Páginas vistas en total

lunes, 18 de enero de 2016

El JEMAD acompaña al ministro de Defensa en su visita a los militares desplegados en Afganistán.


Llegada a Kabul

Morenés ha rendido homenaje a los policías muertos en la embajada. España, “referente mundial de solidaridad, de democracia, de principios, de valores, de bienestar y de progreso”. El ministro de Defensa en funciones, Pedro Morenés, acompañado por el jefe de Estado Mayor de la Defensa, almirante general Fernando García Sánchez, ha visitado a los 20 militares españoles destacados en Kabul que forman parte del cuartel general de la operación ‘Resolute Support’, cuyo principal objetivo es la asistencia, entrenamiento y asesoramiento a las instituciones de seguridad afganas.

La visita se ha iniciado en el aeropuerto de la capital afgana, donde están destacados diez españoles que forman parte del núcleo de apoyo logístico. Tras desayunar con los soldados, el ministro se ha reunido con el coronel Sebastián Vega Murcia, jefe del contingente, quien le ha informado sobre la misión y las actividades que realizan dentro de la operación. Posteriormente, Morenés se ha desplazado en un helicóptero 'Sikorsky' americano al cuartel general de la operación ‘Resolute Support’, en la capital afgana, donde ha sido recibido por el embajador español en Afganistan, Emilio Pérez de Ágreda, quien le ha acompañado durante su visita. Allí, ha tenido un encuentro con los oficiales destacados en ese cuartel general y se ha entrevistado con el general británico Tim Radford, segundo jefe de la operación.

Visitando las instalaciones

En sus declaraciones, el ministro ha destacado los 14 años de presencia española en la misión, “en la que España ha dado lo mejor de sí misma, incluida la vida de 100 soldados y dos intérpretes”. “La memoria de ellos está presente en todos los españoles, muy especialmente en la milicia” ha añadido. Morenés ha recalcado que, como en toda misión, hay tres aspectos fundamentales: el cumplimiento de la misión, el cumplimiento de los acuerdos con los países aliados y amigos, y la seguridad del contingente, lo que contribuye a hacer de España “un referente mundial de solidaridad, de democracia, de principios, de valores, de bienestar y de progreso”.

ENCUENTRO CON POLICÍAS
Asimismo, el ministro de Defensa ha mantenido un encuentro con los policías que proporcionan seguridad a la embajada española, donde ha elogiado “el ejemplo de compañerismo y la valentía” de sus compañeros fallecidos recientemente en el atentado y ha manifestado su “orgullo” por su trabajo.

Foto de grupo

Finalmente, el ministro de Defensa se ha trasladado al ministerio de Defensa afgano para entrevistarse con su homólogo, Mohammed Masoon Staneckza. En este encuentro, Pedro Morenés ha reiterado el agradecimiento español al gobierno afgano por la operación llevada a cabo por las fuerzas policiales de ese país los días 11 y 12 del pasado mes de diciembre para la liberación de la embajada española en Kabul. El ministro español ha reiterado el compromiso español con la seguridad y estabilidad duradera en Afganistán.

PRESENCIA MILITAR ESPAÑOLA EN AFGANISTAN
El 25 de enero de 2002 España inicia su presencia continuada en este país asiático con la participación en la operación 'Reconstrucción de Afganistán' desplegando unidades militares en Kabul como parte de la Fuerza Internacional para la Asistencia y Seguridad (ISAF). Tras catorce años, el último contingente de fuerzas español arrió la bandera nacional en octubre del pasado año. A partir de entonces ha quedado un pequeño núcleo de militares que forman parte del cuartel general de la operación 'Resolute Support', que sustituyó a ISAF. Desde entonces, España ha realizado un gran esfuerzo en la contribución a la seguridad y estabilidad internacional, así como fomentando la seguridad, gobernabilidad y desarrollo económico y social de este país.

Esfuerzo que ha supuesto que más de 30.000 militares españoles hayan pasado por Afganistán cumpliendo sus cometidos en los distintos contingentes y realizando, entre sus múltiples actividades, más de 28.000 patrullas, 1.400 misiones de desactivación de explosivos y más de 1.000 inspecciones y controles de armamento entre otras; y recorriendo para ello más de tres millones de kilómetros. En la actualidad hay 20 militares españoles destacados, 18 del Ejército de Tierra, y dos del Ejército del Aire. Este contingente tiene asesores en diferentes áreas y asesores integrados en el cuartel general de la misión. Además, el coronel Vega tiene como cometido el asesoramiento del director de la Logística nacional afgana, responsable de 11 centros logísticos en el área de la capital del país. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                       

El pacto militar de Marruecos con Arabia Saudí enciende las alarmas.

Cuatro F-16 de la Fuerza Aérea marroquí.
 
El pasado mes de diciembre, Muhammad bin Abdullah Al Ayesh, ministro de Defensa saudí, viajó a Rabat para oficializar el nuevo acuerdo de cooperación militar entre Marruecos y Arabia Saudí. Un pacto que venía negociándose durante años y del que ya se conocen sus condiciones.
Según han admitido oficialmente las agencias de noticias oficiales de la monarquía del Golfo Pérsico, el nuevo acuerdo entre Riad y Rabat supondrá una inyección de dinero cercana a los 22.000 millones de dólares a lo largo de cuatro años. A razón de 5.500 millones por año.

Rabat multiplicó por 15 las compras de armamento
El objetivo del pacto es dotar a Marruecos de capacidad económica suficiente como para dar un salto sustancial en cuestiones de armamento. Especialmente en lo referente a la creación de una industria de defensa marroquí propia. Es decir, para que sea menos dependiente de la industria extranjera –especialmente la francesa y estadounidense-, que actualmente se lleva la gran parte de su inversión militar. Y ahí entra también España.

A mediados de la pasada década, Marruecos era el 69º importador de armas mundial, según datos del Instituto de Estudios para la Paz de Estocolmo. En diez años ha conseguido escalar sesenta puestos en la lista, hasta colocarse en el décimo puesto de este ranking. Marruecos compra hoy quince veces más armas que hace diez años. Además, en el último lustro varias multinacionales de la industria armamentística y aeronáutica han decidido implantar factorías en suelo marroquí. La canadiense Bombardier, fabricante de los aviones de entrenamiento militar Tucano, opera en Marruecos desde 2013, –aunque de momento sólo se fabrican aviones de transporte civil.

Más armas para el ejército marroquí
El crédito saudí, cuyas condiciones de devolución no han trascendido, servirá además para impulsar las compras futuras de nuevo armamento con destino a las fuerzas armadas marroquíes. Una de las previsibles líneas de inversión es la adquisición de submarinos, capacidad que nunca ha tenido su Armada Real. El Confidencial Digital se hizo eco en 2013 del inicio de conversaciones entre Rabat y Moscú para la compra de, al menos, una unidad del submarino Amur 1650. Las negociaciones no llegaron a fructificar, pero en los últimos meses se ha vuelto a dar un impulso a estos planes.

A esto se unirían otros grandes proyectos que Marruecos ha puesto en marcha en el último lustro, como la compra de cazas F-16 –ya operativos-, de drones estratégicos de vigilancia, de carros de combate Abrams, y las tres corbetas y la moderna fragata FREMM adquiridos a astilleros franceses. Incluso satélites capaces de fotografiar al detalle cualquier base militar española. Rabat también ha dado un importante empuje a su armada con las construcción de la base naval de Ksar Sghir, un enclave estratégico desde el que la marina real marroquí quiere reclamar su presencia en las aguas del Estrecho de Gibraltar.

Consecuencias para España
Estos acuerdos militares entre Arabia Saudí y Marruecos no han pasado desapercibidos para la inteligencia militar española. Según ha sabido El Confidencial Digital, existe cierta inquietud en los cuadros de mando, especialmente en aquellos destinados en Ceuta y Melilla. Cabe recordar que las dos ciudades autónomas han sido objetivo tradicional de reivindicación por parte de la monarquía alauí. Y, pese a que las relaciones bilaterales España-Marruecos son sobre el papel buenas, o incluso muy buenas en ciertos aspectos como la colaboración antiyihadista, sin embargo Rabat no ha olvidado en ningún momento los dos enclaves españoles en el norte de África, así como las Chafarinas, Alhucemas, Perejil… Así lo confirmaron fuentes de La Moncloa a este confidencial el pasado verano. Contó que Marruecos preparaba una ofensiva diplomática ante la ONU para reclamar la soberanía de estos territorios coincidiendo con el 40 aniversario de la Marcha Verde que supuso la salida de España del Sahara.

La agenda política y diplomática marroquí se modificó en noviembre, fecha del aniversario, posiblemente tras convertirse en asunto prioritario para la comunidad internacional la ofensiva contra el Estado Islámico en Siria y los atentados de París. Sin embargo, la reivindicación sigue sobre la mesa. Las fuentes militares consultadas por ECD descartan casi por completo que en un futuro a medio plazo pueda producirse una crisis militar entre ambas naciones por la cuestión territorial. Pero sí admiten que un Marruecos más fuerte en cuestión de armamento es también “más fuerte a la hora de negociar”. Por otra parte, fuentes de la industria de defensa española confiesan que el hecho de que Marruecos logre una industria armamentística propia será perjudicial para el sector. “Un cliente menos y un competidor más”, resumen estas voces. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook