martes, 19 de septiembre de 2017

La Task Force Besmayah recibe a la Brigada de Infantería Ligera 38 para iniciar su programa de adiestramiento.

Charla para la concienciación sobre la presencia de artefactos explosivos

El Equipo de Adiestradores del BPC VI entrenará a la Brigada, perteneciente a la 10ª División Iraquí, durante más de dos meses Más de 1.000 militares de la Brigada de Infantería Ligera 38 han efectuado su presentación en el Besmayah Range Complex para iniciar el exigente programa de adiestramiento de diez semanas que estará dirigido por la unidad de adiestradores multinacional de la Task Force Besmayah. Las primeras semanas se dedicarán a la filiación del personal, la realización de todas las actividades propias de la instrucción individual del combatiente (tiro con armas individuales, concienciación C-IED, evacuación sanitaria en combate, etc.) y el adiestramiento de pequeñas unidades hasta nivel Pelotón, tanto en campo abierto como en zonas urbanizadas. 

Posteriormente, el adiestramiento se enfocará hasta nivel Sección, realizándose diversos cursos de especialización de planeamiento, NBQ-R, transmisiones, logística, morteros, ametralladoras y armas contra carro. Finalmente, se abordarán los niveles Compañía y Batallón con un ejercicio de despliegue sobre el terreno de toda la Brigada, que será planeado y conducido por el propio Cuartel General de la 38. Para conocer en detalle el programa de adiestramiento de esta Brigada y validarlo, se desplazó hasta la Base “Gran Capitán” el general británico Frazer Lawrence, 2º jefe del Mando Componente Terrestre de la Coalición, quien se mostró muy satisfecho por los cambios implementados por el BPC VI, que están sirviendo de referencia para la actualización de los planes de adiestramiento de toda la Coalición. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                          

España participa en un vuelo de observación sobre Ucrania en el marco del Tratado de Cielos Abiertos.



El vuelo, compartido con Suecia y República Checa, ha sido realizado con una aeronave de observación sueca Saab 340 B. Representantes de las Unidades de Verificación de España, Suecia y la República Checa han realizado, del 4 al 8 de septiembre, un vuelo de observación sobre Ucrania enmarcado en el Tratado de Cielos Abiertos. Según este tratado, España tiene la posibilidad de realizar cuatro vuelos de observación, siendo este el primero de los dos previstos para este año. Se trata además de un vuelo compartido, lo que permite aminorar los costes.



El equipo lo han formado nueve representantes de Suecia, tres de la República Checa y tres de España, pertenecientes a la Unidad de Verificación Española (UVE). El avión utilizado ha sido la aeronave de observación sueca SAAB 340 B. Los puntos de interés y posibles rutas a sobrevolar fueron acordados previamente entre los países observadores. En esta ocasión se han obtenido imágenes de la parte este del país. Ucrania tiene actualmente cerrado parte de su espacio aéreo como consecuencia del conflicto que mantiene desde 2014 principalmente en las regiones de Luganks y Donets. El vuelo ha obtenido imágenes de las zonas próximas al conflicto.

El procesado y duplicado de las imágenes resultantes se realizó en Uppsala (Suecia). Dos miembros del Centro Cartográfico y Fotográfico del Ejército del Aire (CECAF) se desplazaron a esta localidad para supervisar y controlar el proceso. El Tratado de Cielos Abiertos se encuadra dentro de los compromisos contraídos por los Estados Parte de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) con el objetivo de  promover una mayor apertura y transparencia en sus actividades militares, contribuyendo al desarrollo y robustecimiento de la paz, la estabilidad y la seguridad. Dicho tratado fue firmado en 1992 aunque no entró en vigor hasta el 1 de enero de 2002. En él se establece el denominado “Régimen de Cielos Abiertos”, que permite a cualquiera de sus Estados signatarios sobrevolar cualquier área del territorio de otro Estado Parte, obteniendo imágenes con una resolución máxima de 30 centímetros. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                          

Los Tigre del Ejército, sin volar a la espera de conocer las causas del accidente alemán en Malí.

Los Tigre del Ejército, sin volar a la espera de conocer las causas del accidente alemán en Malí

La flota de helicópteros de ataque «Tigre» del Ejército de Tierra permanece sin volar desde principios de agosto a la espera de que se esclarezcan las causas que provocaron el accidente de un aparato similar del Ejército alemán en Gao (Malí) en el que fallecieron dos militares. Desde el Mando de Apoyo Logístico del Ejército de Tierra aseguran que «siguen las recomendaciones técnicas del fabricante» (Airbus Helicópteros). Francia, por su parte, sigue operando los helicópteros con normalidad en su misión Barkhane, en el Sahel. De este modo, los 18 helicópteros «Tigre» de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (6 en versión HAP y 12 en la más moderna HAD) no han podido llevar a cabo sus vuelos pertinentes durante el último mes y medio. Todos se encuentran ahora en territorio nacional, teniendo la base en Almagro (Ciudad Real), sede del Batallón de Helicópteros de Ataque I.

Uno de los Tigre del Ejército alemán en Malí

Según las informaciones que han trascendido de los servicios oficiales alemanes, el accidente pudo deberse a una turbulencia extrema en Malí durante el transcurso de un vuelo a baja altitud, generada por una gran bolsa de aire cálido en la zona. El helicóptero alemán estaba desplegado en la misión de la ONU en Malí (Minusma). Este batallón de las Famet espera recibir a lo largo de este año, una vez se levanten las restricciones de vuelo, otro Tigre. Mientras que los cinco restantes se entregarán en 2018 (uno de ellos se esperaba entregar en diciembre, pero difícilmente podrá serlo dado que tiene que realizar una serie de vuelos industriales).

Hay que recordar que este programa de armamento contemplaba una flota de 24 helicópteros Tigre (6 HAP y 18 HAD) por un total de 1.517 millones de euros. La fábrica de Airbus Helicópteros de Albacete fábrica el fuselaje trasero de todos los aparatos. Además, ensambla la partes de todas las unidades del Ejército español: el fuselaje delantero (Francia), el central (Alemania) y el trasero (España). Tras los recortes por la crisis, el Ministerio de Defensa decidió poner a la venta los seis helicópteros en su versión HAP, aunque todavía no hay constancia de ningún tipo de negociación con país alguno. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook