viernes, 15 de junio de 2018

España ordena sistemas aéreos no tripulados Thales.

Resultado de imagen de uav Fulmar
Fulmar UAV

La Dirección General de Armamento y Materiales (DGAM) de España ha otorgado a Thales dos contratos para suministrar plataformas de Inteligencia, Vigilancia y Reconocimiento (ISR) no tripuladas a la Armada y el Ejército de España.

La Dirección General de Armamento y Materiales (DGAM) de España ha otorgado a Thalesdos contratos para suministrar plataformas de Inteligencia, Vigilancia y Reconocimiento (ISR) no tripuladas a la Armada y el Ejército de España. La Armada española ha seleccionado el sistema de aviones no tripulados (UAS) Fulmar X para pruebas y evaluación de UAS en entornos marítimos. Además, la DGAM ha adquirido un número no especificado de sistemas RPAS de clase I para ser desplegados por el Ejército español en zonas operacionales. El sistema, equipado con una nueva carga útil Electro-Optical / Infared doble de alto rendimiento, detectará los objetivos, identificará las amenazas y proporcionará la información necesaria para garantizar la seguridad.El sistema está programado para ser implementado este año.

El sistema Fulmar X ha participado en diversas evaluaciones bajo el Plan Maestro RPAS de la DGAM, RAPAZ, y más específicamente con la Armada Española. El Equipo Fulmar ha llevado a cabo estas evaluaciones operativas en una amplia variedad de entornos, tanto con el Ejército como con la Marina y los Marines. El avión Fulmar X, lanzado oficialmente en julio de 2016, pesa 20 kg y tiene una envergadura de poco más de 3 m. Es capaz de volar a una altura de 3.000 m, con un alcance de más de 8 horas y cubriendo distancias de hasta 80 km. El sistema está diseñado y fabricado en Getafe (Madrid). Thales fue seleccionado para proporcionar seis sistemas Fulmar para la Agencia de Aplicación Marítima de Malasia para instalarlos en su patrullaje de patrulla de nueva generación para la vigilancia costera, en virtud de un contrato firmado en abril de 2016. (Jesús.R.G.)

Fuente: http://www.aircosmosinternational.com/

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter, Facebook y Google+             

El “Juan Carlos I” y la “Blas de Lezo” realizan ejercicios conjuntos con el buque de mando de la operación Atalanta.

La TG 830.01 navega por el Golfo de Adén junto a la fragata “Margottini”

En su tránsito a España, los buques de la agrupación naval española están prestando apoyo asociado a la operación de la Unión Europea en el océano Índico. La TG 830.01, compuesta por el LHD “Juan Carlos I” y la fragata “Blas de Lezo”, ha realizado ejercicios conjuntos en el Golfo de Adén con la fragata italiana ITS “Margottini”, buque de mando de la operación EUNAVFOR Atalanta. Las unidades han llevado a cabo un intenso programa de actividades consistentes en evoluciones marineras, ejercicios de comunicaciones, operaciones de vuelo, ejercicios de defensa aérea de la fuerza ante ataques simulados por los AV8B Harrier del “Juan Carlos I” y ejercicios de inserción por fast-rope por parte de los infantes de marina de ambos países desde los helicópteros de las dos agrupaciones.

Ejercicio de evoluciones entre los barcos españoles y la ‘Margottini’

Además, ha tenido lugar un intercambio de dotaciones entre los tres buques para mejorar el conocimiento mutuo y fortalecer los lazos de amistad entre marinas. Asimismo, el Force Commander de la operación Atalanta, contralmirante Simone Malvagna, efectuó una visita al Comandante del “Juan Carlos I” en la que pudo presenciar las operaciones de vuelo y conocer las múltiples capacidades del buque insignia de la Armada. Tras este encuentro, la agrupación naval española continúa su tránsito en demanda del Mar Rojo, a la vez que sigue prestando apoyo asociado a la operación Atalanta. EUNAVFOR Atalanta forma parte del compromiso adquirido por España en su lucha por mantener la seguridad en las aguas del Golfo de Adén y Somalia protegiendo a los barcos del Programa Mundial de Alimentos y de la misión de la ONU para Somalia (AMISON) y manteniendo la seguridad del tráfico marítimo vulnerable. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter, Facebook y Google+             

Los futuros mandos de la Armada se adiestran en el 'Galicia'.


El 'Galicia' hizo escala en el puerto de Valencia para realizar una colaboración con el Ejército de Tierra.

A bordo de uno de los dos buques de asalto anfibio con los que cuenta España, el 'Galicia', 108 guardiamarinas de la Escuela Naval Militar realizan su crucero de instrucción, con el que finalizan el actual curso de la formación de cinco años que les llevará a convertirse en oficiales de la Armada. El 'Galicia' partió de la Base Naval de Rota el pasado día 3 de junio, rumbo a Palma de Mallorca, donde comenzó el periplo de los alumnos (54 aspirantes de primer curso y 35 de segundo del Cuerpo General de la Armada, siete guardiamarinas de primer curso del Cuerpo de Intendencia y otros tantos del General, siete de segundo del Cuerpo General, dos alféreces del este cuerpo y otro del de Intendencia). 

Este crucero de instrucción, de un mes de duración, es una fase fundamental de la enseñanza integral que reciben los guardiamarinas. «En línea con la política de la Armada de buscar la excelencia en la formación», aseguran fuentes oficiales, «este mes dedicado a la instrucción y el adiestramiento, los alumnos tendrán la oportunidad de poner en práctica los conocimientos técnicos adquiridos a lo largo del curso académico, integrarse en la vida a bordo de una unidad de la Flota y desarrollar sus cualidades de liderazgo para así adquirir las destrezas necesarias que les capaciten como oficiales de la Armada». Con los alumnos ya a bordo, el buque puso rumbo al puerto de Valencia, donde hizo escala entre los días 5 y 7 para realizar una colaboración con el Regimiento de Caballería Ligero Acorazado ‘Lusitania 8’, de la base de la localidad de Marines, integrado en la Brigada ‘Almogávares VI’, de paracaidistas, de la división ‘Castillejos’. 

Estas maniobras consistieron en la carga y descarga de 40 vehículos del regimiento, entre los que se encontraban vehículos de reconocimiento y combate de caballería (VRCC Centauro); blindados medios de ruedas porta morteros (BMR-600), uno de ellos ambulancia; vehículos de exploración (VEC TC-25); camiones y todoterrenos. Además de la ambientación al entorno marítimo de unos 120 militares. «Estas colaboraciones contribuyen a la obtención de nuevas capacidades que suponen el factor diferenciador para poder seguir siendo competitivos, y con ello alcanzar las capacidades necesarias para hacer efectiva nuestra contribución a la Seguridad Nacional», explican desde Armada. «La condición marítima de España es una cuestión de geografía y de dependencia estratégica, por lo que la coordinación y cooperación entre el Ejército de Tierra y la Armada son de un alto beneficio», especifican. Además, este tipo de colaboraciones se realizan también con el objetivo de aumentar el conocimiento mutuo entre personal de los distintos ejércitos de las Fuerzas Armadas.

Uno de los momentos de la colaboración con el Ejército.
Uno de los momentos de la colaboración con el Ejército

Posteriormente, el 'Galicia' puso rumbo a Melilla, ciudad en la que recaló este martes 12 de junio y en la que permanecerá hasta el jueves 14. En la ciudad autónoma, el buque de asalto anfibio está abierto a las visitas durante este miércoles, en horario de 09.30 a 13.00 horas y de 16.00 a 18.30 horas. De esta forma, los ciudadanos pueden descubrir el modo de vida de un buque de la Armada Española y compartir experiencias con sus futuros oficiales. Una vez finalice esta escala, el buque navegará en demanda de Lisboa, donde participará en el ejercicio multinacional 'Swordfish-18'. Y, antes de que los guardiamarinas desembarquen en Marín, localidad gallega en la que se encuentra la Escuela Naval Militar, el 'Galicia' visitará la ciudad asturiana de Gijón. Tras ello, el buque de asalto anfibio volverá a Rota, donde está previsto su regreso a primeros del próximo mes de julio.
El buque 'Galicia'
Su construcción se inició en mayo de 1996 en la factoría de la Empresa Nacional Bazán (hoy Navantia) en Ferrol. Fue botado en julio de 1997 y entregado a la Armada el 29 de abril de 1998 para sustituir al viejo transporte de ataque L-21 'Castilla'. Es el séptimo buque de la historia de la Armada Española que ostenta el nombre de esta comunidad autónoma. Entre las misiones en las que ha participado el 'Galicia', que tiene su casa en la Base Naval de Rota, caben destacar la operación 'Libre Hidalgo' en apoyo a la misión de Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz en el Líbano (2006) y la operación 'Atalanta' de lucha contra la piratería en aguas de Somalia en cuatro ocasiones: 2010, 2011, 2015 y 2017.

El 'Galicia' el pasado mes de agosto llegando a Rota tras participar en la operación 'Atalanta'.

Diseñados para el transporte y desembarco de tropas y vehículos por medio de embarcaciones y helicópteros, la misión principal de los buques clase 'Galicia' (de los que España cuenta con otro más, el 'Castilla', también con base en la instalación militar gaditana) es llevar a cabo operaciones anfibias. Sus misiones incluyen también operaciones de mantenimiento de la paz y de ayuda humanitaria en catástrofes naturales, proporcionando apoyo médico y quirúrgico y transporte de material. El 'Galicia', que cuenta con una dotación de 201 personas y puede albergar hasta a 797, está capacitado para actuar como buque de mando de la Fuerza Anfibia y de la Fuerza de Desembarco y como buque de mando alternativo de un Mando de Componente Marítimo. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter, Facebook y Google+             

El Ejército del Aire participa en el ejercicio Steadfast Cobalt 18.



Participantes en el ejercicio
 
El Steadfast Cobalt (SFTC) es un ejercicio de la OTAN en el que se evalúan y validan las arquitecturas CIS (Communications and Information Systems) y se pone a prueba la interoperabilidad C4ISR (Command Control Communications Computers Intelligence Surveillance and Reconnaisance). Se trata de un ejercicio de mando y control, organizado por el Mando de Operaciones Aliado (ACO), y basado en un apoyo CIS de nivel 3 al despliegue en una operación del Artículo 5 de la OTAN. Este tipo de activaciones implican operaciones de alta intensidad, acometidas tanto por la estructura de mando como por la estructura de fuerza de la OTAN. En el SFTC-18, que ha tenido su sede central en Kaunas (Lituania), se han sometido a prueba, entre otras, las estructuras de la NATO Response Force 2019 (NRF-19), constituida por el Joint Force Command (JFC) de Nápoles y los diferentes mandos componentes. En concreto, el Mando Componente Aéreo estará constituido por el Joint Force Air Component (JFAC) del Ejército del Aire, ESP-JFAC, que tiene como núcleo principal el Cuartel General del Mando Aéreo de Combate (CGMACOM).
 
El camino hasta llegar aquí no ha sido fácil en absoluto. En 2016 la Jefatura de Servicios Técnicos y Sistemas de Información y Telecomunicaciones (JSTCIS) inició el proceso del diseño de la infraestructura CIS del ESP-JFAC y posterior adquisición del hardware y software necesario para alcanzar la capacidad que hoy es una realidad, incluidos los correspondientes planes de formación, tanto técnicos como operativos. A partir de aquí, un equipo formado por personal del CGMACOM, del Centro de Informática de Gestión (CIGES / JSTCIS) y de la Dirección de Ciberdefensa (DCD / JSTCIS) acometió el proyecto de desarrollo del core o núcleo de los sistemas de información necesarios para la operatividad del ESP-JFAC. Esto incluye 11 servidores físicos y un total de 56 servidores virtuales que garantizan el funcionamiento de todas las herramientas operacionales y los servicios de los sistemas de información del ESP-JFAC.
 
El ejercicio SFCT-18 ha supuesto la culminación de un largo periodo de duro trabajo llevado a cabo por el equipo constituido al efecto y que desplegó en Kaunas, del 23 de abril al 6 de junio, con el el core del ESP-JFAC en el Shelter 'Deimos' del CIGES, alcanzando la acreditación CIS necesaria para formar parte de la NRF-19. En esta edición de la serie de ejercicios Steadfast Cobalt, como novedad, no sólo se ha acreditado la capacidad del ESP-JFAC para interoperar en una red federada, Federated Mission Networking (FMN), espirales 1 y 1.1, sino que además se ha certificado el nivel de entrenamiento de los operadores de las herramientas y servicios OTAN que corren por las diferentes redes –Mission Secret, NATO Secret, Bices y NATO Unclass– que se utilizarán en caso de activación de la NRF. Tras la finalización del ejercico, el Shelter 'Deimos' retorna a España y los sistemas que alberga pasarán a su destino final, el CGMACOM en las nuevas instalaciones del ESP-JFAC en la Base Aéra de Torrejon. (Jesús.R.G.)

Fuente: http://www.ejercitodelaire.mde.es/

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter, Facebook y Google+