miércoles, 15 de noviembre de 2017

Bull v Lion: lealtades y nuevas alianzas forman telón de fondo a la oferta de buques de guerra.



.
Una imagen conceptual de la fragata F-5000 propuesta por Navantia

El Barco de Combate Global Tipo 26 de BAE System, que se encuentra entre los candidatos para una licitación australiana de $ 35 mil millones.


El Barco de Combate Global Tipo 26 de BAE System, que se encuentra entre los candidatos para una licitación australiana de $ 35 mil millones.

"Capacidad, empleos, una industria de defensa soberana" es la forma en que Malcolm Turnbull resumió recientemente las expectativas del gobierno para el mayor gasto de defensa en tiempos de paz de Australia. "Australia quiere ser un jugador, el presupuesto de defensa de Australia es muy alto, creo que el presupuesto de defensa es una muy buena palanca para desarrollar la industria en el país", dice el director de operaciones de Navantia, Gonzalo Mateo-Guerrero. Cuando el gobierno de la Coalición dijo "no más" a los fabricantes de automóviles, se fueron de la ciudad. No está claro si una industria manufacturera de defensa iría de la misma manera si se ve privada de sus subsidios. El optimismo de Navantia está en marcado contraste con sus humildes comienzos en Australia en 2006, cuando John Howard fue primer ministro y George W. Bush fue presidente de los Estados Unidos. Mateo-Guerrero recuerda haber asistido a la Conferencia de Cooperación Marítima entre Estados Unidos y Australia en el Hotel Intercontinental de Sydney ese año, cuando era el espectáculo individual de la compañía con sede en Melbourne.
Las banderas americanas se alineaban en la sala, ilustrando la profunda alianza entre Australia y los EE. UU., Haciendo que el español se preguntara "¿Qué demonios estamos haciendo aquí?". Navantia pensó que no tenía ninguna posibilidad contra el aliado más cercano de Australia cuando fue invitado a construir Air Warfare Destroyers (AWD) de Australia y temía que fuera utilizado como un acecho para mejorar la oferta estadounidense. "Eso es lo que todos pensaron en ese momento", coincide Andrew Davies del Australian Strategic Policy Institute (ASPI). Todos estaban equivocados. El diseño más pequeño de Navantia ganó, estableciendo a la compañía en su búsqueda actual para regenerar el sector de defensa de Australia. "El jefe de la DMO [Organización de Materiales de Defensa] vino aquí a Madrid para hablar con mi jefe y me dijo 'tienes que pujar y tienes que pujar para ganar, tienes la oportunidad'", dice Mateo Guerrero. "Australia tiene una mentalidad muy abierta en el sentido de que valoran las ofertas, de lo contrario, nunca hubiésemos ganado los AWD". 

'Carrera de dos caballos' 
Ahora el fabricante de barcos español espera vencer al otro aliado cercano de Australia: Gran Bretaña. Davies dice que el concurso es ampliamente considerado como una "carrera de dos caballos" entre Navantia y BAE Systems. Y Navantia es consciente de que BAE tiene una clara ventaja. Como dijo el alto comisionado de Australia ante Gran Bretaña, Alexander Downer, la semana pasada: "Creo que hay una palabra que surge cuando pienso en la relación bilateral: es la palabra 'confianza'. Así que de gobierno a gobierno, confiamos el uno en el otro nuestros secretos, compartimos nuestros cables diplomáticos entre nosotros. 

"¿Cuántos países hay en todo el mundo en los que realmente pueda confiar? Este es uno de esos países en los que creo que realmente puede confiar". También se ha dicho mucho en ambos países sobre profundizar la relación entre Australia y Gran Bretaña y lograr un acuerdo de libre comercio (separado de las exportaciones de defensa) tan pronto como sea posible. Los británicos elevaron la apuesta por las fragatas en Sydney en julio, en la reunión anual de los ministros de defensa y de asuntos exteriores británico y australiano conocido como AUKMIN. "Obviamente, esa relación tiene un gran valor para BAE, esto diría que es la mayor fortaleza, pero tenemos un caso muy sólido", dice Matteo-Guerrero. "En Australia, no creo que la relación política vaya a ser posible; basándonos en nuestra experiencia con AWD, tienes que tener el producto". 

Vasos sofisticados 
Uno de los aspectos más serios de la búsqueda de Gran Bretaña para remodelarse como una "Gran Bretaña global" fuera de la UE, o como lo dicen Brexiteer y el Secretario de Relaciones Exteriores Boris Johnson "dejar que [los británicos] rumen" es el propio Westminster de £ 178 billones ) programa de adquisición de defensa. 

BAE está lanzando su nueva fragata tipo 26, y la Royal Navy ha ordenado ocho. Significativamente, la compañía no dirá cuándo se debe el primer barco, aparte de los "mediados de la década de 2020". En julio, el entonces Secretario de Defensa británico Michael Fallon cortó acero en el primero de los barcos en Glasgow. Al día siguiente, le dijo a Fairfax Media que los "caros buques de guerra de gama alta" eran los mejores en oferta de todo el mundo: "La tranquilidad del barco y la sofisticación de la tecnología en él, lo ponen por delante de cualquier europeo oferta que puede estar considerando". Navantia se irrita ante la sugerencia de que el Tipo 26 es la opción más sigilosa: "Nuestro barco es tan capaz como el Tipo 26 en la guerra antisubmarina ... nuestro barco es más capaz en otros aspectos, como la guerra antiaérea, con nuevas amenazas como Corea del Norte esto es muy importante", dice Mateo-Guerrero.
El HMAS Adelaide en la costa norte de Queensland durante Exercise Sea Explorer este año.El HMAS Adelaide en la costa norte de Queensland durante Exercise Sea Explorer este año

Desde la perspectiva de la Defensa, la capacidad y la opción más segura son los factores dominantes. Pero hay consideraciones políticas. El ministro de Industria de Defensa Christopher Pyne, consciente de su escaño marginal en Adelaide, una ciudad que los fabricantes de automóviles han abandonado, se ha embarcado en lo que sus críticos políticos calificaron como "comprar empleos" con los submarinos y las fragatas, que demandan una construcción casera a pesar de las estimaciones aumenta los costos en aproximadamente un 40 por ciento. Y esto es crucial para Navantia. "Queremos desarrollar la capacidad soberana en Australia", dice Mateo-Guerrero. "Lo que proponemos es desarrollar la capacidad de ingeniería, para la primera parte, tres naves, luego hacer crecer el concepto y la capacidad de diseño funcional para adaptar y modernizar el buque a los nuevos requisitos y desde allí desarrollar barcos completamente nuevos a partir de una página en blanco". 

¿Pero será suficiente? El fabricante de submarinos alemán ThyssenKrupp Marine Systems (TKMS) propuso una idea similar de crear un centro de fabricación de submarinos fuera de Adelaide, pero su oferta fracasó cuando el gobierno, citando la capacidad, eligió el DCNS de Francia. "TKMS no tenía la presencia y la relación que disfrutamos en Australia", dice Matteo-Guerrero, cuando se le pregunta si teme que la oferta de España sea igual a la de Alemania. "Entendemos el nivel de desarrollo en la industria australiana y podemos ofrecer cosas, como trabajar en estrecha colaboración con el gobierno e incluso crear capacidades que puedan estar en condiciones de exportar barcos desde Australia, de una manera muy realista". En septiembre, se encargó el primero de los AWD diseñados y construidos por Navantia, HMAS Hobart. Pero si bien la experiencia de la compañía en la construcción de barcos en los astilleros de Australia podría darle una ventaja, los críticos señalarían su historia como una desventaja. 

Tormenta política 
Los AWD, ordenados por primera vez en 2007 desde Navantia para ser construidos en Australia por el astillero ASC, propiedad del gobierno, han superado el presupuesto y han atravesado tres años de retraso. Eventualmente Navantia fue contratada para supervisar la construcción y no solo el diseño. El proyecto no ha perdido un hito desde entonces. Fue este proyecto el que llevó a Johnston a hacer su infame observación de "canoa" al Parlamento. "Yo estaba allí, estaba en su oficina cuando lo dijo, teníamos una cita con él y estábamos en su oficina viendo la televisión, mirándolo decirlo", recuerda Matteo-Guerrero. Al darse cuenta de la tormenta política que había desencadenado el ministro, los españoles se excusaron de inmediato. "Todo fue un poco de shemozzle", dice Andrew Davies de ASPI. "Era una compañía que nunca antes había exportado un diseño y un astillero que nunca antes había construido un diseño". 

Pero Davies no cree que la experiencia AWD afecte la apuesta de Navantia por las fragatas. "ASC ahora entiende la filosofía de diseño de Navantia y Navantia ahora entiende cómo ASC hace negocios, por lo que creo que la historia probablemente no cuenta en absoluto contra ellos". Pero los otros barcos de Navantia producidos para Australia también han tenido problemas. Los Muelles de Helicópteros de Desembarco (LHD) HMAS Canberra y Adelaide han pasado 83 días combinados en dique seco este año debido a lo que Defensa dice que fueron "importantes problemas emergentes con el sistema de vainas de propulsión". La defensa dice que ambos barcos ya estaban programados para el acoplamiento en seco este año, pero se adelantó el mantenimiento para tratar con los módulos fabricados por Siemens. Las cápsulas de propulsión de HMAS Adelaide fueron reparadas y dejó la Base de la Flota de la Armada en junio. Actualmente se encuentra desplegado en el sudeste de Asia para el Endeavor 2017 del Indo-Pacífico, donde ya ha atracado en Indonesia y Filipinas. 

HMAS Canberra completó su acoplamiento el 6 de octubre y está siendo sometido a pruebas antes de ser desplegado de nuevo. "En ningún momento la Fuerza de Defensa australiana se ha visto limitada en el cumplimiento de sus tareas operativas", dijo un portavoz de Defensa. Pero los informes de los medios sobre los diques secos han causado vergüenza en el gobierno, a pesar de que Pyne ha desestimado públicamente los asuntos como "menores". "La historia te afecta", reconoce Matteo-Guerrero. "Pero lo que podemos decir es que los barcos están funcionando muy bien y están en funcionamiento". Cuando se le preguntó si el problema es de Siemens o Navantia, dice: "Creo que es problema de todos". Davies dice: "No creo que los LHD cuenten en absoluto contra ellos porque el problema no está en la parte del diseño de Navantia". De hecho, las ofertas ganadoras previas de Navantia podrían funcionar a su favor: la defensa puede verse atraída por la "interoperabilidad" y "comunalidad" que solo puede lograrse haciendo que la misma empresa diseñe barcos diferentes. 

"Para un marinero que sube a un barco, lo común es más importante. Eso es porque si han conducido un AWD con su sistema de propulsión y conocen el diseño del barco y lo que sea y se suben a la futura fragata de Navantia y tienen todos los mismos sistemas mecánicos, no tienen que volver a entrenarse, no tienen que volver a aprender", dice Davies. "Tenemos presencia, tenemos la relación, lo que es común, la interoperabilidad, conocemos las expectativas", dice Mateo-Guerrero. Pero agrega: "No significa que ganaremos". "Si tuviera que parafrasear la competencia en este momento, diría que Navantia está ofreciendo el proyecto más seguro y que BAE potencialmente ofrece el barco más capaz", dice Davies. "Si tuviera que parafrasear la competencia en este momento, diría que Navantia está ofreciendo el proyecto más seguro y que BAE potencialmente ofrece el barco más capaz", dice Davies. (Jesús.R.G.)

Fuente: http://www.smh.com.au/

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter, Facebook y Google+           

El Ejército rectifica sus brigadas orgánicas polivalentes.



Las tropas de montaña se agrupaban en la Jefatura de Tropas de Montaña, una de las brigadas eliminadas en la nueva estructura. | Ejército de Tierra

La creación de las ocho brigadas orgánicas polivalentes (BOP) capaces de “dar respuesta a las exigencias operativas en todo el espectro del conflicto” no está saliendo según lo previsto. La adaptación de unidades que tradicionalmente habían tenido unas capacidades a otras nuevas ha sufrido una serie de problemas que han hecho que el Ejército de Tierra dé marcha atrás en sus intenciones iniciales. Es el caso de las unidades que inicialmente iban a asumir la especialidad de Montaña, una fórmula para que cada una de las brigadas contaran con al menos una pequeña unidad con estos especialistas militares -lo que justificaría la desaparición de la Jefatura de Tropas de Montaña que les agrupaba antes de la nueva organización-.

“El proceso de transformación del Ejército de Tierra es un proceso continuo que se adapta en función de las necesidades y de las disponibilidades”, indican desde el Ejército de Tierra para el explicar los cambios de planes que, en muchos casos, se habían puesto en marcha hace apenas unos meses, a comienzos de este mismo año. Finalmente, serán dos las unidades que asuman la capacidad de combate en Montaña: el Regimiento “Galicia” 64, ubicado en Jaca, y el “América” 66, en Pamplona, ambos pertenecientes a la extinta Jefatura de Tropas de Montaña. De este modo, sólo la Brigada “Guadarrama” XII y la “Aragón” I contarán con esta capacidad, aunque estaba previsto que estuviera presente también en la Brigada "Guzmán el Bueno" X y la "Extremadura" XI.

Cuatro unidades de Montaña previstas
En un principio, la nueva organización del Ejército tenía previsto mantener las capacidades de Montaña en cuatro unidades: en el regimiento de Cazadores de Montaña “Galicia” 64, ubicado en Jaca, y otras tres compañías “con una capacidad adicional de esa especialidad” pertenecientes a los regimientos “Tercio Viejo de Sicilia” 67 (San Sebastián), “Garellano” 45 (Bilbao) y “Arapiles” 62 (Barcelona).

Solo las dos primeras unidades -el regimiento “Galicia” y el “Arapiles”- pertenecían a la antigua Jefatura de Montaña, lo que ha supuesto la adaptación (o los primeros pasos para ello) de las otras dos compañías -hasta ahora de Infantería Ligera y que pertenecían a la también desaparecida Brigada “San Marcial”- a las exigencia de la especialidad de Montaña.
Pero el Ejército ha frenado esos planes en seco. “Con la finalidad de ahorrar costes y, sobre todo ganar en cohesión y operatividad, se ha decidido aprovechar las capacidades remanentes del “América” 66 y unificar en esa unidad la capacidad de Cazadores de Montaña de las tres compañías mencionadas”, ha indicado una fuente del Ejército de Tierra a Estrella Digital.

Cambios en menos de un año
Sin embargo, el Regimiento “América 66” ha sufrido el proceso de adaptación inverso: de ser una de las unidades de Cazadores de Montaña cambió su denominación y funciones a Regimiento de Infantería ‘América’ 66 el 1 de enero de 2017, con lo que su Batallón “Montejurra” I/66 pasó a ser de Infantería Motorizado BIMT también en esa fecha. Con la marcha atrás del Estado Mayor del Ejército, esta modificación se revertirá el próximo 1 de enero, con lo que, al menos en las capacidades, los militares de este regimiento volverán a tener la Montaña como su capacidad principal. En el caso del Regimiento “Arapiles”, otro de los pertenecientes a la antigua Jefatura, el cambio no será reversible, al menos de momento. 

“El regimiento ha iniciado un proceso de transición para transformar sus antiguos batallones de cazadores en un batallón de infantería mecanizado y otro batallón de infantería motorizado de apoyo a montaña”, explican en su página web. De hecho, la adaptación incluye en este caso, la incorporación de vehículos de combate de Infantería Pizarro, TOAs -que comenzaron a llegar a Barcelona en marco- y vehículos tácticos de alta movilidad (VAMTAC). La creación de las Brigadas Polivalentes al Ejército de Tierra prometía una verdadera revolución doctrinal. Sin embargo, la reducción de presupuestos y los problemas de desplazamiento de cuarteles y tropas han frenado algo el entusiasmo inicial de los mandos del Ejército. Detrás queda, además, la sombra de la pérdida de capacidades y características únicas que conexionaban a las unidades, paracaidistas, carristas o tropas de montaña, que es el primera caso de esta rectificación de planes. (Jesús.R.G.)

Fuente: https://www.estrelladigital.es/

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter, Facebook y Google+