lunes, 12 de junio de 2017

El Ejército de Tierra pone a prueba a sus brigadas polivalentes.

El próximo reto de la brigada, será el despliegue en Líbano, en mayo de 2018. | Brigada Aragón

Unos 2.200 militares y nueve unidades de una misma brigada han expulsado a un ejército invasor de un lugar muy concreto: la isla Saracusta, invadida por Navaria, que está imponiendo una limpieza étnica, con violaciones de los derechos humanos, posibles crímenes contra la humanidad y empleo de armas químicas. Es un conflicto de los considerados como “guerra híbrida, con unidades regulares organizadas y un enemigo asimétrico, que utiliza tácticas y procedimientos terroristas, insurgencia, suicidas, etc.”, explica el jefe del Estado Mayor de la Brigada Aragón, el teniente coronel Miguel Parrado, al frente de la intervención.
 
 
Además de las FAMET, han participado otras unidades, como el Regimiento NBQ, la Unidad de Guerra Electrónica o el Batallón CIMIC de Valencia. | Brigada Aragón

Por primera vez, una Brigada Orgánica Polivalente (BOP) del Ejército de Tierra al completo se ha enfrentado a una intervención de estas características y ha resultado en una operación exitosa. La ‘Aragón’ ha movilizado a todo su personal y unidades para hacer frente a esta agresión territorial en un país aliado, aunque solo se haya tratado de un ejercicio. Vehículos blindados Pizarro y carros de combate Leopardo, artillería, cazadores de montaña… han ensayado cómo organizarían una “operación ofensiva” de estas características. Un nuevo reto, dado que hace tan solo cinco meses que las distintas unidades de la Brigada de Caballería y de la Jefatura de Unidades de Montaña se unificaban bajo el mismo mando de la Brigada Aragón, que dirige el general José Luis Sánchez Martínez-Falero. El Regimiento ‘Arapiles’ -con el batallón con base en Barcelona y otro en Sant Climent de Sescebes, en Girona (ambos de infantería ligera hasta la unificación)- y el regimiento de Infantería ‘Galicia’ de Cazadores de Montaña de Jaca trabajan , desde el 1 de enero, con la antigua Brigada de Caballería ‘Castillejos’ de Zaragoza.

Los vehículos de combate Pizarro y los carros Leopard durante la maniobra. | Brigada Aragón


Pero la unificación en una sola brigada ha supuesto, además, que algunas de sus unidades hayan dejado su naturaleza de infantería ligera y que este ejercicio, que se ha llevado a cabo del 2 al 9 de junio, haya supuesto ya su bautismo de sus nuevas funciones. “Hasta ahora eran de Montaña, pero con la transformación, el Barcelona se ha convertido en motorizado (sobre Vehículos de Alta Movilidad Táctico, Vamtac) y el de San Clemente, mecanizado, sobre vehículos blindados de combate Pizarro y TOA (Transporte Oruga Acorazado)”, explica el comandante Gonzálvez. “El cambio más profundo es precisamente este último, el de San Clemente. Es un cambio muy importante para ellos”, explica el comandante. De hecho, es la primera maniobra que realizan como ‘mecanizados’. “Han recibido los Pizarros hace bastante poco, un mes aproximadamente, con lo que ha sido la puesta a punto, la presentación en sociedad de esa unidad”, añade el jefe de operaciones del ejercicio.

También en el Pirineo
Helicópteros de las FAMET también han participado en el ejercicio 'Isla Mínima'. | Brigada Aragón

El ejercicio se ha desarrollado en el campo de maniobras de San Gregorio, en Zaragoza y en el Pirineo oscense, todo ello como escenario simulado de la isla Saracusta, la “Isla Mínima” como se ha dado en llamar el entrenamiento –una idea del comandante Gonzálvez, en honor a la película española-. “Hemos tenido el batallón de cazadores de montaña ‘Pirineos’, que estaba precisamente desplegado en el Pirineo oscense y conectábamos con enlace de radio con ellos. Es decir, participaban del ejercicio a distancia, pero simulaban que ocupaban una parte del escenario que correspondía a un terreno elevado de montaña que corresponde a una unidad”, explica el comandante. Además, las unidades de la brigada han tenido apoyo de “numerosos capacitadores, cuya aportación es necesaria para realizar la operación con éxito”, indica el teniente coronel Parrado, jefe de Estado Mayor, a este diario. “La necesidad de su tenerles con nosotros es una enseñanza que hemos aprendido en las numerosas intervenciones exteriores en las que hemos participado”, apostilla.

“Hemos contado con unos apoyos que jamás hemos tenido en esta brigada: aviones del Ejército del Aire, helicópteros o el regimiento Nuclear Biológica Química (NBQ) de Valencia, que tiene unas capacidades mayores que lo que tenemos en la Brigada -que ya cuenta con una unidad de defensa NBQ-, con lo que pudimos hacer prácticas de descontaminaciones completas", explica el comandante Gonzálvez. También participó el batallón CIMIC del Batallón de Cooperación Cívico Militar (CIMIC) de Valencia y la Unidad de Guerra Electrónica, según relata el comandante, que ha sido jefe de operaciones desde 2014 en la Brigada de Caballería, puesto que mantiene en la nueva BOP, lo que le ha permitido tener una visión directa de lo que supone el cambio a la nueva forma de organización del Ejército de Tierra con las BOP. “La transformación es enorme. En lugar de tener una unidad especializada en solo un tipo de acción ofensiva, ahora hay que idear la utilización de distintas capacidades: no tiene nada que ver un escenario de montaña con uno de los carros de combate Leopardo. Hay que saber  cómo aprovechar las capacidades de cada uno y cómo conseguir la perfecta sincronía entre ambas. Y eso es lo que hemos hecho en este ejercicio”, resume.

Tras una semana de intensa actividad, queda la parte de “lecciones aprendidas”. “El ejercicio ha ido bastante bien. Sinceramente, estamos más contentos de lo esperado y se notan las ganas de la gente”, explica el comandante. Pero es consciente de que aún quedan por “aprender distintos aspectos y procedimientos”. La parte final de evaluación es fundamental tras una maniobra de estas características, ya que sirve para revisar los procedimientos. “Se hace un informe de lo que es mejorable, con la aportación de todas las unidades. Por eso, por el momento, tampoco podemos transmitir una evaluación completa del ejercicio”, añade el comandante. La nueva Brigada Aragón se ha preparado así para sus próximos retos, ya marcados en el calendario. En mayo de 2018 acudirán a Líbano y es posible que entren además en el turno de Letonia, según explicó el general Martínez-Falero durante el ejercicio. (Jesús.R.G.)


Sigue todas mis noticias a traves de mis paginas oficiales en Twitter y Facebook        

Sorpresa: los cazas españoles no participan en la reunión de los ‘Tigre’ de la OTAN.

Participantes en la 'Tiger Meet' de 2011
Participantes en la 'Tiger Meet' de la OTAN en anteriores ediciones.

La NATO Tiger Meet 2017 no cuenta con la presencia de cazas F-18 o Eurofighters españoles. La reunión de este año tiene lugar en la base aérea de Landivisiau, situada a unos 30 kilómetros de la ciudad costera francesa de Brest (Bretaña). España se ausenta del evento, uno de los más populares del circuito anual, aunque se desconocen oficialmente los motivos de la ausencia. ECD ha preguntado al Ejército del Aire pero al cierre de esta edición no ha recibido respuesta.

Dos de las principales alas de combate españolas forman parte, como miembros permanentes de pleno derecho, de este selecto club mundial de pilotos y aeronaves, al que sólo se accede por invitación: el Ala 15 de Zaragoza y el Escuadrón 142 –Ala 14- de Albacete. F-18 y Eurofighters respectivamente.

El Ala 15 “al 100%”
Fuentes extraoficiales del Ejército del Aire precisan que las unidades pertenecientes al Ala 15 está, actualmente, “al 100% de operación, muy atareadas” con su despliegue en el Báltico (cinco cazas) en misión de la OTAN, y que buena parte de los aparatos que están en España están siendo sometidos a tareas de “reaparición y actualización” en la Maestranza Aérea de Albacete. Sobre los Eurofighters del Ala 14, la última vez que se les vio en un evento público fue en el desfile aéreo con motivo del Día de las Fuerzas Armadas celebrado en Guadalajara. En esa ocasión fueron dos unidades las que sobrevolaron la capital alcarreña.

El evento, cuya fase inicial comenzó el pasado día 5 y que se alargará hasta el próximo viernes 16, cuenta con la representación de 13 cazas Rafale franceses (versiones M y C/B), 4 Eurofighter italianos, 5 F-18 suizos, 3 SAAB 105 austriacos, 5 F-16 belgas, 6 Gripen checos, varios helicópteros y un AWAC de la OTAN. La pasada edición del evento tuvo como anfitriona al Ala 15 de Zaragoza. La base maña fue elegida como escenario de esta ‘Tiger Meet’ de la OTAN para conmemorar el 30 aniversario del Ala 15, coincidente con la llegada del primer F-18 español al Ejército del Aire.

Solo se entra por invitación
Los escuadrones participantes en la reunión ‘Tigre’ entran en este grupo por invitación. La asociación, que no forma parte de la estructura formal de la OTAN, nació en 1961 por iniciativa francesa.
Actualmente, todos los escuadrones que forman parte del club portan el dibujo de un tigre en su emblema oficial de unidad. (Jesús.R.G.)


Sigue todas mis noticias a traves de mis paginas oficiales en Twitter y Facebook