Páginas vistas en total

lunes, 4 de abril de 2016

Desierta la subasta para desguazar el portaaviones «Príncipe de Asturias».

Desierta la subasta para desguazar el portaaviones «Príncipe de Asturias»

La Armada Española celebró el pasado jueves la subasta pública para vender el portaaviones «Príncipe de Asturias» a una empresa que se encargue de su posterior desguace. Sin embargo, dicha adjudicación se declaró «desierta» pues ningún licitador quiso adquirir lo que queda del otrora buque insignia de España por 2,9 millones de euros.

Ese fue el precio final en el que quedó el valor de salida -fijado en 4,8 millones- tras tres sucesivas rebajas del 15 por ciento, tal y como se estipulaba en la resolución del Ministerio de Defensa publicada el pasado 16 de diciembre en el Boletín Oficial del Estado. El procedimiento no fue a mano alzada, sino que las empresas presentaban ofertas a cada uno de los precios. Finalmente no hubo ninguna.

25 AÑOS DE SERVICIO
De este modo, la Armada Española seguirá lidiando con un problema que, más allá de un asunto pecuniario, podría representar un menoscabo en la imagen del que fuera uno de sus buques más queridos: con 25 años de servicio, el portaaviones «Príncipe de Asturias» fue dado de baja del listado oficial de buques el 13 de diciembre de 2013 después de que el actual Ministerio de Defensa lo decidiera así en el verano de 2012. Desde febrero de 2013, el «Príncipe de Asturias» se encuentra en el Arsenal Militar de Ferrol donde tuvieron lugar los trabajos de desarme y su desactivación, quedando solo el casco y tuberías.

Precisamente, el acero remanente en el buque así como otros componentes son el objeto de deseo de las empresas licitadoras pero a un precio que estipulan inferior a esos 2,9 millones dado el fuerte descenso experimentado en la Bolsa por las compañías acereras y por el precio de la materia prima, en mínimos históricos. De este modo ninguna empresa podría acometer la compra del buque, proceder al desguace y venta del acero para su fundación y sacar rentabilidad a una operación que conlleva estrictas medidas de carácter medioambiental muy costosas.

INTERÉS DE DOS EMPRESAS
Según fuentes conocedoras de la subasta pública consultadas por ABC, dos empresas estarían todavía interesadas en adquirirlo por un valor aproximado a 1,5 millones de euros. No obstante, se trata de dos ofertas al margen del proceso inicial abierto por el Ministerio de Defensa y llevado a cabo por la Junta Delegada de Enajenaciones y Liquidadora de Material del Cantábrico, con sede en el Arsenal Militar de Ferrol. Esas dos compañías especializadas en proyectos de desguace naval son la madrileña Surus Inversa y la almeriense Logiscrap. La primera contaría con la empresa turca Leyal -emplazada en el puerto de la ciudad de Aliaga- para el posterior desguace; mientras que la segunda tiene instalaciones para dichos trabajos en Las Palmas de Gran Canaria.

Pero, ¿en qué consiste el desguace de un buque como el portaaviones «Príncipe de Asturias»? «Antes hay que realizar un inventario de mercancías peligrosas y solicitar al Ministerio de Medio Ambiente la licencia de exportación de residuos con las garantías económicas correspondientes. Después se remolcaría, realizando los trabajos de preparación requeridos por capitanía y la compañía de seguros, como el sellado de despositos, preparación de amarres, soldadura y bloqueo de timón, etc. Junto con el plan de remolque y después de la autorización de capitanía de Ferrol se procedería al remolcado hasta el puerto de destino», explica Adolfo Cancelo, socio director de Surus Inversa. La operación de desguace de un buque como el portaaviones «Príncipe de Asturias» tardaría en torno a los seis meses.

DESTINO DE LA CHATARRA
¿Cuál será el destino final de la «chatarra» del portaaviones? Una vez fundida la chatarra, su acero podría destinarse a la construcción ya que el acero naval se asemeja al estructural, el mejor que hay para tareas de construcción (vigas, ferralla para obra…). Todo ello, si la venta del portaaviones llega finalmente a buen puerto. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook         

El Falcata, un vehículo ligero multipropósito y aerolanzable a la medida de los ejércitos Latinoamericanos.


La versatilidad y fuerza del vehículo ligero multipropósito todo terreno de alta movilidad y última generación MM-1A Mk-2 o Falcata, de la española Equipos Industriales de Manutención SA (EINSA) se perfila como una solución perfecta para las Fuerzas Amadas de América Latina, y así se ha mostrado en FIDAE. Un concepto de vehículo diseñado para ser plataforma base de sistemas más especializados, como vehículo de transmisiones, anticarro, reconocimiento táctico, puesto de tiro móvil, evacuación de heridos, contraincendios, transporte de tropas, arrastre, etc. Concebido para atender las necesidades tácticas y logísticas, en la región respondería perfectamente a la demanda de un sistema robusto, capaz de operar en condiciones todo terreno y extremas, de fácil mantenimiento, versátil y aerolanzable. 

El Falcata puede ser transportado en helicóptero y lanzado en paracaídas. (3 vehículos en un CH-47 y 12 vehículos en un C-130). Tiene una tracción a la barra de 4.000 lbs y puede cargar hasta 1.200 Kgs alcanzando una velocidad máxima de 80 Km/h. El puesto de conducción puede opcionalmente ser plegado para convertir el vehiculo 4x4 en un puesto de tiro para el lanzamiento de misiles aire-tierra (tipo Mistral, Milan, etc). Estas capacidadas han llevado a la elección del Falcata para dotar en el Ejército de Tierra español, en el marco del programa de adquisición de Vehículos Especiales Aerolanzables (VEAs), a la Brigada Paracaidista "Almogávares" VI (BRIPAC). La licitación exigía que el VEA seleccionado pudiera ser transportado en la bodega de carga de los aviones C-130, C295 y A400M, y en los helicópteros de las FAMET, CH-47D, tanto dentro o mediante eslinga, y mediante este último método en los AS332/532 Cougar. Al cumplimiento de esos requisitos se sumó el buen desempeño del Falcata en las pruebas de lanzamiento desde el aire, a las que respondió dando muestra de una robustez fuera de toda duda. 

Dada su movilidad, es idóneos para ser desplegados en cualquier misión mediante aeronaves ligeras y operar donde no existen instalaciones próximas que permitan el aterrizaje de aviones pesados. Su buen desempeño en respuesta a situaciones de emergencia sería un factor determinante para dotar a las Fuerzas Armadas de América Latina. Además, por sus características y configuración es idóneo para realizar misiones peligrosas o complejas, como llevar suministros a las unidades que están combatiendo, abastecer las bases avanzadas desde las zonas de lanzamiento o aterrizaje. Asimismo puede realizar evacuaciones de bajas desde primera línea a zonas donde los helicópteros médicos puedan recogerlas. Otras posibles misiones serían la limpieza de minas si se instalan equipos adecuados, y de acompañamiento con armas pesadas (ametralladoras de 12,70 mm, cañones de pequeño calibre o misiles). (Jesús.R.G.)

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook