Páginas vistas en total

jueves, 30 de abril de 2015

Lo mejor y lo peor de los cuatro meses de misión de los Eurofighter españoles en Estonia.

Lo mejor y lo peor de los cuatro meses de misión de los Eurofighter españoles en Estonia

A 70 kilómetros de Tallín se encuentra la base aérea más avanzada del país, la Amari Air Base. Se trata de un complejo militar ex soviético que llegó, incluso, a almacenar armamento nuclear. Desde enero, ha sido el centro de operaciones del destacamento militar español Ámbar del Ejército del Aire. 

En él, 115 militares y cuatro cazas Eurofighter, de su última versión, han patrullado el cielo del país, bajo bandera OTAN, con el objetivo de evitar que aviones rusos entren en su espacio aéreo. Se trata de una de las respuestas de la Alianza Atlántica para ayudar a sus socios, Estonia y Letonia, que carecen de cazas, frente a la crisis ucraniana. España ha participado en la misión, desde el uno de enero hasta el cuatro de mayo, como nación de apoyo –la operación está liderada por Italia, con base en Letonia-. También han tomado parte en ella unidades aéreas del Reino Unido, Alemania y Estados Unidos. “Es una misión solidaria, ya que Estonia carece de cazas para proteger su espacio aéreo”, explica a One Magazine el jefe de la misión española, el teniente coronel del Ejército del Aire Enrique Fernández Ambel, que recuerda que esta operación se está realizando mediante rotaciones y que la fuerza española será sucedida, en mayo, por la británica. 


Además, “es probable que en 2016 España vuelva como nación que lidere la misión desde Lituania”. Y no se trata de un trabajo fácil aunque las conclusiones son positivas. “Hemos realizado cuatro salidas diarias, con un mínimo de 20 cada semana, lo que ha supuesto también una excelente forma de demostrar la eficacia del Ala 11 del Ejército español responsable de esta misión”, añade. La misión ha sido divida en las llamadas ‘semanas calientes’ y ‘semanas frías’. Se trata de la denominación que cataloga cada semana como de alta intensidad o baja. Así, mientras en el primer caso, los pilotos de los caza y su unidad de apoyo deben estar preparados para salir en 15 minutos mientras que en la segunda tienen más tiempo para partir. Para ello, en la base tanto los pilotos como el resto de los militares españoles disponen de habitaciones con camas, salas de ocio para pasar el tiempo y, por supuesto, todos los medios necesarios para realizar la misión. 

De hecho, el destacamento de apoyo técnico ha demostrado su alta capacitación siendo capaces de realizar todo tipo de labores de mantenimiento ‘in situ’, incluso un cambio completo de motor en menos de 24 horas. “Lo mejor ha sido poder realizar una misión internacional y demostrar que estamos plenamente capacitados para ello, habiendo podido volar cientos de horas. Los cazas Eurofighter españoles se han mostrado muy fiables y tecnológicamente a la última frente a cualquier posible amenaza”, destaca el teniente coronel Fernández. “Lo peor ha sido tener que soportar en los meses de invierno un frío terrible con temperaturas de menos de 20 grados bajo cero. Ello ha obligado a trabajar intensamente tanto en lo que supone tener las pistas de despegue en buen estado como los cazas que, en sus base de Sevilla y Morón, no despegan en condiciones tan adversas”. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                              

No hay comentarios:

Publicar un comentario

SI TUS COMENTARIOS EMPLEAN PALABRAS CON INSULTOS HACIA MI PERSONA, PAIS, COMENTARISTA, RELIGIÓN O QUE NO ESTE RELACIONADO CON LA NOTICIA SERAN BORRADO AL INSTANTE Y NO SERAN PUBLICADOS, SI AUN ASIN SE SIGUE INSULTANDO DEJARE DE PUBLICAR SUS COMENTARIOS PARA SIEMPRE. SALUDOS Y GRACIAS POR SU VISITA.