martes, 4 de julio de 2017

Se cumplen 40 años del primer vuelo del avión de entrenamiento español CASA C-101 Aviojet.


Hoy está de aniversario uno de los aviones más emblemáticos del Ejército del Aire, por ser el modelo con el que vuelva la Patrulla Águila: el entrenador español CASA C-101 Aviojet.

Diseñado como avión de entrenamiento avanzado, el primer prototipo del Aviojet, el XE.25-01, fue equipado con un turbofán Garrett TFE-731-2, con el que puede volar a una velocidad de hasta 770 km/h a un techo operativo de 12.500 metros, disponiendo de una autonomía de 4.000 kilómetros. Como es habitual en los aviones de su clase, es relativamente pequeño: 12,25 metros de largo, con una envergadura de 10,6 metros y una altura de 4,25. Lleva dos tripulantes. Su esquema más habitual en el Ejército del Aire es con el fuselaje en metal desnudo y franjas naranjas, la decoración típica de los aviones entrenamiento de nuestra fuerza aérea. El primer prototipo, decorado en naranja y blanco, fue usado por CASA para los ensayos con cargas subalares y de tiro de la prevista versión ET-25 de apoyo ligero y entrenamiento de tiro. Este aparato salió por primera vez del hangar de CASA en Getafe (Madrid) el 28 de mayo de 1977, e hizo su primer vuelo el 27 de junio de ese mismo año, es decir, hace hoy 40 años. Ese día el avión iba pilotado por el coronel Gabriel de La Cruz Jiménez. 

El avión hizo su presentación oficial dos días después ante el Rey Juan Carlos I. Hoy el EX.25-01 se conserva en el exterior del Hangar 1 del Museo de Aire de Cuatro Vientos (Madrid, España), donde le hice esta foto en 2011: Se construyeron en total 143 Aviojets: 88 para España, 35 para Chile, 16 para Jordania y 4 para Honduras. En el Ejército del Aire español recibió la designación oficial de E.25 Mirlo, aunque el apodo más habitual que le dan las tripulaciones es el de “Culopollo”, debido a la peculiar forma de su cola, que sobrepasa la tobera del motor. Debido a la antigüedad del modelo, el Ejército del Aire lleva ya algún tiempo barajando posibles sustitutos no sólo para el Aviojet, sino también para el entrenador básico T-35 Tamiz. Se optaría por un único avión, y los modelos que se barajan son el estadounidense Beechcraft T-6 Texan II, los suizos Pilatus PC-9 y PC-21 y el polaco PZL-130 Orlik 3. Se da la circunstancia de que los cuatro aviones son turbohélices, de modo que los pilotos españoles perderían la opción de llevar a cabo su entrenamiento avanzado en un reactor. (Jesús.R.G.)

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                              

España seguirá usando el fusil G36 que Alemania va a retirar por defectuoso.

La noticia de los problemas en el diseño del fusil alemán G36 sorprendió en todas las unidades y cuarteles militares de España. El arma se considera de gran eficacia y son muy pocas las unidades que han dado algún problema, según explican fuentes del Ejército de Tierra a El Confidencial Digital. Sin embargo, el ejército alemán sí acreditó que, durante un combate de larga duración en Afganistán, el cañón del rifle alcanzaba tras dos cargadores en modo ráfaga unas temperaturas anormales que le provocaban cierta deformación. Esa deformación suponía una pérdida de la puntería calculada en un 30 por ciento aproximadamente. 

La bala, tras recorrer 200 metros, llegaba a su objetivo con una desviación de 50 centímetros. Algo inasumible en combate. El Ministerio de Defensa alemán anunció en 2015 que estudiarían la situación y tomarían una decisión, pero la ministra ya advirtió que el fusil tenía “poco futuro”. La pasada semana se confirmó: Alemania ha comenzado la búsqueda del sustituto del G36 pidiendo información a distintos fabricantes. En España, sin embargo, el G36 “va a seguir en servicio muchos años más” explican a ECD fuentes relacionadas con el departamento adquisición de material y armamento. Desde la DGAM admiten que “hubo cierto nerviosismo con la noticia de los fallos de la versión alemana”, pero las dudas quedaron disipadas. “Se han realizado tests de resistencia al fusil, pruebas de todo tipo. Se han tomado los datos de las pruebas alemanas –que mostraban defectos- como referencia y, comparándolas con los obtenidos en las pruebas hechas aquí, no se ha detectado ningún problema” explican a ECD estas voces.



De hecho, aseguran, aparte de las pruebas ‘oficiales’ realizadas por el ejército para verificar la calidad del G36 español, se tiene constancia de que en muchas unidades se ha puesto a prueba el fusil y el resultado ha sido igualmente satisfactorio. Estas pruebas, explican, carecen de validez técnica al no estar hechas en laboratorio, pero “resultan significativas, ya que quienes usan el arma a diario son quienes mejor la conocen, y están satisfechos con el G36” aseguran. La clave de la eficacia del arma española con respecto a la alemana radica en el cañón. El fabricado por Heckler & Koch es distinto en cuanto a diseño y materiales al que fabricó en su día la ahora extinta Santa Bárbara en la factoría de La Coruña. España tiene actualmente alrededor de 78.000 fusiles G36 de diversos modelos –aunque casi todos fabricados en España bajo licencia-. Las compras comenzaron en 1999, con una partida de 11.000 unidades. (Jesús.R.G.)

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook