lunes, 11 de diciembre de 2017

El BAC «Patiño» colabora con Pakistán y Corea del Sur en la lucha contra la piratería.



El BAC “Patiño” y la fragata paquistaní “Tariq

El Buque de Aprovisionamiento de Combate (BAC) Patiño ha participado recientemente en operaciones con dos buques de la Fuerza Marítima Combinada (CMF) que operan en aguas somalíes en el marco de la lucha contra la piratería. En concreto, la embarcación de la Armada española ha realizado tareas de cooperación en aguas del Cuerno de África con la fragata paquistaní Tariq y el buque surcoreano Chungmugong durante la segunda semana de integración en la operación Atalanta. 


La primera colaboración se efectuó con la fragata paquistaní Tariq, con la que realizó un intercambio de personal que tuvo la oportunidad de conocer de primera mano los procedimientos del BAC Patiño en su lucha por erradicar la piratería. En la misma dirección estuvo dirigido el encuentro con la fragata surcoreana Chungmugong en la operación Atalanta. Los esfuerzos en este caso se centraron en mejorar las Operaciones de Interdicción Marítima (MIO) con ejercicios entre ambos buques.

Recibimiento a bordo
El jefe de la Fuerza Naval de la operación Atalanta, el contralmirante italiano Fabio Gregori, también ha visitado el Patiño, embarcado a bordo del buque de mando del mismo país, la fragata Virginio Fasan, que ejerce el mando de la misión europea desde finales del mes de julio. En el encuentro, al que también asistió el comandante de la fragata Chungmugong, se compartieron y plantearon aspectos relevantes sobre la operatividad y desarrollo de procedimientos.
El Patiño
La misión Atalanta persigue fundamentalmente reforzar la seguridad marítima en aguas del Golfo de Adén y la cuenca de Somalia y proteger a los buques mercantes que transportan alimentos del Programa Mundial de Alimentos. Por lo tanto, la disuasión de ataques a buques civiles que operan en la zona y la detención, siempre que sea posible, de los sospechosos de haber cometido algún acto delictivo en la mar, se convierte en tarea fundamental. 

Para llevar a cabo esta misión, el Buque ha pasado por un intenso período de alistamiento.  Para el “Patiño” ésta es la tercera vez que participe en la misión. Las otras dos ocasiones tuvieron lugar entre los meses de diciembre de 2010 y febrero de 2011, y entre diciembre de 2011yabril de 2012. En este nuevo despliegue, el Buque tiene previsto permanecer en zona de operaciones hasta el 20 de abril de 2018. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter, Facebook y Google+             

La Brilat destinará unos 800 efectivos a las misiones en Líbano y Mali a finales de 2018.


La Brigada Galicia VII (Brilat) celebró ayer en la base General Morillo de Figueirido su tradicional homenaje a la patrona del Arma de Infantería, la Inmaculada Concepción, en un acto que estuvo marcado por la lluvia y la niebla. Una ceremonia castrense a cuyo término, el general jefe de la Brigada, Antonio Romero Losada, confirmó que la unidad afronta un 2018 intenso, como el año en que regresarán a las rotaciones en misiones internacionales después de finalizar su compromiso como Brigada de Alta Disponibilidad de la OTAN, este último ejercicio en situación de reserva. Las dos misiones que se presentan en el horizonte son las ya conocidas, en Líbano y Mali, y el general precisó ayer que ambas supondrán la movilización de entre 700 y 800 militares a partir de noviembre próximo.
 

Se incrementa, especialmente, el número de soldados de la Brilat que se desplegarán en el país africano si es que no se producen cambios de última hora por parte del Ministerio de Defensa, dado que esta misión está todavía "por definir". En total se calcula que serán unos doscientos los efectivos que se desplegarán tanto en el cuartel general de Bamako como en el campo de entrenamiento de Koulikoro. Un incremento que va en la línea del refuerzo de la misión en Mali acordado recientemente por la Unión Europea dentro de esta misión que se lleva a cabo bajo paraguas de la ONU. El objetivo es el mismo que el desarrollado hasta ahora, instruir y mejorar la coordinación de las fuerzas malienses con el objetivo de que puedan hacer frente al avance de los grupos terroristas yihadistas en la zona del Sahel, que preocupa especialmente a España. Sería la segunda ocasión que la Brilat aterrice en suelo africano, dado que ya participó en esta misión en 2014, a todo ello hay que añadir pequeñas misiones de apoyo como las desarrolladas en Senegal en 2016 o en Mauritania este mismo año.
 

Tercera visita a Líbano
Más personal conllevará el despliegue en Líbano, en donde entre 500 y 600 efectivos de la Brigada Galicia VII serán los encargados a partir de noviembre de 2018 de velar por el cumplimiento de los acuerdos de paz y los decretos de la ONU en el sector este de la frontera entre Líbano e Israel. Una misión también conocida de sobra por la Brilat dado que estuvo desplegada en la frontera libanesa en 2007 y 2009.
 

El general Antonio Romero Losada reconoció que estas dos misiones son "un reto importante" y que "el entrenamiento de todo este año va a a estar centrado en la preparación de estas dos operaciones". Romero Losada también calificó de "magnífico" el año que ahora se cierra para la Brilat. Además de culminar este segundo año como Brigada VJTF de la OTAN (aún en situación de "stand by"), el general jefe de la Brilat destacó que acaban de finalizar con éxito unas importantes maniobras en San Gregorio (Zaragoza) en la que "todos los componentes de la Brilat han dado muestras evidentes de su profesionalidad y su talla". (Jesús.R.G.)

Fuente: http://www.farodevigo.es
Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter, Facebook y Google+             

Los retos de la Brigada «Guzmán el Bueno» X para 2018.

El año 2017 ha sido importante para la Brigada «Guzmán el Bueno» X de la base de Cerro Muriano. Ha empezado a funcionar bajo su nueva denominación tras sumar nuevas unidades, efectivos y medios acorazados y blindados, abandonando el apellido «de Infantería Mecanizada» para convertirse a todos los efectos en una brigada orgánica polivalente. También en 2017 se ha producido un relevo en el mando tras el ascenso a general de División de Antonio Ruiz Olmos. El general Aroldo Lázaro está ahora al frente de esta brigada, que en 2017 ha vivido también el regreso de su contingente desplegado en Líbano tras seis meses de misión. El 8 de diciembre, con motivo de la organización de la brigada y de la festividad de la Inmaculada Concepción, patrona del Arma de Infantería, la BRI X recibió, de manos del delegado del Gobierno en Andalucía, la Corbata del Orden del Mérito Civil. 

Una distinción que, como curiosidad, no podrán lucir como querrían porque debe portarse sobre la bandera. Sólo los regimientos tienen bandera, explicaron fuentes del Ejército, por lo que esta corbata (cinta que da fe de la obtención de un alto reconocimiento) tendrá que quedarse a buen resguardo en un hueco privilegiado de la base militar. Una cuestión de protocolo. Sin embargo, no son pocos los retos a los que tendrá que hacer frente la BRI X en 2018. El general jefe de la brigada, Aroldo Lázaro, los enumeró en su alocución durante la parada militar del 8 de diciembre. El primero de ellos es casi inminente: durante la primera quincena de enero está previsto que parta hacia Letonia el contingente de unas 300 personas que participará en el país báltico en la operación «Presencia Avanzada Reforzada» (eFP, por sus siglas en inglés) de la OTAN, en el marco de una estrategia de contención de Rusia. Permanecerán allí seis meses para relevar a sus homólogos de la brigada de Badajoz. 

El segundo no tiene fecha determinada y puede presentarse en cualquier momento, o, con suerte, no llegar a hacerlo. Dentro de la brigada de Cerro Muriano, un grupo táctico se ha estrado entrenando durante 2017 como unidad de alta respuesta para responder ante una posible y fortuita petición de la OTAN si se desata algún conflicto, principalmente en la Europa Occidental. Desde el Ejército explican que este contingente de carácter mecanizado y con unas 300 personas está listo para presentarse en 48 horas allá donde la OTAN lo demande para apoyar al ejército italiano, que este año lidera la Fuerza Conjunta de Muy Alta Disponibilidad (VJTF). El liderazgo de esta fuerza de la OTAN es rotatorio. En 2016, fue el ejército español el que ostentó la «presidencia» de este dispositivo listo para actuar ante cualquier conflicto. Durante 2017 efectivos de la Brigada «Guzmán el Bueno» X se han desplazado a Italia para trabajar de forma conjunta con sus homólogos de este país europeo. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter, Facebook y Google+