Páginas vistas en total

domingo, 22 de junio de 2014

España activará por primera vez un dispositivo de ciberseguridad.

El primer dispositivo de ciberseguridad y control de la red en España funcionará durante la proclamación de este jueves de Felipe VI como nuevo Rey. El objetivo es garantizar la coordinación operativa de todos los órganos implicados en relación a la seguridad cibernética para, en mayor medida, garantizar el correcto desarrollo de los actos y la seguridad de los participantes y asistentes al mismo. Tal y como recoge el Ministerio del Interior en un comunicado, el objetivo es el de “reforzar la protección de las infraestructuras críticas nacionales que proporcionan los servicios esenciales necesarios para la sociedad y para el buen desarrollo de los actos”. Y estas infraestructuras críticas requiere protección, tanto física, como cibernética.

La explicación a esto es que cada vez son más frecuentes las actividades de reunión, manifestación y protesta organizadas a través de redes sociales "y la creciente evolución de las tendencias delictivas y las amenazas hacia el terreno virtual", tal y como afirma el Ministerio del Interior en un comunicado. Como ya se ha señalado, es la primera vez que España actuvará un dispositivo de ciberseguridad y éste se apoyará en la reciente creada Oficina de Coordinación Cibernética (OCC) del Ministerio del Interior, que debe facilitar el enlace con el mayor equipo técnico especializado en la gestión de incidentes cibernéticos de España, el CERT de Seguridad e Industria ubicado en León. También estarán implicadas en el dispositivo las unidades tecnológicas de Policía Nacional y Guardia Civil.
        
Reestricción del espacio aéreo
Pero esta medida de ciberseguridad, lógicamente, no es única. Tal y como ya informó ONE Magazine, únicamente se suma a las medidas de seguridad física que se tomarán para ese día. Entre ellas se encuentra la subida del nivel de alerta antiterrorista del 2 al 3 (hay cuatro niveles), lo que significa que se activan las Unidades especiales de intervención y reserva de las Fuerzas de Seguridad, que controlarán todos los lugares de afluencia masiva y las infraestructuras críticas.

Pero sin duda, la medida con mayor resonancia es la de la resstricción y control del espacio aéreo sobre algunas zonas de Madrid los días 18 y 19 de junio, algo que no afecta a los vuelos comerciales con origen y destino en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. El objetivo de esta medida, como lo es del resto, es garantizar la seguridad de todos los asistentes al acto y al desfile que realizará el nuevo monarca, así como garantizar el correcto desarrollo de los actos de proclamación del nuevo Rey de España. (J.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook