viernes, 4 de agosto de 2017

Cazas españoles en el Báltico, testigos de una guerra fria electrónica entre Rusia y la Otan.


Según este análisis, la fuerza aérea rusa está midiendo sus fuerzas con la aviación de la OTAN que opera en el Báltico. Y lo hace constantemente. Es la valoración que realizan fuentes extraoficiales del Ejército del Aire a El Confidencial Digital de los últimos hechos ocurridos en la zona.

El pasado martes, dos cazas F-18 del Ejército del Aire español fueron enviados desde la base aérea de Amani (Estonia) a la frontera del país. Los centros de control de tráfico aéreo habían detectado tres aeronaves militares rusas bordeando la línea que separa el cielo estonio del cielo considerado ‘internacional’.

Despiste de los F-18 españoles
En sus maniobras de interceptación, los cazas visualizaron a dos Mig-31 y un avión de transporte AN-26. El seguimiento a las aeronaves se alargó durante varios minutos hasta que el Centro Finlandés de Operaciones Aéreas advirtió a las unidades españoles que habían cruzado la frontera del país. 
Finlandia no es país OTAN, por lo que cualquier entrada en su espacio aéreo debe ser autorizada previo aviso. Los F-18 españoles se comunicaron con la base, que ordenó su vuelta inmediata. Los cazas rusos fueron escoltados durante su periplo por la frontera finlandesa por otros dos F-18 del país nórdico.

‘Juegos de Guerra’ cada vez más habituales
La OTAN ya ha pedido disculpas a Finlandia y el incidente no ha tenido mayor repercusión. Sin embargo, fuentes del Ejército del Aire advierten a El Confidencial Digital que este tipo de misiones es “cada vez más habitual en la zona”. Según aseguran estas voces, la aviación rusa está protagonizando “juegos de guerra” con la OTAN. Hacen referencia al término ‘war games’, un simulacro de operación militar en el que se recrea, de la forma más fiel posible, las condiciones de un combate real. Es decir, una guerra sin guerra, explican.

“La OTAN sabe que las aeronaves rusas van equipadas con sistemas y equipos de guerra electrónica y obtención de señales. Se cree que el AN-26 interceptado por los españoles, por ejemplo, llevaba algún tipo de configuración SIGINT (inteligencia de señales)” aseguran a ECD estas fuentes. “Los (militares españoles) que se han ido a Amari está viviendo en primera persona una especie de ‘Guerra Fría’ electrónica entre Rusia y la OTAN” afirman fuentes del Aire muy próximas a la misión de Policía Aérea en la que participan cinco F-18 españoles. Sorprenden especialmente algunos detalles. Como por ejemplo que los cazas rusos, en estos encuentros, vuelen con el transpondedor apagado. O sea, sin el sistema electrónico de identificación que permite saber qué aeronave es y si se trata de un amigo o un enemigo.

32 aviones rusos en seis días

Este tipo de incidentes vienen siendo habituales en el Báltico. El pasado mes de junio, en el transcurso de seis días –entre el 12 y el 18-, fueron identificadas un total de 32 aeronaves rusas volando muy cerca de la frontera de los países bálticos. Entre ellos había bombarderos de largo alcance Tupolev Tu-160, un Ilyushin Il-22 con capacidad de inhibición de radares, un Beriev A-50 de reconocimiento y multitud de cazas Shukoi de varios modelos.

Por parte de Rusia también se han producido diversas interceptaciones de aeronaves de la OTAN. La más llamativa ocurrió el pasado mes de junio, durante unas maniobras de Estados Unidos en el Báltico. Un caza Su-27 Flanker ‘escoltó’ a un bombardero nuclear B-52. El suceso lo dio a conocer el propio Departamento de Defensa de los Estados Unidos, que advirtió con cierto humor que el caza ruso se había ‘colado’ en su foto:

Cazas rusos sobre España
Lo cierto es que a los cazas españoles no les hace falta ir hasta el Báltico para seguir de cerca el tránsito de los aviones militares rusos. En noviembre de 2016, un moderno caza ruso Su-35S de paso por el norte del Península Ibérica provocó una alerta ‘scramble’ en la base de Zaragoza, de la que despegaron dos F-18 en misión de interceptación. En aquel momento se sospechó que el Shukoi iba ‘pinchando radares’, es decir, comprobando el alcance de estos y los tiempos de reacción de los cazas de los países OTAN cuya frontera iba bordeando.

Apenas un mes antes, dos bombarederos Tu-160 fueron detectados por media Europa a su paso por el Atlántico bordeando las costas del continente. Llegaron casi hasta Bilbao y también provocaron el ‘scramble’ de dos F-18 españoles, también del Ala 15 de Zaragoza. Curiosamente, la misma unidad que ahora ‘lidia’ con los cazas rusos en el Báltico. Tras este vuelo de los ‘Cisnes Blancos’, como se les llama a los Tupolev 160, en el Aire también se barajó que Rusia podría estar poniendo a prueba de algún tipo de sistema de guerra electrónica nuevo, más o menos desconocido. Sin embargo, no ha habido confirmación oficial de ello. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook              

Merkava israelí vs. Leopardo español: la guerra de los carros de combate.



La guerra entre Hamás e Israel, con Gaza como escenario, ha devuelto a la actualidad militar al carro de combate Merkava, el “tanque” israelí. En su cuarta versión, este carro de combate fue concebido por las Fuerzas de Defensa de Israel después de que el Reino Unido vetara al Gobierno israelí la venta de sus carros “Chieftain” en 1969, tras la presión de los países árabes. La guerra del Yom Kippur (1973) desveló definitivamente la carencia existente en el Ejército israelí en este tipo de arma estratégica, que hasta entonces se abastecía de modelos estadounidenses de la II Guerra Mundial (carro Sherman) y otros igualmente desfasados. Las guerras que Israel debiera librar en el futuro con sus vecinos tendrían el carro de combate como arma estratégica primordial. Eso quedó claro.

El «Merkava» -término hebreo que significa “carro”- fue finalmente desvelado en el Estado de Jerusalén el 14 de mayo de 1979, en el 31 aniversario de la proclamación del Estado de Israel.«La protección y la supervivencia de la tripulación es una de las principales características de su diseño», nos explica una fuente del Ejército de Tierra especialista en carros de combate  a la cual trasladamos un cuestionario sobre el carro israelí que tuvo su bautismo de fuego en la guerra del Líbano de 1982.

1. ¿Cuáles son  las principales características de los carros de combate Merkava IV?
Peso: 65 toneladas
Armamento: 1 cañón de 120 mm., 1 ametralladora de 12,70 mm.,  2 ametralladoras de 7,62 mm. y 1 mortero de 60 mm.
Motor: diésel de 1500 cv
Tripulación: 4 con jefe de carro, tirador, cargador y conductor
Prestaciones: autonomía de 500km, velocidad de 62km/h (carretera)

2. ¿Qué evolución ha sufrido en su configuración desde su primer modelo a la cuarta versión?
Los prototipos fueron construidos a partir de 1974, entrando en servicio el primer modelo, Merkava I, en 1979.  Como consecuencia de las lecciones obtenidas en el conflicto del Líbano en 1983 se puso en servicio una versión con blindaje y visores mejorados, denominada Merkava II, del cual existen 3 modelos que difieren, fundamentalmente, en el tipo de blindaje.  Ya en 1989 apareció el Merkava III, el primero en ser equipado con un cañón de 120 mm y un grupo motopropulsor de mayor potencia (1200 cv frente a los 900 cv de las versiones anteriores), así como con dirección de tiro y blindaje mejorados.  La última versión, Merkava IV, fue equipada con un motor de 1500 cv y nuevo blindaje, siendo entregado a las unidades a partir de 2004.

3. ¿Qué diferencias principales  podemos observar con los Leopardo 2E que emplea el Ejército español?
El Merkava es un vehículo concebido para el escenario de Oriente Medio con la protección o supervivencia como característica principal.  Originalmente este enfoque era consecuencia de la inferioridad numérica del Ejército israelí respecto sus adversarios; en la actualidad dicha prioridad se ha acentuado por ser el escenario urbano uno de los de más frecuente para su empleo. Los carros Leopard, origen del  Leopardo, fueron concebidos para hacer frente a las fuerzas del Pacto de Varsovia en el escenario centroeuropeo, manteniendo un equilibrio entre las 3 características básicas de un carro: protección, potencia de fuego y movilidad.  Respecto a dichas áreas podemos hacer las siguientes consideraciones:

Protección
Ambos modelos cuentan con niveles de protección equivalentes a base de blindaje de acero homogéneo reforzado con módulos de blindaje compuesto (aquel en el que se integran otros tipos de materiales no metálicos tales como elementos cerámicos).  No obstante, ningún carro es invulnerable y se han dado casos de destrucción de carros Merkava por misiles contracarro, fundamentalmente.

Potencia de fuego
El armamento es un cañón de 120 mm. de ánima lisa en los 2 carros y las municiones son intercambiables, si bien en el caso del Leopardo el tubo es de mayor longitud (55 calibres frente a los 44 del Merkava, 1,30 m de diferencia), lo que mejora la velocidad inicial y precisión de la munición.  Una diferencia es que el Merkava cuenta entre su gama de municiones con un misil lanzado por el cañón – el LAHAT – algo que hasta la fecha no ha sido contemplado por los ejércitos occidentales por considerar que la precisión de sus direcciones de tiro evita recurrir a este tipo de soluciones. 

Respecto a la dirección de tiro podemos decir que ambas son equivalentes pues son computerizadas y disponen del mismo tipo de capacidades.  En los dos vehículos tanto el tirador como el jefe de carro cuentan con visores de puntería estabilizados e independientes, dotados de visión térmica.  También los 2 carros cuentan con un sistema de mando y control que se integra en las redes de mando de unidades superiores.

Movilidad
Ambos carros utilizan motores de 1500 cv de potencia, si bien el peso del Leopardo es inferior al del Merkava (62 toneladas frente a 65) lo que le garantiza una movilidad algo superior en lo referente a velocidad y aceleración.  El motor y la transmisión del Merkava son de origen alemán (MTU y Renk, respectivamente) y fabricados en Israel.

4. ¿Qué curiosidades tiene desde el punto de vista de la configuración del Merkava? 
Como consecuencia de la prioridad dada a la protección desde un primer momento se diseñó un carro con el grupo motorpopulsor en la parte delantera, siendo actualmente el único en servicio con esta característica.  

Otra peculiaridad es que, como consecuencia de esta configuración, se ha colocado una compuerta en la parte trasera de la barcaza de manera que, en casos muy especiales y eliminando algunos depósitos de munición, se puedan transportar hasta 6 personas, lo que no significa que el carro sirva como transporte de personal, otra categoría de vehículo acorazado totalmente distinta.  Por último, añadir que en los modelos más recientes del Merkava IV se ha montado un sistema de defensa activo que, mediante un conjunto de sensores situados en la  torre, permite detectar la aproximación de misiles o granadas, activándose entonces unos lanzadores de artificios explosivos que destruyen dicha amenaza.

 5. ¿Por qué se dice que el Merkava es el mejor carro de combate?
Se sugiere huir de este tipo de afirmaciones generalistas.  Puede afirmarse que el Merkava es uno de los mejores carros actualmente en servicio debido a las novedades que ha ido incorporando como consecuencia de las lecciones aprendidas en combate, pero no es el único.  No obstante, si podría decirse que el Merkava es el carro de combate que mejor se adapta al escenario de empleo y a los requerimientos del Ejército israelí.

Parte trasera de un «Merkava» / EFE

6. ¿Qué otros carros están a su altura actualmente?
Considerando la combinación de protección / potencia de fuego / movilidad destacarían los siguientes:
Alemania y España: Leopard-2A6 / Leopardo-2E
Estados Unidos: M1 A2 Abrams
Francia: Leclerc
Reino Unido: Challenger 2

PD- Por cierto, dadas las restricciones presupuestarias de Defensa (también afectan a Israel a su modo), el Gobierno israelí está sopesando exportar por primera vez el carro Merkava, siendo Colombia uno de los posibles destinos, una noticia aún no confirmada de modo oficial. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook