Páginas vistas en total

jueves, 5 de junio de 2014

España ofrece un batallón del Ejército y aviones y el cuartel de Bétera para reforzar la defensa colectiva.

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha ofrecido a la OTAN capacidades españolas por si fueran necesarias para reforzar la defensa colectiva, entre ellas un batallón del Ejército, aviones de patrulla marítima, de inteligencia y reabastecimiento en vuelo y el cuartel general de Bétera en Valencia. "España, solidaria y miembro de esta organización, ha ofrecido capacidades que tenemos ya desarrolladas a disposición de Saceur (el comandante supremo aliado de la OTAN) por si fuesen necesarias, como han hecho otros países de esta Alianza" a raíz de la crisis en Ucrania, ha explicado el ministro en declaraciones a la prensa en Bruselas, donde participa en la reunión con sus homólogos aliados centrada en los pasos que hay que dar para reforzar la defensa colectiva a largo plazo. El ministro ha explicado que España ha vuelto a poner a disposición el cuartel general de Bétera, que ha recordado es "el primer cuartel general móvil que se ha aprobado por la OTAN con una nota altísima" en el marco de los ejercicios del mes pasado en Mahón, en Mallorca.

España también ha puesto disposición de la OTAN un batallón de fuerzas terrestres, que se podría mover en caso de que fuera necesario, ha explicado Morenés. El batallón sería para lo que SACEUR y en su caso la Alianza lo decida, ha precisado. El batallón podría rondar cerca de 600 militares, según fuentes de Defensa. Asimismo, el Gobierno español ha ofrecido a la OTAN "capacidades aéreas para patrullas en el Báltico, capacidades aéreas para Inteligencia" y "también capacidades para reabastecimiento en vuelo en caso de que fuese necesario". España también mantendrá a disposición de la OTAN en caso de que SACEUR decida utilizarla su fragata Cristóbal Colón, que hasta dentro de unos días ejerce de buque insignia de la operación de lucha contra la piratería de la Alianza, Ocean Shield, bajo el mando del almirante Eugenio Díaz del Río. Morenés ha precisado que el comandante supremo aliado en Europa, general estadounidense Philip Breedlove, todavía no ha tomado una decisión de cuáles de las capacidades españolas podría utilizar pero sí ha dejado claro que las capacidades ofrecidas están aprobadas en el Parlamento como contribuciones para operaciones en el exterior.

PIDE INCLUIR EL SUR EN PLANES DE REFUERZO DE DEFENSA
El ministro ha defendido ante los aliados "la importancia de no olvidar aquellos ámbitos geoestratégicos que siguen siendo un riesgo para la Alianza, fundamentalmente el Sur" ante la amenaza en el flanco este de la OTAN por la crisis en Ucrania porque el Sur, ha recordado, "sigue siendo un foco de inestabilidad, no sólo para la Alianza sino para el mundo en general". "He insistido mucho en que en Newport tendremos que incluir fundamentalmente también el sur", ha explicado Morenés. Los jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN esperan aprobar en la cumbre de principios de septiembre en Newport (Gales, Reino Unido) un plan con medidas para reforzar la defensa colectiva tras la anexión militar rusa de Crimea. Eso sí, Morenés sí ha respaldado la mayor implicación de Estados Unidos con el este de Europa a raíz de la crisis en Ucrania tras el anuncio del presidente, Barack Obama, de invertir hasta 1.000 millones de euros en refuerzos militares en Europa, especialmente en los países del centro y este de Europa, tras recordar que "son un aliado bilateral importante de larga duración para la seguridad de España".

El ministro ha defendido que la responsabilidad irrenunciable de atender a la seguridad de España pasa también por contribuir a esta Alianza que en su opinión es "el pilar fundamental de la seguridad en España, junto con algunas relaciones bilaterales, muy fundamentalmente con Estados Unidos". En materia de capacidades, el ministro ha reclamado ante los aliados cuidar muy particularmente la ciberdefensa y dotar con medios a la estrategia de seguridad marítima de la OTAN, que también ha discutido con sus homólogos. El ministro ha admitido que tras la crisis en Ucrania hay un entendimiento generalizado entre los aliados de que no se puede seguir reduciendo el gasto en defensa pero ha insistido en que no es tan sencillo como una regla general aplicable a todos los países porque en su opinión "hay que considerar las capacidades que tienen esos países y su decisión de ponerlas al servicio de la OTAN" y ha considerado interesante la idea lanzada por Reino Unido de no ver las inversiones en defensa en clave nacional sino internacional. (J.R.G.)


Puedes seguirme a traves de mis paginas Twitter y Facebook