Páginas vistas en total

viernes, 30 de octubre de 2015

El análisis de los restos del SuperPuma evidencia que sufrió un fuerte accidente.

Estado del tren de aterrizaje del SuperPuma accidentado en el Atlántico.
Estado del tren de aterrizaje del SuperPuma accidentado en el Atlántico

Una vez que los restos del aparato sean completamente recuperados y llevados a tierra comenzará su análisis para determinar qué pudo ocurrir para que el SuperPuma del Escuadrón 802 cayese al agua y sus tres tripulantes quedasen atrapados en el aparato. No fue hasta el jueves a las nueve y media de la noche cuando se confirmó que efectivamente los tres tripulantes se encontraban dentro de la aeronave siniestrada, que yacía en el fondo del Atlántico. Sin embargo, fuentes del Ejército del Aire aseguran que, pese a lo que se pensaba en un primer momento, el SuperPuma parece no haber realizado un amerizaje de emergencia controlado. 

Todo lo contrario, explican. Imágenes de los restos del aparato –los primeros que fueron recuperados- a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital muestran el tren de aterrizaje derecho del aparato completamente destrozado, con el flotador de emergencia desplegado pero rajado. Se trata, dicen fuentes del Aire, de una de las piezas más “duras” del helicóptero, y fue hallada por separado del resto del fuselaje. Además, explican, puede verse parte de la tubería del sistema hidráulico arrancada “de cuajo”. Hasta el momento se había manejado –al parecer, erróneamente- la hipótesis de un amerizaje relativamente controlado en el mar. Eso apuntaban también los testimonios del piloto del F-18 que vio el helicóptero en el mar rodeado de tintura de agua y una bengala, vista también por un SuperPuma marroquí. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook       

La española Mar Naveo define la versión armada de su vehículo naval no tripulado Defensor II.


La empresa gallega Mar Naveo está perfilando las características de la versión armada de su vehículo naval de superficie no tripulado denominado Defensor. Puestos en contacto con la empresa, nos confirman que la versión Defensor II, que es la que dispondrá de armamento, tendrá una estación de armas Hitrole de 12,70 mm. pero que contará además con un lanzador cuádruple de cohetes C-90 de Instalaza. Este lanzacohetes tiene un alcance de 600 metros y puede emplear distintas cabezas de combate como la de empleo general, la anticarro, la antibunker o la antipersonal y presentan un bajo coste de adquisición en comparación el uso de misiles. Esta novedosa configuración proporcionará a la embarcación una importante capacidad de pegada contra embarcaciones ligeras, además el lanzamiento se puede realizar adquiriendo los objetivos a través de los sensores de la Hitrole. 

Estos argumentos serían de gran utilidad para dejar fuera de combate embarcaciones ligeras que supongan un peligro para buques propios en puerto o para instalaciones offshore a las que el Defensor II de protección. El Defensor es un vehículo naval de superficie no tripulado en tres versiones, la Defensor desarmada para vigilancia de zonas marítimas, la Defensor II, dotada de estación de armas, y una versión para rescate denominada Defensor S. Resulta idóneo para realizar misiones de vigilancia de la zona de exclusividad económica (ZEE) o áreas donde se requiera una permanencia como puedan ser los territorios de soberanía españoles, zonas portuarias, bases navales o incluso ser desplegado en agrupaciones navales para dar protección a estos en puerto o aumentar el radio de acción de las misiones de vigilancia contra la piratería. Las tres configuraciones comparten la misma plataforma de fibra de vidrio reforzado de 7,75 metros de eslora y 2,8 de manga, un desplazamiento cercano a las 3 toneladas. 

Como planta propulsora emplea dos motores turboalimentados Volkswagen y dos hidrojets que le proporcionan una velocidad de 50 nudos, pudiendo operar en mar de fuerza 4. Además es autodrizable, es decir, que dada la vuelta en un temporal siempre regresa a su posición normal de navegación.Un puente alberga los elementos de vigilancia como son el radar de navegación, cámara de televisión e infrarrojo, además de disponer de elementos de megafonía para la emisión de órdenes sonoras. En caso de fallo de señales de mando y control, la central inercial de la embarcación la hace regresar a puerto de forma autónoma con arreglo a las normas marítimas de navegación. La embarcación puede realizar patrullas de 6 días sin repostar, equivalentes a una autonomía de navegación de 1000 millas y su velocidad le permite cubrir una distancia como la del Estrecho de Gibraltar uniendo Algeciras y Ceuta en menos de 50 min o la distancia entre Melilla y Isla de Alborán en el mismo tiempo. 

La operación se realiza desde una estación de control terrestre que se aloja en un contenedor estandarizado de 20 pies y autónomo energéticamente, de ahí que el sistema pueda ser transportado tanto en buques, aviones o por tierra, lo que aumenta las posibilidades de empleo. Está optimizado para poder ser transportado en un camión militar Iveco 7226 pero se trabaja en una versión para su transporte desde un vehículo todo terreno ligero del tipo VAMTAC. La variante de rescate puede transportar hasta a 15 personas que hayan sufrido un naufragio hasta tierra o remolcar hasta 48 personas en las cuatro balsas autoinflables de que dispone. Puede además ayudar a la orientación de aeronaves empleando un sistema TACAN hasta el lugar del siniestro. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook