jueves, 30 de noviembre de 2017

Regresan a casa los militares de El Goloso tras seis meses en Irak.



Esta madrugada han regresado a casa tras seis meses de misión. Son los militares de la base de El Goloso que han estado desplegados en Irak. Han llegado hace unas horas al aeropuerto de Barajas, con la satisfacción del deber cumplido y la emoción del reencuentro. La Guadarrama, con base en El Goloso (Madrid), ha estado desplegada seis meses adiestrando a las fuerzas de seguridad iraquíes. La Legión se ha incorporado a la misión en Irak, donde permanecerá desplegada los próximos seis meses, encuadrada en la Coalición Internacional contra el Dáesh. El nuevo contingente, compuesto sobre la Brigada "Rey Alfonso XIII" II de la Legión, releva a la Brigada "Guadarrama" XII, ha informado el Estado Mayor de la Defensa. La Plaza Ibérica de la base española "Gran Capitán", en Besmayah, acogió el pasado viernes el acto de relevo entre tropas españolas que forman parte de la operación Inherent Resolve. 

En un acto presidido por el general Robert White, el jefe del contingente entrante, el general Luis Francisco Cepeda, ha recibido el mando del jefe saliente, el general Luis Martín-Rabadán Muro. En la parada militar, junto a los soldados españoles, formaron las unidades de EEUU, Portugal y Reino Unido que, bajo liderazgo español, integran la Task Force Besmayah. El nuevo jefe de la Task Force Besmayah, en unas palabras durante el acto, reafirmó "el claro compromiso y apoyo de España, la Coalición, la OTAN y las autoridades iraquíes a la misión". Asimismo elogió la labor de las Fuerzas Armadas y de Seguridad iraquíes en su lucha contra el Dáesh en estrecha colaboración con la Coalición. El nuevo contingente está integrado por alrededor de 350 militares, la mayoría de la Brigada "Rey Alfonso XIII" II de la Legión y el resto de distintas unidades del Ejército de Tierra y el Ejército del Aire. Además participa una Unidad de la Guardia Civil, que se encarga de impartir adiestramiento policial avanzado a las Fuerzas de Seguridad iraquíes.

DESPEDIDA EN ALMERÍA
La Brigada de la Legión despidió el pasado miércoles la tercera y última rotación del contingente de 400 legionarios que han partido a Irak con el objetivo de instruir y adiestrar a los miembros del ejército iraquí y contribuir en su lucha para frenar el avance del Daesh. Según ha indicado Defensa en una nota, el general jefe de la Brigada de La Legión, Juan Jesús Martín Cabrero, presidió el acto de despedida en el Aeropuerto de Almería de los últimos componentes del contingente BPC-VII 'Besmayah' de la operación 'Apoyo Irak' integrado en su mayor parte por miembros de la Brigada de La Legión 'Rey Alfonso XIII'. 

El contingente está compuesto fundamentalmente por personal de la VII Bandera 'Valenzuela' del Tercio 'Don Juan de Austria' 3º de La Legión y del Grupo Logístico de esta Brigada. Durante el acto hubo unas palabras de ánimo al contingente y a las familias que se han dado cita en el aeródromo de El Alquián y en el recitado de dos espíritus del credo legionario.


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter, Facebook y Google+             

La fragata “Numancia” regresa a Rota tras finalizar su despliegue con la Agrupación Permanente de la OTAN nº1.

Proa de la fragata “Numancia” en la Base Naval de Rota

La fragata ‘Numancia’ (F-83), de la clase Santa María y perteneciente a la 41ª Escuadrilla de Escoltas, finaliza con éxito su despliegue como parte de la Agrupación Permanente de la OTAN nº 1 bajo el mando del comodoro noruego Petter Kammerhuber. Durante estos dos meses la “Numancia” ha navegado más de 11.700 millas náuticas, en 54 singladuras, junto al resto de buques de la agrupación, compuesta por la fragata noruega “Otto Sverdrup”, la portuguesa “Francisco de Almeida”, la holandesa “Evertsen” y el buque de aprovisionamiento alemán “Rhoen”. 

La fragata ha participado durante su despliegue en los ejercicios internacionales Brilliant Mariner-17, en las costas francesas del Golfo de León, y en la operación Sea Guardian de lucha contra el terrorismo y el tráfico ilegal en el Mediterráneo. Además, ha realizado ejercicios de colaboración junto a las marinas de Francia, Marruecos, Portugal y Reino Unido, favoreciendo así la integración y el adiestramiento conjunto. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter, Facebook y Google+             

Así se prepara el Tercio de Armada para su despliegue en Mali.

en Videos

Los blindados se mueven lentamente por el campo de adiestramiento del Retín. Los infantes de Marina los prueban, se montan en ellos, verifican las comunicaciones. Acaban de recibir estos vehículos MRAP (’Mine Resistant Ambush Protected’ o Resistentes a las Minas y Protegidos contra Emboscadas), procedentes de unidades del Ejército de Tierra en Asturias y Madrid, para que se adapten a su manejo.

Llevan un año preparándose para desplegar en cualquier momento con el batallón de alta disponibilidad, pero ahora, estos 60 hombres ven mucho más cerca cómo llega el día de «hacer el petate» y poner rumbo a Mali el próximo mes de enero. Allí permanecerán seis meses, cumpliendo una misión clara, proteger a los equipos de instructores de la Unión Europea que forman a las Fuerzas Armadas malienses, con el objetivo de que éstas puedan conducir las operaciones militares necesarias para recuperar la integridad territorial del país y neutralizar la amenaza de los grupos terroristas que operan en la zona. Es decir, proporcionar la seguridad y protección necesarias para que la labor de adiestramiento de los militares africanos pueda llevarse a cabo.  
Adiestramiento teórico y práctico
Todos ellos pertenecen al Segundo Batallón de la Brigada de Infantería de Marina Tercio de Armada (TEAR). Dos secciones que se integrarán en la compañía de protección a los equipos de instructores de la operación EUTM-Mali y que, actualmente, se encuentran en una primera fase de preparación y adiestramiento de cara a la misión. «Estos primeros pasos se dirigen fundamentalmente al adiestramiento individual, conociendo cada infante de Marina la labor específica encomendada dentro del equipo. Las próximas fases se centrarán en el adiestramiento colectivo a nivel táctico, con el objetivo de lograr una solida cohesión de las secciones que van a desplegar y trabajar juntas», explican a LA VOZ fuentes del Tercio de Armada. Por lo tanto, la instrucción para desplegar en Mali es tanto teórica como práctica. 
En el plano teórico los infantes están familiarizándose con la zona de operaciones, aprendiendo las características, cultura, etnias, religiones y costumbres del país, así como conociendo a fondo la misión de entrenamiento de la Unión Europea (EUTM en sus siglas en inglés) de la que van a formar parte. Y a nivel práctico se encuentran estudiando las técnicas, tácticas y procedimientos relacionados con los cometidos de seguridad que van a tener que llevar a cabo durante la misión. Uno de los aspectos importantes de este aprendizaje es el conocimiento de los vehículos MRAP modelos RG-31 Mk V de 15 toneladas y LINCE de 6.5 toneladas con los que van a contar en el teatro de operaciones de Mali y que prueban en la Sierra del Retín. Las actividades de adiestramiento con estos blindados incluyen sesiones tanto teóricas como prácticas de conducción, recuperación, mantenimiento básico y manejo de los sistemas de armas. Su elección para emplearse en Mali no es casual, fueron adquiridos para dotar a las Fuerzas Armadas durante las misiones en Afganistán y Líbano y son los vehículos que más seguridad proporcionan al personal militar en cuanto a emboscadas o ataques con artefactos explosivos improvisados (conocidos como IED’s).
Ganas, ilusión y prudencia
Cuando lleguen se incorporarán a una misión en la que participan más de 20 países y lo harán junto con una sección de La Legión que conformará la nueva rotación de una operación internacional en la que España participa desde abril de 2013.  No tienen miedo ni dudas, saben que la formación que han recibido y están recibiendo les hará superar la prueba con éxito y volver en junio a Cádiz con la misión cumplida. «No haremos nada que no hayamos practicado antes», afirma confiado el soldado Francisco Luque, un malagueño de 23 años que llegó hace tres al TEAR y para el que EUTM-Mali es su primer despliegue en el exterior. «Con ganas, muchas ganas», declara este tirador de ametralladora pesada al preguntarle cómo afronta la misión.  Para otro de los tiradores, el cabo Óscar Ledesma, será la quinta vez que marche a operaciones. «He estado tres veces en Bosnia y una en Líbano», explica este infante de Marina que nació hace 35 años en Ecuador y lleva 14 en el Tercio de Armada. Pero «el escenario es diferente, cuando estuve en Bosnia, el país acababa de salir de una guerra, ahora vamos a una zona que se encuentra en conflicto», declara el cabo Ledesma.
Son conscientes de que, como advierte el sargento Rumaldo Cubides, jefe de pelotón, en este tipo de misiones «la situación es inestable, pero nosotros estaremos lejos de los puntos de conflicto». Además, son «militares escogidos, cada uno desempeñamos un puesto y una labor específica», puntualiza este chiclanero que vio la luz en Colombia hace 33 años y es infante de Marina desde hace 12, tiempo en el que ha desplegado en una ocasión en Líbano y dos en Bosnia. Pero también saben que las condiciones climatológicas serán adversas, debido al calor y que tendrán que enfrentarse a la dificultad de moverse con los vehículos por carreteras en malas condiciones. A pesar de todo, encaran su próximo despliegue con «ilusión», como afirma el cabo primero Javier Cabaña, jefe de vehículo y segundo jefe de pelotón. Este isleño de 33 años lleva desde los 18 en el TEAR y en su mochila cinco misiones internacionales, dos en Bosnia, otras tantas en Haití y otra en África Occidental.
Y es que esta será la primera vez que la Infantería de Marina participe en la misión EUTM-Mali pero no que las botas de los infantes de SanFernando pisen suelo africano. Equipos de instructores del Tercio de Armada han participado en varias ediciones de Africa Partnership Station (APS), una iniciativa multinacional destinada a proporcionar asistencia militar a los países del Golfo de Guinea para incrementar la seguridad y estabilidad marítima en África Occidental. Además, Equipos de Desactivación de Explosivos (EDE) del Grupo de Movilidad Anfibia del TEAR desplegaron desde el año 2014 junto a los equipos de la Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) en la Operación de Apoyo a Cabo Verde, cooperando en la creación y adiestramiento de una unidad de operaciones especiales en el Ejército de ese país. Apenas dos meses les quedan a estos 60 militares para poner rumbo a Mali. Una nueva ocasión para demostrar que, allá donde se les requiera son «valientes por tierra y por mar».






'Paracas' al rescate.


Se lanzan al vacío. En un territorio hostil. Con más de 50 kilos sobre sus espaldas. Mirando al miedo de frente. Con la tensión marcando el ritmo de cada movimiento. Su única obsesión, tocar tierra para evacuar civiles españoles en una zona de conflicto. Una maniobra que precisa de una coordinación milimétrica. En la que los errores no tienen cabida.

La Brigada Paracaidista del Ejército de Tierra española ha participado este miércoles en León el ejercicio multinacional conocido como 'Listed Paratrooper', una proyección de fuerzas para proceder a realizar un supuesto NEO, es decir, la evacuación de no combatientes. En total 815 efectivos que han puesto en escena unos de los ejercicios con mayor complejidad de la BRIPAC que se ha desarrollado en diferentes zonas de acción, en este caso en León y Segovia, en las zonas de instrucción conocidas como Ayllón y Mavida, ambas separadas por cientos de kilómetros y que ha obligado a coordinar el despliegue con el fin de alcanzar los objetivos señalados. Concretamente, la práctica se inició en la base Príncipe en Madrid, donde se desarrolló la fase de planificación, en la que se programa el ejercicio al detalle, concretando qué medios materiales y humanos se van a desplazar.

en Videos

Posteriormente, se desarrolla la fase de concentración de fuerzas y aislamiento, que en esta ocasión se ha tenido lugar en el Aeropuerto de Villanubla, que ha sido la base operativa donde se concentra y se aísla a todo el personal que va a participar en el operativo, impidiéndose cualquier contacto con el exterior para evitar filtraciones de seguridad. Allí, los efectivos han recibido sus instrucciones. Posteriormente, se desarrolla la tercera fase de despliegue, en la que las fuerzas ocupan el país de conflicto, en este caso León y Segovia. Una fase que, si bien, se inició en la noche del martes, con el lanzamiento de los soldados escalón avanzado, a más de 4.000 metros de altura, que se infiltran en el territorio hostil para su reconocimiento y señalización. Al día siguiente –este miércoles-, le ha tocado al turno del escalón de asalto, es decir, al despliegue efectivo de la fuerza que, posteriormente, procederán al rescate y posterior rescate de los grupos de ciudadanos - civil español, de la Unión Europea o países amigos, previamente listado de personal.

Riesgos
Al mando, el general jefe de la Brigada Paracaidista Alfredo Pérez de Aguado Martínez, que ha remarcado la importancia del desarrollo de prácticas de operaciones NEO “dado que no siempre podemos pensar que todo va a ser una invitación para desalojar a los nacionales de los países”.
Es más, recuerda que hasta la fecha no ha sido necesaria la puesta en práctica de este plan de evacuación en un escenario bélico, como sí han tenido que poner en práctica los ejércitos belga y francés, en el Congo y Malí.


Fases
Planificación. El objetivo es programar y planificar el desarrollo del ejercicio, concretando el número de efectivos y medios materiales que se van a requerir así como la fecha y la hora exacta del desarrollo de la operación.
Concentración de fueras y aislamiento. En esa fase se traslada a todo el personal que va a participar en la operación a una base operativa en el país extranjero. Allí se les impide establecer contactos con sus familias para evitar filtraciones y garantizar la seguridad y se les trasladan las órdenes.
Despliegue. Es el momento de desplegar la fuerza en el país hostil. Primer lanzamos el escalón avanzado, una serie de soldados que se infiltran de noche en la zona para reconocer, señalizar y asegurar la zona. Al día siguiente, se procede al lanzamiento del escalón de asalto.
Evacuación y repliegue de las fuerzas. Se evacua al personal civil y a los militares.
El general jefe de la BRIPAC ha señalado la climatología y la disponibilidad aérea como los principales enemigos para cualquier paracaidista, aunque ha asegurado que son muchos los riesgos que implica el salto. Muestra de ello es la lesión que ha sufrido un sargento primero durante la práctica de este miércoles. “Cualquier impacto o golpe que tenga el personal durante el salgo conlleva un riesgo, las rachas de viento o cualquier problema técnico. Pero debemos ser flexibles y adaptarnos a las circunstancias”, señala De Aguado, que entiende positivos que se sucedan contratiempos durante las prácticas “para plantear supuestos reales”.

Coordinación internacional
Un supuesto táctico en el que ha participado el Ejército Francés con 30 soldados y que ha permitido la puesta en práctica la coordinación entre países de la Unión Europea, permitiendo crear un ambiente de interoperabilidad habitual en las misiones internacionales. El capitán Hakim, al frente del ejército galo, remarca la importancia de ejercicios conjuntos entre España y Francia en el marco de la EUTM –European Union Trainning Mission-, una misión multinacional de entrenamiento. “Es necesario que ambos ejércitos sepan trabajar conjuntamente”, señala el capitán, que remarca que la principal dificultad en este tipo de ejercicio es el idioma que, si bien, se está puliendo en los últimos años en uno y otro lado.

Un ejercicio en el que se ha puesto en práctica la planificación, preparación y despliegue de un Grupo Táctico en una Base Operativa Avanzada, la coordinación de vuelos y despliegues de las unidades implicadas y el despliegue por medio de operaciones aerotransportadas por desembarco paracaidista. Asimismo, se han realizado ejercicio de reagrupamiento, control y seguridad de las cabezas de desembarco; el despliegue de la unidad para el establecimiento y control de rutas de evacuación; el contacto con autoridades consulares para la coordinación de la evacuación, la identificación y traslado de los ciudadanos españoles a los aeropuertos para su repatriación y finalmente el repliegue de los paracaidistas.


Origen
El origen de la unidad se remonta al año 1954, cuando el 23 de febrero se realiza el primer salto en paracaídas del Ejército de Tierra, desde aviones Junker y Savoia y se utilizan paracaídas modelo T-6. Sin embargo, no fue hasta años más tarde, en 1966, cuando se constituyó como Brigada.
Fue el 28 de abril de 1955 sufre su primera baja en acción paracaidista, durante un lanzamiento de instrucción en la zona del Zulema, en Alcalá de Henares, cuando el CLP Antonio Ortiz Pérez, queda enganchado en el patín de cola del avión de transporte, resultando muerto al precipitarse al vacío con el paracaídas destrozado.
Disciplina personal
Maniobras de gran complicación, que requiere una estricta preparación física, técnica y psicología. Sólo el paracaídas, con más de 70 metros cuadrados, pesa 15 kilos, a lo que se le añade el peso del paracaídas de emergencia y la mochila que, en ocasiones, obliga al soldado a soportar cargas similares a su peso. De ahí la necesidad de una estricta preparación física pero, sobre todo, de una estricta disciplina, “no solo para acatar las órdenes, se requiere de una disciplina personal que permita a uno seguir avanzando, cuando uno cree que está cansado debe pensar que le queda mucho por exprimir. 

Es necesario esa capacidad de superación, de esfuerzo, de enfrentarse a condiciones adversas”, asegura De Aguado. Una brigada, la BRIPAC, que actualmente permanece en España tras su última misión en el Líbano y cuyo próximo destino será Malí o Irak. Hasta la fecha, seguirán comportándose como auténticos héroes en supuestos tácticos como el vivido este miércoles en León para, un día, convertirse en auténticos héroes de carne y hueso. (Jesús.R.G.)

Fuente: http://www.elnortedecastilla.es/

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter, Facebook y Google+