrenar a sus pilotos y compartir equipamiento en misiones internacionales en caso necesario. 

Drones actualmente en servicio, desarrollados en España por el INTA
Cómo son y para qué se usarán los nuevos drones del ejército español

“El Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial lleva más de 20 años desarrollando sus propios vehículos no tripulados. El primero en volar fue el Siva, en el año 2000.” nos explica Jaime Cabezas. Cabezas ha sido el director de desarrollo de Siva y ALO, dos de los proyectos de RPAS más importantes del INTA y es el actual director de investigación del Instituto. Los cuatro vehículos creados en España son algo más que prototipos. El ejército los utiliza habitualmente en muchas tareas y sirven como plataforma para numerosos programas de investigación. 

ALO
Cómo son y para qué se usarán los nuevos drones del ejército español
ALO son las siglas de Avión ligero de Observación. Se trata de un pequeño aeroplano de solo 55 kilos de peso. En su interior, el ALO lleva una cámara aérea capaz de grabar vídeo en tiempo real en el espectro normal de visión o en infrarrojo. 

La señal del ALO se recoge en una estación base móvil (en un camión) que la coteja con datos de cartografía. El techo de este pequeño dron de exploración es de 4.270 metros y tiene un alcance de hasta 100 kilómetros en función del tipo de carga. Aparte de la cámara estándar que porta, puede llevar otros dispositivos o sensores en su compartimento modular. También está preparado para despegar en pistas cortas y sin asfaltar. 

SIVA
Cómo son y para qué se usarán los nuevos drones del ejército españolDesde su creación en 2006, SIVA ha estado en servicio como vehículo pilotado a distancia a cargo de la observación en las prácticas de tiro del regimiento de artillería, en León. Junto a ALO, es el dron más utilizado en la escuela de pilotaje de drones de la Universidad de Salamanca. Desde 2012, la licencia oficial para pilotar estos vehículos en España se obtiene a los mandos de un ALO o un SIVA dependiendo del tipo de licencia según el peso del aparato. También es la primera aeronave española que logró volar en modo completamente automático. 

Ambos UAV son también los protagonistas de varios programas de investigación no militares. La Universidad Carlos III ha trabajado con SIVA en un proyecto para mejorar los sistemas de comunicaciones aéreos. SIVA es también el centro de uno de los proyectos de investigación del programa SESAR (Single European Sky ATM Research). SESAR es una plataforma europea que investiga formas de mejorar el tráfico y la seguridad aérea. En el caso de SIVA, el dron español se ha utilizado para buscar formas de integrar este tipo de vehículos no tripulados en el espacio aéreo civil y militar. 

Diana 
Cómo son y para qué se usarán los nuevos drones del ejército español
Su nombre no es casual. Diana es un blanco aéreo para maniobras de artillería y prácticas de vuelo. Es el único RPAS a reacción y el más rápido de los que ha creado el INTA. 

No solo puede volar hasta una hora a una altura máxima de 6.000 metros y con un rango máximo de 100 Km. También es muy rápido, con tramos de vuelo de hasta 200 metros por segundo. Con una longitud de 3,47 metros, Diana no es un simple misil. El dron es capaz de realizar maniobras evasivas complejas en el aire. El año pasado, El INTA transfirió dos de estos vehículos al ejército de Brasil como parte de un acuerdo de transferencia tecnológica. Es la primera vez que un dron diseñado en España se vende a otro país. 

Milano
Cómo son y para qué se usarán los nuevos drones del ejército españolMilano es el más grande de los UAV diseñados por el INTA. Se trata de una plataforma destinada únicamente a la investigación, pero con unas notables capacidades de reconocimiento. Es capaz de permanecer 20 horas en el aire con un techo de 8.000 metros y se comunica directamente vía satélite con el puesto de mando. Aparte de para tareas de guerra electrónica o reconocimiento aéreo. 

El Milano cumple labores de vigilancia de fronteras, supervisión de incendios forestales o análisis de estructuras críticas. Tecnológicamente, está justo un peldaño por debajo de los nuevos drones que va a comprar el ejército. Drones actualmente en servicio, comprados a otros fabricantes Aparte de desarrollar vehículos no tripulados propios, el ejército también utiliza drones comprados a otros fabricantes. Estos son algunos de ellos. 

RQ-11 Raven (Cuervo) 
Cómo son y para qué se usarán los nuevos drones del ejército españolEn 2008, el ejército dio luz verde a la compra de 27 de estos miniaviones espía para reforzar la seguridad de las tropas españolas desplegadas en El Líbano y Afganistán. Los cuervos son muy pequeños (solo 1,9 kilos) y se echan a volar a mano o desde una pequeña lanzadera. 

Vuelan a una altura de entre 30 y 170 metros con una autonomía de 10km, y su objetivo es el reconocimiento de zonas peligrosas mediante sus cámaras normales y de infrarrojos. Los cuervos se pueden controlar manualmente desde una estación base que cabe en una maleta, o bien dejar que vuelen solos cumpliendo la programación que tengan instalada en ese momento. Sobre el terreno, estos ojos en el aire han salvado numerosas vidas de soldados gracias a sus labores de reconocimiento. 

Searcher MKII 
El ejército mantiene cuatro de estos drones fabricados por IAI, la misma empresa israelí que fabrica el Heron TP. Fueron los cuatro primeros grandes UAV que compró el Mando de Apoyo Logístico del Ejército de Tierra (en diciembre de 2007). 

Se trata de pequeños aviones tácticos, de baja altitud y corto alcance que conforman el denominado sistema PASI del Ejército (Plataforma Autónoma Sensorizada de Inteligencia). Acompañaron, por ejemplo, a las tropas españolas destinadas en Afganistán. 

Scaneagle
El Scaneagle es un dron de fabricación estadounidense que conforma la 11ª escuadrilla de la Armada Española. Se trata de la variante militar de un dron creado para localizar bancos de peces. 

En el caso del Scaneagle, su misión es la vigilancia marítima en zonas con piratería o patrullar las aguas territoriales en busca de posibles embarcaciones ilegales dedicadas al tráfico de droga. Scaneagle se lanza desde una pequeña plataforma similar a una ballesta y se recoge mediante un sistema de ganchos que capturan el dron en pleno vuelo sin dañarlo. Su primera misión tuvo lugar a bordo del buque de asalto anfibio Galicia. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook      

¿Está preparada España para una ciberguerra?



Mapa de la empresa Norse que muestra los ciberataques a tiempo real ¿Qué determina ser una potencia mundial? España es el decimotercer país del mundo si atendemos al PIB. El mismo puesto que ocupa en la lista de países en consumo de electricidad. Y cae hasta el puesto 27 en penetración de internet en la sociedad. Pese a todo, en 2014 nuestro país sufrió 70.000 ataques cibernéticos, un dato escalofriante que lo sitúa como la tercera nación que más ataques recibe, sólo por detrás de Estados Unidos y Reino Unido. Para los ciberdelincuentes, España es una potencia. «Tenemos un buen nivel de defensa, el problema es que mantenerse a la altura de las circunstancias requiere una importante inversión económica. Así que lo que nos jugamos es ser capaces de mantener este nivel de defensa en los próximos años», asegura Álvaro Ortigosa, ingeniero informático y director del Centro Nacional de Excelencia en Ciberseguridad. Los datos son alarmantes, pero podrían ser peores. 

De hecho existen cifras «negras» u «ocultas» que no se conocen hasta tiempo después. Es una constante en el mundo de los ciberataques: muchos no se conocen o no se da información sobre ellos hasta tiempo después. O directamente no se descubren por las fuerzas de defensa. El caso más evidente fue el del popular gusano Stuxnet. Durante 4 años estuvo instalado en casi 100.000 ordenadores sin que fuera detectado, la mayoría de ellos de Irán. Su acción supuso el retraso en la construcción de una central nuclear del país persa. Por este motivo –y porque todo apunta a fuerzas de inteligencia occidentales– se le considera como el primer gran ataque de la «historia de la Ciberguerra». Estos gusanos son capaces de espiar y reprogramar sistemas industriales a gran escala. Es decir, podrían llegar a atacar infraestructuras sensibles para un país como el nuestro. Pero, ¿podrían? «Es factible atacar infraestructuras críticas con este tipo de ataque. Los enemigos de occidente podrían plantear ataques. 

Técnicamente es posible», aseguró el ingeniero informático durante un Desayuno de Corresponsales organizado por ACPE. «El problema es la atribución, descubrir quién realiza el ataque. Conocer su IP ni siquiera te asegura conocer el origen», confirma Ortigosa. Sin caer en el alarmismo, las cifras asustan. Y las personas que se esconden detrás de los ciberataques también. En los comienzos de internet, los primeros hackers se dedicaban a demostrar que podían saltarse los cortafuegos y acceder a servidores protegidos por el mero hecho de demostrar que lo podían hacer, de «presumir» ante la comunidad hacker. Ahora es diferente. «Detrás del cibrecrimen hay mafias. Y se ha demostrado la intervención de los estados detrás de algunos ataques», asegura el director del Centro Nacional de Excelencia en Ciberseguridad. 

Los usuarios deben protegerse 
«Somos conductores de un 600 a los que se les ha puesto en las manos un Ferrari». Con esta afirmación tan contundente valora Ortigosa lo que está sucediendo ahora mismo en el mundo virtual. Y es que los usuarios no valoran lo que supone que todos sus datos estén circulando en la Red. Ni se dan cuenta del riesgo que corren con determinadas actitudes. Así lo ejemplifica un estudio de la empresa Cisco que corrobora que el comportamiento de los trabajadores españoles es el segundo mayor riesgo para la seguridad de los datos corporativos, solo por detrás de lo que ellos llaman «hacktivismo». Y es que los usuarios son el eslabón más débil del sistema –en 2012 un 46% de los internautas adultos fue víctima de un ataque informático. El «firewall humano» es la principal vía de acceso de los nuevo ciberdelincuentes hasta los datos que buscan apropiarse. 

Así lo demuestra el informe «Hacking the human operating system», de McAfee, que determina que a partir de la ingeniería social los «malos» logran que empleados de empresas caigan en sus trampas para poder acceder a información de valor. Un agujero para las empresas que se enfrentan constantemente a este tipo de ataques y que, sólo en España, perdieron 14.000 millones de euros el año anterior. La falta de «responsabilidad» es uno de los 5 puntos de riesgo que destacó el Real Instituto Elcano en un informe titulado «Ciberseguridad en España: una propuesta para su gestión (ARI)». Por ello valoraban que las administraciones del Estado «deberán promover una cultura de la ciber-responsabilidad, basada en la concienciación y formación continua en ciberseguridad». Y pedían la incorporación a los currículos escolares y universitarios materias relacionadas con el uso responsable del ciberespacio. 

Mejorar en España
Nuestro país está mejorando sus planes para la defensa de puntos sensibles conectados. Así el Gobierno, en la Estrategia de Seguridad Nacional presentada en 2014, incluyó la Ciberseguridad como el tercer ámbito prioritario de actuación. Con un objetivo claro: «Garantizar un uso seguro de las redes y sistemas de información a través del fortalecimiento de nuestras capacidades de prevención, detección y respuesta a los ciberataques». Para cumplir el objetivo, los expertos plantearon varias líneas de actuación: Capacidad de persecución, respuesta y recuperación ante las ciberamenazas; capacidad de investigación y persecución del ciberterrorismo y la ciberdelincuencia; Seguridad y resiliencia de las TIC en el sector privado. Además recientemente se creó la Oficina de Coordinación Cibernética, dependiente del Ministerio del Interior, que tiene por objetivo centralizar todas las actividades relacionadas con la cibercriminalidad, el ciberterrorismo y la protección de las infraestructuras críticas. 

De esta manera actuará como enlace entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y el Centro de Respuesta a Incidentes de Seguridad Cibernética (CERT), ubicado en León. Un trabajo que ya está dando sus frutos. En 2014, el CERT resolvió unos de 18.000 incidentes de ciberseguridad y generó más de siete millones de notificaciones relativas a direcciones infectadas y a dominios comprometidos, tal y como informó el pasado mes de julio el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez. Además añadió que el año anterior, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han conocido, entre delitos y faltas, unos 50.000 casos de criminalidad informática, casi un 18% más que en 2013. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook      

EE.UU. y Alemania retirarán sus Patriot de Turquía… ¿y España?

EE.UU. y Alemania retirarán sus Patriot de Turquía… ¿y España?

EE.UU. y Alemania han informado ya a la OTAN sobre su intención de no renovar sus respectivas misiones con misiles Patriot en el sur de Turquía (país también miembro de la Alianza Atlántica), una decisión que se adopta tras la campaña de ataques del Ejército turco contra los rebeldes kurdos del norte de Siria que luchan contra el Estado Islámico. 

Ambas misiones debían ser prorrogadas en octubre y enero. Pero… ¿y España? A falta de un comunicado oficial de nuestro Ministerio de Defensa, fuentes oficiosas informan a ABC que «si el escenario ha cambiado también podría cambiar la misión». Otras fuentes militares españolas reconocen que la revisión de la misión «Active Fence» estaba siendo debatida en el seno de la OTAN en las últimas semanas. Actualmente España mantiene 155 efectivos y una batería de misiles Patriot en las inmediaciones del aeropuerto de Adana, a 100 kilómetros de la frontera con Siria. El objetivo de esta misión consiste en neutralizar en pleno vuelo cualquier misil balístico táctico Scud-B o Scud-C, principalmente, empleado por el régimen de Bashar el Asad en la guerra civil contra las facciones rebeldes. 

Plano de situación de la misión lanzada por la OTAN hace dos años
Plano de situación de la misión lanzada por la OTAN a principios de 2013

La misión de España se inició en enero de este año con una duración inicial de un año, con el objetivo de ser prorrogada otro año más. La OTAN ha justificado la decisión de Estados Unidos y Alemania de retirar sus baterías de misiles Patriot de Turquía en octubre de 2015 y enero de 2016 por la amenaza «baja» de ataques desde Siria y ha evitado polemizar sobre si la decisión en realidad se debe al malestar de los aliados por los ataques de Turquía contra los kurdos del PKK en lugar de centrarse en la lucha contra el Estado Islámico en la región. «Respetamos plenamente esta decisión nacional que han tomado los Gobiernos alemán y estadounidense, que entendemos ha sido motivada por la amenaza reducida de (ataques con) misiles desde Siria y la necesidad de modernización crítica (de los sistemas)», ha explicado a Europa Press una fuente de la OTAN, que ha evitado confirmar si la retirada de los Patriot se da en respuesta a la actitud de Ankara, que ha centrado sus operaciones contra las fuerzas kurdas, que combaten al Estado Islámico. 

Dos lanzadores de misiles Patriot en las inmediaciones del aeropuerto de Adana / EFE (Javier Lizón)

Preguntado si España mantendrá o retirará su batería de misiles Patriot tras la decisión de Estados Unidos y Alemania, la fuente ha explicado que se trata de una decisión de las autoridades españolas y que la OTAN espera que los aliados revisen el despliegue de la misión de los Patriot «en los próximos meses». EE.UU. y Alemania despliegan dos baterías de misiles Patriot en las ciudades de Gaziantep yKahramanmaras, en un dispositivo defensivo que completaron los españoles con una batería (cinco lanzadores y otro de repuesto) el pasado mes de enero en Adana, donde relevaron al Ejército holandés que desempeñó la misión durante dos años. Todas las baterías están bajo mando de la OTAN, que el pasado 31 de julio dio luz verde a un paquete de ayuda para entrenar a las fuerzas iraquíes en la lucha contra el Estado Islámico en Turquía y Jordania. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook      

Brigada Paracaidista: un duro trabajo en Irak a 47 grados de temperatura.


Gracias a las fotos que cuelga el US Army de la actividad de las fuerzas de la denominada Combined Joint Task Force, responsable de la operación Inherent Resolve, que entrena al baqueteado Ejército de Irak que se debe enfrentar a los terroristas del Estado Islámico, hemos podido ver parte de las duras jornadas de los miembros de la Brigada Paracaidista “Almogávares” VI formando a los soldados iraquíes. Así en la adjunta imagen podemos ver a los popularmente llamados “paracas” trabajando junto a los soldados iraquíes en el complejo de entrenamiento de Besmaya, sito en las cercanías de Bagdad, en las técnicas de tiradores de élite, una de las especialidades básicas militares, sobre todo en combates en el ámbito urbano. La competitividad de los reciclados francotiradores árabes, tras 18 días de intenso curso, se ha puesta a prueba en el denominada competición del Best Sniper (mejor tirador), con la dura particularidad se ha realizado en el intenso calor del verano en Irak, que durante lo que va de agosto ha tenido máximas todos los días de 47 grados centígrados. 

Para comprobar el nivel del entrenamiento, el pasado 11 de agosto, acudió a Besmaya el jefe del Puesto de Mando retrasado del Mando Componente Terrestre de la Coalición, el general de brigada estadounidense Ronald P. Clark, que pertenece a la mítica 82ª División Aerotransportada del US Army. Durante la visita el militar estadounidense visito en el complejo de la Coalición, la Forward Operating Base (FOB) “Hammer”, sede de las fuerzas norteamericanas en la zona de entrenamiento, compuestas mayoritariamente por efectivos de la citada 82ª, la Base “Gran Capitán” y el centro de adiestramiento Besmayah Range Complex (BRC)”. El Puesto de Mando retrasado se encarga del sostenimiento de la operación, y está desplegado en Camp Buehring (Kuwait). Próximamente se trasladará a Camp Arifjan, a escasos kilómetros del anterior, y en el que se encuentra el Cuartel General de la operación, a cuyo frente está el teniente general Terry y en el que se encuentran dos oficiales españoles destinados. 


Por la tarde, acompañado por el coronel Romero (Jefe del destacamento español), realizó una visita a la Escuela de Desactivación de Explosivos del Ejército Iraquí, para a continuación trasladarse a la Base “Gran Capitán”, en la que inspeccionó las instalaciones y presidió un punto de situación acerca de las actividades de entrenamiento y las líneas maestras de cara al futuro. Recordar también que a primeros de mes los “paracas” españolas y estadounidenses, junto a las fuerzas portuguesas también presentes en Besmaya, realizaron un curso de especialización previa, conocido más por su denominación anglosajona “train the trainer”. Una completa instrucción que incluyó la familiarización y entrenamiento con el armamento de diseño ruso que utiliza el ejército de Irak: los fusiles de asalto AKM, fusiles de precisión como el: Tabuk , el Dragunov SVD, y la versión local el Al Kadesiah, los lanzagranadas RPG-7 y los cañones sin retroceso SPG-9. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook