Páginas vistas en total

miércoles, 30 de marzo de 2016

España disputa con cuatro países el mando de los ‘cascos azules’ en Líbano.

España ha propuesto al general de división Manuel Romero Carril como nuevo jefe de la Fuerza Interina de Naciones Unidas para Líbano (FINUL), integrada por 10.463 cascos azules de 40 países, a partir del próximo verano. Su nombramiento, sin embargo, tendrá que superar un obstáculo inesperado: la presentanción de sendos candidatos por parte de Italia, Irlanda, Finlandia y Suecia. 

La candidatura de Roma es la que más sorprende, ya que el actual jefe de la misión, el general Luciano Portolano, es italiano, y también lo fue su antecesor, Paolo Serra, por lo que Italia lleva ostentando ininterrumpidamente el mando desde 2012; lo que las fuentes consultadas consideran suficiente, aunque Italia sea el primer contribuyente de la FINUL, con 1.070 militares. España aporta el tercer contingente más numeroso, (600 efectivos), inmediatamente detrás de Francia (827), que no ha mostrado interés en asumir el mando, y solo en una ocasión tuvo la jefatura de la FINUL: entre 2010 y 2012, cuando la ostentó el general Alberto Asarta. Finlandia aporta 299 militares a la misión en Líbano e Iralanda 194; mientras que Suecia no contribuye con tropas. Fuentes militares destacan el alto nivel del candidato español: el general Romero Carril, actual jefe de las Fuerzas Pesadas del Ejército, con sede en Burgos, y una amplia experiencia en misiones internacionales, que incluye el mando de la Brigada Multinacional Este, con base en Marja-yún (Líbano), en 2012. 

España daba por sentado que obtendría el mando de la FINUL, hasta el punto de que el Consejo de Ministros del pasado 11 de diciembre aprobó un incremento del contingente a 750 militares, en previsión de que lo asumiera a partir de julio. “Hemos ofrecido la posibilidad de que España vuelva a comandar la operación y creo que nos toca, en el sentido de que la corresponsabilidad es importante y hemos dado medida suficiente de nuestra capacidad de hacerlo. España puede y debe mandar la misión”, declaró el ministro de Defensa, Pedro Morenés, en una entrevista en La Razón el pasado día 20. Fuentes diplomáticas advierten, no obstante, de que no se puede dar por descontado, ya que la decisión última la tomará el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, a finales de abril o primeros de mayo, después de que los candidatos sean entrevistados por el DPKO (Departamento de Operaciones de Paz). 

Aunque la FINUL es una de las misiones más antiguas de la ONU —se remonta a 1978 y acumula más de 300 muertos en sus filas— su mandato actual deriva de la guerra entre Israel y la milicia chií Hezbolá en 2006. Desplegados en el sur de Líbano, los cascos azules se encargan de vigilar el cumplimiento de un alto el fuego siempre frágil e inestable. Fue en una de las periódicas rupturas de hostilidades cuando en enero de 2015 murió por disparos de la artillería israelí el cabo Francisco Javier Soria Toledo, última baja española en operaciones en el exterior. La FINUL debería haber ido reduciendo efectivos y cometidos a medida que las Fuerzas Armadas libanesas asumieran el control del sur del país, pero la guerra de Siria ha alterado esos planes. La creciente tensión entre las monarquías suníes del Golfo y Beirut, a la que acusan de tibieza hacia Irán, complica aún más el panorama. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                              

No hay comentarios:

Publicar un comentario

SI TUS COMENTARIOS EMPLEAN PALABRAS CON INSULTOS HACIA MI PERSONA, PAIS, COMENTARISTA, RELIGIÓN O QUE NO ESTE RELACIONADO CON LA NOTICIA SERAN BORRADO AL INSTANTE Y NO SERAN PUBLICADOS, SI AUN ASIN SE SIGUE INSULTANDO DEJARE DE PUBLICAR SUS COMENTARIOS PARA SIEMPRE. SALUDOS Y GRACIAS POR SU VISITA.