Páginas vistas en total

viernes, 11 de diciembre de 2015

Defensa acuerda con Airbus retrasar la entrega del último lote del A400M a 2024.


En mayo de 2003, España decidió adquirir 27 unidades del que es considerado como el Rolls Royce de los aviones de transporte militar: el Airbus A400M. Una aeronave clave para el Ejército del Aire, que veía como podía perder la capacidad de reabastecimiento en vuelo al acercarse 2017, la “fecha de caducidad” de los actuales Boeing 707. 

Un proyecto cuya factura ascendía a casi 6.000 millones y cuya primera unidad está prevista para 2016. Sin embargo, la situación económica obligó al Ministerio de Defensa a reconducir este programa, decidiendo prescindir de 13 unidades que, si bien las adquiriría, irían destinadas a la exportación. Además, solicitó retrasar la entrega de este segundo lote para poder hacer frente a los pagos con más facilidad. Después de varias negociaciones, finalmente, tal y como ha asegurado esta mañana el presidente de Airbus España y jefe de la división militar de Airbus D&S, Fernando Alonso, “estamos cerca de firmar un acuerdo con España para posponer la entrega del segundo lote de 13 aviones a 2024”. Lo ha confirmado en un encuentro con periodistas, en el que también ha apuntado que “los otros 14, en principio, se entregarán a partir de 2016 y hasta 2018”. 

El calendario inicial de entregas para nuestro país marcaba que el primero de los aparatos llegará en 2016, mientras que en 2017 lo harían otros cuatro. Entre 2018 y 2019 estaban previstos otros diez y entre 2020 y 2022 llegarían los últimos 12, a cuatro por año. Ahora, con esta reprogramación, los 13 finales que se destinarán a ventas a terceros países se entregarán a partir de 2024. Renunciar a estas unidades, implicaba que el Gobierno no contrataría su mantenimiento, por lo que la factura se reduciría en unos 800 millones, a lo que habría que sumar lo que se obtuviese por la venta de los aparatos. Pero, además de esta renegociación por parte del Gobierno español, Airbus ha sufrido una serie de problemas e incidentes con la fabricación de estos aviones, como el accidente que sufrió en mayo uno de los A400M salidos de la planta de ensamblaje de Sevilla en su vuelo de pruebas y que acabó con la muerte de cuatro trabajadores de la compañía. Con anterioridad, ya arrastraba atrasos por diversos fallos. 

El siniestro llevó a Defensa a suspender “por precaución”, la licencia de vuelo de los aviones que se encontraban en producción. De hecho, Alonso ha reconocido que la compañía tuvo que “detener la producción durante dos meses por el accidente”, pero que “en términos globales” y pese a que el avión aún sigue teniendo algunos problemas de capacidades, “están localizados y sabemos como solucionarlos”, por lo que se ha mostrado optimista y ha destacado que están “muy cerca” de conseguir el objetivo de entregas marcado para este año. Además de con España, Airbus también negocia los plazos de entrega con Alemania, Francia y Gran Bretaña, ya que “las necesidades de los países han cambiado”. Incluso ha señalado que “desde la vuelta del verano ha habido un rebrote del interés por el equipamiento militar” y que hay países que han solicitado unidades. 

De esta forma, si finalmente logran modificar las fechas previstas, dispondrán de aparatos “para entregar a otros países que los están demandando para ya”. El programa del A400M es el resultado de un consorcio formado por siete países que se comprometieron a adquirir 174 unidades de este moderno avión de transporte militar: Alemania (53), Francia (50), España (27), Reino Unido (22), Turquía (10), Bélgica (7) y Luxemburgo (1), además de Malasia, que adquirirá otras cuatro unidades. El coste de este ambicioso proyecto se cifró en un primer momento en 20.000 millones de euros, pero los sucesivos retrasos y problemas durante su producción obligaron a revisar esta cifra en 2010 y finalmente se incrementó su precio en 3.500 millones, de los cuales 2.000 los financiarían las naciones implicadas y otros 1.500 adicionales que podrían recuperarse con ventas futuras a terceros países. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                         

Helicópteros españoles se adiestran con un buque francés en aguas de Barcelona.

Helicópteros españoles se adiestran con un buque francés en aguas de Barcelona
Un Chinook y un Tigre españoles en la cubierta del Dixmude 

La cooperación entre ejércitos aliados es esencial para compartir capacidades y conocimientos, y cada vez son más habituales las maniobras en las que cada país aporta sus medios para mejorar así procedimientos de cara a posibles operaciones conjuntas. En esta ocasión, el Ejército de Tierra español ha llevado a cabo durante esta mañana una serie de ejercicios con la Armada francesa cerca de la costa de Barcelona después de que las autoridades del país vecino invitasen a las Fuerzas Armadas de nuestro país a participar. En concreto, han sido tres helicópteros de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (FAMET) los que durante toda la mañana han realizado tomas, despegues, aproximaciones bajo control del radar de abordo y repostajes en caliente en la cubierta de un buque de la Marina francesa. 

Helicópteros españoles se adiestran con un buque francés en aguas de Barcelona

Fue el pasado 21 de octubre cuando la Agregaduría de Francia en Madrid se puso en contacto con el Centro de Relaciones Internacionales del Estado Mayor del Ejército para invitar a participar a sus aeronaves en un ejercicio de colaboración, aprovechando que el buque portaaeronaves francés “Dixmude” iba a estar en el puerto de Barcelona desde hoy y hasta el lunes. Los tres helicópteros llegaron ayer al aeropuerto de Sabadell y a lo largo de toda la mañana de hoy se han llevado a cabo las maniobras. La participación española ha consistido en un helicóptero de ataque “HA-28 Tigre”, un “HT-27 Cougar” y un “HT-17 Chinook”, que durante el trayecto de aproximación del buque al puerto de la Ciudad Condal han realizado las citadas operaciones aeronavales. Todo el ejercicio ha sido coordinado entre las FAMET y el buque por videoconferencia. 

Estas operaciones aeronavales estaban previstas en el programa de cooperación bilateral entre ambos países pero hasta hoy no había podido llevarse a cabo. El “Dixmude” es un buque portaaeronaves de la clase “Mistral” que se encuentra en activo desde 2012 y que, entre otras misiones, ha participado en la Operación “Serval” en 2013 transportando hasta la costa africana a los efectivos franceses que lucharían en el norte de Mali contra los yihadistas. Una misión ésta en la que España apoyó a Francia con transporte aéreo logístico desde Dakar (Senegal) y que, una vez se amplió el teatro de operaciones y el nombre a “Barkhane”, las Fuerzas Armadas españolas han continuado colaborando de la misma manera. Además, el Ejército del Aire español realiza también estas tareas desde Libreville (Gabón) apoyando a Francia en la operación “Sangaris” en República Centroafricana. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                         

La Brigada Paracaidista entrena con los Marines en Zaragoza.

Los aviones T21 del Ala 35 del Ejército del Aire participan en estas maniobras

El Centro de Adiestramiento de "San Gregorio" (Zaragoza), es el escenario en el que, hasta el próximo 18 de diciembre, la Brigada Paracaidista -BRIPAC- realizará unas maniobras en colaboración con unidades y aeronaves de los ejércitos de Tierra y del Aire, y de un grupo de Marines estadounidenses. Simultáneamente, la Brigada realizará la fase LIVEX del Ejercicio "Dragón" 15 liderado por el Cuartel General de la brigada "Castillejos", donde se desplegará el Grupo Táctico Paracaidista -en base a la Bandera "Roger de Lauria"- y una Agrupación Táctica de Helicópteros -FAMET y BPAC III- que realizarán simultáneamente operaciones paracaidistas y de asalto aéreo sobre diferentes objetivos con el fin de poner en práctica operaciones de combate y control de zonas. 

Para las operaciones paracaidistas se contará con aviones T-21 del Ala 35; y para apoyar la operación de Asalto Aéreo, las FAMET (Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra) desplegarán helicópteros de transporte "Chinook", de maniobra "Cougar" y de Ataque "Tigre", informan fuentes del Ministerio de Defensa en una nota de prensa. Además, se contará con la participación del puesto de mando del Batallón Badajoz de la JTM (Jefatura de Tropas de Montaña), el Reglamento de Caballería Lusitania y una Batería SIAC (Sistema Integrado de Artillería de Campaña) del MACA (Mando de Artillería de Campaña). También participarán una artillería de campaña del Regimiento RACA 11, elementos del Regimiento de Guerra Electrónica REW-31 y de la Brigada de Sanidad, así como personal del CENAD (Centro Nacional de Adiestramiento), que realizará las funciones de fuerzas de oposición (OPFOR). (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook