lunes, 18 de septiembre de 2017

BMS-Lince: el novedoso sistema de mando y control de los Leopardo y Pizarro en Letonia.

BMS-Lince: el novedoso sistema de mando y control de los Leopardo y Pizarro en Letonia

El despliegue español de los carros de combate Leopardo 2E   y vehículos Pizarro en Letonia tiene otra novedad que hemos podido conocer este jueves: por primera vez el Ejército prueba en operaciones internacionales un novedoso sistema de gestión de campo de batalla («Battlefield Management System») que, conocido como BMS-Lince, ha sido desarrollado por las empresas Indra y Thales. Se trata de un programa para mejorar el mando y control en las unidades del Ejército de Tierra que comenzó en 2010, con la firma del contrato, y cuya primera fase concluyó durante el primer semestre de este año. La novedad consiste en que el mando de la unidad correspondiente, en este caso en Letonia de carros de combate, tiene en una sola pantalla una visión única y completa de lo que ocurre en el campo de batalla, permitiendo compartir información que recogen los sensores de todas las plataformas involucradas (los propios carros, UAV, vehículos, etc.).

«También facilita las comunicaciones y permite el envío de información y la recepción de órdenes (mensajes, alarmas, posiciones); facilita la coordinación con tropas aliadas; nos permite presentar alertas; o la identificación amigo-enemigo», según explicó el coronel Eladio Garrido, jefe del programa BMS, durante su presentación en la base de El Goloso (Madrid), sede de la Brigada «Guadarrama» XII. Otras de las ventajas del BMS-Lince son el incremento de la seguridad de las unidades, facilitar la planificación y gestión de la operación, permitir examinar posteriormente la misión, mejorar las comunicaciones o su excelente conciencia situacional, según presentó Reinaldo Villa, jefe del proyecto de la empresa Thales. Este proyecto ha tenido un coste de 8,5 millones de euros. En definitiva, los carros Leopardo 2E y los vehículos Pizarro han sido «reconfigurados» para esta misión con el objetivo de comprobar sobre el terreno las ventajas del nuevo sistema de comunicaciones. 

Sistema BMS-Lince, en un vehículo TOA instalado

Este nuevo sistema de control y mando permanecerá en el tiempo una vez acabe la misión. Es más, su implantación ya se ha efectuado en los 235 carros de combate Leopardo del Ejército de Tierra, en 14 vehículos Pizarro (los que están en Letonia) y un centenar de vehículos.

«Supone entrar de lleno en la revolución 4.0 de mando y control. Una oportunidad que no debemos dejar escapar», subrayó el coronel Garrido durante la presentación a la que siguió una demostración en el campo de maniobras de El Goloso. Por su parte, Antonio Seguido, jefe del proyecto en la empresa Indra, anunció una segunda fase del proyecto que ya fue adjudicada en mayo por 6,6 millones. «El objetivo es adaptar el sistema BMS-Lince a cualquier vehículo del Ejército de Tierra e incorporar un conjunto de funcionalidades, como el servicio de vídeo que facilitará más información a las unidades, mayor capacidad de interoperar con aliados de la OTAN y nuevos medios de comunicación». En esta segunda fase, el sistema de mando y control se haría extensible a unidades a pie, mediante tabletas o algún tipo de «smart-watch». (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                          

El JEMAD participa en un lanzamiento de instrucción de la Brigada Paracaidista.

El JEMAD con el general jefe de la BRIPAC en el Chinook

El general de ejército Fernando Alejandre y el jefe de la División “Castillejos” han saltado junto con personal de la Brigada Paracaidista. El Jefe de Estado Mayor de la Defensa, general de ejército Fernando Alejandre, participó en la mañana de ayer, 13 de septiembre, en un lanzamiento de instrucción de la Brigada “Almogávares” VI de Paracaidistas en Uceda (Guadalajara). Acompañado por el jefe de la División “Castillejos”, general Fernando García González-Valerio, y el jefe de la BRIPAC, general Alfredo Pérez de Aguado, el JEMAD realizó el salto integrado en la primera rotación del ejercicio. 

Tras el lanzamiento, el general Alejandre da novedades al jefe de la zona de salto

Esta primera rotación estaba integrada además de por los generales anteriormente mencionados, por varios oficiales y suboficiales, y cabe destacar que JEMAD se reencontró con antiguos camaradas, entre los que se encontraban varios suboficiales mayores, y con uno de sus hijos, el capitán Álvaro Alejandre, destinado en la Brigada Paracaidista. El lanzamiento se realizó desde un helicóptero “Chinook” de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (FAMET) sobre el Campo de Maniobras y Tiro de “Uceda”. Al finalizar el salto, el JEMAD, como más antiguo de los paracaidistas que saltaron, dio la novedad al Jefe de la Zona de Salto, un teniente de la Brigada Paracaidista. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                          

La vida operativa de los Harrier de la Armada llegará a 2027.


La vida operativa de los Harrier de la Armada llegará a 2027

La Armada Española celebra hoy en Rota (Cádiz) el centenario de su aviación con el interrogante de saber si dentro de diez años seguirá disponiendo de aviones de combate a bordo de su buque insignia, el LHD «Juan Carlos I». El año 2027 es el horizonte que maneja la Armada para dar de baja a sus cazas AV-8B Harrier Plus sin que haya, por ahora, negociaciones con ningún constructor aeronáutico para buscar un posible relevo. Éste no puede ser otro que el F-35B, el único avión en el mercado con capacidad para despegar y aterrizar de modo vertical (STOVL, en el argot militar) desde la cubierta de un buque como el «Juan Carlos I».

El fabricante estadounidense Lockheed Martin ya hizo una demostración del F-35B al secretario de Estado de Defensa, Agustín Conde, durante la feria aeronáutica celebrada en Le Bourget (París) en junio pasado. Además, el gigante aeronáutico aseguró que se encontraba en conversaciones con tres países (España, Suiza y Bélgica) para abordar una posible venta del avión, que ya cuenta con diez países clientes (EE.UU., Italia, Reino Unido u Holanda, entre ellos). Desde Defensa se negaron las conversaciones formales.

Su alto coste (100-110 millones de dólares por unidad) y la búsqueda de otras posibles opciones con el consorcio europeo Eurofighter (donde sí participa España) han retrasado cualquier toma de decisión por parte del Ministerio de Defensa para ir planificando el relevo de los 12 aviones Harrier de la Armada operativos y un decimotercero para adiestramiento. «Creemos que los Harrier podrán llegar hasta 2027. Deberán decidir si quieren mantener esa capacidad. La Armada Española cree que sí debe mantenerse porque una vez perdida vuelve a costar el mismo trabajo regenerarla en un futuro», declaró a ABC el almirante jefe de Estado Mayor de la Armada, Teodoro López Calderón. Los Harrier se introdujeron en la Armada en 1987, cuando se adquirieron doce unidades. En 1996 y 1997 se compraron otras ocho unidades modernizadas. Algunos aparatos fueron dados de baja llegando a la actual flota de 13 aparatos.

El Scaneagle, desde su parte trasera

El acto de hoy en la base naval de Rota estará presidido por Su Majestad el Rey, contando con la presencia de la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal. Además de los Harrier, la Armada exhibirá su flotilla de helicópteros (AB-212, SH-3 Sea King, SH-60B y H-500) y el recién incorporado dron Scaneagle, que dio origen hace dos años a la creación de la Undécima escruadrilla, habiendo sido empleado en la Operación Atalanta contra la piratería somalí. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook