Páginas vistas en total

lunes, 26 de septiembre de 2016

Marruecos negocia con Rusia un submarino portamisiles que rivalizará con el S-80 español.


Marruecos no se ha olvidado de una de sus mayores aspiraciones: dotarse por primera vez de arma submarina. El Confidencial Digital informó en 2013 de las intenciones de la Armada marroquí en esa dirección, que se habían concretado con la visita de altos mandos a una instalación naval de submarinos en territorio de la Federación Rusa. Desde entonces, el régimen alauí no ha cesado en su empeño por conseguir el primer submarino de su historia. Su ‘rival’ territorial y más cercano, Argelia, dispone de dos antiguos submarinos, de la clase Kilo ‘Paltus’, adquiridos de segunda mano a Rusia, además de dos unidades del Proyecto 636 ‘Varshavyanka’ compradas en 2010. En 2018 espera recibir dos que aún están en fase de fabricación.

Marruecos busca un golpe en la mesa y dar un salto cualitativo respecto a su vecino, lo que se concretó en el proyecto de comprar un submarino ruso ‘Clase Lada’, denominado Proyecto 677 San Petersburgo. El nombre de exportación del submarino es Amur 1650, una unidad convencional con motor diesel eléctrico. Así quedó confirmado con la visita de Mohamed VI a Vladimir Putin en 2015, en la que se trató abiertamente esta adquisición y también de la compra de más armamento ruso como los cazas Shukoi 34.
Un submarino AIP
Sin embargo, según indican fuentes del sector y confirman a ECD mandos de la Armada, Moscú habría planteado a Rabat la posibilidad de implicarse como socio en el desarrollo del motor AIP ruso a cambio de que el Amur 1650 adquirido llevase equipado dicha tecnología.

El AIP, o sistema de Propulsión Independiente de Aire, es un sistema que permite al submarino operar bajo superficie sin necesidad de emerger o de utilizar el ‘snorkel’ para obtener oxigeno. En la práctica, supone aumentar considerablemente la capacidad del buque de navegar sumergido más allá de 30 días, disminuyendo drásticamente las posibilidades de ser detectado por otras flotas.
El mismo sistema que el S-80 español
Ese sistema es el mismo que la Armada española quiere equipar en los nuevos submarinos S-80 españoles. Sin embargo, el proyecto ha dado numerosos  bandazos: fue encargado primero  a Abengoa pero el desarrollo no fue lo esperado –por retrasos y fracasos de diseño- y Defensa terminó relevando a la empresa y contratando a Técnicas Reunidas en 2014.  

Las fuentes de la Armada española, que dicen conocer los planes del almirantazgo del país vecino, aseguran que las fechas que se manejan para la llegada del primer submarino de procedencia ruso sería, “como muy temprano”, el año 2021. No obstante, Rusia también está experimentando problemas con el desarrollo del prototipo AIP, por lo que la entrega podría sufrir retrasos. La de 2021 sería la fecha en que Rusia tendría su primer Clase Lada con planta AIP y combustible de bioetanol, así que Marruecos debería esperar unos años más para recibir su unidad. Entre 2024 y 2025”, concretan.

Control del Estrecho
Las fuentes de la Armada española consultadas aseguran que la llegada de un submarino de estas características podría representar un cambio importante en el equilibrio estratégico del Estrecho de Gibraltar. El hecho de que Marruecos acceda a tecnología submarina avanzada es motivo de incertidumbre en la Armada. Con la compra del Amur 1650 se negocia  también la adquisición de un lote de armamento específicamente adaptado a esta unidad que incluye los misiles de crucero Kalibr (‘incinerador’, según la designación OTAN) que pueden alcanzar a objetivos situados a 2.000 kilómetros de distancia.

Con el Amur 1650, y especialmente si va equipado con sistema AIP, Marruecos daría un salto cualitativo en su capacidad para controlar parte del Estrecho de Gibraltar. Sumándole, además, la operatividad alcanzada por su nueva fragata FREMM o las tres corbetas adquiridas a Francia, así como la proyección en la zona que le permite la nueva base naval de Ksar Sghir, a poca distancia de Tetuán. Con el Amur 1650 –y especialmente si va equipado con sistema AIP-, Marruecos daría un salto cualitativo en su capacidad para controlar parte del Estrecho de Gibraltar. Sumándole, además, la operatividad alcanzada por su nueva fragata FREMM o las tres corbetas adquiridas a Francia, así como la proyección en la zona que le permite la nueva base naval de Ksar Sghir, a poca distancia de Tetuán. (Jesús.R.G.)

Puedes seguir todas mis noticias a traves de ms paginas Twitter y Facebook                               

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

SI TUS COMENTARIOS EMPLEAN PALABRAS CON INSULTOS HACIA MI PERSONA, PAIS, COMENTARISTA, RELIGIÓN O QUE NO ESTE RELACIONADO CON LA NOTICIA SERAN BORRADO AL INSTANTE Y NO SERAN PUBLICADOS, SI AUN ASIN SE SIGUE INSULTANDO DEJARE DE PUBLICAR SUS COMENTARIOS PARA SIEMPRE. SALUDOS Y GRACIAS POR SU VISITA.