Páginas vistas en total

lunes, 25 de julio de 2016

Cazas de 5ª generación y aviones de combate no tripulados, los sustitutos del F-18 en España.


El Estado Mayor del Ejército del Aire ya tiene en el punto de mira la sustitución de la flota de aviones EF-18 (C.15). Así lo anunció el Jefe de Estado Mayor del Aire (JEMA) hace unos días durante los actos de celebración del 30º aniversario de la llegada del avión desde Estados Unidos a España. Curiosamente él mismo fue uno de los encargados de volar esos aviones desde St Louis (Missouri) a Zaragoza en el año 1986. Tras destacar la importancia del EF-18 en la evolución tecnológica del las Fuerzas Armadas y del magnífico rendimiento que ha dado y aún dará el avión, el JEMA anunció que es su intención lanzar este mismo año 2016 el programa FCAS (Futuro Sistema de Combate Aéreo). 

Este programa tendrá un horizonte temporal similar al que tuvo el programa FACA (F-18) en su momento, unos 10 años. La intención es dotar al Ejército del Aire con un caza de 5ª generación o superior que se combinará con la adquisición de UCAS (aviones de combate no tripulados), siendo el programa una combinación de los dos sistemas de armas. Sobre los UCAS destacó que se pretende que hagan uso de la inteligencia artificial y que incluso puedan ser controlados desde los nuevos cazas, no sólo desde tierra. No trascendieron más detalles. Desde luego si se consigue que el FCAS tenga el mismo resultado que el FACA, con el buen rendimiento que ha tenido el F/A-18 Hornet de McDonnell Douglas (actualmente Boeing), nos podremos dar por satisfechos. Estas declaraciones ponen de manifiesto que existe la intención de sustituir el actual sistema de armas más allá del C.16 Eurofigther Typhoon, a la vez que se descartan aviones como el F-18 Super Hornet, al no ser de 5ª generación. De hecho la lista queda muy reducida en este escenario marcado por el JEMA. 

Podemos decir que más allá de aviones en desarrollo por parte de China, Rusia India y Japón, los únicos aviones de 5ª generación en servicio actualmente son el F-22 Raptor y el F-35 Lighting II (Joint Strike Fighter program), ambos de la norteamericana Lockheed Martin. El primero de ellos ya no se produce y su único cliente ha sido la USAF, debido principalmente a su desorbitado coste de más de 350 millones por unidad. Además una ley federal impide exportarlo a otros países. Si a esto le sumamos que es un avión furtivo enfocado a la superioridad aérea veremos que no se ajusta ni al presupuesto ni a las características que necesita España. De ahí saltamos al no menos controvertido F-35, exportable, multinacional y concebido como caza polivalente furtivo. Y es que ha sido pensado para sustituir con un único aparato al F-16, F-18, A-10 y al mítico AV-8B ‘Harrier’. Es decir, un único avión para modernizar las flotas de aviación naval y de las fuerzas aéreas de los países de la órbita OTAN y demás aliados de EE.UU. 

Esto evidentemente tiene truco, es un solo programa con tres variantes a elegir por el cliente, el F-35A de aterrizaje y despegue convencional (CTOL), el F-35B de aterrizaje vertical y despegue corto (STVOL) y el F-35C pensado para operar desde portaaviones convencionales con despegue asistido por catapulta y aterrizaje mediante cable de frenado (CATOBAR). La casualidad pone en el mismo punto a dos sistemas de armas de las FAS españolas, ambos en busca de su sustituto, el mencionado F-18, con años de vuelo por delante, y el Harrier de la Armada, con apoyo al ciclo de vida garantizado hasta 2024. Con el programa Joint Strike Fighter se daría solución a ambos, el F-35A para el Ejército del Aire junto a un UCAS aún por definir, y el F-35B para la Armada y su flotilla de aeronaves. Desde luego su ejecución coordinada tendría más opciones de éxito, así como beneficios tanto en la adquisición, implementación, operación y posterior mantenimiento del nuevo sistema de armas. (Jesús.R.G.)

Puedes seguir todas mis noticias a traves de ms paginas Twitter y Facebook                               

Soldados españoles acompañarán y asesorarán al Ejército de Irak en el campo de batalla.


Esta semana pasada, en Washington, se cumplieron los pronósticos y la coalición de países que lucha contra el DAESH pidió a todos sus miembros un mayor esfuerzo en Irak, así como una reorientación de las actividades sobre el terreno. La misión de adiestramiento militar al Ejército de Irak se ampliará a la formación en Sanidad Militar, Policía, así como asesoramiento y acompañamiento en operaciones reales, sin que esto implique entrar en combate. Este nuevo esfuerzo, que ya se esperaba, será aceptado por España quién baraja ahora enviar unos 100 efectivos más sobre el terreno, entre ellos unos 25 Guardias Civiles para la formación de la policía de Irak. 

Este punto, una de las novedades, busca dar herramientas al país para que pueda consolidar aquellos territorios ya recuperados por el Ejército, estabilizando e instaurando un orden efectivo. Los soldados desplegados desde 2015 han formado ya a más de 5.000 militares de dos brigadas pesadas y dos ligeras, con muy buenos resultados según las informaciones que han trascendido. En la actualidad España lidera el adiestramiento en la Base 'Gran Capitán' (Besmayah, Irak) en el que también participan soldados portugueses, británicos y estadounidenses. Con los cambios previstos el personal español desplegado en Irak llegaría ya a los 400 efectivos. (Jesús.R.G.)

Puedes seguir todas mis noticias a traves de ms paginas Twitter y Facebook                               

Defensa presume de que España es el país con más misiones en el extranjero.


Militares españoles en Afganistán.

En la actualidad el ejercito de nuestro país tiene desplegadas 16 misiones activas en territorio internacional. Están repartidas por diferentes paises de Europa, Oriente Medio y Áfria. Si lo comparamos con los americanos, estos solo cunentan con misiones en 12 paises. 

Una cifra inferior a la de las Fuerzas Armadas españolas, pero por el contrario estos cuentan con 3.169.532 militares como fuerza permanente, mientras que los españoles solamente con 198.990. Las operaciones en el exterior se replantean en términos estratégicos y económicos partiendo de tres permisos fundamentales: la seguridad de las tropas, el cumplimiento de la misión y el consenso y coordinación con nuestros aliados. Desde 1989 las Fuerzas Armadas españolas han operado bajo estos tres requisitos como base del buenhacer. La gran presencia exterior es consecuencia de las acciónes del gobierno en política exterior y derivada del análisis de riesgos y amenazas que puedan afectar a la seguridad de la escena internacional activa. Las Fuerzas Armadas conscientes de ello, han realizado un esfuerzo de preparación en el territorio Nacional encaminado a mantener su operatividad para poder hacer frente a posibles nuevas amenazas.

Es este gran esfuerzo de preparación por parte del ejercito español, lo que permite manejar las 16 misiones en el extranjero de manera eficiente. Además se ha intensificado y diversificado su actividad en el exterior mediante acciones como: el despliegue de equipos racionales de inteligencia y el inicio de operaciones de seguridad operativa en Cabo verde y Senegal. Por primera vez se ha desplegado una escuadrilla de aviones Eurofighter en la “Policia Aerea Béltica”, una unidad de defensa antimisil y además un avión tripulado por control remoto en una opeación naval. El Ejercito español tiene como objetivo contener a el estado islámico, vigilar el mediterraneo y luchar contra la piratería en el índico.

Misiones en Oriente Medio, Europa y África
En Oriente Medio el ejercito Español participa en tres misiones en paises diferentes. Un de las misiones con mayor despliegue militar es la de Libre Hidalgo en la base Miguel de Cervantes en el Libano. En 2015 nuestras tropas volvieron a Afganistan y se incorporaron al operativo de Apoyo Decidido. En la actualidad son 25 militares desplegados en la base de Kabul. Mientras qe en Irak son 250 efectivos que forman parte de una coalición internacional para frenar al Estado Islámico.
En Europa, el ejercito español ofrece apoyo en Turquia bajo el apoyo de la OTAN. Una de las misiones más veteranas es la de Bosnia-Heerzegivina, por su base han pasado ya 46.000 soldados españoles. La misión de EUNAVFOR MED cuyo objetivo s controlar el flujo de inmigrantes y refujiados en el mediterraneo. Otra de las más importantes en Europa, es el dispositivo naval dispuesto por la OTAN para luchar contra el terrorismo en el mediterraneo. Está respaldada por la ONU y comenzó tras el atentado de las torres gemelas en 2001 (Active Endeavour). Así mismo, África es el continente donde España participa en un mayor número de misiones. Uno de sus ejes fundamentales es luchar contra la pirateria en aguas del Cuerno de África. Destacamos la misión española en Cabo Verde por ser resultado de acuerdo de cooperación técnic-militar suscrito por ambos estados.

Otras Misiones en la actualidad
No podemos olvidarnos de otras misiones como son el Destacamento de Marfil, cuyo objetivo es frenar el avance yihadista por el Sur de Mali. O la Política Áerea del Báltico, tras el ingreso en la OTAN de Estonia, Lituania y Letonia. Por último señalar que con la crisis de Ucrania, a principios de 2014 la misión se ha reforzado notoriamente. (Jesús.R.G.)

Puedes seguir todas mis noticias a traves de ms paginas Twitter y Facebook