viernes, 12 de enero de 2018

Defensa aumentará los efectivos en Irak, Afganistán y Mali en 2018.



Defensa aumentará los efectivos en Irak, Afganistán y Mali en 2018

Las Fuerzas Armadas cerraron 2017 como uno de los años con mayor presencia internacional, tanto en número de misiones como en militares desplegados en ellas. El año terminó con 2.501 efectivos repartidos entre 19 operaciones, aunque el récord llegó en verano, con 3.336 uniformados en 21 teatros diferentes. 

Unas cifras que se repetirán en 2018, un año en el que el Ministerio de Defensa no sólo aumentará varios contingentes, sino que aspira a liderar varias operaciones y a albergar estructuras de mando internacionales. Todo, rodeado de ese impulso a la Europa de la Defensa y del nuevo «ciclo inversor» con nuevos programas de armamento que anunció la ministra, María Dolores de Cospedal. Un punto de partida necesario para alcanzar el 2% del PIB en gasto de Defensa al que se comprometió España con los aliados. El reto del Gobierno es demostrar en el ámbito internacional que España es un socio fiable y comprometido con la seguridad, al mismo tiempo que quiere hacer valer esa experiencia de los militares españoles para asumir tareas de mando. Y como primera carta de presentación están las misiones en el exterior.A finales de diciembre, el Ejecutivo prorrogó las operaciones en las que participan las Fuerzas Armadas, a las que este año volverá a sumarse la de la Policía Aérea del Báltico de la OTAN, en la que los cazas españoles ya estuvieron desplegados entre mayo y septiembre. 

Ésta será, por ahora, la «nueva» misión de 2018, en la que, otra vez, cuatro cazas y unos 130 efectivos del Ejército del Aire se desplegarán en algún país báltico para proteger su espacio aéreo de las incursiones y provocaciones rusas. Pero habrá también aumento en operaciones claves en la lucha contra el yihadismo, sobre todo en la misión de entrenamiento de la UE en Mali (EUTM-Mali), en la que España tomará el mando a finales de este mes. De los 137 efectivos que en la actualidad adiestran al Ejército del país para que luche en el norte contra los yihadistas se pasará a 292. Mientras, en Irak, el contingente de militares y guardias civiles que entrenan a las Fuerzas Armadas y a la Policía iraquí aumentará en 30 efectivos. Se pasará así de 450 a 480, aunque en la actualidad también hay un equipo de unos 80 ingenieros realizando temporalmente tareas logísticas y de mejoras de la base «Gran Capitán» de Besmayah. La supuesta derrota del Estado Islámico no implica una reducción, sino que, como asegura Defensa, «abre una nueva etapa» centrada en la estabilización y la mejora tanto del país como de sus Fuerzas Armadas. Un compromiso con el que España quiere «potenciar su liderazgo» en esta Coalición Internacional contra el EI.
En Afganistán también han luchado –y luchan– los militares contra el terrorismo. Muy lejos quedan ya los hasta 1.500 efectivos que estuvieron desplegados en el país asiático. En la actualidad, el contingente español lo forma una veintena de efectivos, que a lo largo de este año pasarán a ser 95. Su misión será la de adiestrar a los órganos logísticos afganos, al Mando Nacional Afgano de Operaciones Especiales, y a un batallón de Operaciones Especiales en Kabul. En total, un incremento de algo más de 260 efectivos en tres misiones clave. Pero el aumento podría ser mayor si finalmente España se hace con el mando de otras dos misiones: Líbano y «Atalanta». La primera de ellas, con 618 efectivos, es la más numerosa de todas en las que participan las Fuerzas Armadas. Aunque aún no hay una decisión tomada, Defensa considera que el contingente aumentaría hasta los 750 efectivos para proporcionar los apoyos al mando y podría llegar a 840 si la ONU solicita también un buque ligero de la Armada. En cuanto a la misión de la UE contra la piratería en el Índico, el propósito de España es sacar partido del Brexit y traerse a la base de Rota (Cádiz) el Cuartel General Operacional de «Atalanta», que a día de hoy se encuentra en Reino Unido. 

Para defender esa candidatura, sobre la mesa están, por ejemplo, el hecho de que nuestro país es el mayor contribuyente a las misiones de la UE o que alberga dos cuarteles generales de Alta Disponibilidad de la OTAN, además del Centro de Operaciones Aéreas Combinadas de la Alianza. El resto de las operaciones en las que participan las Fuerzas Armadas apenas variarán y los militares españoles continuarán adiestrando a ejércitos como el de Somalia o República Centroafricana; protegiendo el cielo de Turquía de misiles sirios; patrullando el Mediterráneo para acabar con las mafias de la inmigración; reforzando la seguridad en el flanco este desde Letonia o contribuyendo al proceso de paz en Colombia. Una contribución a la seguridad internacional que, a pesar de lo elevada, de momento no cuenta para alcanzar el compromiso del 2 % del PIB en gasto de Defensa. En la actualidad España destina el 0,9 % y el reto de Cospedal es cumplir ese objetivo. Por ello, anunció un nuevo ciclo inversor con nuevos programas de armamento y con un impulso más que necesario a otros como las fragatas F-110, los vehículos 8X8, los submarinos S-80 o al sustituto de los cazas F-18. (Jesús.R.G.)

Fuente: http://www.larazon.es/

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter, Facebook y Google+             

Los siete grandes proyectos del nuevo ciclo inversor de Defensa.

Los siete grandes proyectos del nuevo ciclo inversor de Defensa

La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, confirmó en una entrevista con ABC publicada el este pasado sábado por la Pascua Militar la puesta en marcha próximamente del nuevo ciclo inversor para el cual detalló los siete primeros programas o sistemas de armas a los que se daría prioridad en una primera fase:

1) Las nuevas fragatas F-110 para la Armada Española, que construirán Navantia e Indra conjuntamente.
2) El vehículo blindado 8×8 del Ejército de Tierra, con General Dynamics Santa Bárbara Sistemas, Indra y Sapa como empresas integrantes de la UTE con el modelo Piranha 5 como plataforma elegida. En abril el secretario de Estado de Defensa, Agustín Conde, ya informó de que el importe estimado de este programa es de 3.836,29 millones de euros, de los que 1.587,60 millones de euros son para adquisición y 2.248,68 millones para mantenimiento y modernización durante los 30 años de vida útil.

Modelo de vehículo 8×8 “Piranha 5”

3) Helicópteros NH-90 en su versión navalizada, que serían fabricados por Airbus Helicópteros en Albacete. Desde esta compañía se espera poder empezar a entregar este tipo de helicópteros navalizados a la Armada Española a partir de 2023.
4) Un nuevo Sistema de Mando y Control para el Ejército de Tierra.
5) Aviones de reabastecimiento en vuelo MRTT («Multi Role Tanker Transport») para el Ejército del Aire. Se trata de una capacidad que urge al Ejército del Aire. En 2015, el Ministerio de Defensa tenía casi cerrado con Airbus un contrato de adquisición de tres Aviones MRTT, que se reconvierten en la planta de Getafe (Madrid) a partir del avión de pasajeros A330-200, por unos 600 millones de euros.


6) Aviones de entrenamiento para sustituir a los C-101 del Ejército del Aire, en servicio desde 1980. Airbus fabrica el avión entrenador Orlik en su fábrica de Polonia.
7) Plan de modernización de los helicópteros de transporte Chinook del Ejército de Tierra. En este caso el fabricante es la compañía estadounidense Boeing y se haría junto a la US Army.

Además, como hemos informado, también se elevará en unos 1.500-1.800 millones de euros el techo de gasto del programa del submarino S-80 que construye Navantia en Cartagena (el techo de gasto actual es de 2.135 millones). (Jesús.R.G.)



Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter, Facebook y Google+