Páginas vistas en total

sábado, 5 de noviembre de 2016

"Vais a trabajar duro": un día empotrado en la Brigada Acorazada Guadarrama.

Foto:

"Aprisa, duro, lejos”. Son las 7:00 horas del lunes 24 de octubre y amanece sobre El Goloso (Madrid), pero se puede vislumbrar nítida la divisa de la unidad de élite del Ejército Español. A esa hora, la colmena humana de 2.500 hombres y mujeres que componen la Brigada Acorazada 'Guadarrama' se pone en marcha para, inmediatamente después, dispersarse corriendo en grupos. Saben que sus oficiales, jefes y su general cumplen con el primer ejercicio del día: correr durante una hora, realizar entrenamientos físicos de fuerza, flexibilidad, agilidad o deporte netamente militar. Imperativamente y como parte fundamental del adiestramiento.

Los oficiales de la Brigada Acorazada
José Conde de Arjona, general de brigada, diplomado de Estado Mayor, recia estirpe militar, está al mando. No hace falta tener una pituitaria muy fina para percatarse de que entre la tropa el mando supremo de la BRIAC XII es un “oficial compañero” antes y muy por encima de sus divisas, sable y vara de mando. Conde de Arjona, a cuyas órdenes directas obedecieron las tropas que desfilaron ante el Rey el pasado 12 de octubre, llega en moto, vestido de paisano. El vehículo militar con la bandera y la estrella que acredita su rango solo lo utiliza para el desplazamiento por las distintas unidades que se dispersan por las 500 hectáreas de la Base.



José Conde de Arjona, general de Brigada, con el autor del reportaje. (EC)
José Conde de Arjona, general de Brigada, con el autor del reportaje

El capitán del cuartel le ha dado ya “novedades”. Mientras se viste con el uniforme de combate, el comandante de Artillería Contreras Merino (EM) –oficial de Comunicación– hace los honores de anfitrión. Preside el despacho del general en jefe un gran retrato del Rey vestido de uniforme de capitán general. Durante 55 minutos y mientras los alrededores de Madrid despiertan, el ejercicio físico es perentorio. 

Durante ese tiempo El Confidencial ha podido contemplar el monolito que recuerda a los cinco compañeros caídos en Tah (Sáhara) en 1975, cuando el vehículo saltó por los aires al explosionar una mina colocada por el Frente Polisario. Un cabo que hace las funciones de secretario lee la agenda del día preñada de actividad interior y exterior. Conde de Arjona se ha calado ya su boina negra y a las 9 horas, con precisión castrense, se reúne con su Estado Mayor, que le recibe de pie y con los ritos de ordenanza. A ese consejo se le denomina "reunión de entrada". Es el mismo equipo que preparó minuciosamente el reciente Desfile de la Fiesta Nacional presidido por el rey Felipe. Como la brigada. Suelen ser oficiales de Estado Mayor: desde el intendente al oficial de Inteligencia –que también sirvió en Irak– a su jefe directo, el teniente coronel Paniagua…… Su general en jefe les alecciona a propósito del uso del inglés, que la mayor parte de ellos domina. La reunión del alto mando dura 30 minutos.

"Compañerismo, compañerismo, entrega"
Cada uno de esos oficiales de alta graduación sabe ya las órdenes que debe cumplir durante la jornada. El general sube al vehículo militar que está ya preparado en la entrada del cuartel general. Ese día se han incorporado nuevos soldados profesionales que ya han recibido la instrucción preliminar en otros centros militares. Rápidamente, se dirige al Grupo de Artillería de Campaña que manda la teniente coronel Cañadas. Entre los 26 novatos hay un ingeniero informático y varios universitarios más. Conde de Arjona se dirige a ellos en modo general.

–Vais a trabajar duro. Pero que nadie se engañe: aquí lo principal es hacer equipo, apoyo mutuo, compañerismo…¡Sin eso, no seremos nada!



La brigada, realizando maniobras en El Goloso. (EC)
La brigada, realizando maniobras en El Goloso

Los jóvenes soldados son saludados uno a uno por su comandante en jefe. Acto seguido el acto se repite ante el batallón de Zapadores de la brigada, que entre otras misiones es el encargado de desactivar minas y explosivos. Ya lo han hecho en Irak y Afganistán y han probado su adiestramiento en lucha contra el Dáesh.
– Sois lo más preciado de la brigada y tenéis una carrera por delante…Aquí os desarrollaréis como soldados especialistas y como personas.

Queda el tercer recibimiento a los novatos. El general se informa con sus tenientes coroneles acerca del perfil de los soldados recién llegados. A tenor de su formación, adapta la arenga. Ahora toca a los asignados al Regimiento Asturias 31, con más de 350 años de historia (creado en 1663). La base de El Goloso fue impulsada por Manuel Azaña, quien puso la primera piedra siendo ministro de la Guerra en la II República antes de convertirse en su presidente.



Varios soldados de la brigada. (EC)
– Vais a currar muy duro…Confiamos en vuestra disciplina, vuestra entrega, y el compañerismo esencial. Uno a uno no somos nada. Quiero que se os quede grabada una cosa: compañerismo, compañerismo, entrega…
 
 
354 años repletos de batallas
La agenda dice que le esperan en el hangar del Regimiento Asturias 31, donde el vehículo Pizarro de fabricación y patente española, está siendo mejorado por los propios especialistas de la unidad. Este regimiento va camino de los 354 años de vida repletos de batallas en todas las partes del mundo. 

El Pizarro, así bautizado en honor del conquistador español del Perú, es un vehículo blindado de grandes prestaciones en combate y un alto componente de I+D+i fabricado por Santa Bárbara pero asesorado por los especialistas del regimiento. El alto mando inspecciona cada una de las mejoras en cuanto a la potencia de fuego, transporte, transmisiones y autonomía. Las mejoras finales corresponden a la fábrica con el apoyo de los órganos logísticos centrales dependientes del mando logístico del Ejército.



El entrenamiento de la brigada. (EC)

Antes del 'coffe break' del mediodía en la cantina de los oficiales, el general se desplaza al Polígono de Combate en Zonas Urbanas donde diversos pelotones de tiradores de de la Unidad de Infantería del Asturias son adiestrados con el fusil HK-G36 de fabricación italiana, que es el arma ordinaria para todas las Unidades, así como con la ametralladora MG-4, arma ordinaria de fabricación alemana. Las unidades de infantería disponen de fusiles de precisión como arma de apoyo, léase el Accuracy (calibre 7,62 mm) o el Barret, arma muy poderosa de 12,70 mm.

Como en todas las ocasiones es informado de la situación de la unidad por un oficial de infantería de la progresión de los “combatientes” mientras que una teniente de Zapadores señala al general de los avances en la pavimentación de la Zona de Combate, que permitirá próximamente el empleo de vehículos de combate de infantería (VCI) tipo Pizarro. Es la única brigada en España con este tipo de instalaciones.



Soldados entrenando en una casa simulada. (EC)

Es quizá desde el punto de vista plástico lo más impresionante de las tropas de élite en acción. Este periodista ha visto muchas veces en el cine cómo practican los Marines USA. En este caso son jóvenes españoles profesionales de la milicia quienes se entrenan como si los supuestos fueran reales al grito de sus mandos. Han construido calles y casas para que el ejercicio táctico sea real. De barro hasta la boina negra que distingue a los sargentos de pelotón o a los tenientes de sección (tres pelotones) ordenan la defensa, el ataque y la toma de posiciones. Los disparos son de fogueo pero constantes y acompasados. En combate real cualquier fallo en milésimas puede ser letal y trágico.

Hemos llegado a la mitad de la jornada castrense. Queda todavía mucha mili por recorrer en la base de El Goloso. A las 12:30 del mediodía el general Conde de Arjona es recibido en la sala de simuladores de los carros Leopard-2E, puesto que mover un carro de esas características cuesta una millonada. En esa sala de gran complejidad técnica se enseña a los tiradores el manejo del sistema de armas del que está dotado el vehículo pesado acorazado. La potencia de tiro eficaz alcanza los 4.000 metros. El Regimiento Alcázar de Toledo, que forma parte esencial de la brigada, es el único en España que dispone de dos batallones de carros de combate plenamente operativos.



Uno de los tanques, en plena acción. (EC)

La misión de un general en jefe pasa también por atender a elementos logísticos, como que haya aparcamiento suficiente en la base para soldados o habilitar una guardería donde los hijos de todos los componentes puedan estar a buen recaudo. Un soldado profesional de esta unidad gana 1.000 euros y un oficial –dependiendo de su antigüedad– poco más de 2.000 euros. De ahí que se trate de construir ambas cosas aprovechando la gran cantidad de terreno que está bajo la soberanía de la base en El Goloso. 

Pero hace falta dinero y no parece que los presupuestos asignados desde el Ministerio de Defensa puedan considerarse 'bokassianos'. El general pone en manos de su Estado Mayor las diligencias precisas para conseguir los dos objetivos. De los 2.500 componentes, 1.840 viven y duermen en las propias instalaciones de la brigada. Al periodista no se le escapa que las mujeres no son ajenas a esta unidad de élite del Ejército de Tierra. En todos los estamentos y graduaciones. Alrededor de algo más del 12% de sus fuerzas son mujeres."Y no desmerecen en absoluto y están completamente integradas…Ese es un debate superado”, reflexiona al respecto el general. En cifras absolutas la BRIAC XII tiene un total de 283 mujeres enroladas en sus filas. Ocho son oficiales y jefes, 50 suboficiales y 225 Tropa. Hay, por tanto, al mando tenientes, capitanes, comandantes y tenientes coroneles. España fue el primer país europeo en abrir la puerta de las Fuerzas Armadas a las mujeres en todas las especialidades.

Algo similar podría decirse de los soldados de procedencia extranjera que empezó con la profesionalización de los Ejércitos. Llegaron desde todas las latitudes pero singularmente de Iberoamérica. No fue nada fácil el encaje pero el resultado ha sido positivo. Muchos de ellos, ya con la nacionalidad española, se formaron intelectual y técnicamente. Hoy son suboficiales y tropa veterana con alto componente de eficacia. Su porcentaje en la brigada alcanza el 8% de la totalidad. El general quiere girar también visita de inspección a los dos campos de tiro que existen en la base. Bajo una persistente lluvia los disparos con fuego real anuncian que distintos grupos de militares van a participar en el concurso de Tiro. La brigada abre sus campos de tiro a la Guardia Civil y la Policía Nacional, cuyos componentes necesitan actualizarse en el manejo de armas ligeras y reciclarse operativamente.



Trabajos de artillería en El Goloso. (EC)
Trabajos de artillería en El Goloso

Al filo de las 13 horas, el general en jefe es informado que una representación de Cuenca se encuentra ya dentro de las instalaciones militares. En efecto. El alcalde de la ciudad castellanomanchega, los jefes de las Policías Local y Nacional y distintos diputados provincias y concejales giran visita oficial a la brigada después de que efectivos de la misma estuvieran hace algunos meses de maniobras en aquellas tierras. Hoy, se trata de devolver la acogida del pueblo conquense en la figura de algunos de sus representantes. El general lo tiene claro: el Ejército surge del pueblo y se nutre en ese mismo pueblo. La idea es clara: la Brigada de Infantería Acorazada 'Guadarrama XII' está citada permanentemente con las universidades, empresas e instituciones civiles de todo orden.

Dos siglos y medio de historia
Al filo ya de las 14 horas y con un día de intensa lluvia que azota el norte de Madrid, el general Conde de Arjona sirve de guía a sus invitados en el Museo de Medios Acorazados (MUMA) cuyos salas y hangares describen bastante bien los últimos dos siglos y medio de la propia Historia de España. Especialmente las salas del Regimiento Asturias y del Grupo de Artillería de Campaña. Se enorgullece el general del modelo de colaboración público-privada que ha permitido abrir la puerta del MUMA todos los días y que visitan colegios cada sábado colegios y grupos de ciudadanos interesados en la historia castrense que ineludiblemente nos acerca también a la gran aventura del acontecer español como nación. Los uniformes, armas, documentos reflejan los avatares en guerras coloniales del país en Filipinas, Cuba o el Norte de África.

Son las 14:30 horas y el general anima a sus invitados y su equipo militar de colaboradores a pasar al comedor del cuartel general donde se servirá un almuerzo sobrio y dietético. Solicita en los brindis a sus invitados civiles que le ayuden a trasladar una idea que le persigue: que las Fuerzas Armadas no son algo ajeno ni al pueblo al que sirven ni a sus inquietudes. “Somos una joven unidad de 51 años , en plena forma, abierta, innovadora, cercana, vanguardista y expedicionaria…Una unidad que disfruta dando servicio a España y a los españoles que igual que rinde homenaje a los que un día formaron entre sus filas, recuerda a sus caídos en combate, a los que con nosotros desplegaron en misiones internacionales…”.

Terminado el almuerzo, Conde de Arjona despide militarmente en las puertas del Cuartel General a sus invitados mientras sus colaboradores guardan prudentemente la distancia reglamentaria. Son las 17:10 horas. Al general le aguarda en la sesión de tarde (hasta las 19 horas) todo el papeleo y el trabajo burocrático inherente a una unidad muy compleja desde el punto de vista logístico y operativo. El periodista constata el gran cambio producido en las Fuerzas Armadas, ahora volcadas casi exclusivamente en el exterior siempre a la orden a lo que mande el Gobierno y la cadena de mando. Después de 11 horas en el acuartelamiento señero del Ejército salgo con la convicción, en efecto, de que pese a todos los cambios, más que evidentes y descriptibles, hay algo que persiste en el poema legendario de Calderón de la Barca: “La milicia no es otra cosa que una religión de hombres honrados”. (Jesús.R.G.)

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                              

España enviará militares a Letonia y Rumanía.

Soldados de la OTAN en un ejercicio militar en la base de Adazi, en Letonia :: Valda Kalnina / efe

España tendrá presencia militar en las misiones terrestres de la OTAN en las repúblicas bálticas y Rumanía. El objetivo es contener a Rusia en esta 'guerra fría' latente desde la intervención en Ucrania en 2014. El nuevo Gobierno aprobará de forma urgente, quizá en el primer Consejo de Ministros de este viernes o en el de la próxima semana, el envío de una compañía de entre 100 y 130 efectivos para apoyar a uno de los cuatro batallones multinacionales que se desplegará en la localidad de Adazi, en Letonia. 

Los militares del Ejército de Tierra se integrarán en un contingente liderado por Canadá y que contará, además, con soldados de Albania, Polonia, Italia y Eslovenia. La idea inicial es que entre todos sumen un millar de efectivos. El resto de batallones estarán ubicados en Tapa (Estonia), liderado por Gran Bretaña; en Rukla (Lituania), comandado por Alemania; y en Orzysz (Polonia), que dirigirá Estados Unidos. Estos batallones «serán robustos, estarán listos para el combate y su carácter multinacional demostrará la fuerza del vínculo trasatlántico, dejando claro a Rusia que un ataque contra un aliado será considerado como un ataque a los 28. Se trata del mayor refuerzo de la defensa colectiva de la Alianza en una generación», concluyeron los ministros de Defensa participantes en la cumbre de la semana pasada en Bruselas.

España ya está presente en el este de Europa dentro de la misión de la OTAN de la Policía Aérea del Báltico, reforzada en 2015 a consecuencia de la crisis de Ucrania y la anexión de la península de Crimea por parte de Rusia. Desde entonces la fuerza aérea española contribuye con cazas Eurofighter, que ahora están destacados en Siauliai (Lituania). En en el primer cuatrimestre de este año lideró la operación en este país con cuatro aviones de combate y alrededor de un centenar de efectivos del Ejército del Aire, entre personal de vuelo y de mantenimiento. Sobre esta misión, el Estado Mayor de la Defensa confirmó en los actos del pasado 12 de octubre, Día de la Fiesta Nacional, que en 2017 y 2018 se mantendrá la presencia española en el Báltico. Para ello, al igual que en el caso de las tropas terrestres en Letonia, solo requiere autorización del Consejo de Ministros y no del Congreso, ya que se trata de agrupaciones permanentes de la OTAN, según señalaron fuentes del Ministerio de Defensa.

Fase de definición 
En la cumbre de la semana pasada también se pidió la participación de España en el batallón que los aliados desplegarán en Rumanía. No obstante, a diferencia de la presencia en Letonia, donde el planeamiento militar ya está cerrado a la espera de la autorización del Consejo de Ministros, en el caso rumano la contribución «aún está sin definir».

Esta misión se enmarca en el aumento de la presencia de efectivos en la región del Mar Negro. Una serie de medidas específicas para una mayor presencia marítima, aérea y terrestre que contrarrestre la expansión rusa en ese territorio estratégico para la seguridad de la Unión Europea. Varias naciones ya comprometieron fuerzas y capacidades militares. Se trata de Canadá, Alemania, Países Bajos, Polonia, Turquía, Reino Unido y Estados Unidos. Otros aliados también estudian cómo pueden contribuir, entre ellos España, según confirmaron fuentes de Defensa. La lectura que hacen en el departamento del ministro en funciones Pedro Morenés es que la mayor implicación de la OTAN en el este por la 'guerra fría' con Rusia, su máxima obsesión, no debería olvidar las amenazas que también se ciernen en el sur, frontera donde también se tendría que reforzar la presencia militar. (Jesús.R.G.)

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook