viernes, 15 de septiembre de 2017

Exteriores autoriza que cuatro Chinook británicos hagan escala en España rumbo a Gibraltar.

Un helicóptero Chinook de la Royal Air Force del Reino Unido.
 La gravedad de los daños causados por el huracán Irma en el Caribe ha llevado al gobierno del Reino Unido a enviar ayuda humanitaria a varios Territorios Británicos de Ultramar y países de la Commonwealth. Para ello, ha enviado al buque de guerra HMS Ocean, que hizo escala en el puerto de Gibraltar para aprovisionarse antes de cruzar el Atlántico. Pues bien: este paso de esta nave portahelicópteros de asalto anfibio, buque insignia de la Royal Navy, ha provocado una situación inusual en las complejas relaciones hispano-británicas, condicionadas desde hace 300 años por Gibraltar. 

Un trayecto vetado por España 
Cuatro helicópteros Chinook de la Royal Air Force (RAF) volaron desde Gran Bretaña hasta Gibraltar. Lo llamativo es que el viaje transcurrió por espacio aéreo español, y de hecho las aeronaves hicieron parada en los aeropuertos de San Sebastián y Sevilla. Así lo confirman tanto personas que vieron hacer escala a las aeronaves en estos aeródromos civiles españoles como el diario del Peñón, el ‘Gibraltar Chronicle’. 

La pugna de España con Reino Unido a cuenta de la soberanía sobre Gibraltar, que se remonta a la Guerra de Sucesión y al Tratado de Utrech de 1713, tiene como una de sus consecuencias que las autoridades españolas no permiten que aviones y helicópteros militares británicos sobrevuelen territorio nacional cuando se dirigen a la colonia. Eso obliga a las aeronaves de la Royal Air Force a dar un largo rodeo para evitar España y llegar hasta Gibraltar por el océano Atlántico. 

Paradas en San Sebastián y Sevilla
No ocurrió así el pasado fin de semana. Entre el sábado 9 y el domingo 10 tomaron tierra en el aeropuerto de San Sebastián (situado en Fuenterrabía) cuatro helicópteros Chinook de transporte de carga pesada. El primero llegó el sábado a última hora y se marchó de San Sebastián el domingo a las once de la mañana. Otro llegó a mediodía del domingo y salió a las 14:00, y otros dos llegaron a las 15:00 y se marcharon a las 17:00. 

Desde el aeródromo guipuzcoano los helicópteros volaron hasta el aeropuerto de Sevilla y terminaron llegando a Gibraltar entre las 20:00 y las 22:00 del domingo. Según el Gibraltar Chronicle, se trató de paradas técnicas para repostar combustible y llegar hasta el peñón. Apuntan que el permiso excepcional del Ministerio de Exteriores español para sobrevolar el espacio aéreo se debió a que los helicópteros viajaban para llevar aprovisionamientos y equipos al HSM Ocean que servirán para atender a los damnificados por el huracán Irma en el Caribe. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                        

El ‘youtuber’ estadounidense que prueba raciones de combate: “Las españolas son las mejores que he comido nunca”.

Steve Thompson, famoso por sus catas de raciones militares, prueba el pote gallego.

Steve Thomas ha probado y analizado raciones militares de más de medio mundo. Estados Unidos, Francia, Italia, Alemania, Nueva Zelanda, Indonesia, Dinamarca, Letonia, Noruega, Singapur, Eslovaquia, Jordania, Canadá… pero hasta ahora ninguna española. 

La envidia culinaria de la OTAN 
Una ausencia incomprensible, a tenor de la fama mundial que han alcanzado las raciones españolas entre militares de ejércitos extranjeros, que como contó ECD están dispuestos a cambiar pertenencias personales por una muestra de la gastronomía militar enlatada procedente de España. Hace pocos días, este ‘youtuber’ subió a su canal un vídeo de 36 minutos analizando tres paquetes con el sello del ejército español. Un desayuno, una comida y una cena. Un pack de supervivencia para 24 horas. 

 El vídeo comienza con la cata del desayuno, a base de cacao soluble, leche condensada, chocolate y galletas. “un desayuno fantástico, muy fácil de comer” aunque con la pega de que “no lleva cuchara”. Sin embargo, el plato fuerte viene con las comidas principales. ‘Steve1989MREInfo’, su alias en internet, se muestra entusiasmado con la “excelente” sopa de pollo con pasta, con los calamares rellenos en su tinta y con el pote gallego. 

“Qué buena comida tienen los soldados españoles” 
 “La salsa –de los calamares- parece un liquido salido de la parte inferior de un coche, pero si alguien pusiera esta salsa en un plato realmente bonito, no me creería que viene de una lata. Es el mejor pescado enlatado que he probado en mi vida. No puedo parar de comerlo” dice sobre los calamares. Pero el éxtasis culinario de Steve Thomas llega con el pote gallego, que calienta utilizando el hornillo portátil que se incluye en la ración. 

“Huele absolutamente increíble. Es una de las cosas más apetecibles que he visto en una ración. Aquí hay calidad. Qué buena comida tienen los soldados españoles” asegura tras probar las fabas, grelos y el chorizo empaquetado en una lata de 300 gramos. “Es lo mejor ración que he probado nunca. Es una de mis favoritas” llega a decir tras finalizar la comida. 

“Las albóngidas no parecen de lata” 
En la última parte del vídeo se analiza la ración B2, correspondiente según Steve Thomas a “la cena” pese a que el envoltorio no hace referencia a ello. Está formada por sopa de vegetales, sardinas en tomate “con sus huesos”, una “asombrosa” macedonia de fruta “real”, un paté al que califica de “obra maestra” y unas “albóndigas que no parecen sacadas de una lata”. “Maravilloso” dice. “Sinceramente, es una de las mejores raciones de combate producidas en el mundo y actualmente en servicio. Altamente recomendable”. 

 El vídeo ya ha superado las 200.000 visualizaciones, aún lejos de los 2,4 millones que consiguió su cata de espaguetis de la Guerra de Vietnam o el 1,4 millones de un desayuno británico de la Segunda Guerra Mundial en 1945. O el cerca del millón que consiguió con una auténtica rareza: unas galletas 1896 de la Guerra Civil americana. Sin embargo, está siendo muy popular entre sus fans, que han dejado ya 2.400 comentarios. En algunos de ellos, sus seguidores se contagian de su entusiasmo. “Calamares en una ración de combate, nunca pensé que llegaría el día de ver algo así”, a lo que otro le responde “maldición, los españoles saben cómo vivir”. Vea el vídeo completo a continuación:



Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                       

La Armada investiga la vulnerabilidad de los radares de las F-100 ante el posible ciberataque a buques de la US.Navy.

Hackers interceptando y manipulando los sistemas de navegación de destructores de la US.Navy y conduciéndolos hacia un choque contra otro buque. Es una de las hipótesis que investiga actualmente el Pentágono y que podría explicar los misteriosos choques de buques estadounidenses contra grandes embarcaciones civiles. El primero de estos accidentes tuvo lugar el pasado mes de junio, cuando el destructor de la clase Arleigh Burke ‘USS Fitzgerald’ colisionó en aguas del Pacífico contra un portacontenedores filipino. Murieron 7 marinos. El segundo de ellos ocurrió hace unas semanas, e involucró al destructor de la misma clase –y ‘gemelo’ de los cuatro que operan en Rota- ‘USS John S.McCain’. 

El buque estadounidense chocó contra un petrolero en aguas de Singapur. En esta ocasión desaparecieron 10 marinos. Meses atrás, otros dos sucesos similares involucraron a dos buques militares más. En un principio se estudió que fuera obra de una cadena de errores humanos, pero la reincidencia llevó al Pentágono ha admitir que estudiaba todas las posibilidades. Incluso la de un ciberataque que ‘confundiese’ al buque en su ruta y cegase sus sistemas de navegación. Mientras la investigación continúa, fuentes de la Armada española admiten que se está siguiendo “con atención” cualquier conclusión derivada de dichas pesquisas. El motivo es simple: las fragatas españolas F-100 comparten sistema de combate Aegis con los cuatro buques estadounidenses afectados. Pero lo que es más grave, también comparten el radar de superficie, según explican estas voces. Si se ha producido algún tipo de intrusión, en la Armada quieren saber si se ha ejecutado a través de alguna vulnerabilidad de los sistemas que comparten ambas clases de buques. 

El AN/SSPS-73 es los ojos y oídos principales de los buques estadounidenses y las F-100. De ellos depende de la detección de cualquier objeto, hasta los más pequeños, que se encuentren alrededor del buque. Es capaz, explican estas fuentes, de detectar cualquier obstáculo, su trayectoria y advertir de una posible colisión al personal de puente de mando. Sorprende pues que esta tecnología, en cuyo desarrollo se han invertido y siguen invirtiéndose cientos de millones de euros, no haya sido capaz de impedir la colisión de cuatro destructores en lo que va de año. Fuentes del sector de la defensa relacionadas con el diseño industrial de este tipo de sistemas admiten a ECD que no se trata de “sistemas aislados” del resto de comunicaciones, y que pese a que están “blindados” ante cualquier manipulación externa, “tampoco sería imposible que alguien hubiese desarrollado una tecnología de guerra electrónica capaz de confundir al sistema de navegación o a los radares” de estos buques. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook