viernes, 31 de agosto de 2018

Soldados austríacos para proteger la valla de Ceuta y Melilla.

Austria ha propuesto a la UE que adopte su modelo de control de fronteras, consistente en la utilización de fuerzas armadas en apoyo de la policía. El proyecto se enmarca dentro de la cooperación común de la UE en esta materia, que se ha visto reforzado ante el aumento de la llegada de inmigración ilegal en los últimos años. La propuesta se ha realizado durante la cumbre informal de ministros de Defensa, que ha reunido a parte de los titulares de esta cartera en Viena desde ayer miércoles hasta hoy jueves. 

Fuerzas militares en las fronteras de la UE 
El modelo consistiría en que la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas (FRONTEX), que proporciona apoyo técnico adicional a los países de la UE que sufren graves presiones migratorias, dispusiera de fuerzas militares para enviar a aquellas fronteras que precisasen de ayuda, siempre con una previa petición del país afectado. La cuestión compete directamente a España por la presión migratoria que recientemente se ha ejercido sobre las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. En torno a este tema, Mario Kunasek, ministro de Defensa de Austria, brindó su apoyo a España ofreciendo a los soldados de las Fuerzas Armadas del país alpino para ayudar a frenar la migración ilegal en el enclave español de Ceuta. 

La zona de acción no se limitaría únicamente a España, sino que afectaría además a la región de los Balcanes, concretamente a la frontera greco-turca. Por su parte, fuentes oficiales de la embajada austríaca han confirmado a este medio que la utilización de soldados para apoyar a la policía y a las instituciones civiles en la frontera es un método que se lleva practicando en Austria durante décadas, y que ha resultado ser un modelo probado. De hecho, Austria ya mandó soldados para proteger su frontera con Italia ante la gran llegada de inmigrantes en julio del año pasado. El ministro de Defensa del país de centro-europa aseguró que, tras el escepticismo inicial acerca de la internacionalización del modelo, el impulso que recientemente recibieron de una conferencia de expertos que tuvo lugar el pasado julio les ha llevado a llevar la propuesta a la UE. 

No ha habido propuesta formal 
Según ha podido saber ECD por parte de fuentes oficiales de la embajada austríaca en Madrid, no ha habido todavía una propuesta formal por parte de Austria de enviar soldados a Ceuta y Melilla. Pero no se descarta que pueda haberla en un futuro. Las fuentes consultadas se han mostrado prudentes ante la propuesta, y aseguran que sería necesario un periodo de discusión y debate con los socios europeos antes de dar cualquier paso en este sentido. 

Pero han asegurado en caso de ser aceptado el modelo en la UE se proporcionará ayuda si un país lo necesita o si la Agencia europea lo pide. También han remarcado que el proyecto no es una solución permanente, sino que servirá para cubrir picos de inmigración o para expandir la agencia fronteriza europea Frontex. Por su parte, las fuentes de la embajada, conocedoras de la situación española, han considerado como poco probable que España acepte el envío de militares para proteger la valla de Ceuta y Melilla dada la “mala imagen” que esto supondría. Las fuentes se basan en una serie de conversaciones personales con personas cualificadas de la delegación del gobierno en estas ciudades autónomas. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook                    

La base de drones de León tendrá una nueva torre de control.


Los drones del Ejército han trabajado en los últimos meses en el aeródromo de Pajares de los Oteros. MARCIANO -

Más de 130 horas de vuelo ha registrado el dron Searcher del Ejército durante esta campaña de verano. Una actividad de vigilancia que ha servido para que se prevengan los incendios forestales en la comarca del Bierzo y otras zonas de Castilla y León. Se trata del segundo año que este tipo de aeronaves opera desde el aeródromo de La Virgen del Camino de León, que comparte el tráfico civil y militar. Y podrá seguir haciéndolo en un futuro a tenor de las mejoras técnicas que se plantean para las instalaciones. Según publica el Boletín Oficial del Estado, la Dirección de Adquisiciones del Mando de Apoyo Logístico del Ejército del Aire ha licitado las obras de mejora y modernización de la torre de control. Estas obras tienen un valor estimado de 578.000 euros, pero el importe total del contrato podría ascender hasta los 700.000 euros. Según el expediente técnico, al que ha tenido acceso ECD, las actuaciones estarán dirigidas no solo hacia el plano estructural del edifico, sino también al tecnológico. 

Durante la construcción y adecuación de la nueva torre, que se realizará utilizando como base la de la antigua -ya obsoleta-, se instalará una torre móvil en las cercanías para poder continuar con las operaciones aéreas del aeródromo mientras duren las obras. Se tiene previsto también la instalación de un Sistema de Comunicaciones Voz para poder mejorar la comunicación entre la torre y las aeronaves, así como equipos de radio y antenas VHF/UHF. También nuevos paneles de radioayudas, de balizamiento y consolas más modernas. La parte más significativa de la obra será la estructural, ya que se quiere elevar varios pisos de altura la actual torre. Para ello, se va a proceder a la retirada del fanal de la torre -la sala acristalada desde donde operan los controladores- y elevarla a un piso superior. El espacio ganado servirá para crear una sala de descanso para el personal. Esto, sumado a las obras para la creación de una plataforma para RPAS -aeronaves no tripuladas- en el aeródromo, convertirá a las instalaciones en una base de operaciones adaptada técnicamente al uso de drones. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook                    

miércoles, 29 de agosto de 2018

La Guardia Civil desplegada en el extranjero refuerza su arsenal con fusiles G36 y subfusiles MP5.


El ejército español ha licitado la compra de alrededor de 200 unidades de fusiles y subfusiles para destacamentos de la Guardia Civil desplegados en misiones internacionales de paz. La adquisición de estas armas responde a la necesidad de refuerzo del arsenal de los dispositivos de la Guardia Civil destinados en Irak, Líbano, Senegal, Colombia o Mauritania, entre otros. Fuentes de la Guardia Civil han confirmado a este medio que las armas podrán ser suministradas a los cerca de 280 agentes de la Guardia Civil desplegados en misiones internacionales de la ONU, de la OTAN o en embajadas.

El pliego de Defensa, al que ha tenido acceso ECD, especifica las características técnicas de las armas adquiridas. En total, se trata de 94 fusiles G36 K, la versión corta del G36, 120 unidades del famoso MP5 A5, y también 4 unidades del fusil de tirador selecto H&K 417 con cañón de 12”. Además, en el lote licitado se incluyen dos bípodes para fusil MOD G36. El precio de la extensión del suministro asciende a la base imponible de 349.380€, a los que sumado el IVA de 73.369,80€ le da un monto total de 422.749,80€.

Los lotes desglosados
La unidad básica del G36 K a adquirir consta del fusil, de una mira óptica de 1,5 aumentos, 5 cargadores de 30 cartuchos del estándar 5,56x45mm OTAN, 1 portafusil, 1 estuche de limpieza, 1 tapaboca y 1 manual de empleo en español. Por su parte, el el lote unitario de los 4 H&K 417 de calibre 7,62x51mm consta del fusil de cañón de 12”, 6 cargadores de 20 cartuchos, 1 portafusil, 1 estuche de limpieza, 1 tapaboca y 1 manual de empleo en español.

En el caso del MP5 A5 de calibre 9x19mm, el lote consta de el subfusil con un modo de disparo 0-1-3-D, 2 cargadores de 30 cartuchos, 1 portafusil, 1 estuche de limpieza, 1 tapaboca y 1 manual de empleo en español. Por último, la unidad básica de suministro de los bípodes compatibles con el G36, está constituida únicamente por dos bípodes estándar.

Precio unitario y unidades
El precio del lote unitario del G36 K es de 1400€. Teniendo en cuenta que el ejército ha comprado 94 de estas armas, el precio total asciende a los 131.600€.

Por otro lado, los H&K 417 de cañón de 12” son más caros que los anteriores dada la especialidad del arma, teniendo un precio por unidad de 2.485€. Por lo tanto, las 4 unidades compradas resultan costar 9.940€ en total. También destaca el subfusil clásico de última generación MP5 A5. Cada uno tiene un valor de 1730€, lo que entre los 120 comprados viene a ser unos 207.600€. Por último, los dos bípodes estándar comprados tienen un valor cada uno de solo 120€, lo que entre los dos significan 240€.
(Jesús.R.G.)

Fuente: https://www.elconfidencialdigital.com/

Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook                    

martes, 28 de agosto de 2018

La fragata “Cristóbal Colón” zarpa de Ferrol para integrarse en la fuerza de reacción inmediata de la OTAN.

La F 105 zarpa de Ferrol

La fragata “Cristóbal Colón” salió el pasado 25 de agosto del Arsenal Militar de Ferrol rumbo al Mediterráneo, donde se integrará en la Agrupación Naval Permanente de la OTAN nº2 (SNMG-2). Las agrupaciones navales permanentes de la OTAN poseen un alto nivel de alistamiento y disponibilidad, y cuentan con un amplio catálogo de capacidades a disposición de la Alianza, que las posibilitan para su rápida intervención en escenarios de crisis. Por ello, y para mantener el nivel de adiestramiento y alistamiento de la SNMG-2, está prevista la participación de la “Cristóbal Colón” en ejercicios multinacionales de alta intensidad y visibilidad. 

Primero tomará parte en la operación “Sea Guardian” en aguas del Mediterráneo central, y posteriormente participará en diversos ejercicios con unidades de la OTAN en aguas del Mediterráneo y Atlántico norte. Con este despliegue, España muestra una vez más, su firme compromiso con la Alianza Atlántica. Durante el mismo, está previsto que el buque haga escala en varios puertos europeos del Mediterráneo, así como de la costa atlántica norte. Para este despliegue contará con casi 200 mujeres y hombres en su dotación, además de un helicóptero SH60-B de la Décima Escuadrilla de Aeronaves, y un equipo operativo de seguridad (EOS) de Infantería de Marina, que reforzará sus capacidades. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook                    

sábado, 25 de agosto de 2018

La OTAN ensaya una tecnología gallega para identificar todo tipo de objetos en el mar.

En algún lugar indeterminado del planeta, que se mantiene en el más estricto secreto, la OTAN experimenta estos días una tecnología gallega que permite identificar cualquier tipo de objetos en el mar. Se trata de un sistema desarrollado por el Centro Tecnológico de Galicia (Gradiant) que llegó a manos de la Alianza Atlántica casi por casualidad, ya que su creación nunca estuvo relacionada con fines militares. Pero los técnicos del organismo con sede en Bruselas comprobaron su potencial en una feria celebrada en La Spezia (Italia), y decidieron que valía la pena experimentar con un método que se viene utilizando para detectar furtivos en las rías gallegas. 

La pesca clandestina no es la única finalidad de la tecnología de análisis de vídeo de Gradiant, denominada Mares y creada para detectar personas, embarcaciones y todo tipo de objetos en escenarios con visibilidad baja o compleja, como los que se producen en el mar. Es el resultado de más de nueve años de trabajo en el centro tecnológico con sede en Vigo, y también está siendo utilizada para la vigilancia marítima y el control de entornos naturales por puertos y flota pesquera, no solo en Galicia. Hasta ahora, sus usos están relacionados con la protección de recursos naturales y de infraestructuras costeras sensibles, seguridad, emergencias, control de fronteras, persecución de actividades delictivas y del furtivismo, control perimetral portuario y control del puerto y de la costa. 

El sistema no solo detecta objetos en el mar. Lo que en realidad lo distingue del resto de dispositivos es su capacidad para diferenciar objetos 
“Mares se basa en el análisis algorítmico para poder entender qué dicen las imágenes filmadas”, explica Fernando Jiménez, gerente de Gradiant. “Le damos inteligencia a la detección de imágenes. Normalmente esto se sabía hacer analizando los bloques que se mueven en entornos naturales o artificiales estáticos. Nosotros hemos aprendido a hacerlo en entornos naturales en los que todos los bloques se mueven, pero de todos ellos, solo son relevantes algunos. Gradiant es pionera en esta tecnología que permite discriminar qué es lo interesante”. 

El sistema no solo detecta objetos en el mar, como puedan hacer radares, sonares o cámaras. Lo que en realidad lo distingue de estos dispositivos es su capacidad para diferenciar objetos. “Es apto para distinguir una roca de una ballena, o una patera de un pesquero o un barco de guerra”, explica un portavoz de la empresa. “Lo relevante desde una perspectiva técnica es detectar y diferenciar este tipo de objetos, y hacerlo además de forma sistemática y digital, en entornos como el mar, donde el escenario es muy cambiante, con olas, horizontes, cielos, vuelos de pájaro… Ahí es donde aparece la innovación de Gradiant, capaz de detectar y diferenciar este tipo de objetos”. Los técnicos de la OTAN tuvieron conocimiento de la existencia de Mares por una demo que publicó Gradiant en redes sociales, relacionada con una conferencia sobre el proyecto. Un representante de la Alianza Atlántica se desplazó a Vigo para conocer el centro tecnológico en una visita informal, e invitó a la empresa a acudir a La Haya para presentar el proyecto. Después, pasó otra prueba en el certamen de La Spezia, donde se realizó una demostración de videoanalítica del sistema previa a las operaciones actuales. 

La tecnología se está probando en barcos de investigación de la OTAN, en las maniobras marítimas Nordic Recognized Environnmental Picture 2018 (NREP-18), en la que participan 20 países de Norteamérica y Europa. El lugar no ha sido desvelado por razones de seguridad. El enlace es el director del proyecto Mares con la OTAN, José Antonio Rodríguez Artolazábal, que realiza el seguimiento de unas maniobras basadas en la toma y análisis de imágenes y del que todavía no se puede anticipar nada. En concreto, el proyecto de la OTAN se ensaya con cámaras embarcadas y tecnología de detección conectada a centros de análisis y decisión. Las pruebas se realizan a bordo de los barcos de investigación Nato Research Vessel (NVR, por sus siglas en inglés) del organismo intergubernamental, en el marco del Centro de Investigación y Experimentación Marítima (CMRE). 

Su potencialidad para la OTAN no es únicamente militar, ya que en las pruebas participan otras organizaciones que estudian la vida salvaje 
Las maniobras proporcionarán información para los ensayos sobre inteligencia, vigilancia y reconocimiento del Unified Vision 2018 (UV18), con las que la OTAN desarrolla tecnología que permita compartir y procesar inteligencia compleja de forma conjunta en el ámbito internacional, para generar capacidades operacionales de utilidad en el futuro para los países miembros de la Alianza. En todo caso, su potencialidad para la Alianza no es únicamente militar, ya que en las pruebas participan otras organizaciones que estudian la utilidad en el análisis de la vida salvaje, concretamente de las ballenas y otras especies marinas. 

“De hecho, no podemos decir qué uso vaya a darle la OTAN”, matiza Daniel Ramos, responsable de desarrollo de Negocio Internacional de Gradiant. Gradiant es un centro tecnológico especializado en el desarrollo de soluciones tecnológicas en los ámbitos de la conectividad, inteligencia y seguridad. En sus diez años de actividad, el centro ha desarrollado 258 proyectos con socios y clientes en 29 países del mundo. Entre sus últimos acuerdos comerciales se incluyen la integración de su tecnología de verificación de firma dinámica en los dispositivos Galaxy Note de Samsung, o la incorporación de su tecnología para la detección de vida en la app del banco ecuatoriano Cooperativa de Ahorro y Crédito Policía Nacional (CPN). El centro gallego emplea a 109 profesionales y cuenta con 12 patentes solicitadas, y tuvo unos ingresos de más de 5,2 millones de euros en 2017. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook                    

viernes, 24 de agosto de 2018

El Ejército del Aire compra nuevos trajes pesados de desactivación de explosivos.


El brigada Rafael Sánchez Martos en un despliegue en el Líbano.

El Centro de Desactivación de Explosivos (CEOD) del Ejército del Aire, dependiente orgánicamente del Centro Logístico de Armamento y Experimentación (CLAEX), ha iniciado el proceso de adquisición de trajes de protección para el personal de la unidad. Estos trajes pesado de desactivación, tal y como recogen los pliegos técnicos del contrato a los que ha podido acceder ECD, deberán disponer de la protección y resistencia necesaria para reducir en un 90 por ciento los efectos y la presión provocada por una explosión de medio kilo de explosivo plástico C4 -de uso militar- a una distancia inferior a un metro del artificiero. (Vea a continuación una explosión de unos 400 gramos del mismo explosivo). 

El pack debe estar compuesto de chaqueta, pantalón, protector pélvico, protector de pie y casco con unidad de control remoto y sistema de refrigeración. Deberá estar diseñado para ofrecer la máxima protección contra los efectos de la sobre presión, fragmentación, impacto y calor en operaciones, “todo ello sin menoscabo de la flexibilidad y el confort”. Para casos de emergencia, el traje completa deberá contar con sistemas de extracción rápida y acceso fácil a zonas vitales, que permitan operar con rapidez a los equipos de asistencia médica. El importe total del contrato asciende a 60.000 euros, y las empresas que quieran optar al contrato podrán presentar sus ofertas hasta el próximo 3 de septiembre. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook                    

jueves, 23 de agosto de 2018

Los Eurofighter españoles vuelven a volar en el Báltico.


El Estado Mayor de la Defensa (Emad) ha vuelto a exhibir uno de los aviones de combate Eurofighter en operaciones en Lituania, cuya misión finalizará el 31 de agosto tras cuatro meses de despliegue. España participa en esta misión de la Alianza Atlántica desde principios de mayo con el destacamento Vilkas, con base en Siauliai. 

Todo ello después de que el pasado 7 de agosto uno de estos cazas españoles desplegados en la misión de la OTAN en el Báltico lanzara por error mis-“un fallo humano”, apuntan las fuentes- un misil Amraam en el espacio aéreo de Estonia mientras realizaba una maniobra con dos Mirage franceses. Sobre el misil disparado, no ha habido noticias de su localización y fuentes militares apuntan a que fue lanzado en modo autodestrucción por lo que no es fácil localizar sus restos. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook                    

España forma a 20 oficiales de Malí para misiones de combate.


Veinte oficiales de las Fuerzas Armadas de este país africano se han formado durante 12 semanas en el séptimo Curso de Comandante de compañía para oficiales que ha tenido lugar en el campo de entrenamiento de Koulikoro, situado a 60 kilómetros de Bamako. Todos ellos, con cargos de teniente a capitán, y de todas las ramas y servicios de las Fuerzas Armadas de Malí (MAAF), se han 'graduado' de lo que se puede considerar como uno de los cursos más exigentes impartidos por la misión europea en Malí, dirigida por un contingente español.
 
Alrededor de 130 militares españoles, muchos de ellos curtidos en Kosovo, Líbano o Afganistán, han enseñado a los alumnos las habilidades necesarias para comandar una compañía de infantería en situaciones de combate, además de todas aquellas capacidades relacionadas con los deberes diarios de un comandante. Como consecuencia, el entrenamiento ha incluido adiestramiento táctico en todos los tipos de operaciones militares que las fuerzas armadas de Malí pueden llevar a cabo: operaciones defensivas, ofensivas, de estabilización y de terreno urbano.

Distintos tipos de formación
La capacitación de estos cursos califica a los estudiantes para evaluar, planificar y llevar a cabo cualquier misión que se lleve a cabo en cualquier condición y terreno. Pero también les ha capacitado para llevar a cabo el fin último de todo militar: proteger a la población de su país de las amenazas que puedan surgir. Además, el curso incluyó otros temas como liderazgo, topografía y manejo de GPS, cuidado médico y protocolos de evacuación, señales y procedimientos de radio, técnicas y procedimientos de IED..., que habilitan a los oficiales para garantizar el éxito táctico.

Otro aspecto importante del curso fueron los procedimientos utilizados para entregar un orden de operación (OPORD), utilizando ayudas visuales tales como bocetos o cajas de arena. Por su parte, los participantes se formaron también en derecho internacional humanitario y en derechos humanos por los expertos proporcionados por el Cuarteles General de la Misión de Entrenamiento de la Unión Europea (EUTM-MHQ). El fin, tal y como cuentan en la página web de la misión., es asegurar que los agentes “conozcan y cumplan las regulaciones y leyes internacionales”.

La misión EUTM-Malí
La misión de la Unión Europea EUTM-Malí se creó para proporcionar al Ejército maliense entrenamiento militar y asesoramiento en las cadenas de mando y control, logística y gestión de recursos humanos, junto con derecho internacional humanitario. El primer mandato de la Unión Europea empezó el 1 de abril de 2013. 

En él, se desplegaron fuerzas españolas para la Operación, finalizando la misión en mayo de 2014. Ese mismo mes se inició un segundo mandato de dos años de duración hasta mayo de 2016. Por esas fechas se iniciaría un tercer mandato, también de 2 años, en el que se generó un nuevo contingente con puestos nuevos y nuevas capacidades. España aporta 130 militares, 20 de ellos como refuerzo temporal.
 
El porqué de la misión
La misión de la Unión Europea en Malí responde a la crisis política, humanitaria y de seguridad que estaba sufriendo el país a consecuencia de los hechos acaecidos en el Norte de su territorio desde principios de 2012. Durante ese periodo tuvo lugar una rebelión tuareg en la región de Azawad, provocada en buena medida por el desplazamiento de este grupo de población nómada a consecuencia de la guerra civil de Libia.
 
Dicha rebelión fue seguida por un golpe de estado militar y por la entrada del grupo yihadista Ansar Dine en el territorio. Los acontecimientos convirtieron el país en un centro de inestabilidad y en una grave amenaza para toda la región del Sahel y para Europa. Ante la gravedad de la crisis, el presidente interino de Malí, Dioncounda Traoré, remitió peticiones oficiales de apoyo al secretario general de la ONU, a la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) y a la UE, incluyendo en esta última una petición de ayuda para la reestructuración y entrenamiento del Ejército. Finalmente, la UE se dispuso a ayudar en este último punto al ejercito maliense. (Jesús.R.G.)

Fuente: https://www.elconfidencialdigital.com/

Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook                    

miércoles, 22 de agosto de 2018

Alas de combate expedicionarias.

Eurofighter Ala 11 en misión de policia aérea del Báltico

Los primeros meses de este año han sido especialmente intensos para nuestras alas de caza. El despliegue de seis aviones Eurofighter del Ala 11 en la Base Aérea de Sïauliai (Lituania) para participar en la 47 rotación de la misión de la OTAN de Policía Aérea en el Báltico , durante los meses de mayo, junio, julio y agosto, cierra una primera mitad de año de intensa actividad internacional en las alas de combate. 

A los ejercicios y despliegues de ámbito nacional que se realizan de manera habitual, se han añadido despliegues en Portugal, Países Bajos, Polonia y Marruecos. Así, cinco F-18 del Ala 46 se desplegaron en la Base Aérea de Beja (Portugal), para participar en el ejercicio de cooperación bilateral con la Fuerza Aérea Portuguesa Real Thaw, entre los días 28 de enero y 9 de febrero. Siete aviones F-18 del Ala 15 volaron hasta la Base Aérea de Leeuwarden (Países Bajos) para participar en el ejercicio Frisian Flag de la OTAN, entre los días 6 y 20 de abril. Cinco Eurofighter del Ala 14 participaron desde la Base Aérea de Poznan-Lavica (Polonia) en el Tiger Meet 2018 junto con otros escuadrones de la OTAN, con el denominador común de tener un tigre en su emblema, desde el 14 al 25 de mayo. Otros cinco F-18 del Ala 46 volaron hasta la Base Aérea de Meknes (Marruecos) para participar en el ejercicio Atlas, de cooperación bilateral con las Fuerzas Reales Aéreas de Marruecos, entre los días 25 y 29 de junio. En este ejercicio participaron, además, dos aviones Eurofighter del Ala 11, despegando desde su base habitual en Morón de la Frontera (Sevilla). 

Además de los despliegues realizados para participar en misiones y ejercicios, nuestros aviones de combate han participado en diversas exhibiciones aéreas internacionales como el Dannish Air Show en Aalborg (Dinamarca), los días 9 al 11 de junio, en el que participaron dos Eurofighter del Ala 11; la exhibición aérea de Tikkaskoski (Finlandia), en la que participaron otros dos Eurofighter de la misma unidad, el día 15 de junio; o el Nancy Air Show (Francia), en el que tomaron parte dos Eurofighter del Ala 14, el 29 y 30 de junio. Al margen de las múltiples actividades y demostraciones internacionales que realizan nuestras patrullas acrobáticas, las unidades de caza son también un buen instrumento de la Diplomacia de Defensa. La capacidad más decisiva de nuestras fuerzas armadas operando fuera de España es una clara muestra de nuestro compromiso con la OTAN y con los países aliados y amigos. El esfuerzo de las unidades en este ámbito continuará a lo largo del segundo semestre, estando previstos nuevos despliegues. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook                    

El contingente Patriot recibe la visita del Agregado de Defensa en Turquía.

Agregado de Defensa con el personal del contingente

El Agregado de Defensa conoce de primera mano las capacidades del VIII contingente Patriot desplegado en la Base Aérea de Incirlik. El coronel César Gutiérrez de la Cámara Ara, Agregado de Defensa en la Embajada de España en Turquía, visita el despliegue de la unidad Patriot para conocer de primera mano los detalles de la misión española de protección de la ciudad de Adana frente a posibles misiles balísticos procedentes de Siria. El coronel, a su llegada al asentamiento, fue recibido por el teniente coronel Alberto Muñoz Martínez, Jefe del octavo contingente español para la operación “Apoyo a Turquía” en el marco de la OTAN. 

El teniente coronel Muñoz, le mostró el Centro de Operaciones de Batallón, donde le explicó el desarrollo de la misión, la composición del contingente y su disponibilidad 24 horas al día, 7 días a la semana, 365 días al año al servicio de Turquía y de la OTAN, durante casi ya cuatro años y con unos índices de operatividad cercanos al 100%. Acto seguido, el Agregado de Defensa visitó el núcleo de apoyo logístico, donde saludó personalmente a todos los componentes, preocupándose por el estado de las tropas para posteriormente realizar la tradicional foto de grupo con el contingente, aprovechando este momento para dirigir unas palabras a los presentes dando la enhorabuena por el trabajo realizado hasta la fecha y animando a continuar en esta. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook                    

viernes, 17 de agosto de 2018

El Ejército español se plantea introducir impresoras 3D para uso militar.


Las impresoras 3D son el futuro. El ejército español y los países de la OTAN lo saben, y por ello están haciendo seguimiento de la tecnología y los productos del mercado para aplicarlo al uso militar. La referencia es EEUU, que ya utiliza esta tecnología para sus ejércitos. La prueba radica en unas conferencias que tuvieron lugar en Gijón en septiembre del año pasado. 

En dicho encuentro, personal de la organización científica de OTAN, de la Agencia Europea de Defensa (EDA), representantes de instituciones gubernamentales, de la industria, y de centros de investigación discutieron sobre las posibilidades de esta tecnología. Fuentes del ejército han confirmado a ECD que aunque “aun es pronto”, se está planteando introducir esta tecnología dada las “muchas posibilidades” que la industria de la fabricación aditiva o impresión 3D ofrece. 

El ejemplo de EEUU 
Estados Unidos es pionero en muchas materias de I+D en todo el mundo, incluida la industria que equipa a los ejércitos. Desde hace unos años, la mayor potencia militar mundial ha implementado impresoras 3D que fabrican tanto en plástico como en metal. El objetivo, entre otras cosas, es trasladarlas a zonas de combate junto con las materias primas para producir equipos o piezas de aparatos de distintos tamaños de forma más rápida, sencilla y económica. Y es que, solo el traslado de material bélico, piezas de recambio y la reparación de equipos dañados cuesta una fortuna a todos los ejércitos del mundo. Fuentes de Defensa afirman que con las impresoras 3D se ganaría en “operatividad, tiempo y dinero”, y todo ello con una "gran fiabilidad", aunque remarcan que “no se pueden utilizar para todo”. 

En un informe de Deloitte, realizado por expertos en aplicaciones de manufactura aditiva, se asegura que se han probado las aplicaciones de esta tecnología, y que estarían listas para el combate. Y resaltan las capacidades del ejército americano, que en este 2018 destinó 13.200 millones de dólares para la impresión 3D, como cuenta un artículo del portal Army Tecnology. Sin ir más lejos, la Marina de los EEUU ha llevado a cabo un experimento que ha producido varias piezas para herramientas, molduras, reparaciones, prótesis, implantes craneales y piezas personalizadas para distintas situaciones. Por ejemplo, el ejército yankee disparó con éxito tanto un lanzagranadas como una granada fabricados con tecnología 3D en mayo de 2017. El lanzagranadas, de nombre RAMBO, fue construido según las especificaciones del lanzador estándar M203A1. Cada pieza, excepto los resortes y los sujetadores, se produjo utilizando técnicas de fabricación aditiva. Otras capacidades de la impresión 3D son relativas a los misiles y los cohetes. Ya se están fabricando motores de cohetes, aletas, piezas para los sistemas de guía y control e incluso pequeños misiles ligeros al completo. 

Otras aplicaciones
Otras aplicaciones similares, pero a mucha mayor escala, incluyen los equipos de soporte de aviación y la ingeniería inversa de piezas obsoletas que ya no fabrican las industrias. Un ejemplo de ello son las piezas que se fabrican para el 'obsoleto' bombardero B-52, en servicio desde 1955. Pero también el ejército de EEUU fabrica pequeños drones UAV en el plazo de pocas horas, que pueden resultar decisivos en operaciones sobre el terreno. 

Por su parte, el ejército Chino también sigue de cerca al estadounidense en materia de drones espía. Por otro lado, un proyecto de investigación del laboratorio de Tecnología de la Armada de los EEUU, en colaboración con la Planta del Laboratorio Nacional de Oak Ridge (ORNL), consiguió imprimir en 3D un casco de un prototipo de un pequeño submarino. El prototipo se configuró para tener 9.1m de largo y 1.4m de diámetro. Para ello se utilizó la primera impresora 3D de tamaño industrial desarrollada por Cincinnati Incorporated en asociación con ORNL, que cuenta con un área de impresión de poco más de 6 m de longitud. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook                   

El F-22 por primera vez en España.


Ayer tuvo lugar, en la Base Aérea de Albacete, un ejercicio de entrenamiento aéreo avanzado conjunto que contó con la participación de dos aviones de quinta generación F-22 de la USAFE y aviones Eurofighter y F-18 del Ejército del Aire. 


Ha sido una excelente oportunidad de evaluar las capacidades de la Base Aérea de Albacete y del Tactical Leadership Programme (TLP), para acoger un ejercicio que cuente con la participación de un avión de 5ª. Generación, como son los F-22 de la USAF. Ejercicios de este tipo suponen una excelente oportunidad de instrucción y adiestramiento que permite una evaluación conjunta de las capacidades de los los aviones, dos de fabricación norteamericana y uno europea en este caso, en un entorno táctico exigente. El ejercicio consistió en dos misiones independientes la una de la otra en la zona de vuelo asignada a tal efecto, tras efectuar los F-22 de la Fuerza Aérea americana una misión de reabastecimiento en vuelo. Tras el despegue inicial de dos Eurofighter del Ejército del Aire de la Base Aérea de Albacete, efectuaron una misión con uno de los F-22. Ya en la zona de trabajo se efectuaron maniobras de combate disimilar, es decir, entre cazas de distintas características. Al mismo tiempo, un F-18 del Ala 12 despegó desde la Base Aérea de Torrejón para reunirse en zona con el segundo F-22 americano y realizar el mismo tipo de misión. 

 


Seguidamente los dos Eurofighter del Ala 14, en misión de policía aérea, localizaron la traza correspondiente al F-22 y realizaron maniobras de interceptación para su posterior identificación. Ante cualquier acción ofensiva del avión atacante efectuaron maniobras defensivas y de coordinación en pareja para mantener la zona de control del enemigo. Una vez realizado el trabajo en el sector, cada F-22 americano se reunió con la pareja de cazas españoles asignados y procedieron para el aterrizaje en la Base Aérea de Albacete. Con motivo de la ejecución de este ejercicio se celebró una jornada de prensa al considerar, tanto la Embajada de los Estados Unidos como el Ejército del Aire, que invitar a este tipo de eventos a los medios de comunicación es muy positivo para ambos países y para nuestras fuerzas aéreas y nos ayudan a transmitir la profundidad de nuestra alianza y la interoperabilidad entre nuestros ejércitos. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook                    

jueves, 16 de agosto de 2018

El Ejército del Aire crea un centro de vigilancia de la amenaza espacial.

Radar de vigilancia espacial en la base de Morón de la Frontera (Sevilla).

China destruyó en 2007 un satélite propio alegando que estaba fuera de control. Hasta entonces nunca se había disparado contra una nave en el espacio. China demostró que podía hacerlo. Este fue uno de los ejemplos que puso el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, para justificar la creación de una quinta rama de las Fuerzas Armadas estadounidenses (además de Tierra, Aire, Armada, Marines y Guardia Costera) en 2020, si obtiene luz verde del Congreso. 

El otro caso que alegó Pence para invertir 8.000 millones de dólares en la puesta en marcha de la futura Fuerza Espacial fue el supuesto desarrollo por parte de Rusia de sistemas láser para neutralizar infraestructuras espaciales. Se trata, concluyó, de asegurar para Estados Unidos el “dominio del espacio”, convertido en nuevo campo de batalla. A una escala muy diferente, también España empieza a dar los primeros pasos para garantizar la seguridad del espacio exterior. El Consejo de Seguridad Nacional del pasado 16 de julio, el primero con el presidente Pedro Sánchez, acordó “la elaboración de una Estrategia de Seguridad Aeroespacial [...] para hacer frente a las amenazas de diversa índole a las que están sometidos el espacio aéreo y ultraterrestre”. A medio plazo, se creará un Consejo de Seguridad Aeroespacial similar a los que ya existen en materia de Ciberseguridad o Seguridad Marítima. En sociedades desarrolladas, como la española, es cada vez mayor la dependencia del espacio para tareas cotidianas como la telecomunicación, la previsión meteorológica o la geolocalización; lo mismo sucede con las operaciones militares, que requieren satélites de observación y comunicaciones. 

La defensa de un país se proyecta así al espacio exterior. Al contrario de lo que sugirió Pence, el general Juan Pablo Sánchez de Lara, jefe de la División de Planes del Estado Mayor del Aire, admite que un ataque deliberado contra sistemas espaciales “no se considera a corto plazo”. Tampoco, agrega sonriendo, le preocupan los OVNI. La amenaza más real es la basura espacial, una nube de más de 8.100 toneladas de material orbitando alrededor de la Tierra. Según la Agencia Espacial Europea, hay más de 29.000 objetos de más de 10 centímetros (21.000 catalogados y monitorizados), 750 de entre 1 y 10 centímetros y 166 millones entre un milímetro y un centímetro. El alarde de poder destructivo que hizo China en 2007 dejó un reguero de miles de fragmentos flotando en el espacio. Lo mismo sucedió cuando, dos años después, chocaron por primera vez un satélite estadounidense y otro ruso. Estos diminutos pedazos de metal, a velocidades de hasta 48.000 kilómetros por hora, se convierten en proyectiles cuyo impacto puede tener consecuencias devastadoras. 

La misión del Ejército del Aire, en palabras del general Sánchez de Lara, será “proporcionar información ante cualquier evento que pueda afectar a la operación segura de los medios de que dispone España en el espacio para permitir una reacción”. La única reacción posible actualmente es desviar la trayectoria del satélite para evitar una colisión con la basura espacial, algo que la NASA hizo en 21 ocasiones el año pasado. En el caso español, la decisión quedará en manos del operador del satélite, ya que esta maniobra implica un gasto de combustible y un acortamiento de su vida útil. Parte de esta basura espacial, la que está en órbita más baja, se desintegra al entrar en la atmósfera, pero no sucede lo mismo con objetos más grandes, como el laboratorio chino Tiangong 1, que se precipitó el pasado 2 de abril en el Pacífico sur, tras semanas de tener en vilo a centros de seguimiento espacial de todo el mundo, que no pudieron predecir su lugar de caída. Además de las creadas por el hombre, en el espacio hay otras amenazas, como asteroides y meteoritos (una lluvia de estos últimos causó casi 1.500 heridos en la ciudad rusa de Chelyabinsk en 2013); o las tormentas solares, capaces de dejar sin electricidad a una gran ciudad durante nueve horas, como sucedió en Quebec (Canadá) en 1989. 

El objetivo de la nueva unidad, insisten quienes la han diseñado, es adquirir la capacidad de conocer un espacio cada vez más “congestionado, disputado y competitivo” y predecir los riesgos que puedan afectar a los activos espaciales españoles, tanto civiles como militares, de manera que se puedan evitar o minimizar” sus efectos. El embrión del centro de vigilancia aeroespacial cuenta solo con media decena de militares, pero la plantilla se doblará el año próximo y crecerá a medida que lo requieran las necesidades. Estará ubicado en la base de Torrejón de Ardoz (Madrid) y dependerá orgánicamente de la Jefatura de Sistemas de Mando y Control del Ejército del Aire. Torrejón alberga, desde julio de 2016, el Centro Español de Operaciones de Seguimiento y Vigilancia del Espacio (S3TOC), liderado por el CDTI (Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial), de carácter civil, adscrito al Ministerio de Ciencia que dirige el exastronauta Pedro Duque e integrado en la red de la UE, junto a Alemania, Francia, Italia y Reino Unido. El Ejército del Aire prevé llegar a acuerdos de cooperación con este centro, al que ahora presta apoyo, para aprovechar sinergias y evitar duplicidades. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook                   

Alumnos de la Academia General Militar se instruyen en West Point.


Coordinación previa al ataque
Coordinación previa al ataque
Españoles y estadounidenses peinan la zona
Españoles y estadounidenses peinan la zona
Los militares realizan una acción de fuego
Los militares realizan una acción de fuego

Cinco alféreces cadetes de la LXXVI promoción de la Academia General Militar (AGM) participan en la instrucción de verano de la prestigiosa Academia Militar norteamericana de West Point (Nueva York); esta formación estival tiene el doble papel de conocer nuevos medios y procedimientos así como de instruir a los cadetes recién incorporados al centro. Los alumnos españoles que han querido invertir este verano en ampliar su formación y experiencia militar en West Point han tenido que pasar un proceso de selección. Los cinco que presentaban mejor currículo y notas han podido participar.Una vez allí, comparten, codo con codo, la vida de los cadetes de la academia estadounidense. Los de nueva incorporación, actualmente, están en la fase de instrucción en técnicas básicas del combate individual. Por su parte, los alféreces cadetes de la AGM aprenderán cómo se gestiona la instrucción en un centro de tanto prestigio. Dada la mayor experiencia de los alféreces cadetes españoles, que cuentan ya con dos años de formación militar, West Point aprovecha para integrarlos como instructores en actividades como patrullaje, observación, reacción al contacto…

Una vez terminado el módulo de instrucción, y en coordinación con el Centro Universitario de la Defensa de la AGM, los alféreces permanecerán en West Point durante un semestre académico. Cursarán varias asignaturas de Ingeniería, en las que los españoles, históricamente, han conseguido estar entre el 10% de los mejores alumnos de West Point. Simultáneamente, nueve cadetes estadounidenses cursarán asignaturas en Zaragoza, integrados tanto en la vida académica como en la instrucción. Estos intercambios favorecen la futura relación y entendimiento entre ambos Ejércitos en todos los niveles.En los últimos años, West Point ha mostrado mucho interés en reforzar la relación con la Academia General Militar y el Ejercito de Tierra, tanto incrementado el número de cadetes que West Point envía a la Academia zaragozana como generando nuevas vías de colaboración y formación en España. Esta buena sintonía quedó patente con la interpretación del Himno de la AGM en West Point, durante el aniversario del centro español (20 de febrero). (Jesús.R.G.)
 

Fuente: http://www.ejercito.mde.es/

Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook