Páginas vistas en total

lunes, 5 de mayo de 2014

La base naval de Rota se ha convertido en objetivo prioritario del yihadismo.


Según ha sabido El Confidencial Digital de altos mandos militares, en los últimos meses el Pentágono ha recibido informaciones sobre amenazas terroristas creíbles que tienen como objetivo a la base naval española y sus militares. La mayoría de ellas provenían de grupos radicados en Oriente Medio, Pakistán y zonas del Magreb. Generalmente se ha tratado de llamamientos para atentar contra la base y sus integrantes. Buena parte de ellos han sido localizados por internet. 

Se ha detectado incluso la utilización de “nombres en clave para designar la base” explican estas fuentes. Por ello, Estados Unidos ha ordenado reforzar el despliegue de seguridad e inteligencia en la base naval de Rota para la lucha contra las amenazas yihadistas. El objetivo prioritario es ahora encontrar informadores encubiertos entre las comunidades islámicas andaluzas, que puedan estar realizando labores de recogidas de datos: rutinas del personal de la base, horarios, zonas de residencia… Las fuentes consultadas no ofrecen datos precisos sobre el aumento de agentes en las instalaciones, pero aseguran que desde hace unos meses existe un despliegue especial de lucha antiterrorista. 

Ya lo intentó el ‘Comando Dixán’ 
No es la primera vez que la base de Rota figura como objetivo terrorista. Entre 2002 y 2003 fue desarticulado en España y Francia el denominado ‘Comando Dixán’, formado por varios yihadistas. El grupo tenía información precisa para cometer un atentado con armas químicas caseras contra las instalaciones militares gaditanas. Ahora, con la llegada del Escudo Antimisiles y con los planes del Pentágono para convertir Rota en una base de referencia mundial, Rota se ha convertido en objetivo preferente para el islamismo global. 

Una base americana en ‘Al Andalus’ 
Tras la muerte de Osama Bin Laden, su sucesor Ayman al Zawahiri realizó varios llamamientos para recuperar tierras que el islamismo radical reclama como propias. Entre ellas, Ceuta, Melilla y “Al Andalus”. “Cualquier base estadounidense en un país árabe es objetivo prioritario del islamismo radical. España, sin ser un país árabe, es considerada tierra islámica arrebatada. Y la presencia en su territorio de una de las bases más importantes y con mayor proyección estratégica la convierte en un ‘caramelo’ para cualquier muyahidín”, señalan a ECD fuentes de la seguridad del Estado involucradas en la lucha antiterrorista. 

Recomiendan vivir en la base 
Una de las mayores expectativas de la población local es que el nuevo despliegue militar en Rota suponga una reactivación del mercado inmobiliario local gracias al aumento de la demanda de alquileres. Sin embargo, estas previsiones chocan con la recomendación que el Departamento de Defensa estadounidense ha trasladado a los militares que van destinados al extranjero: vivir en la base es más seguro que vivir fuera de ella. 

Desde los atentados del 11 de septiembre, tal y como explican las fuentes militares arriba citadas, el personal militar desplegado en países extranjeros reside dentro de sus bases por motivos de seguridad. Estas precauciones se extienden a las salidas al exterior de la base. De hecho, los militares estadounidenses que llegan a Rota reciben un curso sobre medidas de seguridad y actuaciones en caso de ataque terrorista. Uno de los ejemplos que se utiliza ahora en esas clases de adiestramiento es el ataque contra militares que protagonizó el ‘lobo solitario’ Mohamed Merah, en Francia, en 2012. 


Puedes seguirme a traves de mis paginas Twitter y Facebook