Páginas vistas en total

martes, 5 de enero de 2016

La tecnología vasca que hará temibles los carros de combate de Estados Unidos.

Foto: La firma española está convencida de que suministrará transmisiones al ejército de Estados Unidos. (Wikipedia)

Blindados de combate con la bandera de Estados Unidos propulsados por tecnología vasca. Ese es el sueño húmedo de Javier Estevas, director general de SAPA Placencia, una compañía vasca que ha ganado un contrato de I+D para el desarrollo de una transmisión con la que mover los vehículos pesados del segundo ejército más numeroso del planeta.

El contrato, cuyo montante asciende a algo más de 27 millones de euros, tiene la finalidad de "desarrollar nuevas transmisiones para vehículos blindados de cadenas", explica Estevas a Teknautas por teléfono. "Es un proyecto de cuatro años para desarrollar una tecnología y meterla en un vehículo. Acabaremos probándola en un tanque", certifica el responsable de SAPA.

SAPA también desarrolla una transmisión para el futuro vehículo de combate sobre ruedas 8x8 del ejército español
¿Por qué necesita el ejército de Estados Unidos una tecnología que mejore la transmisión de sus blindados? "El ejército americano ha visto desde hace tiempo que sus vehículos cada vez van más lentos. Incluyen más equipos, el consumo eléctrico es mayor, tienen más blindaje y pesan más. Muchos se desarrollaron hace 20 o 30 años y han crecido en funcionalidad y en prestaciones. Tienen nuevas armas pero también cuentan con bastantes problemas de movilidad", ilustra Estevas. SAPA ya desarrolla tecnología para el ejército español. Lo hace para el Pizarro, un vehículo ligero al que suministra la transmisión. "Estados Unidos se ha convencido de que lo que proponíamos era cierto a medida que hemos madurado con el proyecto Pizarro", explica Estevas. La firma vasca también está involucrada en el desarrollo del VCR 8x8, un vehículo de combate sobre ruedas cuyas primeras unidades se han financiado en este 2015.
Detalle de la transmisión desarrollada por SAPA.
Detalle de la transmisión desarrollada por SAPA

El Pizarro, un desarrollo conjunto con Austria, es un vehículo de combate similar al AIFV o al Bradley M2/M3 del ejército de Estados Unidos. Fuentes del sector consultadas por Teknautas señalan el buen rendimiento que ha dado. Enmarcado dentro de una familia de vehículos llamada ASCOD ha llamado la atención del ejército inglés, que ha adquirido la tecnología. "Es un vehículo de combate de infantería pero no es un carro de combate. Está pensado para el transporte y el apoyo de infantería en el campo de batalla pero no está diseñado para luchar contra otros carros de combate", explican las fuentes consultadas. La munición que emplea el Pizarro "no tiene nada que hacer" contra un blindado ya que no es un vehículo diseñado para esa función: "Su misión es proteger a la infantería hasta que llega a su objetivo y, una vez allí, brindarle apoyo con el cañón".

Eficiencia gracias a los engranajes
La tecnología desarrollada por SAPA supera a la competencia gracias al uso de un sistema de engranajes que permiten una mayor eficiencia a la hora de distribuir la potencia generada por el motor. "Un coche automático tiene un convertidor de par, una máquina hidráulica que transmite el par motor a través del aceite. Esas máquinas están bien para el usuario de a pie pero el rendimiento es malísimo", ilustra Estevas. El responsable de SAPA argumenta que la potencia del motor se pierde por el camino, en parte, porque se disipa en forma de calor. "En tecnología militar es un factor importante ya que hay vehículos que se detienen por un exceso de calor".

La solución de la firma española pasa por solucionar el problema desde una óptica diferente: "La competencia lleva una dirección hidrostática que se mueve con aceite y que tiene un rendimiento malísimo. Un vehículo pesado con una transmisión convencional desacelera cuando gira por la falta de rendimiento de las transmisiones. La nuestra tiene una caja de cambios, una transmisión de propulsión, un sistema de dirección y los frenos del vehículo. Hemos desarrollado una cinemática que distribuye la potencia con un sistema de engranajes que permite eliminar el convertidor de par". Las fuentes consultadas por Teknautas también han resaltado la importancia de la transmisión en la "movilidad y manejabilidad" del vehículo. "Los carros de combate de Estados Unidos utilizan una turbina de gas muy potente, es básicamente un reactor que tiene una potencia enorme. La transmisión es importante para graduar la manejabilidad del carro de combate".
 
General Dynamics abre la puerta a SAPA
Que SAPA haya logrado el contrato de desarrollo para el ejército de Estados Unidos está ligado con el hecho de que la compañía trabaje junto a General Dynamics en el desarrollo del VCR 8x8. La multinacional estadounidense se hizo con la española Santa Barbara en 2001 y ambas firmas colaboran en el desarrollo del nuevo vehículo del ejército español. Esa cooperación entre empresas españolas y estadounidenses es la que ha permitido a SAPA, junto a la tecnología desarrollada en los últimos años, seducir al mayor ejército de Occidente. 

Que una tecnología española vaya a equipar a los vehículos de Estados Unidos es una práctica usual en el sector. "Es un ejército tecnológicamente muy avanzado que busca nuevas tecnologías que le permitan mejorar sus capacidades. Lo hace con todos los países y todas las empresas que encuentra. Mucha de su tecnología militar es de origen extranjero. No dudan en comprarla y hacerse con ella si la encuentran interesante, ya sea por rendimiento o fiabilidad", explica una fuente del sector.

España lidera desde enero la primera fuerza de acción rápida de la OTAN.

España lidera desde este mes de enero la primera Fuerza de Muy Alta Disponibilidad de la OTAN (VJTF, Very High Readiness Joint Task Force), un equipo multinacional compuesto por cinco batallones de maniobra. 

El objetivo de esta primera fuerza de acción rápida de la Alianza Atlántica es proteger a los aliados de los países del Este de Europa ante la crisis de Ucrania, entre otros conflictos. La constitución de la VJTF permitirá reaccionar a la Alianza, en cuestión de días, frente a cualquier amenaza a la seguridad euroatlántica, independientemente de su procedencia. De este modo, "esta fuerza se convierte en la primera respuesta firme, solidaria y cohesionada de la Alianza, derivada del Plan de Acción para la Preparación acordado en la reunión de de Gales", explicó el año pasado el Ministerio de Defensa español en un comunicado. Según el diario La Razón, un millar de efectivos españoles procedentes de la Brigada Ligera Aerotransportable (Brilat) se desplegarán la próxima primavera en Polonia, momento en el que la VJTF adquiera operatividad plena coincidiendo con la celebración de la cumbre de la OTAN en Varsovia (Polonia). España es desde este mes el país que liderará esta fuerza, que empezó a crearse en 2015 bajo el mando alemán. 

España aportará el cuartel general de alta disponibilidad de Bétera (Valencia), en la costa Mediterránea, el cuartel general de la Brilat de Figueirido (Pontevedra) y 3.000 efectivos. España se convierte así en "nación marco2 junto a Alemania, Francia, Italia, Polonia y Reino Unido, países que estarán al mando de las futuras rotaciones de esta fuerza, garantizando así la operatividad de la VJTF durante los próximos años. Con esta contribución y las misiones de Policía Aérea en el Báltico y la de protección de la población con la batería de misiles Patriot en Turquía, España "demuestra su compromiso con la Alianza manteniendo una aportación sustancial a la seguridad euroatlántica", aseguró el ministerio. La brigada VJTF es una brigada multinacional de hasta cinco batallones de maniobra, que se forma sobre un núcleo principal de fuerzas aportado por cada nación marco que la lidera, al que se suman elementos de otras naciones aliadas. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook