martes, 3 de octubre de 2017

Visita del Comandante del Cuerpo de Infantería de Marina de Estados Unidos al Almirante Jefe de Estado Mayor de la Armada.

Recibimiento del AJEMA al Comandante General de IM de EEUU
 
Este mediodía ha tenido lugar la visita del Comandante del Cuerpo de Infantería de Marina de Estados Unidos, el General Robert B. Neller, al Almirante Jefe de Estado Mayor de la Armada D. Teodoro López Calderón en el Cuartel General de la Armada. En la visita el AJEMA estuvo acompañado del Comandante General del Cuerpo de Infantería de Marina D. Jesús Manuel Vicente Fernández. 
Por su parte, al Comandante del Cuerpo de Infantería de Marina de EE.UU. le acompaño el Agregado de Defensa en la embajada de EE.UU. en España, CN Brett Fullerton. Durante la reunión de trabajo se abordaron temas relacionados con la interoperabilidad entre la Armada y Cuerpo de Infantería de Marina de Estados Unidos. Posteriormente el general Neller visitó al Jefe de Estado Mayor de la Defensa. El Reino de España y Estados Unidos mantienen un Convenio de Cooperación para la Defensa al que se han realizado tres protocolos de enmienda desde su firma referidos, entre otros aspectos, a la utilización de la Base Naval de Rota y a la autorización del despliegue permanente de una fuerza de respuesta de crisis en la Base Aérea de Morón. 

En este convenio se establece que ambas partes mantendrán y desarrollarán su cooperación para la defensa bilateralmente y en el marco de la Alianza Atlántica. Además, se contempla un procedimiento operativo para la autorización de las escalas y sobrevuelos de las aeronaves militares de los Estados Unidos. La fuerza de respuesta de crisis es denominada Special Purpose Marine Air Ground Task Force-Crisis Response (Africa) y está estacionada entre la Base Aérea de Morón (España) y la Base Aeronaval de Sigonella (Italia). Su entidad es de aproximadamente 891 efectivos y normalmente es conocida por su acrónimo SPMAGTF-CR. El SPMAGTF constituye la primera opción de respuesta ante situaciones de crisis, aunque de menor entidad y capacidad que la Unidad Expedicionaria de Infantería de Marina (Marine Expeditionary Unit), sus cometidos abarcan el refuerzo de legaciones diplomáticas, apoyo a operaciones de evacuación, asistencia humanitaria y la recuperación de personal. 

Este concepto surge en 2011 en el seno de las fuerzas de infantería de marina estadounidenses integradas en el USAFRICOM. Consolidándose y extendiéndose por todas sus fuerzas asignadas a los diferentes mandos geográficos tras la crisis del consulado de Bengazi (Libia) en 2012. Esta unidad, aunque de carácter rotario, se adscribe orgánicamente e la fuerza de Infantería de Marina de Estados Unidos para Europa y África, que proporciona unidades a dos mandos geográficos, el U.S. European Command (USEUCOM) y el U.S. Africa Command (USAFRICOM). Su Cuartel General está situado en Stuttgart (Alemania) desde dónde se realiza el planeamiento y conducción, a nivel operacional, de las unidades que tiene adscritas, que además del SPMAGTF son la Black Sea Rotational Force estacionada en Rumanía y la Marine Rotational Force Europe estacionada en Noruega. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                              

El 'Juan Carlos I' se adiestra con la OTAN en el Mediterráneo.




Todos los buques han arribado al puerto francés de Toulon. El 'Juan Carlos I', en esta foto, es el segundo empezando por abajo.
Todos los buques han arribado al puerto francés de Toulon. El 'Juan Carlos I', en esta foto, es el segundo empezando por abajo

«Cuanto más sudor en tiempos de paz, menos sangre en tiempos de guerra» reza una máxima militar que, de forma constante, ponen en práctica las Fuerzas Armadas de la mayoría de los países. Este lunes comienza el ejercicio 'Brilliant Mariner' 2017 de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), en el que participan cuatro buques españoles que durante la última semana se han ido reuniendo en el puerto francés de Toulon. 

Buque insignia 
El pasado 24 de septiembre el buque anfibio portaeronaves (o LHD 'Landing Helicopter Dock, en su denominación OTAN) 'Juan Carlos I' partía de la Base Naval de Rota para incorporarse a este ejercicio, que se desarrollará en aguas de Mediterráneo central, al sur de Francia, hasta el próximo 13 de octubre. A bordo del LHD de la Armada Española, que es el buque de mando de los comandantes de la Fuerza Anfibia Operativa (CATF), 297 infantes de Marina, ya que este buque español también se encuentra al frente de la Fuerza de Desembarco (CLF) del 'Brilliant Mariner'. 

Y sobre su cubierta, como Unidad Aérea Embarcada (UNAEMB) para participar en el ejercicio, tres helicópteros SH3D 'Sea King' de la Quinta Escuadrilla de Aeronaves de la Armada y seis aviones caza AV8 Harrier de la Novena Escuadrilla. 

Fuerza rápida de respuesta 
'Brilliant Mariner-17' es un ejercicio de respuesta de crisis en el que se enfatiza el adiestramiento de la OTAN como fuerza de respuesta marítima en el litoral. Está liderado por el comandante de la Fuerza Marítima Francesa (FRMARFOR), el vicealmirante Olivier Lebas, embarcado en el LHD 'Mistral'. En este ejercicio participan unas 25 unidades de superficie, además de las dos agrupaciones permanentes de escoltas de la OTAN (SNMG-1 y SNMG-2) y una de las de cazaminas (SNMCMG-2). Estas Agrupaciones Navales Permanentes constituyen el elemento básico de las Fuerzas de Respuesta Muy Rápida de la Alianza y son las primeras fuerzas que se activan, incluso antes de que se declare una crisis. 

Asimismo, interviene el ya citado LHD francés 'Mistral', como buque de mando de la fuerza aeromarítima francesa de reacción rápida (COMFRMARFOR) y varios buques de aprovisionamiento de combate (o Auxiliary Oil Replineshment (AOR) en inglés). Además de Francia, participan en el 'Brilliant Mariner' de la OTAN, Reino Unido, Noruega, Canadá, Dinamarca, Alemania, Grecia, Turquía, Portugal y España que, junto con el LHD 'Juan Carlos I', se encuentra representada por la fragata 'Blas de Lezo', integrada actualmente en la SNMG2, la fragata 'Numancia' (cuya base también se encuentra en Rota), integrada en la SNMG1 y el cazaminas 'Turia', integrado en la SNMCMG2. Una decena de países de la OTAN que se adiestran de forma conjunta para unir sus capacidades en pos de la Defensa común. (Jesús.R.G.)

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                              

Los drones espía del Ejército, obligados a pasar por el taller.

Un militar español, con un dron Raven.
Desde hace alrededor de una décadas, las Fuerzas Armadas españolas cuentan con drones de reconocimiento, que permiten a las tropas aumentar la capacidad de vigilancia e inteligencia en caso de despliegue en operaciones. Dentro del “arsenal” de vehículos aéreos no tripulados con que cuenta el Ejército de Tierra, se encuentran los mini UAV Raven: unos drones de pequeño tamaño, de en torno a un metro y medio de envergadura y que se lanzan con la mano, y que sirven para explorar el terreno sin exponer a las tropas gracias a las cámaras de vídeo e infrarrojas con que van equipados. 

El Confidencial Digital ha podido comprobar que el Parque y Centro de Mantenimiento de Sistemas Antiaéreos, Costa y Misiles va a enviar al taller a buena parte de estos drones, en un plazo de corto muy breve, para reparar las averías que acumulan. Ha licitado un contrato que será adjudicado en breve, y que se debe ejecutar con cierta urgencia, ya que se fija como fecha límite el 17 de noviembre, apenas algo más de un mes. Hasta esa fecha, la empresa adjudicataria deberá reparar en torno a dos centenares de piezas que han resultado dañadas como consecuencia de la fatiga por el uso, y sobre todo por aterrizajes violentos. Y es que, según fuentes militares conocedoras del funcionamiento de estos aparatos, los mini UAV Raven están diseñados para aterrizar en el suelo y en parte es normal que se desmonten. Pero con el paso de los años se han ido acumulando daños graves que requieren ahora de una reparación especializada que costará al Ejército más de 100.000 euros. 

Una de las “dolencias” más extendidas es la de las baterías que se han hinchado y ya no cargan. Son más de un centenar, concretamente 111, las baterías de estos drones que están fuera de servicio, y que se van a reparar, a un precio de 525 euros la unidad. Además, han sufrido roturas decenas de piezas de estos aparatos: 12 fuselajes de cola, 43 estabilizadores y 78 alas, que van a ser enfibradas y repintadas para poder volver a ser útiles. El objetivo, según los pliegos consultados por ECD, es que el sistema mini UAV Raven recupere su operatividad con la reparación y sustitución de las piezas dañadas de estos drones. Los aparatos son muy útiles ya que, controlados por un operador, gracias a sus cámaras transmiten imágenes en vivo sobre zonas alrededor de donde se encuentra una unidad militar. Han sido y son muy eficaces en despliegues de las Fuerzas Armadas españolas en lugares de conflicto, como Afganistán, Líbano y Mali, ya que exploran rutas peligrosas y se adelantan al paso de patrullas para saber si en el camino se pueden estar preparando ataques o emboscadas. 


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook