Páginas vistas en total

martes, 12 de enero de 2016

El Ejército crea un nuevo grupo de ‘boinas verdes’ para luchar contra el yihadismo.


El Ejército de Tierra cuenta desde el pasado 1 de enero con un cuarto Grupo de Operaciones Especiales (GOE). Defensa ha dado luz verde a crear el GOE Granada II, que se suma a los ya existentes Tercio de Ampurdán IV, Legionario Maderal Oleaga XIX y Valencia III. Será el próximo viernes cuando el Ejército presente esta nueva unidad en el acuartelamiento Alférez Rojas Navarrete de Alicante. “La creación del GOE Granada II es la consecuencia de la necesidad que el actual escenario operativo impone a la hora de emplear fuerzas militares, donde las unidades de operaciones especiales están cobrando un papel esencial. El MOE aumenta así su capacidad operativa al disponer de una nueva estructura de mando, lo que le permite mantener esfuerzos, como el actualmente desarrollado en Irak de una manera indefinida. 

El nuevo GOE II permite al Mando de Operaciones Especiales ampliar su capacidad de despliegue en misiones en el exterior”, explican fuentes militares citadas por ABC. El Ministerio de Defensa no ofrece la información de cuántos efectivos componen el GOE. Es un dato clasificado. Los boinas verdes, nombre con el que son conocidos estos especialistas, se encuentran desplegados en las misiones internacionales de Irak, Mali y República Centroafricana. La creación de este nuevo grupo de boinas verdes no implica un aumento de efectivos de esta unidad en el corto plazo, pero sí sienta las bases para desarrollar una estructura que se vería aumentada en número de efectivos en próximas convocatorias de plazas militares, según publica ABC. “Las unidades de operaciones especiales no pueden crecer de un día para otro. 

El MOE realiza un importante esfuerzo de selección y formación que no puede hacerse en grandes cantidades ni rápidamente. Inicialmente no se verá un crecimiento importante de efectivos en el MOE, pero esperamos ir creciendo progresivamente en un horizonte de medio plazo”, indican las mismas fuentes. “Estas unidades seguirán un programa de adiestramiento específico que les permitan operar en las condiciones óptimas con las unidades del MOE. Entre el abanico de unidades hay compañías de infantería, unidades NBQ (protección nuclear, biológica y química), unidades de desactivación de explosivos, de guerra electrónica, de perros, de asuntos civiles, de aviones no tripulados o unidades de alta especialización como la compañía de esquiadores escaladores, la compañía de operaciones anfibias o la CRAV (compañía de reconocimiento avanzado) y, por supuesto, una unidad de helicópteros capacitados para trabajar con unidades de operaciones especiales”, añaden.
(Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                   

Indra y Navantia trabajarán juntos para la construcción de las futuras fragatas de la Armada.


Indra se hace con contratos por valor de 94 millones de euros dentro de los programas ligados a la futura fragata F110 Indra y Navantia han conformado una unidad de trabajo temporal -UTE- para la fabricación de las futuras fragatas F-110 de la Armada Española. Indra, que se ha hecho con contratos por un importe de 94 millones de euros participa en los programas tecnológicos asociados al desarrollo del sistema de combate de estas futuras fragatas. 

El plazo de ejecución se extiende hasta 2020, dentro de los programas adjudicados en el mes de diciembre por el Ministerio de Defensa con el respaldo del Ministerio de Industria y Turismo para la modernización de las Fuerzas Armadas Españolas. Dentro del programa F110, Indra se responsabilizará del desarrollo de los sistemas radar y de defensa electrónica y de infrarrojos. Además, estos sensores podrán ser comercializados para otros buques militares. 

28 millones para el Vehículo de Combate sobre Ruedas
Por otro lado, dentro de la UTE que forma con GDELS-SBS y SAPA, Indra trabajará en programas tecnológicos asociados al desarrollo del futuro Vehículo de Combate sobre Ruedas, el VCR 8x8 -infrarrojos, visión perimetral, dirección de tiro, sistema de gestión de combate, protección electrónica y gestión de comunicaciones- por valor de 28 millones de euros y un plazo de ejecución hasta 2018. 

A estos dos proyectos se añade el desarrollo del sistema de simulación del helicóptero NH90 - situados en la base de helicópteros de Agoncillo, La Rioja-, que se ha adjudicado íntegramente por 77 millones de euros y plazo de ejecución hasta 2020. En total, tres proyectos que se distinguen por su fuerte contenido tecnológico y de I+D, que reforzará la posición de la compañía para competir dentro de futuros procesos de licitación en el mercado internacional de la Defensa. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                  

El retraso de los S-80 obliga a la Armada a reparar sus viejos submarinos.

Actualizar el submarino Tramontana de la Armada costará 42,9 millones de euros

Lo contaba El Confidencial Digital el pasado mes de agosto: la Armada española se había puesto en contacto con los astilleros franceses DCNS y con asesores de la marina gala para determinar si, desde su punto de vista, era necesaria la gran carena de los submarinos S-70. Los problemas de diseño del S-80 retrasaron todo el calendario de entregas previsto en un principio. 

Según los planes iniciales, la Armada ya debería haber recibido y tener operativo el primero de los nuevos submarinos, y estar a la espera de recibir el segundo a lo largo de este 2016. La situación en enero de 2016 es bien distinta. Navantia ha dedicado los dos últimos años a reparar el defecto de fabricación que suponía un sobrepeso de unas 100 toneladas en el diseño. Suficiente para que el submarino tuviese problemas graves para subir a la superficie. El pasado mes de diciembre finalizaron las tareas para soldar un anillo de 10 metros extra para alargar el buque y hacerlo viable. 

La Armada ya sabe qué tiene que hacer
En las celebraciones de la Pascua Militar en Cartagena, el almirante de Acción Marítima condicionó cualquier decisión sobre una nueva carena de los S-70 a los informes que se han solicitado a los astilleros franceses y a asesores de la marina gala sobre la idoneidad de la medida. 
Sin embargo, y aunque los informes finales no están entregados, la Armada ya conoce el esbozo del documento que presentarán próximamente. Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes de la Armada, el consejo es iniciar de forma inmediata el proceso de carena de los tres submarinos S-70, proceso que llevará varios años y cuyo coste aún se desconoce. 

Costarán menos que el ‘Tramontana’
Tal y como explican a ECD otras voces militares, el coste de estas tres grandes carenas sería inferior a priori a lo que costó la reparación del ‘Tramontana’, el último de los submarinos en pasar por astilleros. El ‘Tramontana’, explican, tuvo que someterse a una profunda renovación técnica, incluyendo cambios de baterías y modificación de los reguladores de voltaje. Punto este que aumentó la factura hasta los 42 millones de euros. 

Sin embargo, el coste de estas reparaciones –cuya cuantía aún se desconoce- necesitará la aprobación del Gobierno de un fondo extra al igual que ocurrió con el ‘Tramontana’, proyecto al que se le dio luz verde tras un Consejo de Ministros. Según las fuentes consultadas por ECD, la carena de los tres S-70 que aún están operativos servirá para evitar que España se quede sin submarinos, como ocurrió en verano de 2014 cuando una avería inmovilizó el ‘Galerna’ y dejó al Mistral como única arma submarina de la Armada. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook