Páginas vistas en total

lunes, 24 de agosto de 2015

La Armada cree que Navantia puede hacer un S-90 al año y medio de construir el S-80.

El capitán de corbeta e ingeniero del nuevo submarino S-80, Juan Manuel Torrijos, asegura en una entrevista concedida a infodefensa.com que «Navantia sería capaz de construir un submarino S-90 un año y medio después de terminar la serie 80». Aunque, por el momento, los astilleros aún no han concluido el diseño definitivo de la futura arma submarina a la que la Armada bautizará con el nombre de Isaac Peral. A día de hoy, según altos cargos de la Armada, su botadura oficial en la Flotilla del Arsenal de Cartagena está fijada para el año 2020.

El ingeniero militar se muestra partidario de que los astilleros nacionales comiencen a plantearse un nuevo programa para que no se pierdan los conocimientos adquiridos durante el proceso de construcción del S-80. Esto se debe, explica el experto, a que Navantia tiene que mantener todo lo que ha aprendido hasta ahora para estar preparada ante la posible demanda que puedan tener otros ejércitos respecto a la adquisición de armas submarinas. «Si el astillero, que además subcontrata mucho, sabe que después la Armada española no le va a comprar y tiene que esperar a que alguien de fuera le pida algo, pues concluirá que tiene que deshacerse del personal y acabará perdiendo conocimientos», lamenta el capitán de corbeta.

Torrijos apunta a que esto se debe a «un problema de percepción de la sociedad española». Por eso, sostiene que «pueblos como el americano, el francés o el inglés tienen la seguridad nacional muy en la sangre y eso les permite gastarse más de un 2% de su producto interior bruto (PIB) en Defensa». Aun así, el marino aclara que «yo tampoco pido eso, lo único que tenemos que hacer es mantener la experiencia, el astillero de Navantia y los suministradores logísticos». En cuanto a la comercialización del buque, Juan Manuel Torrijos desvela que «nuestros astilleros tienen una ventaja respecto al resto de países fabricantes. En Navantia son expertos en la integración de sistemas ajenos en sus naves, como ocurre con las conocidas fragatas F-100». Esta cualidad le permitiría a los astilleros vender submarinos S-80 equipados con sistemas específicos que requiera cada flota de guerra.

A la par que un nuclear yanqui
Pese a las modificaciones del S-80, que ahora es más largo y pesado, el ingeniero lo compara con el submarino nuclear Virginia de la fuerza naval estadounidense. «No hay que fijarse en que sea nuclear o no, sino en lo que nosotros llamamos ´estado del arte´. A diferencia de otros sumergibles, el S-80 tiene, al igual que el Virginia, tiene todos los sistemas de combate integrados», concluye.

Fuente: http://www.laopiniondemurcia.es/

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook          

El «Príncipe de Asturias» acumula treinta meses oxidándose en Ferrol.

El portaviones «Príncipe de Asturias» cuando atracó en el muelle de Navantia en el que todavía permanece.

El portaviones Príncipe de Asturias continúa su agonía amarrado en Ferrol sin que, por el momento, haya nada cerrado acerca de su subasta para acabar en el desguace. El Ministerio de Defensa todavía mantiene en el aire las fechas exactas para que se produzca el necesario concurso público que permita a las compañías interesadas concurrir al mismo. Tampoco se ha determinado con claridad el precio de salida. Fue el 8 de febrero del 2013, hace más de treinta meses, que el que era buque insignia de la Armada española llegaba a la ciudad naval para atracar de manera definitiva y proceder a su desarme y a retirar todos aquellos elementos que la Armada considerase de valor o pudiesen ser reutilizados. Todo ese proceso se concluyó hace ya tiempo y, ahora, el buque continúa bajo la custodia del Arsenal de Ferrol, que mantiene vigilancia sobre él las 24 horas del día. 

¿Cuándo tendrá lugar la subasta pública? Diferentes fuentes consultadas la sitúan ahora en la recta final del presente ejercicio, aunque con anterioridad ya se barajaron otros calendarios y, hasta el momento, no se han cumplido. No es, sin embargo, algo inhabitual. Las fragatas de la clase Baleares, por ejemplo, también estuvieron acumulando óxido durante mucho tiempo en los muelles militares de Ferrol antes de que Defensa las sacase a subasta. En ello influyen diferentes aspectos, aunque lo fundamental son las cuestiones internas de carácter administrativo. Totalmente descartado está ya, salvo sorpresa mayúscula, que el portaviones pueda ser comercializado a la Marina de otro país, una posibilidad que se exploró y en la que hubo naciones interesadas, pero que nunca ha llegado a cuajar. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook         

La Armada busca en Francia una solución para evitar que España se quede sin submarinos.

Según ha podido confirmar El Confidencial Digital, el Almirantazgo ha iniciado gestiones con los astilleros DCNS para intentar solventar este problema de plazos. En palabas del vicealmirante Fernando Zumalacárregui, “estamos pasando por un momento difícil” debido a los retrasos en los submarinos. En concreto, lo que busca la Armada es que estos astilleros galos acometan una carena en los submarinos de la Serie 70 para extender su vida útil y evitar que España se quede sin sumergibles. Fuentes de la Armada explican que los S-70 se encuentran en el último tercio de su vida, pero que se hallan en buen estado de conservación. 

En los últimos años, por ejemplo, se han modernizado los sistemas que les permiten cumplir sin contratiempos con sus actuales cometidos, añaden. DCNS es una compañía francesa de defensa naval con sede en Francia. Está considerado como uno de los principales constructores navales europeos. El grupo diseña, construye y brinda soporte para buques de superficie, submarinos, sistemas y equipos de navegación. Sobre los submarinos S-80, la Armada española espera que el diseño definitivo esté listo para finales de este año, lo que permitiría a Navantia comenzar a producirlo ya en 2016. Hasta entonces, España tendrá una “baja disponibilidad de arma submarina” a la espera de que llegue el primero de los ansiados S-80 en 2017. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook