martes, 20 de junio de 2017

España y Alemania apuestan por un caza paneuropeo de nueva generación.

La mayoría de las Fuerzas Aéreas de los países europeos dependen de los aviones heredados F-16, Eurofighter Typhoon y Tornado. Sin embargo, ahora que la postura de Washington en cuanto a sus relaciones con la OTAN se hace cada vez más difusa, tal vez haya llegado la hora para Europa de lidiar con sus necesidades militares internamente, señala el artículo. España y Alemania ya han empezado a destinar recursos a un posible caza paneuropeo. El jefe de la división Defensa y Espacio de Airbus, Fernando Alonso, expresó su esperanza en que otras partes también “hagan su contribución a los significativos gastos que conlleva la creación del avión del futuro”, informó el medio alemán Deutsche Welle (DW). Desde el punto de vista de la seguridad de la UE, la reducción de la cantidad y el tipo de armas aéreas mediante la creación de un caza diseñado y fabricado en Europa puede racionalizar las operaciones militares del bloque, añade el sitio web de DW.

Según Alonso, dos o tres diferentes tipos de aeronaves pueden provocar la ineficacia y el alza de los costes a largo plazo. Al parecer, el Gobierno alemán ha adoptado un enfoque metódico e imparcial respecto a esta cuestión, y ahora está considerando todas las posibles vías. Además de invertir en el desarrollo del caza de Airbus, la Luftwaffe —Fuerza Aérea germana— solicitó al Gobierno estadounidense la entrega de documentos clasificados acerca del F-35. Según explicó el Ministerio de Defensa del país teutón, están buceando en el mercado para encontrar la mejor opción posible, y puede que esta pase por adquirir los F-35. Asimismo, no hay que excluir la posibilidad de que Europa encuentre la solución en China. El gigante asiático firmó un memorándum de entendimiento con Airbus el 1 de junio con el objetivo de “seguir mejorando el espíritu de cooperación”, según asegura el comunicado publicado en el sitio web de la compañía. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook   

Los francotiradores de los ‘SEAL’ españoles se ponen a prueba en Zaragoza.

Un tirador selecto con un fusil Accuracy junto a su observador.
Un tirador selecto con un fusil Accuracy junto a su observador.

La unidad de operaciones especiales de la Armada, la FGNE, ha enviado a sus tiradores selectos a realizar un curso intensivo de ejercicios de tiro en los campos de maniobras de Cerro Muriano (Córdoba) y San Gregorio (Zaragoza). Las maniobras, que duraron diez días, se corresponden a la segunda fase de un curso avanzado cuya parte teórica fue impartida por la Escuela de Infantería de Marina General Albacete Fuster, con sede en Cartagena (Murcia). Los tiradores de la FGNE realizaron pruebas con todo el arsenal de tiro de precisión que tiene a su disposición la unidad, como el fusil Accuracy AW del calibre 7'62 o el Barret M-95 del calibre calibre .50 ‘Browning’.

Se pusieron en práctica todo tipo de técnicas de combate en entorno urbano y campo abierto, teniendo en ocasiones los propios tiradores que fabricar las posiciones de tiro desde las que ejecutar el ejercicio y encontrando lugares improvisados desde los que abatir sus objetivos. Además, las prácticas incluyeron tiro a largas distancias –el alcance máximo de los fusiles alcanza los 2 kilómetros, pero es eficaz en los primeros 1.500 metros- y el uso de los intensificadores de luz que van acoplados a las miras telescópicas para operar de noche. Los equipos realizaron un ejercicio táctico final de gran complejidad, consistente en eliminar a varios objetivos de forma simultánea y con la coordinación de un único observador (en forma de trinomio, dos francotiradores y un ‘señalizador’). (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook