Páginas vistas en total

lunes, 3 de abril de 2017

Así trabajan los zapadores del Ejército del Aire.

Así trabajan los zapadores del Ejército del Aire

La diferencia entre un ejecutivo y un militar es que tomar una decisión errónea en el caso del segundo supone la diferencia entre la vida o la muerte. No es cuestión de dinero. Hablamos con el jefe de Operaciones especiales del Ejercito de Tierra y esta es su lección...
Lo más crítico…
Estar preparados para el planeamiento, conducción y ejecución de operaciones reales en conflictos asimétricos y/o simétricos, que requieren una disponibilidad H24, con escasos tiempos de reacción para el despliegue en cualquier parte del mundo. Una vez en zona de operaciones estar mentalizado, preparado física y psicológicamente y equipado para mantener ciclos de trabajo de 7/24H.

Quién decide…
Jefe de TF/SOTG/SOATG/ UNIDAD (similar a director de fábrica): Dirige globalmente una Unidad que incluye personal, material y procedimientos internos de empleo y uso; estableciendo guías que sincronicen todos estos elementos. Es capaz de asumir un triple reto: técnico, económico y humano. Realiza propuestas de mejoras técnicas y organizacionales ante el mando con el fin de mejorar la productividad y la calidad,.. Establece y negocia con el Mando su presupuesto, inversiones así como retribuciones de productividad de los recursos humanos a su cargo. Optimiza la organización de su Unidad cuidando permanentemente de cumplir con las misiones asignadas con el menor coste y la mayor efectividad. Se encarga de las relaciones sociales y locales de la Unidad.

El Jefe de Unidad debe poseer en la medida de lo posible experiencia en la Unidad que manda, además de haber ocupado puestos de gestión dentro del Ejercito del aire y tener conocimiento elevado del idioma inglés que le permita trabajar en ambientes multinacionales. El carisma es un elemento determinante en la evolución hacia este puesto.
Verdadero relevo local del Mando, el Jefe de Unidad no debe contentarse con cumplir con lo ordenado, sino que debe dirigir su Unidad como un centro que aporta capacidades, alineando y aprovechando las mismas conforme a la estrategia de su Mando (JEMA). El Jefe de Unidad no se contenta con organizar. Debe optimizar permanentemente y debe estar al tanto de todas las herramientas de mejora de las capacidades y procedimientos para asesorar correctamente a sus Mandos.

Jefe de Operaciones /SEGEN (Jefe de producción): Un Jefe de Operaciones es el responsable de llevar a cabo el proyecto ideado por el Jefe de Unidad. El Jefe de Operaciones es el encargado de elaborar las estrategias, tomar decisiones y planificar los procesos, realizando un seguimiento a los mismos.
Se encarga de monitorizar y sincronizar la ejecución de las operaciones y apoyos requeridos tanto internos de la Unidad como externos a la Unidad.
El jefe de Operaciones debe tener un perfil gestor y financiero, además de un profundo conocimiento de todas las capacidades de la Unidad y las que pueden ofrecer otros organismos, incluyendo un claro entendimiento de las interacciones entre todas ellas durante la ejecución de operaciones. Esto incluye la capacidad de proponer la reasignación de personal, material, permisos, reservas, agendas, y en general una gestión y administración de las operaciones fiable y segura.

Jefe de Apoyo Operativo (Jefe de mantenimiento): El jefe de Apoyo es el responsable de gestionar el mantenimiento global del material, medios e instalaciones asignados a la Unidad, coordinando un grupo de personas cualificadas en diferentes tareas (mecánica, electricidad, electrónica, armamento, informática...).
Tiene la responsabilidad de asegurar el plan de mantenimiento preventivo y predictivo de todas las instalaciones y medios materiales de la Unidad, asegurando su correcto funcionamiento e intentando conseguir la ausencia de no operatividad del material a su cargo. Se encargará de la mejora continua de métodos y procedimientos. Junto con el responsable de prevención de riesgos laborales coordina las acciones del mantenimiento del material, equipos de trabajo e instalaciones para evitar accidentes.

El jefe de Apoyo Operativo depende del Jefe de Unidad.
Jefe de Equipo operativo (Jefe de fabricación): Dirige directamente de 5 a 16 operadores. Organiza el planning de entrenamiento su equipo. Asegura el mantenimiento de primer nivel del material que se le confía. Gestiona la productividad del personal bajo su responsabilidad. Garantiza los plazos y controla la ejecución de las misiones asignadas.
El Jefe de equipo operativo (Oficial o Suboficial) es un trabajador de campo, dotado de una fuerte personalidad. Dirige en ocasiones más de un equipo y prevén todos los riesgos unidos a sus actividades tanto durante la instrucción como ejecución de misiones reales. Deben disponer por tanto de una buena resistencia al estrés además de las competencias técnicas.

La diferencia entre el éxito y el fracaso
La rapidez de adaptación a las necesidades en cada momento, aplicando soluciones y empleo de medios y procedimientos de una manera imaginativas e innovadora que permita garantizar la sorpresa sobre el enemigo. Para poder lograr lo anteriormente expuesto debe entrenarse como se combate y prepararse para lo más demandante, habiendo puesto en práctica situaciones similares que uno se puede llegar a encontrar.

Entrenar el cuerpo... y la mente
Debe realizarse una dura selección previa que permita escoger personal con unas cualidades físicas y psicológicas superiores a la media, primero se seleccionan combatientes. Una vez seleccionado al personal se le da una formación específica que le permita realizar su trabajo de una manera adecuada conociendo las capacidades, fortalezas y debilidades de la propia Unidad. Cuando el personal va adquiriendo experiencia y su vida operativa comienza un declive debido al paso de la edad se le forma en puestos de carácter organizativo, logísticos o de decisión en función de su perfil.
Diariamente y como dice la expresión en latín “Mens sana in corpore Sano” todo el personal realiza ejercicio físico (2h).
Además durante todo el año se realizan ejercicios similares a lo que supondría un escenario real a nivel de planeamiento, conducción y ejecución en ambientes demandantes (h24). En estos ejercicios deben incluirse diferentes incidencias ante las que se deberá reaccionar de una manera rápida y precisa, analizando posteriormente si las decisiones adoptadas eran las adecuadas y los procedimientos establecidos son los idóneos.

Las claves para salir bien parado siempre…
  • Conocer nuestras fortalezas y debilidades.
  • Asesorarse del personal especialista en cada materia.
  • Pensar antes de actuar, valorando pros y contras de las diferentes líneas de acción.
Lo más importante:
-Cuando se conoce la situación
Realizar un análisis detallado de la misma, valorando las diferentes opciones y posibilidades de reacción del enemigo, teniendo en cuenta las capacidades y limitaciones propias y diferentes líneas de acción.

-Cuando se prepara
Entrenar de la manera más real, tal y como se va a ejecutar una operación, no sólo preparándose para el escenario más probable, sino sobre todo para el peor escenario posible o el más peligroso.

-Cuando se actúa
Estar preparado y en alerta para solventar cualquier tipo de incidente, tomando decisiones rápidas y coherentes sin quedarse bloqueado. Los cambios se producen en cuanto el plan se pone en marcha

-Tras resolverla
Un buen juicio crítico postmisión. Escribir los problemas/errores encontrados, las soluciones adoptadas y posibles mejoras a las mismas. Transmitiendo estas dentro de la Unidad con el fin de que sirvan como base para que otras personas no cometan los mismos errores o en caso similares puedan servir como guía para solventar dicha incidencia. Cerrar el ciclo con una evaluación humilde y veraz.

Un lema de trabajo
Definiría dos:
  • Solo merece vivir quien por un noble ideal está dispuesto a morir.
  • Menos la muerte todo pasa.
La lección más valorada…
Ningún plan resiste el primer envite, uno ha de estar preparado para lo imprevisible
.
Cómo responder a lo imprevisible
Mentalidad abierta adaptable a los cambios y entrenamiento previo.

Lo que han aprendido ellos…
Para ejecutar cualquier operación es necesario tener claro quiénes somos con nuestras fortalezas y debilidades, conocer que es lo que se espera de nosotros /cual es la importancia de una misión interiorizándola como propia y hacia dónde vamos de manera que nos permita adaptarnos a situaciones cambiantes.

Lo que puedes aprender de ellos
Cuando se tiene una situación crítica lo primero que uno debe hacer es recopilar toda la información posible, después analizarla y finalmente actuar en función de las capacidades propias y las debilidades del enemigo.
Lo anteriormente expuesto no es óbice para tener previsto este tipo de situaciones, es por ello que debe nombrarse y tener identificado a una serie de personal clave (incluyendo especialistas) que formarán una célula de crisis; en este punto es importante reseñar que de nada vale identificar al personal adecuado si no se tienen por escrito una serie de procedimientos y asignación de cometidos al personal que permitan la rápida toma de decisiones adecuadas. (Jesús.R.G.)

Fuente: http://www.onemagazine.es/
Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                              

No hay comentarios:

Publicar un comentario

SI TUS COMENTARIOS EMPLEAN PALABRAS CON INSULTOS HACIA MI PERSONA, PAIS, COMENTARISTA, RELIGIÓN O QUE NO ESTE RELACIONADO CON LA NOTICIA SERAN BORRADO AL INSTANTE Y NO SERAN PUBLICADOS, SI AUN ASIN SE SIGUE INSULTANDO DEJARE DE PUBLICAR SUS COMENTARIOS PARA SIEMPRE. SALUDOS Y GRACIAS POR SU VISITA.