Páginas vistas en total

jueves, 26 de junio de 2014

Defensa releva a Abengoa por Técnicas Reunidas en el diseño del AIP del S-80.




El Ministerio de Defensa ha decidido revelar a la empresa Abengoa por Técnicas Reunidas en el diseño del sistema de Propulsión Independiente del Aire (AIP) del submarino S-80 como consecuencia de los retrasos y fracasos en su desarrollo, informó el diario El Economista que cita fuentes de toda solvencia conocedoras del proceso.

Según estas fuentes, el departamento de dirige Pedro Morenés no rescindirá el contrato ya rubricado con Abengoa pero antes de que finalice junio firmará con la compañía Técnicas Reunidas un acuerdo similar para que diseñe el AIP. El primer prototipo del sistema de propulsión  AIP diseñado por los técnicos de Abengoa a través de su filial  Hynergreen se quemó en unas pruebas. EL AIP es uno de los adelantos principales del S-80, ya que combinado con el tradicional motor eléctrico diésel permitiría al submarino permanecer sumergido más tiempo que ningún otro aparato de su clase entre 15 y 20 días sin emplear la propulsión de los submarinos nucleares.


En el caso de los convenciones, tienen que emerger cada pocas horas para tomar aire, lo que limita su operatividad y el elemento sorpresa en misiones militares. Esta tecnología de última generación ya se elabora en Suecia y Alemania. El sistema de propulsión AIP se desarrollará entre tres fases. Las dos primeras son maquetas (de diferente tamaño) para probar los efectos a escasa, afirma el diario económico. En la tercera fase ya se fabricará el sistema de Propulsión Independiente del Aire definitivo que tendrían que embarcar cada uno de los cuatro submarinos de la nueva serie.

 
Este problema de la propulsión se une al ya conocido del sobrepeso, ya que los técnicos han detectado que al submarino le sobran entre 75 y 100 toneladas. En una reciente entrevista, el secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, declaró que, como primera medida, el primer submarino S-81 Isaac Peral, que ya está en una adelantada fase de montaje, será paralizado y dejado como último de la fase para centrar los esfuerzos de las modificaciones en la segunda unidad, el S-82 Narciso de Monturiol, para tenerlo listo para el año 2017. Cuando se detectaron los fallos de diseño, el segundo submarino del programa todavía no había alcanzado el 50 por ciento de su producción, lo que le permite realizar los cambios necesarios sin un gran incremento de coste, agrega el diario. (J.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook