jueves, 18 de enero de 2018

Un milagro en el infierno: los soldados españoles unen a los seleka y a los antibalaka.

Soldado español desplegado en República Centroafricana; hoy hay 29 efectivos.

Son 29 en el sumidero del mundo, por donde se escurre uno de los conflictos más crueles y olvidados. Los soldados españoles en República Centroafricana afrontan una etapa cruel, en la que la violencia vuelve a hostigar la región. Se trata de una guerra fratricida, liderada por dos facciones -los antibalaka y los seleka-, que se reviste de matanzas, violaciones y abusos sobre los niños. En ese infierno, los efectivos españoles han logrado un pequeño milagro: adiestrar un batallón en el que, superando las heridas más recientes, confluyen antiguos combatientes de ambos bandos.
No ha sido sencillo. Hablamos de niños soldado, de un país al borde del colapso (si es que no lo está ya), de cifras entre las que se divisa el horror de la guerra. Un millón de personas han abandonado sus casas huyendo de la violencia. Dos millones viven en situación de inseguridad alimentaria. ¿Muertos? Miles de ellos y con temible frecuencia, aunque es difícil encontrar estadísticas fiables. Los supervivientes hablan de auténticas carnicerías, desconocidas para casi todo el mundo.


El general Blázquez es el jefe de la misión EUTMRCA.
El general Blázquez es el jefe de la misión EUTMRCA.

“Queda mucho por hacer”, resume Fernando García Blázquez, el general jefe de la misión española en República Centroafricana. Una afirmación que resume dos extremos. Por un lado, el desconsuelo del abismo que les rodea. Ni siquiera en Bangui, la capital del país y donde reside el contingente, la situación está bajo control. Pero, por otro, advierte una pequeña luz, una posibilidad –aún demasiado frágil- de reconciliación y de mirar al frente.

Una familia en la guerra
Bajo el mando del general encontramos a los 28 efectivos españoles con los que ha formado “una familia” tras seis meses desplegados en el corazón de África. Pero García Blázquez también ha comandado la operación EUTM-RCA, desplegada por la Unión Europea con la confluencia de hasta 12 países aliados. El militar atiende a EL ESPAÑOL en los últimos compases de su singladura, a la espera de ser relevado por otro contingente del Ejército.

En esta misión, los militares españoles han adiestrado a dos batallones para reintegrarlos en las Fuerzas Armadas centroafricanas. Cabe señalar que los antibalaka y los selekas están enfrentados en una guerra de poder, pese a que algunos líderes erijan banderas religiosas: los primeros son cristianos y los segundos, musulmanes. Juntarlos en un mismo batallón podría ser considerado un pequeño milagro. “Algunos, por edad, pudieron ser niños soldado. Hay jóvenes de entre 18 y 20 años que debieron tomar las armas a muy temprana edad. Se les enseña desde el abecé de un soldado (disciplina, cómo vestir, usar medios militares, los derechos del hombre, los convenios…) hasta cómo formar parte de maniobras militares. Eso se hace durante 12 semanas: entran como pro selekas y pro antibalakas y salen integrados en un mismo batallón”, apunta el general García Blázquez.

-¿Cómo fue el encuentro de selekas y antibalaka en un mismo escenario? Porque pasar de matarse a convivir en el día a día puede no ser sencillo.
-Han trabajado como si fueran hermanos, no ha habido diferencias entre procedentes de un grupo o de otro. Dudábamos si podía surgir alguna animadversión, pero no ha habido resquemores o diferencias entre creencias, religiones, razas… Nuestro esfuerzo principal de desarrollo era crear una amistad, una camaradería, olvidar los prejuicios. Se dice que los legionarios españoles no han tenido pasado. Aquí aplicamos esa ley como máxima.

El sello español
Por ahora se han adiestrado dos batallones de 650 efectivos, divididos en cuatro compañías. Además, el Ejército español asesora a las autoridades centroafricanas en asuntos de primer nivel relacionados con la estructura y el nivel organizativo de sus Fuerzas Armadas. El presidente del país, Faustin-Archange Touadéra, analiza personalmente estos avances.

Misión de adiestramiento de las tropas de República Centroafricana.
Misión de adiestramiento de las tropas de República Centroafricana.

No olvidemos que República Centroafricana vive constantes rebrotes de violencia. El último de ellos, el pasado 27 de diciembre en Paoua, región ubicada al noroeste del país. “Muchos (supervivientes) nos hablan de tiroteos perpetrados por personas a caballo contra cualquiera que se mueva, de muertos y heridos que quedaron atrás en el bosque”, señalaba recientemente Gwenola François, responsable de la misión de Médicos Sin Fronteras en la zona, en declaraciones recogidas por Europa Press. En noviembre de 2015, la entonces presidenta Catherine Samba-Panza, se disculpó ante un insigne invitado, el papa Francisco, por lo que consideraba "un descenso a los infiernos". O lo que es lo mismo, el desembarco en República Centroafricana.

En ese caos, el general García Blázquez apunta a la necesidad de crear lazos entre las autoridades existentes para desarrollar un escenario favorable a la reconciliación, de aproximarse a la población para sentirse cercanos: “Los españoles, por nuestro carácter, somos muy próximos a todo el mundo. Aportamos la personalidad española y el knowhow de los españoles. Asumimos ese riesgo rentable de proximidad, que quizá nos expone algo más pero que tiene sus réditos en la misión. Cuando alguien te quiere, es más fácil cumplir la misión”. Por eso, los efectivos españoles no dudan en aportar sus conocimientos médicos cuando los sanitarios locales requieren su ayuda. En ocasiones, se adentran en zonas en las que la población jamás ha tratado con un profesional médico. También brindan su apoyo en “escuelas en completa miseria”. Y en Bangui, cuando la situación es estable, van a comer con sus compañeros centroafricanos a bares y restaurantes. Eso sí, sin adentrarse en el distrito 3º, un barrio asolado por la inestabilidad.

Convoy español en una de las arterias principales de Bangui.
Convoy español en una de las arterias principales de Bangui

“Hay calma, pero en 5 minutos sacan kalashnikov de debajo de la cama y empiezan a pegar tiros, generalmente entre ellos”, afirma contundente el general García Blázquez.

-¿Cómo definiría la situación del país?
-Hay buenas intenciones, pero la única parte controlada por el Estado es Bangui y el tercer distrito sigue siendo muy problemático, porque se ha heredado una gran ola de criminalidad. Las armas siguen estando en las casas. Sigue siendo una ciudad tremendamente peligrosa. Tenemos presente que no hay que ir en ningún caso a ese distrito y, si por algún motivo se entra, es mejor irse cuanto antes. Es un país inestable, en el que todo pasa muy rápido, donde el rumor corre como la pólvora. Sufres un accidente y en 5 minutos estás rodeado de gente. Tenemos que movernos con blindados. Cuando calificamos esta situación, lo hacemos de volátil.
No sería la primera vez que un contingente español sufre un ataque. Basta recordar el testimonio del coronel Juan José Martín, emboscado junto a sus compañeros en noviembre de 2015. O los episodios que sufrieron los primeros soldados que desembarcaron en República Centroafricana –en una misión de pacificación, diferente a la actual de adiestramiento y asesoramiento-. “Más allá de Bangui, el resto del país es la selva. Hay grupos armados, criminalidad… No se trata de una lucha religiosa, es una guerra por el control de recursos económicos. Los grupos armados quieren dinero y esclavos. Y en la propia capital sufrimos una situación de crisis antes de Navidad”, advierte el general García Blázquez.

-¿Qué ocurrió?
-Hubo mucha inestabilidad y se restringieron ciertas actividades. El viernes, cuando se acabaron las labores fuera de la base, nos reunimos en amor y compañía en nuestro comedor, jugando entre nosotros, oyendo música y sin salir fuera.

Miembros del contingente del Eurocuerpo desplegado en RCA, del que el general Blázquez es Jefe de Estado Mayor.
Miembros del contingente del Eurocuerpo desplegado en RCA, del que el general Blázquez es Jefe de Estado Mayor 

El contingente español está alojado en una vieja fábrica textil de Bangui. Las dependencias están compuestas de dos edificios dormitorio y varios contenedores habilitados para diferentes funciones habitacionales y logísticas.
Soldados centroafricanos mantean a un efectivo español.
Soldados centroafricanos mantean a un efectivo español

¿Retos por delante? Muchos. La mayoría -apunta el general- pasan por el diálogo en condiciones de seguridad: “Es complicado convencer al jefe de un grupo armado que tiene minas de diamantes, esclavos, un ejército, grupos de mercenarios, y que han cometido un sinfín de crímenes de guerra entre los últimos años, de que tienen que abandonar las armas. No; lo primero que se debería hacer sería meterlos en la cárcel”. Esa capacidad de actuar de los llamados señores de la guerra es uno de los elementos que ha sorprendido al general en esta misión, la primera que desempeña en el “África profunda”. La situación en el infierno olvidado de República Centroafricana es, cuando menos, frágil. Por eso, y en opinión del general español, “a cualquiera que tenga un poco de corazón estas cosas le afectan”. No obstante, existen pequeños milagros. Selekas y antibalakas se abrazan en un proyecto común, de la mano de los 29 efectivos españoles. La reconciliación de un país roto está en juego. (Jesús.R.G.)


Fuente: https://www.elespanol.com/

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter, Facebook y Google+             

España y Japón acuerdan una relación bilateral “más fuerte e intensa” en Defensa.



La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, se ha reunido hoy con su homólogo japonés, Itsunori Onodera, en la sede del Ministerio de Defensa en Tokio, donde han acordado impulsar la relación institucional para que sea “más fuerte y más intensa” en materia de Defensa, como continuación al Memorando de Entendimiento de Cooperación, firmado entre ambos países en 2014. Cospedal ha podido constatar el “magnífico estado de las relaciones bilaterales en materia de seguridad y defensa entre Japón y España”. Así, la ministra ha destacado que ambos dirigentes han hablado de intercambios en materia de formación o de “intercambiar experiencias muy valiosas” en las que España destaca, como son la desactivación de artefactos explosivos, la experiencia en gestión de catástrofes naturales con la Unidad Militar de Emergencias, o en materia de ciberdefensa en el ámbito de la Unión Europea. Asimismo, la titular de Defensa ha destacado que España tiene “una gran experiencia en el ámbito naval” y ha subrayado la posibilidad de realizar ejercicios conjuntos para alcanzar una mayor interoperabilidad y perfeccionar la formación de oficiales y suboficiales.

Cospedal y Onodera han acordado seguir estrechando el diálogo político y estratégico entre ambos países. Muestra de ello es la invitación formal que la ministra ha extendido a su homólogo japonés para mantener otro encuentro ministerial en Madrid y seguir trabajando en la estrategia conjunta entre España y Japón. Previamente a su encuentro con Onodera, Cospedal ha depositado una corona de flores en el Memorial de los soldados fallecidos. Tras su reunión, Cospedal ha visitado la base militar de Atsugi, donde ha conocido de primera mano el material y armamento del ejército japonés. Mañana, María Dolores de Cospedal se reunirá con el ministro de Estado de Asuntos Exteriores, Masahisa Sato, con quien estrechará los lazos bilaterales en el marco del 150 aniversario del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre España y Japón. Para celebrarlo, se pondrá en marcha una “agenda muy importante que va a dar lugar a una estrategia conjunta entre Japón y España en la que la defensa y la seguridad colectiva será una parte muy importante”, tal y como ha explicado la ministra hoy.

REFUERZO DE RELACIONES

Los ministros de Defensa de España, María Dolores de Cospedal, y de Japón, Itsunori Onodera, han acordado reforzar las relaciones existentes en seguridad y defensa en seis ámbitos distintos. Así, en primer lugar, ambos ministros han decidido seguir profundizando en el diálogo en política de defensa, con un encuentro que está previsto que se celebre en Madrid a mediados del presente año. Asimismo, dado el buen resultado del ejercicio realizado el año pasado entre el Ejército del Aire español y la Fuerza Marítima de Autodefensa japonesa en el Golfo de Adén, se intensificarán los intercambios entre unidades militares. En tercer lugar, se promoverá el intercambio de información, incluyendo equipamiento militar que se pueda desarrollar en el futuro, así como el mantenimiento e impulso del diálogo en el ámbito de las nuevas tecnologías. 

No en vano, en las directrices establecidas para la diplomacia de defensa por este Ministerio, Japón tiene un carácter prioritario para fomentar el diálogo estratégico y la cooperación industrial y tecnológica en materia de armamento y material. El cuarto gran aspecto que se reforzará será el relacionado con los intercambios en materia educativa, de formación de efectivos y de investigación, tanto de militares españoles en la zona de Asia-Pacífico como de oficiales japoneses en nuestro entorno y también en la formación en las misiones de mantenimiento de paz de las Naciones Unidas. Igualmente, España y Japón buscarán ampliar las sinergias en varios aspectos de interés común, tales como intercambios de experiencia en la lucha contra artefactos explosivos improvisados, gestión de desastres naturales, igualdad de género o ciberdefensa. Por último, España y Japón decidirán avanzar en su cooperación en el marco de los organismos multilaterales, como la OTAN y la UE, en los que nuestro país es un miembro clave.

COMUNIDAD INTERNACIONAL Y SEGURIDAD REGIONAL
Durante su encuentro con el ministro de defensa japonés, Itsunori Onodera, María Dolores de Cospedal ha compartido su preocupación por las actividades llevadas a cabo por el gobierno de Corea del Norte, “provocando situaciones que son de grave amenaza a la seguridad y a la estabilidad, no solo en esta región de Asia-Pacífico sino también para todo el mundo”.

Como muestra del compromiso adquirido por España con la comunidad internacional y para hacer efectivas las sanciones dentro del marco jurídico vigente, María Dolores de Cospedal ha recordado que “España fue el primer país europeo en actuar de forma contundente a las provocaciones constantes de Corea del Norte” al expulsar al embajador norcoreano de nuestro país. (Jesús.R.G.)

Fuente: http://www.defensa.gob.es/

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter, Facebook y Google+             

Comenzó el ejercicio de adiestramiento anfibio 'MARFIBEX-81' en aguas del Golfo de Cádiz.

Coordinados desde el buque Juan Carlos I participan en el ejercicio 1300 hombres y mujeres de la Armada y del Ejercito de Tierra español.

Desde el lunes 15 y hasta el próximo 26 de enero está previsto que se desarrolle el ejercicio “Marfibex-81” en el Golfo de Cádiz y la Base Naval de Rota (España) en una primera fase, y en el Campo de Maniobras y Tiro de Médano del Loro (Huelva), y el Campo de Adiestramiento de la Sierra del Retín (Cádiz) en la segunda. Con este tipo de ejercicios anfibios las unidades de la Armada se adiestran periódicamente en operaciones anfibias, para mantener su capacidad de proyección de una fuerza en tierra desde la mar. En su ejecución participan todas las unidades del Grupo de Acción Naval Núm. 2: el Juan Carlos I, Galicia, Castilla y ocho lanchas de desembarco anfibio del Grupo Naval de Playa. De manera puntual se contará con la participación de dos escoltas, la fragata Almirante Juan de Borbón y la Reina Sofía. La Fuerza de Desembarco, se compone principalmente por el Primer Batallón de la Brigada de Infantería de Marina Tercio de Armada y unidades de apoyo, personal de la compañía Mar Océano, una compañía de Fuzileiros de Marinha portugueses, y un pequeño destacamento de infantes de marina norteamericanos de la unidad de respuesta de crisis (SPMAGTF-CR), desplegada en la Base Aérea de Morón de la Frontera.

En cuanto a medios aéreos, participa un buen número de aeronaves que operarán principalmente desde los buques de transporte. Participarán seis aviones AV-8B Harrier, tres helicópteros SH3D Sea King, un helicóptero AB-212 y un helicóptero Hughes 500. También estarán presentes en el ejercicio, tres helicópteros de transporte del Batallón de Helicópteros IV de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra, que formarán parte de la unidad aérea embarcada del Juan Carlos I. El objeto de este tipo de ejercicios es incrementar el adiestramiento básico/intermedio colectivo, centrado principalmente en la ejecución de operaciones anfibias y aéreas en un entorno de amenaza asimétrica. Para ello, se ha diseñado un escenario en el que se materializa la amenaza mediante unidades colaboradoras de la Unidad de Buceo de Cádiz, de la Flotilla de Aeronaves y del 741 Escuadrón del Grupo de Escuelas de Matacán (Salamanca). Mediante estas colaboraciones se pondrán a prueba los procedimientos de protección de la Fuerza Anfibia durante la operación. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter, Facebook y Google+