martes, 5 de diciembre de 2017

Las fuerzas especiales españolas, al rescate de un piloto caído en territorio enemigo.

Miembros de Operaciones Especiales durante la ejecución del 'Empecinado 2017'.
Miembros de Operaciones Especiales durante la ejecución del 'Empecinado 2017'.
Aproximadamente unos 700 militares han estado desplegados durante dos semanas para el desarrollo del ‘Empecinado’, que ha tenido como escenarios diversos puntos de Valencia, Alicante, Murcia, Almería y Granada. Se realizaron entre el 13 y el 23 de noviembre.

Se trata del ejercicio más “ambicioso”, tal y como lo ha definido el propio Ejército de Tierra, que han realizado las operaciones especiales. Principalmente por la cantidad de medios y unidades que se han involucrado en su desarrollo. El núcleo de las actividades ha recaído sobre los Grupos de Operaciones Especiales, el GOE II y el GOE IV –con refuerzos procedentes de otros GOEs-. También han participado el grupo de élite del Ejército del Aire, el EZAPAC (Escuadrón de Zapadores Paracaidistas), que se han integrado con los GOEs en el planteamiento y ejecución de las misiones. Por otra parte, formando la denominada Fuerza de Apoyo a Operaciones Especiales, se ha desplegado a integrantes de la X Bandera de la Legión, al Regimiento de Guerra Electrónica nº31, al regimiento NBQ y al Regimiento de Pontoneros y Especialidades de Ingenieros nº12 entre otras unidades.

La fase de ejecución del ejercicio dejó dos misiones especialmente reseñables por su espectacularidad. La primera de ellas fue conducida conjuntamente por los ‘boinas verdes’ del Ejército de Tierra y los Zapadores Paracaidistas, y consistió en el rescate de un piloto que había quedado atrapado en territorio enemigo tras haber sufrido su aeronave un fallo técnico. Además, en otra misión, se simuló una operación de captura de líderes terroristas en diversos puntos de España. Dos de estos líderes se encontraban en un aeródromo que fue tomado por inserción paracaidista, y otros fueron capturados cerca de la costa, tras una incursión anfibia de operaciones especiales. Entre los medios utilizados por las Fuerzas Armadas para el desarrollo de estos ejercicios cabe destacar los helicópteros de las FAMET –helicópteros de ataque Tigre, transportes Chinook y Cougar…-, dos Eurofighters del Ala 11 y dos C-295 para el lanzamiento de paracaidistas. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter, Facebook y Google+             

Cospedal anuncia un nuevo ciclo inversor en materia de Defensa.


La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, ha asegurado este martes que su departamento «está trabajando para impulsar un ciclo inversor, en el que se incluirán nuevos programas» y que «sin lugar a dudas, supondrá un cambio de paso y de ritmo en la industria de la defensa española». Obviamente la ministra de Defensa se refiere al impulso necesario para acometer los programas del nuevo vehículo 8×8 del Ejército de Tierra y las nuevas fragatas F-110. 

Se trata de unos proyectos industriales-militares que se encuentran ahora en su fase inicial de I+D como programas tecnológicos. Es decir, se están definiendo los primeros vehículos piloto y las características generales de esas futuras fragatas. En ellos están involucrados las principales empresas del sector de la Defensa españolas (Navantia, Indra, GDELS Santa Bárbara Sistemas, SAPA, Tecnobit…). La construcción de otro BAM de intervención subacuática o la adquisición de un avión de combate que sustituya a los F-18 del Ejército del Aire de la Base de Gando (Gran Canaria) son otras de las prioridades que las Fuerzas Armadas barajan encima de la mesa (la prioridad 1ª es el vehículo 8×8, mientras que la 2ª es la fragata F-110, según informan fuentes militares). En su intervención durante la inauguración de las «Jornadas La industria de Defensa: nuevo escenario presupuestario», organizadas por el diario El Economista en Madrid, Cospedal reivindicó «un planeamiento ambicioso en la industria de la defensa» a través de una apuesta «integral e inmediata, decidida y generosa». 


Tras proporcionar algunos datos, como los más de 100.000 empleos entre directos e indirectos que genera el sector en España y que cada euro invertido genera 2,5 euros de retorno para toda la economía, Cospedal señaló que afrontamos «un cambio de ciclo, parecido al que se afrontó en los años noventa» (avión Eurofighter, fragatas F-100, carros Leopardo…), y la industria española debe estar dispuesta a asumir el reto, centrado tanto en la capacidad de internacionalización como en la investigación, el desarrollo y la innovación. En este sentido, la ministra de Defensa ha puesto como ejemplo a los Planes Especiales de Armamento (PEAs), cuya partida de gasto se incluyó por primera vez en los Presupuestos de Defensa en 2017 y que han supuesto un «impulso modernizador que ha logrado transformar ya el tejido industrial de Defensa, que en la actualidad es mucho más dinámico y competitivo, generador de empleo altamente cualificado y que incluso redunda de manera muy importante en la cohesión territorial de nuestro país». (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter, Facebook y Google+